Página principal

I. comisión episcopal para la pastoral profética


Descargar 0.78 Mb.
Página5/9
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño0.78 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9



DIMENSIÓN: PASTORAL DEL TRABAJO


Desafíos del trienio:

  • Hacer red con los referentes de las diócesis en las áreas de la dimensión.

  • Animar la implementación de la economía solidaria en la dinámica de la pastoral social en las diócesis, especialmente en aquellas con mayor índice de pobreza.

  • Ofrecer insumos con análisis de la realidad nacional para el discernimiento local.

  • Propiciar un pensamiento crítico en el modelo económico para generar nuevas estrategias comunitarias en materia de medio ambiente y economía comunitaria.

Objetivo de la Dimensión:

Animar, a la luz de la DSI la Pastoral del Trabajo, sirviendo a la colegialidad y el fortalecimiento de las provincias y de las diócesis para que promuevan una cultura que reconozca y afirme el trabajo humano como “clave de toda cuestión social”, se construya una “cultura de solidaridad” en armonía con la creación para que se respete la dignidad de las personas y se reconozcan a la economía solidaria como un nuevo modelo de organización económica y social para promover un Desarrollo Humano con los hombres y mujeres de buena voluntad.




Área: Pastoral Laboral, Economía Solidaria y Pastoral de la Tierra

Nota: Por razones metodológicas la dimensión no trabajará las áreas de forma separada, las integrará en el concepto de desarrollo humano integral y solidario.


Objetivos específico 1:

Construir redes solidarias con los referentes diocesanos y con organizaciones para compartir experiencias, saberes y procesos.




Meta 1: Generar un directorio de referentes en las tres áreas de las dimensión.

Meta 2: Buscar experiencias en economía solidaria, pastoral laboral y pastoral de la tierra para compartir con los que están comenzando en estas pastorales.

Meta 3: Hacer redes con organizaciones afines para intercambiar experiencias y procesos de formación.

Meta 4: Generar un encuentro anual de referentes para hacer análisis de la realidad y generar espacios de encuentro y formación.


Objetivos específico 2:

Generar materiales de análisis y formación en los temas de las áreas de trabajo de la dimensión para que sirvan como subsidio a las diócesis en su trabajo pastoral.




Meta 1: Generar un boletín mensual y electrónico donde los referentes de las diócesis puedan participar.

Meta 2: Elaborar dos cartillas de estudio al año que aporten reflexión y elementos de formación en las áreas de análisis.

Meta 3: Elaborar materiales sobre economía solidaria para los jóvenes y para la catequesis de los niños.


Objetivo específico 3:

Elaborar las directrices de la pastoral del trabajo con sus tres áreas: Pastoral Laboral, economía solidaria y pastoral de la tierra para que las diócesis clarifiquen la misión y visión de esta pastoral y logren generarla efectivamente en sus procesos pastorales.





Meta 1: Reunir un grupo de asesores expertos en el tema desde la visión social y pastoral.

Meta 2: Elaborar un índice básico para determinar los contenidos más idóneos.

Meta 3: Generar un proceso de reunión con los asesores para la elaboración de los contenidos y respectivas revisiones.

Meta 4: Editar y promover las directrices.


Objetivo específico 4:

Generar una incubadora de empresas solidarias para que las comunidades más pobres, que los referentes diocesanos estén animando, tengan un acompañamiento en los procesos productivos en la línea de la economía solidaria que estén interesados en generar.




Meta 1: Desarrollo teórico de la propuesta.

Meta 2: Constitución de un equipo de asesores y alianzas con otras organizaciones en las diferentes materias donde se requerirá asesoramiento en las comunidades.

Meta 3: Generar el proceso desde el análisis de la realidad en las comunidades hasta la creación del proyecto productivo.




Fechas significativas:
Marzo: (22) Día Mundial del Agua.

Abril: (04) Día Internacional de Información sobre el Peligro de las Minas.

(22) Día Internacional de la Madre Tierra.

Mayo: (01) Día Internacional del Trabajo.

Junio: (05) Día Mundial del Medio ambiente.

(12) Día Mundial contra el trabajo infantil.

Julio: (06) Día Internacional de las cooperativas.

Octubre: (16) Día Mundial de la Alimentación.

(17) Día internacional de la erradicación de la pobreza.
Nota: Las fechas que están en negritas son las que ameritan un pronunciamiento de la dimensión.

Evaluación (observación, grupos de trabajo, encuestas, entrevistas)



Esta será especialmente por observación y grupos de trabajo en su primera etapa. En la medida que se vayan construyendo proyectos comunitarios pasaremos a una evaluación de campo con entrevistas.


DIMENSIÓN: PASTORAL INDÍGENA


Desafíos del trienio:

    1. Analizarla realidad delos pueblos indígenas que reclaman nuestra atención pastoral, como son: la marginación, la pobreza y la injusticia que siguen padeciendo la mayoría de indígenas en todo el país.




    1. Comprometemos a crear conciencia en la sociedad mexicana acerca de la realidad indígena y sus valores.




    1. Continuar profundizando los desafíos de la Pastoral Indígena; al mismo tiempo que las exigencias y los compromisos que de ella se derivan para la Iglesia de México.




    1. Promover el diálogo, el respeto y el mutuo enriquecimiento entre las culturas indígenas y las demás culturas del país, reconociendo y haciendo valer que somos una nación pluriétnica y pluricultural.

    2. Promover espacios para el reconocimiento de los pueblos indígenas como sujetos en la sociedad y en las iglesias, con su diversidad cultural y religiosa.

Promover en todos los mexicanos la dignidad, el respeto, los derechos y deberes de los pueblos indígenas, para que estos pueblos sean sujetos de su propio desarrollo y de la acción evangelizadora integral de la Iglesia.

    1. Acompañar los procesos encaminados a fortalecer la identidad de los pueblos indígenas acompañando procesos que fortalecen el ejercicio de su autonomía y libre determinación.

    2. Inculturar el Evangelio y encarnarnos en la cultura de los pueblos para dejarnos evangelizar por los valores de estos pueblos.




    1. Buscar caminos prácticos para conocer los criterios teológico-pastorales sobre inculturación en México, acompañando el desarrollo de la "Teología India" en comunión con el Magisterio de la Iglesia.

    2. Potenciar los valores de la familia indígena.

Líneas programáticas.

  1. Acompañar desde la misión continental en la experiencia de Dios de los Pueblos.

  2. Fortalecimiento del Proyecto Indio

  3. Vida digna y construcción de paz

  4. Inculturación del Evangelio y procesos de formación inculturada de agentes de pastoral.




Objetivo de la Dimensión:

A ejemplo de Jesucristo y de Tonántzin Guadalupe, caminar con los pueblos indígenas de México en su experiencia de Dios y en el fortalecimiento de los horcones (territorio, asamblea, trabajo comunitario, autoridades propias y fiesta) de su proyecto de vida que le dan identidad y misión, para que los pueblos indígenas tengan vida digna y sean sujetos de su desarrollo y evangelización en la sociedad y en la iglesia.





Objetivos específico 1:

Consolidar el ser y quehacer de la D.I. al servicio de la vida de los pueblos originarios para fortalecer las identidades y organizaciones propias de estos pueblos; a ejemplo de Jesucristo y de Tonántzin Guadalupe, (cfr. DA 530).






Objetivo específico 2:

Caminar, como pueblo de Dios, con las comunidades indígenas para que, a partir de su experiencia de Dios, fortalezcamos nuestro rostro y corazón en la perspectiva del Reino de Jesús.










Meta:

Abrir caminos de acercamiento a las comunidades indígenas.










Objetivo específico 3:

Propiciar espacios para compartir las experiencias de los procesos indígenas y ofrecer herramientas que fortalezcan los horcones (territorio, asamblea, trabajo comunitario, autoridades propias y fiesta) del proyecto de vida de los pueblos originarios.










Meta 1

Fortalecer la conexión de los pueblos indígenas entre sí y con otras organizaciones



Meta 2

Elaboración de un boletín trimestral para compartir el caminar de los pueblos indígenas.



Meta 3

Establecerlos procesos de formación inculturada de los agentes.










Objetivo específico 4:

Impulsar para que se reconozca y valore el protagonismo de los pueblos originarios como sujetos dignos de desarrollo y evangelización en la sociedad y en la iglesia con su rostro y corazón propios.










Meta 1

Fortalecimiento de la Identidad Indígena



Meta 2

Visibilización de los pueblos indígenas y sus aportes











Fechas significativas:
Enero:

1 Día de la visibilidad de los pueblos indígenas.


Marzo:

8 Día de la mujer


Abril:

22 Día Internacional de la Madre Tierra.


Junio:

05 Día Mundial del Medio Ambiente.


Agosto:

9 Día internacional de los pueblos indígenas


Septiembre:

13 Surgimiento de la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas.


Octubre:

15Aniversario de la Fundación de CENAMI.


Noviembre:

25 Día de la Mujer rural


Diciembre:

9 Día de San Juan Diego

12 Día de Nuestra Madre de Guadalupe

21 Homilía de Fray Antonio de Montesinos en Santo Domingo.







Evaluación: Con los secretarios de la Dimensión, con el Consejo Asesor de la Dimensión y con responsables de P.I. de las Regiones.


DIMENSIÓN: PASTORAL DE LA SALUD


Desafíos del trienio:


  1. Promover la organización de la Pastoral de la Salud en la Provincias donde no tenemos presencia

  2. Promover la planeación estratégica de la Pastoral de la salud en las Diócesis y Parroquias

  3. Consolidar el Consejo Mexicano de médicos de la Pastoral de la Salud

  4. Actualizar las Directrices de la Pastoral de la Salud




Objetivo de la Dimensión:
Evangelizar con renovado espíritu misionero el mundo de la salud, impulsando la organización de la Pastoral de la Salud comunitaria y participativa; contribuyendo así en la construcción de una sociedad sana y solidaria al servicio de la vida en un ambiente promotor de paz.


Áreas:

  1. ANUNCIO

Objetivo del Área:

Impulsar el anuncio del Evangelio de la salud, a través de la formación de los agentes de pastoral, el estudio y reflexión de las exigencias de los Documentos del Magisterio de la Iglesia sobre la Pastoral de la Salud, la bioética, y a través de la pastoral del duelo.



Meta 1:

Impulsar la Formación de Agentes de Pastoral de la Salud (APSa), que sea adaptable a las distintas Provincias Eclesiásticas del País.




Meta 2: Reflexionar, analizar y difundir en distintos niveles, la enseñanza de los Documentos del Magisterio de la Iglesia sobre la Pastoral de la Salud, las exigencias de la Bioética, particularmente con los agentes y trabajadores del mundo de la salud (kerigma).

Meta 3:

Impulsar la reflexión sobre la pastoral del fin de la vida y del duelo para ofrecer un mejor acompañamiento pastoral.




Área 2:

CELEBRACIÓN

Objetivo:

Animar la celebración del Evangelio de la Salud en medio de las personas sanas y enfermas, para hacer más viva la fe anunciada y celebrarla en la caridad.



Metas 1

Promover las Jornadas de Salud, para motivar estilos saludables de vida.



Meta 2

Motivar las Jornadas de Oración por los enfermos, incluyendo una misión continua y permanente con el enfermo en casa y hospitales.



Meta 3

Elaborar material sobre los sacramentos y su aplicación en el mundo de la salud y la enfermedad.



Meta 4

Promover la pastoral de los moribundos y sus familiares para dignificar esta etapa de la vida del ser humano.




Área 3 :

FRATERNIDAD Y SOLIDARIDAD

Objetivo:

Impulsar la caridad y la comunión evangélica en la Pastoral de la Salud, fortaleciendo la red de comunicación intra eclesial y con los distintos actores del mundo de la salud, para incidir con propuestas en las políticas públicas y demás esferas afines.



Meta 1

Fortalecer, desde las provincias y Diócesis la organización de la Pastoral de la Salud.



Meta 2

Participar con otras dimensiones de la CEPS y otras Comisiones Episcopales, en temas

afines.


Meta 3

Participar en los acontecimientos y problemáticas sociales




Fechas significativas:


  • Día mundial del enfermo, 11 de febrero

  • Defensa de la vida, 25 de abril

  • Día del Adulto mayor, 28 de agosto

  • Día de los cuidados paliativos, 12 de octubre

  • Día de respuesta al VIH y Sida, 1 diciembre

  • Día del Agente de Pastoral de la Salud, 11 de diciembre.







Evaluación (observación, grupos de trabajo, encuestas, entrevistas)
La evaluación se lleva a cabo a través de:


  1. Los informes anuales que se presentan en los Encuentros Nacionales por parte del Consejo Nacional

  2. Informes periódicos por parte de las Provincias a través de la aplicación de una encuesta

  3. Los indicadores establecidos en el Plan Trienal

  4. Al final de Trienio se hace una evaluación escrita aplicando una encuesta









VII. Directorio


COMISION

PRESIDENTE

COMISION EPISCOPAL PARA LA PASTORAL SOCIAL



S.E. Mons. José Leopoldo González González

Obispo Auxiliar de Guadalajara


Pbro. Patricio Sarlat Flores.

Secretario Ejecutivo

Tintorero # 106

Col. Cd. de los Deportes

03710 – México, D.F.

Tel. (55) 55 63 16 04 o (99) 99 22 20 62 Fax (55) 55 63 39 68 Cel. (045) 9999 47 48 82

E-Mail psarlat@ceps.org.mx; psarlat@gmail.com








DIMENSIONES

RESPONSABLES Y SRIOS. DE DIMENSION


Pastoral Social-Caritas



S.E. Mons. José Leopoldo González González

Obispo Auxiliar de Guadalajara


José Luis López Santiago

Secretario de Dimensión

Tintoreto No. 106

Col. Cd. de los Deportes 03710 – México, D.F.

Tel. (55) 55 63 65 43 ó 01 800 685 27 28

Cel: 044 55 34 91 07 93

E-Mail emergencias@ceps.org.mx

cunetzin@hotmail.com

ps-caritas@ceps.org.mx

Página web: www.caritas.tv




Justicia, Paz y Reconciliación




S.E. Mons. Ramón Castro Castro

Obispo de Campeche


Mtra. Jimena Esquivel Leautaud

Secretario de Dimensión

Tintoreto 104 Col. Cd. De los Deportes

Tel. Dimensión: 55 63 65 43/ 55 63 16 04

Fax (55) 5573 2307

Cel. 044 55 91 98 44 57

Correo: feypolitica@ceps.org.mx

justiciaypaz@ceps.org.mx

jimena_el@hotmail.com

Página web: www.ceps.org.mx










Pastoral del Trabajo



S. E. Mons. Jorge Alberto Cavazos Arizpe

Obispo auxiliar de Monterrey


Ing. José David Torres Moya

Secretario de la Dimensión

Tintoreto 104 Col. Cd. De los Deportes

Tel. 55 63 16 04

Fax. (55) 5563 3968

Cel. 044 55 38 76 17 11

Correo: trabajo@ceps.org.mx

Página web: www.ceps.org.mx





Pastoral de la Salud



S.E. Mons. Enrique Sánchez Martínez

Obispo Auxiliar de Durango


Hna. Ma. Guadalupe García Estrada

Secretario de Dimensión

Tintoreto 104 Col. Cd. De los Deportes

Tel. (55) 55 43 86 46

Tel. Dimensión: 55 63 16 04

Correo: shalom_lge@yahoo.com.mx

Web: www.cepscaritasmexicana/pastoraldelasalud.org

Twitter: PASTORALSALUDMX




Pastoral Penitenciaria



S. E. Mons. Andrés Vargas Peña

Obispo Auxiliar de México


Secretario de Dimensión

Sierra Paracaima 794, Lomas de Chapultepec

C.P. 11000 México, D.F.

Tel. (55) 5563 1604 Fax (55) 5598 7512

Cel. 04455 2020 4945

parellano@gmx.net




Pastoral Indígena



S.E. Mons. Guillermo Fco. Escobar Galicia

Obispo de Teotihuacán


Hna. Luz Angélica Arenas Vargas

Secretario de Dimensión

Cacamatzin Nº. 75, Col. Anahuac

Del. Miguel Hidalgo, México,D.F.

Tel. (55) 5341 0543 Fax. (55) 5563 3968

Cel. 04455 3204 6179

Email: luzangelicaav@yahoo.com.mx



Pastoral de la Movilidad Humana


S. E. Mons. Guillermo Ortíz Mondragón

Obispo de Cuautitlán


Pbro. Juan Justino García Jiménez

Secretario de Dimensión

Tintoreto 104 Col. Cd. De los Deportes

(55) 55-17-22-04 Fax (55) 55-17-24-11

Cel. 044 55 39 68 43 75

Correo: secretariodpmh@gmail.com



IV. COMISIÓN EPISCOPAL

PARA VOCACIONES Y MINISTERIOS



I. Identidad
La Comisión Episcopal para Vocaciones y Ministerios, asumiendo los principios teológicos que sustentan la estructura de la CEM, busca expresar la colegialidad episcopal y la comunión eclesial particularmente apoyando a los Obispos en su importantísima labor de promoción, formación y acompañamiento tanto de las vocaciones específicas como de los diversos carismas y ministerios que suscita el Espíritu de Dios en su Iglesia29.
Las dimensiones que conforman la CEVyM son las siguientes:
Dimensión Pastoral Vocacional. Anima a la reflexión y al trabajo en conjunto de los agentes de PV de las diócesis, provincias e instituciones de Vida Consagrada, para la promoción vocacional. El organismo que regula a interno esta dimensión es la Organización Mexicana de Agentes de Pastoral Vocacional (OMAPAV)
Dimensión Seminarios. Promueve la adecuada formación al presbiterado en los seminarios y la capacitación de los formadores, proporcionando herramientas para su debido desempeño. El organismo que regula a interno esta dimensión es la Organización de Seminarios Mexicanos (OSMEX)
Dimensión Clero. Acompaña y promueve la formación permanente de los presbíteros en las diferentes etapas y circunstancias de su vida sacerdotal. Cuenta con una Directiva Nacional para la consecución de sus metas y tareas.
Dimensión Vida Consagrada. Colaborar con los Obispos en el conocimiento, el aprecio y la animación de la Vida Consagrada, y favorecer la comunión entre Obispos y Consagrados/as y sus respectivos Organismos para el servicio a la Iglesia y la construcción del Reino de Dios en México.
Diversos organismos que trabajan en comunión con esta dimensión; Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos en México (CIRM); la Conferencia Mexicana de Institutos Seculares (COMIS); Sociedades de Vida Apostólica (SVA); Unión de Vida Contemplativa (UVCOM); Orden de Vírgenes Consagradas (OV).
Dimensión Diaconado Permanente. Promueve la debida formación y acompañamiento, de los llamados a ejercer este ministerio dentro de la vida de la Iglesia. Cuenta con una Directiva Nacional, que apoya en la organización de los diversos eventos que se realizan.
Dimensión Ministerios laicales. Promueve la difusión de los Ministerios laicales, para impulsar la ministerialidad laical en nuestra Iglesia, acompaña a los equipos diocesanos o provinciales de Ministerios Laicales. Tiene una Directiva Nacional.
Dimensión Enlace Residencia Universidad Pontificio de México. Mantiene la relación de comunicación con la CEM para la corresponsabilidad en la atención y formación de los sacerdotes residentes.
Dimensión Enlace Pontificio Colegio Mexicano. Mantiene la comunicación y la relación de corresponsabilidad, en la atención y formación de los sacerdotes residentes, con la CEM. Tiene una comunicación directa con los Directivos, Alumnos y personal de dicha Institución.
Dimensión Enlace Dirección CCyAS. Mantiene la comunicación con la CEM, para promover la solidaridad sacerdotal, para la atención medica de los sacerdotes enfermos y la pensión para los sacerdotes ancianos, concientiza en la importancia que los Obispos en sus diócesis, puedan promover esta solidaridad sacerdotal. Cuenta con una Directiva Nacional.
Tomando en cuenta estos lineamientos y la manera como están estructuradas las dimensiones de nuestra Comisión Episcopal, se podrían señalar tres secciones de trabajo:
Secciones de trabajo de la CEVyM:


ETAPAS

VOCACIONES Y MINISTERIOS

INSTITUCIONES DE FORMACIÓN

1) Promoción Vocacional

Vocaciones específicas y ministerios laicales, con una espiritualidad de comunión y desde una perspectiva eclesial.

Familia, Parroquia, Escuela católica, Pastoral Juvenil, Pastoral Familiar.

2) Formación inicial

Ministerio ordenado (incluyendo Diaconado Permanente), Vida Consagrada masculina y femenina y Ministerios Laicales.

INSTITUCIONES DE FORMACIÓN INICIAL Y PERMANENTE DE LAS VOCACIONES Y MINISTERIOS
1. Seminarios

2. Casas de Formación

3. Residencias UPM

4. Pontificio Colegio

Mexicano

5. Centro Cultural y de Asistencia Sacerdotal (CCyAS).



3) Formación permanente

Ministerio ordenado (incluyendo Diaconado Permanente), Vida Consagrada masculina y femenina y Ministerios Laicales.

Para poder desarrollar esta importante labor pastoral será necesario el diálogo y un trabajo de comunión con los diversos organismos, casas de formación, directivas nacionales y provinciales, así como con las instituciones de formación inicial, permanente y de previsión social que forman parte de nuestra Comisión Episcopal.

El equipo de responsables y colaboradores de la CEVyM no es solamente una instancia de trabajo pastoral, sino un espacio para vivir y testimoniar la comunión de las diversas vocaciones y ministerios.

II. Desafíos


  1. Contexto socio-cultural. En la época actual se viven innumerables cambios, al grado que se ha llegado a hablar de un cambio de época30 con múltiples desafíos para la humanidad, para la Iglesia en particular y para sus instituciones formativas. Las grandes transformaciones que viene experimentando nuestra sociedad están provocando el surgimiento de una nueva mentalidad que registra características especiales y que repercute fundamentalmente en la vida y las preferencias de los jóvenes, adultos, incluso en las personas ya consagradas. Se percibe una fragilidad psicológica, poca tolerancia a la frustración, con facilidad se pierde el sentido de la vida provocando crisis existenciales y vocacionales.




  1. El panorama político-social Se vive una crisis en la institución familiar, que ya no es ella sola la contenedora y formadora de valores. Los jóvenes muestran una actitud de desconfianza hacia las instituciones políticas y buscan la acogida en los grupos, donde se les acepta así como son. De esta forma valoran el presente, la subjetividad, el sentimiento, la vida y la fiesta, pero van caminando en la vida con una marcada ausencia de proyecto y sin desarrollar convicciones sólidas y profundas

De manera general, podríamos decir que ésta es la realidad que debe tener en cuenta la Iglesia a la hora de establecer sus estrategias y planear su acción pastoral en el campo de la promoción vocacional, así como de la formación inicial y permanente de sus ministros, agentes, catequistas y colaboradores.



III. Contemplación desde la fe


  1. La eclesialidad de comunión como punto de partida y de llegada.

La vida de los discípulos de Jesucristo es un don que muestra su unidad a través de la diversidad y pluralidad de pueblos, razas y costumbres. Nuestras Iglesias particulares deben aparecer, cada vez más, como una sola vocación hecha de múltiples vocaciones; un solo cuerpo, en la variedad de sus miembros (1Cor 12,12ss.).


Con el Concilio Vaticano II, ha crecido la conciencia de que incumbe a los miembros de la Iglesia ir al mundo entero para anunciar el Evangelio. Para ello, ha sido dotada por el Espíritu de carismas y ministerios variados. “La Iglesia entera es misionera, la obra de la evangelización es un deber fundamental del pueblo de Dios” (LG 2. 23). Siguiendo la inspiración conciliar, las orientaciones pastorales de las Conferencias Generales de Puebla y de Santo Domingo han destacado el significado y la fecundidad pastoral de la comunión y la participación. Hoy podemos apreciar que ha crecido en nuestras comunidades la praxis y la espiritualidad de la comunión, lo que se ha traducido también en un mayor reconocimiento y acogida de los dones personales de cada bautizado, optimizando así la vida fraterna y la corresponsabilidad misionera, especialmente de los laicos31.
Las vocaciones y los ministerios son el signo de la vitalidad de la Iglesia. Es decir, surgen como de un seno materno de la Iglesia particular y se mantienen siempre referidas a ella, que las alimenta, las fortalece y las envía. De ahí la importancia de que la Iglesia valore y cultive todas las vocaciones que se dan en su seno.
Las vocaciones con sus perfiles propios son funciones complementarias en orden a la misión, que tienen un común denominador (vocación común bautismal) desde el cual se define la identidad cristiana. Todos son llamados a la santidad bautismal, y desde allí, a concretar la gracia bautismal en un camino específico. No se puede ser cristiano en plenitud sin concretar un camino vocacional, pero tampoco se puede vivir un camino vocacional específico sin acentuar el sentido de la fe bautismal. La vocación específica es el modo de vivir y ejercer la gracia bautismal.



  1. La cultura vocacional.

Teniendo en cuenta los desafíos de esta nueva mentalidad, el Papa Juan Pablo II comenzó a plantearnos la necesidad de crear una cultura vocacional en la Iglesia. Se refirió a la cultura vocacional en el Mensaje para la XXX Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, el 8 de septiembre de 199232. En efecto, llamó la atención sobre la urgencia de promover lo que llamó “actitudes vocacionales de fondo”, que son las que originan una auténtica cultura vocacional: la formación de las conciencias, la sensibilidad ante los valores espirituales y morales, la promoción y defensa de los ideales de la fraternidad humana, del carácter sagrado de la vida humana, de la solidaridad social y del orden civil. Por tanto, conviene educar a los jóvenes a descubrir la vida misma como vocación, acogiendo la llamada a la santidad que Dios dirige a cada uno de manera original.


Se trata de lograr que esta cultura permita al hombre posmoderno volverse a encontrar consigo mismo, recuperando los valores superiores de amor, amistad, oración y contemplación. Esta cultura puede llevar a reconocer y acoger aquella aspiración profunda del hombre, que lo lleva a descubrir que sólo Cristo puede decirle toda la verdad sobre su vida; favorece la comprensión y el desarrollo de la vida humana como vocación.
Por otra parte, el desafío de promover una cultura vocacional se propone superar el concepto erróneo y reductivo, casi excluyente, de vocación. Desde esta concepción se considera la vocación como un sobreañadido, como un estímulo sólo para algunos, como algo encaminado a reclutar gente para un determinado estado de vida, más que como una referencia sustancial a la realización de la persona.



  1. Las vocaciones específicas y los ministerios desde la eclesialidad de comunión.

El llamado a la fe implica una adhesión consciente a Cristo, ya que el encuentro con Él transforma a la persona33, de manera que el ser cristiano no puede darse de forma abstracta o etérea, sino que pide situarse en una forma de ser cristiano concreto (como laico, como consagrado o como ministro ordenado), que nos permite dar nuestra aportación específica en la construcción del Reino34.


La vocación cristiana específica es la que nos permite hacer la aportación concreta a la construcción del Reino. Este aporte es un compromiso que se asume conscientemente por medio de una opción de vida, ya sea desde la vocación laical, la vocación a la vida consagrada o la vocación al ministerio ordenado. De este modo se cumplirá, plena y orgánicamente, la misión evangelizadora de la Iglesia35.
Ser llamado supone así integrarse en la armonía y en la comunión de las vocaciones y ministerios. Aquí está el cambio de concepción que nos interesa: pasar de la conciencia del llamado individual a la conciencia de la convocación en la fe. Ser llamado significa, sobre todo, participar en la comunión, donde cada una de las vocaciones y carismas edifica el cuerpo común.
La vocación específica se entiende entonces como función comunitaria al interno de un solo cuerpo y un solo espíritu. No como una realidad distinta y mucho menos superior. La consecuencia para la vida espiritual es clara: hay que subrayar la espiritualidad cristiana, común a todos, y no la específica de una vocación. El contexto en el que se hacen los planteamientos vocacionales es el de la iniciación cristiana36 y no el de las vocaciones especiales. Lo importante es que seamos, con la ayuda de Dios, auténticos cristianos y desde allí podremos esperar buenos laicos, sacerdotes, religiosas y religiosos.


IV. Objetivo General
Fortalecer nuestra identidad como Iglesia, promoviendo y acompañando la formación de las distintas vocaciones y ministerios, a la luz de la Palabra de Dios, de los Santos Padres y del Magisterio, para dinamizar la Misión continental en el espíritu de la nueva evangelización, partiendo de una conversión personal y pastoral, y como discípulos misioneros contribuir a la transformación de la realidad en México promoviendo la cultura vocacional cristiana”.

V. Líneas de acción
En cuanto Comisión Episcopal:

1. Promover el diálogo, la organización y la coordinación entre los miembros de la Comisión Episcopal, para que podamos revisar y proyectar cada una de las secciones de trabajo.


2. Fortalecer nuestra conciencia como miembros de la CEVyM para llegar a ser agentes de unidad, a fin de impulsar con nuestro testimonio la vivencia de la comunión eclesial.

3. Involucrar a todas las vocaciones y carismas en la planeación, ejecución y evaluación de nuestro proyecto de trabajo.

4. Buscar más vínculos de comunión y participación con los demás organismos de la CEM, sobre todo para enriquecerse y complementarse recíprocamente en lo que cada quien atiende de manera específica.

5. Impulsar la espiritualidad de comunión en las provincias, para que a partir de esta plataforma se fomenten y se cultiven las vocaciones y ministerios en la Iglesia.

6. Fomentar el espíritu de una verdadera conversión personal y pastoral para brindar un mejor servicio como comisión.

En cuanto áreas de trabajo.

Etapa: Promoción Vocacional.

1. Partir de una eclesiología común y actualizada para promover una espiritualidad de comunión para hacer una adecuada promoción vocacional y acompañamiento de los ministerios.

2. Propiciar la integración de todos los miembros de la Comisión Episcopal para Vocaciones y Ministerios, para suscitar y mantener una cultura vocacional que permita el surgimiento de todas las vocaciones y ministerios en la Iglesia.

3. Generar procesos evangelizadores, para impulsar una cultura vocacional que repercuta favorablemente en la promoción y formación de las vocaciones y ministerios que necesita la Iglesia


4. Vivir plena y alegremente nuestra propia vocación y consagración a Dios, para que nuestro testimonio sea un modelo vocacional.

5. Imbuir a las provincias eclesiásticas de la espiritualidad de comunión y de la necesidad de la cultura vocacional, para una mejor promoción de las vocaciones.

6. Tener una Pastoral Vocacional donde se valore la vocación laical y ésta no se reduzca a servicios litúrgicos o utilitarios, para la vivencia auténtica de esta vocación como transformadora de las estructuras temporales.
7. Fascinar de nuevo a los jóvenes con la persona de Jesús, para despertar en ellos el deseo de unirse al proyecto del Reino, concretada en la Nueva Civilización del Amor.

8. Promover la conciencia de que como bautizados estamos llamados a vivir como auténticos discípulos y Misioneros de Jesucristo, en cualquier vocación.

9. Promover los diversos carismas de la vida religiosa.

10. Promover los ministerios laicales en las diócesis.


11. Promover el diaconado permanente, con una adecuada formación eclesiológica y pastoral.
Etapa: Formación Inicial.

12. Dar continuidad a los procesos vocacionales y el inicio de la formación, para un mejor crecimiento, ya que la respuesta vocacional debe ser dinámica, progresiva y permanente.

13. Tener en cuenta los desafíos actuales en la formación, para seguir ofreciendo criterios y lineamientos que nos permitan una acción pastoral encarnada.

14. Implementar itinerarios para ofrecer un mejor acompañamiento en los distintos procesos vocacionales, tanto en la formación inicial como en la formación permanente.


15. Fomentar el estudio y asimilación de las nuevas Normas Básicas para la Formación de los Seminarios en México.

16. Formar desde el contexto del llamado a una “Nueva Evangelización” es decir una nueva actitud de disponibilidad y servicio ante cualquier realidad pastoral.

17. Propiciar y fomentar la vivencia de los valores de la solidaridad y la paz, incluso en el ambiente formativo.

18. Promover e implementar en los planes de estudio, de los seminarios y las casas formativas, la Doctrina Social de la Iglesia.



Etapa: Formación Permanente.

19. Promover espacios de formación y capacitación, para ofrecer las herramientas necesarias para vivir la propia vocación en cada etapa.

20. Promover iniciativas para la formación permanente a nivel provincial.

21. Promover espacios de ayuda y acompañamiento psicológico y espiritual.


22. Promover la vivencia de una verdadera conversión personal y pastoral, para vivir una autentica espiritualidad de comunión.

23. Mantener la interlocución con las provincias para dar seguimiento a las comisiones afines.

24. Insistir que cada provincia tenga un obispo, que anime la pastoral de la a tención de los presbíteros.

25. Acompañamiento en las cuatro etapas de la vida sacerdotal, juventud, mediana edad, edad madura y en plenitud.

26 Promover y valorar la auténtica espiritualidad Mariana en la vida del sacerdote.

27. Promover la autoformación en la vida sacerdotal, plan de vida, dirección espiritual, oración.

28. Ejercitar a los presbíteros en el discernimiento sapiencial, que exige su identidad y misión en la cultura posmoderna.

29. Sensibilización para continuar con la “Misión Permanente” en el espíritu de la “Nueva Evangelización”

30. Para los sacerdotes que estudian en Roma seguir con el diálogo y acompañamiento fraterno y la actualización de los estatutos del colegio.

31. Promover la fraternidad sacerdotal que se refleje en la solidaridad con los sacerdotes enfermos y mayores.


32. Seguir promoviendo en las Residencias UPM, espacios no solo de estudio, sino de formación inicial y permanente.

33. Las Residencias UPM, continuarán con los criterios de formación establecidos en las nuevas Normas Básicas para la Formación Sacerdotal en México y en el documento Pastores Dabo Vobis.



VI. Programación

TAREAS PROPIAS – DIMENSIONES

COMO COMISIÓN EPISCOPAL
OBJETIVO: “Fortalecer nuestra identidad como Iglesia, promoviendo y acompañando la formación de las distintas vocaciones y ministerios, a la luz de la Palabra de Dios, de los Santos Padres y del Magisterio, para dinamizar la Misión continental en el espíritu de la nueva evangelización, partiendo de una conversión personal y pastoral, y como discípulos misioneros contribuir a la transformación de la realidad en México promoviendo la cultura vocacional cristiana”.


METAS

ACTIVIDADES

RESPONSABLES

LUGAR Y FECHA

1. Promover el diálogo, la organización y la coordinación entre los miembros de la Comisión Episcopal, para que podamos revisar y proyectar cada una de las secciones de trabajo.

2. Fortalecer nuestra conciencia como miembros de la CEVyM para llegar a ser agentes de unidad, a fin de impulsar con nuestro testimonio la vivencia de la comunión eclesial.



Elaboración del Manual de funciones de la CEVyM y de cada Dimensión.

Secretario Ejecutivo

4 y 5 de noviembre 2013.

3. Buscar más vínculos de comunión y participación con los demás organismos de la CEM, sobre todo para enriquecerse y complementarse recíprocamente en lo que cada quien atiende de manera específica.

Reunión con el secretario de la Comisión Episcopal para la Familia, Juventud y Laicos.

Secretario Ejecutivo

Fecha por definir

4. Impulsar la espiritualidad de comunión en las provincias, para que a partir de esta plataforma se fomenten y se cultiven las vocaciones y ministerios en la Iglesia.


  • Elaboración de directorio de vicarios de pastoral responsables de provincias.

  • Directorio de los secretarios de las comisiones afines a la CEVyM.

Secretario Ejecutivo

Julio - Septiembre


DIMENSIÓN DE PASTORAL VOCACIONAL

OBJETIVO: La Pastoral Vocacional de México da el salto de calidad en sus agentes, acciones y estructuras, promoviendo el lugar que le corresponde dentro de la pastoral de conjunto como una de las dimensiones esenciales dentro de la acción eclesial, a fin de crear la Cultura Vocacional en la Iglesia.




METAS

ACTIVIDADES

RESPONSABLES

LUGAR Y FECHA

Programar las acciones necesarias para la implementación del PNRPV. Promover una espiritualidad de comunión, Meta 1.


Asamblea Nacional

Consejo Nacional OMAPAV

Córdoba, 13 al 17 mayo 2013

OBE. 4. Los Centros Diocesanos sostenibles y sustentables. Metas: 5, 6, 9. 10.


Reunión de Coord. Diocesanos

Consejo Nacional OMAPAV

León, Gto. 23 al 27 de Sep. 2013

OBE. 1. Lugar de la PV en la PV. Meta 2.

Jornada Nacional de PV

Consejo Nacional OMPAV

Culiacán, Sin 25 al 29 Nov. 2013

OBE. 6. Plan de formación integral. Meta 3.

Asamblea Nacional de PV

Consejo Nacional OMAPAV

Puebla, Pue. 12 al 16 mayo 2014

OBE. 5 Perfil requerido para los responsables. Meta: 4

Reunión de Coord. Diocesanos

Consejo Nacional OMAPAV

Lázaro Cárdenas, 22 - 26 Sep. 2014

OBE. 3. Concientización a todos los niveles. Meta 7 y 8.

Jornada Nacional de PV

Consejo Nacional OMAPAV

Tampico, Tamps., 24 - 28 Nov. 2014


DIMENSIÓN DE SEMINARIOS
OBJETIVO: Promover la formación al presbiterado y la capacitación de los formadores para que desde las enseñanzas del magisterio y la realidad actual, nuestros seminarios sean verdaderas comunidades de discípulos misioneros al servicio de la nueva evangelización.



METAS

ACTIVIDADES

RESPONSABLES

LUGAR Y FECHA

1. Fomentar el estudio y asimilación de las nuevas NBFSM

  • Encuentros de Dimensiones.

Secretario

Fechas en Efemérides 2013-2014

  • Revisión y actualización de las directrices desde las NBFSM

Equipos de Formadores

2. Atender a los desafíos actuales de la formación ofreciendo criterios y lineamientos que favorezcan una pastoral encarnada.

  • Encuentros por Dimensiones y Etapas.

Secretario y

Asamblea de cada reunión



Fechas en Efemérides

3. Impulsar una actitud de disponibilidad misionera para animar la nueva evangelización en los seminarios.

  • Curso de Inducción para nuevos formadores.

Directiva y

Secretario



Julio 2013

Julio 2014

Julio 2015


4. Promover el estudio de la Doctrina Social de la Iglesia y la solidaridad presbiteral.

Directiva y

Asamblea


Noviembre 2013

Noviembre 2014

Noviembre 2015


5. Implementar itinerarios y procesos vocacionales desde la formación inicial a la formación permanente.

  • Encuentros con los Responsables de Pastoral Vocacional y Pastoral del Clero

Secretarios Particulares

Encargado de la CEVyM



2 veces por año

Enero-Julio



6. Promover los valores de la solidaridad y la paz para que los seminarios sean comunidades formativas

  • Encuentros de Rectores

Directiva

Noviembre 2013

Noviembre 2014

Noviembre 2015

Julio 2014



  • Asamblea de Formadores

Directiva

7. Continuar con la revisión de los Estatutos de OSMEX

  • Reuniones de Directiva

Presidente y

Secretario



Septiembre

Enero


Junio de cada año

8. Mejorar la comunicación y el intercambio entre los Seminarios.

  • Actualizar directorios y estadísticas.

Secretario

Cada año

  • Subir a la página los contenidos de las reuniones para quienes no asisten.

Secretario y técnico de la oficina

Cada año



DIMENSIÓN DEL CLERO

OBJETIVO: Fortalecer nuestra identidad como Iglesia, con la promoción, el acompañamiento y la formación permanente de los presbíteros diocesanos, a la luz de la Palabra de Dios y del Magisterio, especialmente del Concilio Vaticano II, con el dinamismo de la Misión Continental en el ámbito de la Nueva Evangelización, a partir de la conversión personal y pastoral, para impulsar la cultura cristiana.





METAS

ACTIVIDADES

RESPONSABLES

LUGAR Y FECHA

1. Promover espacios de formación y capacitación, para ofrecer las herramientas necesarias para vivir la propia vocación en cada etapa.


Realizar congresos presbiterales.

Responsable de la DC y asesores

GDL. Fechas por definir

2. Promover iniciativas para la formación permanente a nivel provincial para que favorezcan una mayor participación.


Elaborar o poner al alcance de las provincias subsidios para la pastoral presbiteral

Responsable de la DC y asesores

IRAPUATO Y GDL

3. Promoviendo, a través de las provincias, que en cada diócesis exista un equipo de Formación Permanente. Mantener contacto y comunicación con la dimensión del clero.

Insistiendo en que en cada provincia haya un obispo que anime la pastoral presbiteral.




Restablecer o crear una red de correos electrónicos y una red social para garantizar una comunicación suficiente, ágil y oportuna con los responsables de las provincias.

Secretario ejecutivo y colaborador

GDL

4. Acompañamiento en cuatro etapas de la vida: presbíteros jóvenes, de mediana edad, de edad madura y de la plenitud.


Elaborar un itinerario de F. P. para cada etapa de la vida.

Mons. José de Jesús Martínez Zepeda.

IRAPUATO

5. Acompañando el caminar presbiteral en cuatro dimensiones formativas: humana, espiritual, intelectual y pastoral.


Definir el equipo de especialistas y asesores del trabajo de la DC para cada dimensión

Mons. Miguel Romano y equipo que enviará nombres.

GDL




  • SUGERENCIA DE LA DIMENSIÓN DEL CCYAS (Fraternidad y solidaridad sacerdotal)

Que se insista mucho en la solidaridad dentro del mismo presbiterio. Que se toque el tema desde la formación inicial y seguir insistiendo en los encuentros provinciales y nacionales.

DIMENSIÓN DE VIDA CONSAGRADA

OBJETIVO: Dar a conocer a los diferentes sectores de la Iglesia mexicana los carismas y los diversos apostolados que realiza la vida consagrada, en comunión con la iglesia local, a fin de que los consagrados, revalorando su identidad desde la fe, sean testigos y promotores de la nueva evangelización.





METAS

ACTIVIDADES

RESPONSABLES

LUGAR Y FECHA

1.- Realizar el Encuentro nacional anual de Vicarios Episcopales de Vida Consagrada.

Organizándolo previamente.
Invitándolos a participar.

Equipo coordinador de la DIVIC.

Secretaría.



México 21/05/13.

El Encuentro será en Veracruz del 23 al 26 de septiembre.



2.- Crear una página web para dar a conocer la Vida Consagrada.

Formando una comisión. Entrando en comunicación con la Comisión de la CEM.

Antonio Camacho, Hna. Tere y Fr. Pablo.


México y de manera permanente.

3.- Asesorar a los Institutos de Vida Consagrada, Sociedades de Vida Apostólica y nuevas fundaciones.

Proporcionándoles la orientación adecuada.

Formando equipos de asesores canonistas, teólogos y psicólogos.



Fr. Guillermo, Fr. David y

Pbro. Silvestre.

Pbro. Luis Acosta.


México, en donde y cuando se solicite.

4.- Ayudar a los Obispos en lo que soliciten respecto a la Vida Consagrada para sus diócesis.

Entablando comunicación mutua y permanente.

Invitando a las comunidades a dar los servicios.



Equipo coordinador de la DIVIC.

Secretaría.



México.

5.- Ser el enlace en los servicios que la Vida Consagrada, de acuerdo a sus respectivos carismas, puede ofrecer a las Diócesis.

Comunicándose con los señores Obispos y los Institutos de Vida Consagrada.

Dando a conocer las necesidades de los Obispos y los servicios que los Institutos de Vida Consagrada ofrecen.



Secretaría.

Representante de Vicarios Episcopales de Vida Consagrada.






6.- Propiciar un diálogo abierto con los organismos que agrupan a los consagrados.

Estableciendo los canales y los contactos favorables con CIRM, COMIS, UCOM, SVA, OV.

Equipo coordinador de la DIVIC.

Secretaría.



México.

7.- Lograr un directorio nacional de la Vida Consagrada.

Entrando en contacto con los Vicarios Episcopales de Vida Consagrada.

Secretaría. Representante de Vicarios Episcopales de Vida Consagrada.

Tepic y de manera permanente.
1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje