Página principal

Historia del arte nombre: luis rivadeneira ensayo salida de campo


Descargar 10.64 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño10.64 Kb.
UNIVERSIDAD ECOTEC

HISTORIA DEL ARTE

NOMBRE: LUIS RIVADENEIRA
ENSAYO SALIDA DE CAMPO
Durante nuestra visita organizada dentro de la materia de Historia del Arte y realizada el día sábado 27 de noviembre, hicimos un recorrido para conocer más acerca de la historia de nuestra ciudad y sus orígenes.
Nuestra primera visita fue a la Columna de los Próceres, su historia se remonta al año 1821, cuando la Junta de Gobierno concibió la idea de levantar un monumento que inmortalice la gesta libertaria de la entonces República Independiente de Guayaquil.
Destinada a conmemorar el primer centenario de la Revolución del 9 de Octubre de 1820 su historia se remonta al 9 de octubre de 1821, cuando la Junta Superior de Gobierno del Estado Libre de Guayaquil resolvió erigir en la ciudad una columna para perpetuar el recuerdo de ese gran día, y a sus protagonistas.

Se encuentran varias de las estatua de los próceres de la independencia; José Joaquín de Olmedo (ubicada al este), el General José de Villamil (al norte), José de Antepara (al oeste), Capitán León de Febres Cordero (al sur).

Visitamos también la Fuente de los Leones, se encuentra ubicada en la esquina de las calles Pedro Moncayo y Vélez.

Otro lugar importante de nuestra visita fue el Museo Municipal de Guayaquil, cuenta con salas históricas divididas en sus dos plantas. En la planta baja se encuentran las salas Prehispánica, Colonia, Independencia, República y Siglo XX, las que explican sobre el origen y la evolución de Guayaquil. En la planta alta están las salas de Arte Sacro y Numismática.

En el museo pudimos ver la piedra de sacrificios de los Punaes, su cultura material desarrollada a través del arte cerámica no posee la calidad artística de los periodos anteriores, por lo que nos permite pensar que no dedicaron mucho tiempo a esta actividad.

Sin embargo, supieron tallar muy bien la piedra para elaborar obras artísticas usadas para rituales, como es el caso de la piedra ceremonial, que fue descubierta por Francisco Huerta Rendón en 1905 en el sitio Campo Alegre (isla Puná), trasladada al Museo Municipal de Guayaquil d es de 1993, considerándosela hoy en día como uno de los tesoros patrimoniales del mencionado museo y de los ecuatorianos, ya que junto a los postes totémicos y monolitos de piedra como San Biritute representan obras artísticas prehispánicas monumentales.

En la piedra se aprecia la talla de dos lagartos y un orificio con dos vertientes sobre el lagarto más grande, donde se cree se colocaba la cabeza del ser que iba ser sacrificado, para luego cortársela, corriendo la sangre por dichas vertientes.

En el museo también observamos a San Biritute y la creencia popular le atribuía la facultad de hacer llover o de volver fértiles a las mujeres. Se trata de un monolito encontrado en la Provincia de Santa Elena hace 59 años, conocido como San Biritute o el dios de la fecundidad.

Es una escultura tallada en piedra, de 2,35 metros de altura, que muestra a un hombre de nariz recta, con sus brazos cruzados y sus órganos genitales masculinos a la vista. Se encuentra en la sala Prehispánica y es uno de los principales iconos del museo municipal de Guayaquil.

La pieza fue hallada por Francisco Huerta Rendón en septiembre de 1949 en sacachún, una comuna de la parroquia Julio Moreno del cantón santa Elena, capital de la provincia que lleva su nombre.

Según los comuneros, San Biritute tenía el don de hacer llover y por eso se le ofrecían los mejores alimentos como regalo para que cumpliera sus deseos. Pero cuando no sucedía, aquello era interpretado como una falta de atención a las súplicas y rezos de la comunidad y por eso debía tener un castigo.

En el  hall  de ingreso se instaló el Tótem Manteño Huancavilca  (del año 500 al 1.500 d.C.) y  la tumba de pozo profundo (recreación de los rituales de entierro de la cultura Manteño Huancavilca).

Recorrimos el malecón y pudimos observar el Hemiciclo de la Rotonda El conjunto escultórico que perpetúa el histórico episodio que protagonizaron en nuestra ciudad los libertadores Simón Bolívar y José de San Martín el  26 de julio de 1822 se convirtió en otra de las  representativas estampas del paisaje urbano.

Si el mismo sitio donde se levanta el Hemiciclo de La Rotonda fue el histórico escenario para el abrazo fraternal de los colosos que liberaron del colonialismo hispano a los pueblos de esta parte del continente americano, igualmente lo ha sido al paso de los años para  observar allí en meditada contemplación y alegría cívica al ciudadano común, a familias enteras, mandatarios, diplomáticos, turistas nacionales y extranjeros, reinas de belleza.



Visitamos las Peñas y observamos el concurso realizado con obras realizadas al aire libre por artistas de distintas índoles, representando las peleas de gallos, en nuestro recorrido conocimos todos los lugares importantes y que son parte de la historia de una ciudad tan importante como lo es Guayaquil.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje