Página principal

HH. ntra. Sra. De la compasión profesión perpetua de


Descargar 119.05 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño119.05 Kb.



HH. NTRA. SRA. DE LA COMPASIÓN

wordart 11wordart 12
PROFESIÓN PERPETUA DE

Silvina Natalia Leiva Ortega

Vitoria- Gasteiz, 20 de Junio de 2015
Iglesia parroquial de San Cristóbal


ENTRADA
(Entran en procesión los sacerdotes y las Hermanas de la Compasión)
CANTO: “Unidos en la fiesta” (1ª estrofa)
UNIDOS EN LA FIESTA, 

LA ALEGRÍA SE HACE CANCIÓN

UNIDOS EN LA FE 

LA ALEGRÍA SE HACE ORACIÓN
Cantaremos al Señor

aleluyas con himnos y salmos

porque grande es el amor

que Él nosotros por siempre mostró
H. Blanca: Buenas tardes y bienvenidos tod@s a esta celebración en la que nos encontramos reunidos de una manera especial para acompañar y celebrar, como familia y como Iglesia, la entrega definitiva de Silvina como Hermana de Nuestra Sra. de la Compasión.
Celebremos este acontecimiento con alegría, dando gracias a Dios por el don de la vida consagrada, sabiendo que es el Espíritu quien conduce la historia y a las personas a su plenitud.
La fuerza del evangelio se hace presente en la llamada del Señor a seguirle en nuestra congregación, para dar respuesta a los gritos de nuestro mundo; un mundo donde el ser humano es humillado en su dignidad de hijo de Dios, y donde crece el clamor de los pobres, cada vez más pobres. En el corazón de esta situación Él nos sigue llamando a vivir su compasión por la humanidad. Unámonos todos al gozo de la celebración del SI definitivo de Silvina a esta llamada.

SALUDO DEL SACERDOTE

CANTO: “Unidos en la fiesta” (2ª y 3ª estrofa)



UNIDOS EN LA FIESTA 

LA ALEGRÍA SE HACE CANCIÓN

UNIDOS EN LA FE 

LA ALEGRÍA SE HACE ORACIÓN
2.- Nuestras voces cantarán

El amor de su misericordia

Porque sabe perdonar

Y nos llena de eterna bondad.

3.- Cantaremos al Señor

Aleluyas al son de instrumentos

Y será nuestra canción

La alabanza que ensalza su amor



  1. ACTO PENITENCIAL:

(Introducción del sacerdote)




  • Tu señor, que nos has hecho renacer por el agua y el espíritu Santo

  • Erruki Jauna




  • Tu señor, que nos has devuelto la esperanza

  • Kristo Erruki




  • Tu Señor, que eres la resurrección y la vida.

  • Erruki Jauna




  1. GLORIA (cantado)




Gloria a Dios en el cielo,

y en la tierra paz a los hombres

que ama el Señor.

Por tu inmensa gloria te alabamos,

te bendecimos, te adoramos,

te glorificamos, te damos gracias,


Señor Dios, Rey celestial,

Dios Padre todopoderoso

Señor, Hijo único, Jesucristo.
Señor Dios, Cordero de Dios,

Hijo del Padre;

tú que quitas el pecado del mundo,

ten piedad de nosotros;

tú que quitas el pecado del mundo,

atiende nuestra súplica;

tú que estás sentado a la derecha del Padre,

ten piedad de nosotros;


Porque sólo tú eres Santo,

sólo tú Señor,

sólo tú Altísimo, Jesucristo,

con el Espíritu Santo

en la gloria de Dios Padre. Amén.




  1. LITURGIA DE LA PALABRA:


Ángela: En este momento vamos a prestar especial atención a la Palabra que se va a proclamar, La Palabra es referencia para todas y todos, guía que nos acompaña y nos da fuerza para ver el camino a seguir aun en medio de las dificultades. Hoy los textos nos hablan del amor incondicional del Señor a su pueblo, de su infinita bondad y de que la respuesta a este inmenso don es una vida entregada al servicio incondicional de los hermanos. Escuchemos...


  • (LUCIA) Primera lectura: (Os. 2, 16.18.21-22.25)


Por eso, yo la seduciré, la llevaré al desierto y le hablaré a su corazón. Allí, ella responderá como en los días de su juventud, como el día en que subía del país de Egipto.
Aquel día —oráculo del Señor— tú me llamarás: "Mi Esposo". Yo te desposaré para siempre, te desposaré en la justicia y el derecho, en el amor y la misericordia; te desposaré en la fidelidad, y tú conocerás al Señor. Yo la sembraré para mí en el país; tendré compasión de "No compadecida" y diré a "No es mi pueblo": "¡Tú eres mi pueblo!", y él dirá: "¡Dios mío!".
PALABRA DE DIOS


  • (Nagore) Salmo responsorial:


Sl 33: “Gustad y ved que bueno es el señor” (Bis)


El ángel del Señor acampa 

en torno a sus fieles y los protege. 

Gustad y ved qué bueno es el Señor, 

dichoso el que se acoge a él. R/.

Todos sus santos, temed al Señor, 

porque nada les falta a los que le temen; 

los ricos empobrecen y pasan hambre

los que buscan al Señor no carecen de nada. R/. 

Venid, hijos, escuchadme: 

os instruiré en el temor del Señor; 

¿hay alguien que ame la vida 

y desee días de prosperidad? R/.



  • ( PURI) Segunda lectura: (1 Cor. 13, 1-13)

Si hablo las lenguas de los hombres y aun de los ángeles, pero no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o un platillo que hace ruido. Y si tengo el don de profecía, y entiendo todos los designios secretos de Dios, y sé todas las cosas, y si tengo la fe necesaria para mover montañas, pero no tengo amor, no soy nada. Y si reparto entre los pobres todo lo que poseo, y aun si entrego mi propio cuerpo para tener de qué enorgullecerme, pero no tengo amor, de nada me sirve.


Tener amor es saber soportar; es ser bondadoso; es no tener envidia, ni ser presumido, ni orgulloso, ni grosero, ni egoísta; es no enojarse ni guardar rencor; es no alegrarse de las injusticias, sino de la verdad. Tener amor es sufrirlo todo, creerlo todo, esperarlo todo, soportarlo todo.  
El amor jamás dejará de existir. Un día el don de profecía terminará, y ya no se hablará en lenguas, ni serán necesarios los conocimientos.  Porque los conocimientos y la profecía son cosas imperfectas,  que llegarán a su fin cuando venga lo que es perfecto.  
Cuando yo era niño, hablaba, pensaba y razonaba como un niño; pero al hacerme hombre, dejé atrás lo que era propio de un niño.  Ahora vemos de manera indirecta, como en un espejo, y borrosamente; pero un día veremos cara a cara. Mi conocimiento es ahora imperfecto, pero un día conoceré a Dios como él me ha conocido siempre a mí.  Tres cosas hay que son permanentes: la fe, la esperanza y el amor; pero la más importante de las tres es el amor”.
PALABRA DE DIOS
Canto: ALELUYA
Aleluya...aleluya...
El que permanece en mí, y yo en él da fruto abundante.
Aleluya...Aleluya



  • (Diacono) Evangelio: (Jn. 13, 1-17) Jesús lava los pies a sus discípulos

Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin.


Y durante la cena, como ya el diablo había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, el que lo entregara, Jesús, sabiendo que el Padre había puesto todas las cosas en sus manos, y que de Dios había salido y a Dios volvía, se levantó de la cena y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó. Luego echó agua en una vasija, y comenzó a lavar los pies de los discípulos y a secárselos con la toalla que tenía ceñida.  Entonces llegó a Simón Pedro. Este le dijo:
Señor, ¿tú lavarme a mí los pies? 
Jesús respondió, y le dijo:
Ahora tú no comprendes lo que yo hago, pero lo entenderás después. 
Pedro le contestó:
¡Jamás me lavarás los pies!
Jesús le respondió: 
Si no te lavo, no tienes parte conmigo.
 Simón Pedro le dijo:
Señor, entonces no sólo los pies, sino también las manos y la cabeza.
Jesús le dijo: 
El que se ha bañado no necesita lavarse, excepto los pies, pues está todo limpio; y vosotros estáis limpios, pero no todos. 
Porque sabía quién le iba a entregar; por eso dijo: No todos estáis limpios.
 Entonces, cuando acabó de lavarles los pies, tomó su manto, y sentándose a la mesa otra vez, les dijo: 
¿Sabéis lo que os he hecho? Vosotros me llamáis Maestro y Señor; y tenéis razón, porque lo soy. Pues si yo, el Señor y el Maestro, os lavé los pies, vosotros también debéis lavaros los pies unos a otros. Porque os he dado ejemplo, para que como yo he hecho, vosotros también hagáis. 
 En verdad, en verdad os digo: un siervo no es mayor que su señor, ni un enviado es mayor que el que lo envió. Si sabéis esto, seréis felices si lo practicáis”. 
PALABRA DE DIOS



  1. RITO DE LA PROFESION

(Todos se sientan excepto Silvina)


H. Blanca: Hemos escuchado la Palabra del Señor... En ella ha resonado con fuerza la llamada al amor y al servicio. Silvina también va a ser llamada ahora a presentarse públicamente ante esta comunidad, comunidad eclesial, para expresar su disponibilidad y su deseo de entrega definitiva como Hermana de la Compasión.


  1. LLAMADA:


Fidel (Diacono):
Silvina: si estas dispuesta a entregar tu vida a Dios para siempre, viviendo en comunidad fraterna y amando a los pequeños, débiles y despreciados de la sociedad según el carisma de la Compasión, te invito a acercarte.
Silvina.
Aquí estoy Señor, vos me has llamado.
P. Jesús:
Silvina: ¿qué pides al Señor y a su Iglesia representada en esta comunidad?
Silvina:
Pido ser admitida a la Profesión perpetua en la Congregación de las Hermanas de Ntra. Señora de la Compasión, para seguir a Jesús en su compasión, amando a Dios, a mis hermanos y estando a su servicio.
P. Jesús:

Damos gracias al Señor por tu deseo y tu decisión y pedimos para que permanezcas fiel, que el Señor te acompañe en este camino, que sea el Espíritu tu gozo y tu fuerza para el compromiso definitivo que hoy celebras, y que la Iglesia hace suyo.





  • HOMILÍA


H. Blanca: Ahora Silvina va a expresar públicamente de forma libre y voluntaria que quiere vivir para siempre en la vida religiosa compasionista y de esta manera ser fiel al carisma de la congregación: “La educación cristiana de los jóvenes y el alivio de los pobres por todos los medios posibles” y viviendo en comunidades fraternas, para formar “Un solo corazón y una sola alma”.
(Este momento comienza con un dialogo entre Silvina y la Hna. Bernadette, Superiora General...)



  1. DIALOGO:


Hna. Bernadette: Silvina ¿Quieres consagrarte mas íntimamente a Dios con la Profesión Perpetua en nuestra Congregación?
Silvina: Sí quiero y estoy dispuesta a dedicar mi vida a Él y avanzar por el camino del amor según las Constituciones de la Congregación de las Hermanas de Nuestra señora de la Compasión; haciendo de mi vida Buena Noticia, siguiendo a Jesucristo muerto y resucitado, haciendo propio su modo de vivir y actuar, ante el Padre y los hermanos.
Hna. Bernadette: ¿Quieres con la gracia de Dios, comprometerte a vivir para siempre en castidad, obediencia y pobreza, siguiendo a Jesucristo y teniendo como modelo a María, su Madre y nuestra Madre?
Silvina: Sí, quiero, con la ayuda de Dios, vivir los consejos evangélicos de pobreza, castidad y obediencia acogiendo el don de la fraternidad, el don de la entrega, el desprendimiento, viviendo con gozo y disponibilidad mi vocación, compartiendo la vida de los pobres como Jesús y María.
Hna. Bernadette: ¿Quieres esforzarte con firmeza y constancia a vivir el amor a Dios y al prójimo, siguiendo fielmente el evangelio y nuestras constituciones?
Silvina: Sí, quiero ponerme cada día a la escucha de Dios y a la escucha del clamor de la realidad de nuestros pueblos, el clamor de mis hermanos más pobres y pequeños. Quiero que Él me ayude y me ilumine y pueda vivir el Amor a los demás, en total entrega, siendo anuncio y denuncia profética, llevando su Palabra y su amor compasivo allá donde vaya.
Hna. Bernadette: Que el Dios de la vida, que ha comenzado en ti su obra de amor, la lleve a término. Vete y sé su testigo, Él estará siempre contigo.
TODOS: Amen


  1. ORACIÓN LITÁNICA


H. Blanca: En esta oración con las letanías que vamos a hacer ahora, pedimos la intercesión de los Santos y santas por Silvina y todos nosotros.
(Todos de pie y Silvina de rodillas)


  • LETANÍAS CANTADAS


P. Jesús: Escucha Señor las súplicas de tu pueblo para que el fuego del Espíritu Santo purifique los corazones que se consagran a Ti. Por Jesucristo….


  1. PROFESIÓN


H. Blanca: En este momento Silvina va a pronunciar la fórmula de su profesión ante la Superiora General, Hna. Bernadette.
(Todos permanecen de pie)
Silvina:
Señor Jesús, que me has llamado a seguirte para dedicar a tu servicio mi corazón, mi espíritu y mis fuerzas. Recibe la ofrenda que te hago de cuanto soy y poseo.
Yo, Silvina Natalia Leiva Ortega, en presencia de Hna Bernadette Berny, Superiora General, hago voto de vivir para siempre en pobreza, castidad y obediencia según las constituciones de las Hermanas de Nuestra Señora de la Compasión.
Me comprometo a llevar esta vida en comunidad fraterna, en esta congregación a la que amo, y en ella me entrego plenamente a la obra evangelizadora de la Iglesia, según el espíritu de la Compasión.
Cuento con la fidelidad de tu amor, la protección de Maria nuestra madre y la intercesión de nuestros fundadores Padre Mauricio y Hna. Juana Maria, para responder a tu llamada hasta el fin”.
H. Bernadette (responde e invita)
Invito a las hermanas de la Compasión a que manifiesten también su acogida con mucha alegría
Hermanas: Sí, acogemos tu compromiso, Silvina, para vivir juntas el seguimiento de Jesús en la Compasión.
Estamos dispuestas a compartir contigo la vida y la fe; nos comprometemos a potenciar lo que Dios quiera de ti, comunicándote esperanza en las dificultades, confianza en las búsquedas y amistad sincera en la vida compartida.

Discerniremos contigo los signos de los tiempos y buscaremos juntas la voluntad de Dios para ser fieles a nuestro carisma compasionista en el mundo de hoy.


H. Blanca: Ahora os invito a todos los que estamos aquí acompañando a Silvina, y que consideramos que la vida religiosa es un don para la comunidad eclesial, a que expresemos nuestra adhesión y acogida a su compromiso.
TODOS: Nosotros como Iglesia pueblo de Dios, recibimos tu consagración como regalo del amor de Jesucristo.
Te acompañaremos y ayudaremos a descubrir los signos de la presencia del Reino, trabajando por una justicia, que contribuya a restituir a las mujeres y los hombres su dignidad de hijas e hijos de Dios.


  1. Bendición de Silvina


P. Jesús: (Bendición solemne)
(Todos se sientan y Silvina de rodillas)


  1. Entrega de la alianza


H. Blanca: Silvina recibirá de manos de la Hna Bernadette el anillo signo de compromiso definitivo en la Congregación.
H. Bernadette: Silvina recibe este anillo como símbolo de tu alianza definitiva con Jesucristo en su Iglesia y al que prometes tu fidelidad, porque Él siempre es fiel.
Silvina: Amen
H. Blanca: Ahora Silvina firma el acta en la que queda plasmado el compromiso que hoy ha hecho ante nosotros, ante la Iglesia.
(Después que Silvina firma el monitor dice: )
H. Blanca: La Superiora General, la madre de Silvina, hermana Ana Matilde y el celebrante firman el acta con el compromiso definitivo, como testigos de su caminar en el seguimiento al señor en la congregación. Acompañamos este momento cantando:
QUÉ DETALLE, SEÑOR, HAS TENIDO CONMIGO”
¡Que detalle, Señor, has tenido conmigo!

Cuando me llamaste cuando me elegiste 

Cuando me dijiste que tú eras mi amigo 

Que detalle, Señor, has tenido conmigo 
Te acercaste a mi puerta pronunciaste mi nombre. 

Yo temblando te dije aquí estoy Señor; 

Tú me hablaste de un reino, de un tesoro escondido; 

de un mensaje fraterno que encendió mi ilusión; 
¡Que detalle, Señor, has tenido conmigo!

...
Yo deje casa y pueblo por vivir tu aventura. 

Codo a codo contigo comencé a caminar. 

Han pasado los años y aunque apriete el cansancio, 

paso a paso te sigo sin mirar hacia atrás.


  1. LITURGIA EUCARÍSTICA


Ángela: Es el momento de las ofrendas, en ellas significamos que queremos dar al Señor, lo mejor de nosotros mismos, todo lo que somos y tenemos.

1.PROCESIÓN DE OFRENDAS:



  • (H. Elena y H. Pilar) Un racimo de uvas:

Con este racimo de uvas presentamos a Mendoza (Argentina). Cada grano es único distinto de los otros, en color tamaño y puede que hasta la forma textura sabor.


Con él queremos simbolizar, que el carisma de la Compasión nos une acogiendo la diversidad y el pluralismo expresado en la vida y comunidad según el país donde estemos, haciendo posible una compasión sin fronteras


  • ( Maialen, Belén) Jofaina y cántaro y toalla.

Te presentamos este cántaro jofaina y toalla recordando el gesto sencillo de Jesús al lavar los pies a sus discípulos.



Cántaro sencillo que derrama su agua reconfortando al cansado.
La jofaina como fraternidad que acoge que ama que abraza.
La toalla como servicio, servidoras de todos en gratuidad con nuestra ayuda cercanía escucha comprensión; servidoras de todos pero especialmente del que mas lo necesita.



  • (Hugo Y Carmen) Pan y vino:

El pan y el vino son símbolos por excelencia de la EUCARISTÍA en la que participamos diariamente. Y en la que celebramos el MISTERIO PASCUAL como expresión del amor de Dios por el Hombre.


Es nuestra fuerza para compartir con nuestros hermanos el pan de la tierra y el pan del amor
CANTO:
Vaso nuevo”


Gracias quiero darte por amarme 

gracias quiero darte yo a ti señor 

hoy soy feliz porque te conocí 

gracias por amarme a mi también 
Yo quiero ser señor amado 

como el barro en manos del alfarero 

toma mi vida hazla de nuevo 

yo quiero ser un vaso nuevo 
Te conocí y te amé 

te pedí perdón y me escuchaste 

si te ofendí perdóname señor 

pues te amo y nunca te olvidare 



2. PLEGARIA EUCARÍSTICA:

SANTO:
Santu, Santu, Santua,

diren guztien Jainko Jauna.

Zeru-lurrak beterik dauzka zure diztirak.

Hosanna zeru-goienetan

Bedeinkatua Jaunaren izenan datorrena.

Hosanna zeru-goienetan!





  1. RITO DE COMUNIÓN




  1. Padre nuestro: rezado




  1. Rito de la paz:


CANTO: “Palomas de la paz”

Tus manos son palomas de la paz


tus manos son palomas de la paz.

Puedes tener la suerte de encontrar

en tus manos palomas de la paz.

La paz que estás buscando la regala Dios:

Él siembra la semilla en nuestro corazón.

Tú puedes conseguir que el mundo llegue a ser

sementera que brota del Amor.




  1. Comunión


Ángela: Al compartir el pan de Dios encontramos la fuerza para vivir como hermanos. Nos acercamos a comulgar cantando:

CANTO: “Nadie tiene amor más grande”


Nadie tiene amor más grande

que el que da la vida por sus amigos.
Vosotros sois mis amigos,

si hacéis lo que yo os mando.


Ya no os llamo siervos,

porque el siervo no sabe lo que hace su señor.

A vosotros os llamo amigos

porque todo lo que he oído a mi Padre

os lo he dado a conocer.
No sois vosotros los que me habéis elegido,

soy Yo quien os he elegido.

Y os he destinado para que vayáis

y deis fruto y vuestro fruto dure.




  1. MOMENTO DE ACCIÓN DE GRACIAS Y ENVÍO


Silvina: (acción de gracias y canto)
Donne- moi seulment de t´aimer”

1.-Prends Seigneur et reçois

toute ma liberté,

ma mémoire, mon intelligence

toute ma volonté.



Et donne-moi, donne-moi,

donne-moi seulement de t’aimer.

Donne-moi, donne-moi,

donne-moi seulement de t’aimer.

2.-Reçois tout ce que j’ai,


tout ce que je possède.
C’est toi qui m’as tout donné
à toi, Seigneur, je le rends.

3.- Tout est à toi, disposes-en


selon ton entière volonté
et donne-moi ta grâce,
elle seule me suffit.

VIDEO: “SOMOS UNO”

GESTO DE ENVÍO (HNA. BERNADETTE)

  1. RITO DE CONCLUSIÓN


P. Jesús: Bendición final
H. Blanca: Ahora la celebración termina pero nuestra vida sigue.
Las preocupaciones los trabajos, los proyectos, las personas, todo ha estado aquí y sigue estando allí donde vayamos, lo que hemos vivido y compartido nos hace mirarlo con ojos nuevos, con esperanzas y con responsabilidad.
Queremos seguir estando en pie dispuestos a marchar por los caminos de la historia con María participando en la misión de su hijo.
Para finalizar cantamos el HIMNO DE LAS HERMANAS DE NUESTRA SEÑORA DE LA COMPASIÓN y después tenemos un encuentro para confraternizar y tomar algo en el salón grande Parroquial

CANTO: SIEMPRE AL PIE DE LA CRUZ...



Por que el amor supremo

es entregarse entero,

porque el amor más noble

no pone condición,

porque el Señor hoy sufre

y vive marginado

en todos los que sufren

cualquier marginación...


Nuestra misión es ir por los caminos

haciendo ver a todos que Dios es compasión,

compartiendo la vida de los pobres

y buscando con ellos la liberación.
Siempre al pie de la cruz

de los que sufren

Como estuvo Maria

al pie de la cruz del señor.

Siempre en pie

compartiendo con los hombres


su alegría, su esperanza y su dolor.

Siempre al pie de la cruz del marginado

Descubriendo sendas de liberación.


Al construir hoy juntos

un mundo más humano,

al recorrer muy juntos

la senda del amor,

ayudando a los hombres

a hallar entre las sombras

la luz y la semilla

del Reino del Señor...


Nuestra misión es ir por los caminos

haciendo ver a todos que Dios es compasión,

compartiendo la vida de los pobres

y buscando con ellos la liberación.



La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje