Página principal

Guatemala desde el Canto General


Descargar 17.26 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño17.26 Kb.


Guatemala desde el Canto General

En los poemas de Canto General se aprecia la creación poética del mundo Americano y se logra entretejer nuestra historia por medio del lenguaje que nos comunica emociones y amplía diversos planos de interpretación. Nos propone una recreación del pasado, no tan lejano como parece, entre la mezcla de sus héroes, caudillos, cultura y naturaleza. Nos ayuda a profundizar sobre el sentimiento de ser Americano, no por nombre pero sí por convicción propia. Es por medio de este estudio introductorio a la obra del poeta chileno Pablo Neruda, que me he dado a la tarea de explorar, en base a sus poemas en Canto General, el tema de la cultura e historia guatemalteca que entre sus versos aparece. En lo particular, el enfoque de este ensayo es el tratar de amplificar los datos e imágenes que aparecen con referencia de la historia que enlutase la realidad en la que ha vivido y sigue viviendo esa región exaltada poéticamente como “el país de la eterna primavera.” Como punto de partida trazaré un enlace en el cual se pueden apreciar tres personajes y momentos históricos que forman parte del pasado socio-cultural y político de lo que hoy por hoy sigue siendo Guatemala. En primera instancia, se debe mencionar que en Canto General Neruda hace una elaboración cronológica al momento de presentarnos los mínimos pero compactos versos dedicados a Guatemala.

En el canto III unidad VI titulado “Los conquistadores” el poema es dedicado a la figura y pasado violento que trajo el conquistador “adelantado” Pedro de Alvarado de Badajoz a esta zona centroamericana. De acuerdo a la historia, nos relata que fueron tres las armas principales que destruyeron la resistencia de los indígenas guatemaltecos. En primera instancia las plagas de viruela llegaron antes que sus portadores originales. “La primera epidemia de viruela se inició en México en 1520 y llega a los Quichés, Kakchiqueles y Tzutuhíles por medio de un enviado de los conquistadores.”(Chacón 32) Además de esto, al momento de la llegada de los españoles, se vivían guerras internas entre los mismos pueblos Mayas. Los conquistadores aprovecharon dicha circunstancia para formar pactos con las tribus Kakchiqueles y de esa manera poder vencer más fácilmente a los aguerridos Quichés. Por último, las estrategias de guerra, armas de fuego, caballos y perros amaestrados que traían los conquistadores dieron muchas ventajas, que fueron bien aprovechadas por los españoles, para la conquista de los Mayas. La conquista de Guatemala se inicia en 1524 bajo las órdenes de Pedro de Alvarado, famoso por ser despiadado y cruel, a quien se le adjudica el “…haber ordenado una masacre en la ciudad de Tenochtitlan” (33) para más tarde en la historia llegar a hacer peores atrocidades a los pueblos de Centroamérica.

Toda esta historia de padecimiento está plasmada en los versos que Neruda organiza, “Con garras y cuchillos cayó sobre las chozas, arrasó el patrimonio… agredió razas, predios…” (Neruda52). Continuando con la interpretación del poema, el río “Papaloapan” al que se hace referencia, se puede interpretar con una doble función:

1. Aspecto geográfico: las aguas de este río nacen en las montañas de Oaxaca y Veracruz hasta desembocar en el golfo de México, que históricamente es la parte por donde se infiltró Alvarado a la región de Guatemala.

2. Aspecto simbólico: en estas mismas aguas que llevan vida a la naturaleza y al hombre mismo, son las que en el momento de la conquista se tiñen de rojo por la sangre de los miles de indignas que lucharon y padecieron bajo la espada española. El río pasa a ser un mudo testigo que ve a “sus hijos morir o sobrevivir esclavos.”

Seguidamente, en el mismo canto en la unidad VII, conecta el poema dedicado a Alvarado y al pasado de Guatemala. El vínculo que une a ambos poemas es el río.

Se puede percibir que en el poema se calca lo sufrido tanto por el indígena y la tierra misma. La naturaleza siendo parte fundamental en la vida del indígena escucha, siente y toma vida tanto en la historia Maya como en el poema de Neruda. “cuando el primer maya escribió anotando el primer temblor del río” (53) Ese primer temblor podría ser interpretado como la advertencia que la “madre naturaleza” les daba, a través del río, a los indígenas en referencia de lo que estaba por llegar a sus tierras. “El secreto del ave verde” (53) el ave a la que se refiere Neruda puede ser el Quetzal, que es el ave símbolo nacional. Con referencia al Quetzal existen dos puntos:

1. Cuenta la leyenda que en la Batalla de Quetzaltenango (tierra del Quetzal) en la que muere el príncipe Quiche llamado Tecún Umán, cae sobre su pecho un quetzal, codiciado por su bello plumaje y por ser el mensajero de los dioses mayas. Para los mayas el Quetzal es el ave sagrada que representaba la libertad.

2. Científicamente se han hecho estudios en los que se ha comprobado que el quetzal no puede vivir en cautiverio por esa razón tienen un simbolismo de libertad hasta hoy día como en el pasado. La historia del pueblo indígena Maya no ha cambiado mucho desde aquel entonces; el murmullo del callado y centenario cauce de aguas todavía sigue viendo las mismas masacres despiadadas de los hijos del maíz y creación de barro.

Avanzando en la travesía tanto histórica como temporal en Canto General, la mención de Guatemala vuelve a aparecer más adelante en el canto V unidad I titulado “La arena traicionada.” En está sección Neruda dedica sus versos a los caudillos Manuel Estrada y Jorge Ubico por las cicatrices que dejaron en su pueblo, que merecen ser mencionadas para que los errores y horrores del pasado no sean olvidados. Ambos personajes fueron presidentes guatemaltecos en diferentes momentos de la historia. Por un lado Manuel Estrada Cabrera, asumió el poder en forma provisoria, desde 1898 hasta 1920. Con su llegada “Se inicia otra dictadura en el medio, civilista aparentemente, pero con toda la fuerza del ejército.”(Gaitan 69) Como lo señala Héctor Gaitan en su libro Los presidentes de Guatemala, lo más negativo del gobierno de Estrada Cabrera fueron tres aspectos, los cuales tuvieron repercusión en el futuro de su gobierno y el del país. 1. La entrega de recursos nacionales a compañías extranjeras que explotaron a su sabor y antojo el patrimonio nacional. “Como ejemplo de lo anotado están las tierras cedidas a la United Fruit Co. y a la Empresa Eléctrica.”(71) 2. La expulsión masiva de dirigentes políticos que no estaban de acuerdo con su política, lo que produjo que estos dirigentes se organizaran, “aliaran con gobernantes centroamericanos que no miraban con buenos ojos las cuestiones cabreristas”(72) provocando guerras internas. Surge el partido Unionista. 3. Violó la constitución de la república con sus continuas reelecciones y atropellos a la población civil relacionados con crímenes políticos. La acumulación de dichos hechos produjo malestar en la población hasta que después de 22 años de dictadura tanto las presiones políticas como el partido Unionista produjeron el derrocamiento de Cabrera, a quien se le impugnaron varios cargos judiciales.

La otra figura política a la que Neruda alude es el General Jorge Ubico Castañeda. Toma posesión del mando de gobierno con el lema de “no reelección”, del cual hizo caso omiso, desde 1931 hasta 1946 cuando presentó su renuncia. Las construcciones, mejoras y modernización del país fueron evidentes, ya que bajo su mando se construyeron el palacio nacional, el aeropuerto nacional, mercados, puentes, aduanas y torres. “A pesar de lo bueno que se pueda señalar de aquella administración, uno de los errores garrafales que provocaron la caída del régimen fueron las constantes reelecciones.”(Gaitan97) El levantamiento fue paulatino debido a las diversas maneras de opresión empleadas por el ejército, tal es el caso de encarcelamientos, cero tolerancia a cualquier tipo de manifestación y los populares toques de queda. Un dato importante es que el pueblo temía al poderío del General Ubico, y fue hasta que el estudiantado, obreros y magisterio nacional iniciaron lo movimientos populares. Lo arriesgaron todo, es decir su vida, para que las demandas que exigían la renuncia del mandatario se hicieran cumplir. A partir de ese sentimiento de miedo social, el periodista Manuel Galich, escribió una serie de artículos que más tarde fueron recopilados en su libro Del pánico al ataque. En dicho libro se pueden encontrar los pasajes de lo que era el vivir en esos días de temor que con los años se fueron transformando en un sentimiento de unión nacional mezclados con el fervor de la libertad del individuo. Neruda hace mención de este dictador para ver una faceta histórica que se vuelve a repetir en el pueblo guatemalteco que calló y toleró por muchos años el mismo yugo impuesto por los conquistadores al inicio en la historia y ahora por un político. La recreación del personaje de Ubico es un ejemplo más próximo a nuestra realidad. Nos expone al presente, a no tener que imaginarnos y remontarnos a aquel pasado lejano. En mi opinión creo que Neruda trata de que abramos los ojos al presente, en el que la vida del “otro” ya no solo es la imagen del indígena; ahora es el vecino, nuestra familia, nuestros hijos en sí, nuestro prójimo.

En conclusión el pueblo guatemalteco ha vivido una serie de altibajos con respecto a sus gobernantes, y estos matices son bien apuntados en Canto General de Neruda. Es sumamente difícil el hablar de lo pintoresco que ofrece la cultura guatemalteca sin antes abrir un paréntesis y contemplar las heridas que todavía no han cicatrizado en la sociedad que nos describe el poeta en sus versos. Es posible que mi interpretación sea un tanto más socio-política de lo que presenta Neruda en Canto General pero considero que se expongan, ante tela de juicio, las muchas atrocidades que personajes como los anteriores nos dejaron en herencia con el pasado violento. Aunque mucho de lo que expone Neruda, desde la conquista con Alvarado, pasando por Cabrera para culminar con Ubico, aparentemente es cosa del pasado, sus consecuencias todavía son vividas por el pueblo que históricamente sigue siendo silenciado. Se puede sumar a todo lo anterior que una colonia, ciudad y nación llevan como su estandarte los signos del pasado. Es precisamente desde las mismas culturas mayas desde donde se nos enseña a llevar el pasado como un escudo para afrontar las vicisitudes del futuro incierto.
Bibliografía

Chacón, José M La otra historia Guatemala: AGAYC 1991

Gaitán, Hector A. Los presidentes de Guatemala Ciudad de Guatemala: Edinter 1992

Galich, Manuel Del pánico al ataque Guatemala: Editorial Universitaria 2001

Neruda, Pablo Canto General Barcelona: Biblioteca Breve 1980\

Por Guillermo Giron



Alumni CSUN

.



La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje