Página principal

GUÍa de prevención y seguridad en áreas protegidas para personas con discapacidad


Descargar 104.62 Kb.
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño104.62 Kb.
GUÍA DE PREVENCIÓN Y SEGURIDAD EN ÁREAS PROTEGIDAS PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD

 

 



 

 

Consejo de la Tierra



Proyecto de Accesibilidad en Áreas Protegidas para Personas con Discapacidad

 

 



Coordinador del Proyecto:    Rodrigo Jimenez Sandoval

 

Consultores para este tema:    Rodrigo Jimenez Sandoval                       

                                                         Karla Gómez Barrantes

   


Asistente del Proyecto:              Maria Jose Font Trejos

 

Arte y diseño:                               Cynthia Chamberlain

 

 

ÍNDICE



 

Agradecimientos                                

Presentación

Objetivos

Metodología                   

1. Terminología                         

          Prevención                                          

          Seguridad                                          

          Riesgo                                                

          Plan de emergencia                   

          Señalización de seguridad

          Brigada       

 

2. Acciones que deben ser desarrolladas



    por la administración de las Áreas Protegidas

          - Capacitación a funcionarios de las

  Áreas Protegidas                                       

3. Información de prevención y seguridad

    para los visitantes de las Áreas Protegidas

 

4. Métodos recomendados



    para divulgar las medidas

   de prevención y seguridad en las

   Áreas Protegidas:                                                         

-        Información presentada en vídeo y cassette,

-        y programa virtual

-        Panfleto informativo y preventivo

-        Carteles de información y prevención

-        Guía escrita en Braille

 

5. Especificaciones del equipo técnico



    básico para la atención de emergencias

          -Botiquines de emergencia

          -Extintores

          -Equipo de rescate vertical

          -Alumbrado de emergencia

          -Generalidades

 

Bibliografía consultada



 

 

AGRADECIMIENTOS


 

La presente publicación es una realidad gracias al aporte de las siguientes instituciones y personas:


Los funcionarios de los Parques Nacionales Poás, Irazú, Tapantí, Carara, Manuel Antonio, Caño negro, Corcovado y Santa Rosa, cuya colaboración y participación hicieron posible recoger la información necesaria.

 

Los funcionarios del Consejo Nacional de Rehabilitación y Educación Especial y el Ministerio de Ambiente y Energía, quienes con su apoyo han asegurado el éxito del protocolo de accesibilidad a áreas protegidas para personas con discapacidad.



 

El apoyo técnico del Instituto Tecnológico de Costa Rica, la Defensoría de los Habitantes, la Fundación Justicia y Género y el Instituto Nacional de Seguros.

 

El convenio Costa Rica – Holanda, que por medio de Fundecooperación ha insistido en la importancia del disfrute de las áreas protegidas por parte de las personas con discapacidad.



 

Diversos grupos de personas voluntarias que ofrecieron sus servicios durante los talleres de diagnóstico, en el trabajo de acceso tanto para adultos como para niños y adolescentes con discapacidad.

 

Muy especialmente, las personas con discapacidad que unieron esfuerzos y conocimientos para lograr muchos de los aportes que se publican en este documento.



 

PRESENTACIÓN


 

El Consejo de la Tierra y el Estado de Costa Rica, por medio del Consejo Nacional de Rehabilitación y Educación Especial, el Ministerio de Ambiente y Energía, la Defensoría de los Habitantes y el Instituto Tecnológico de Costa Rica, han unido esfuerzos para diseñar el primer protocolo en el mundo para la accesibilidad de las personas con discapacidad a las áreas protegidas. El resultado es el “Proyecto de accesibilidad a las Áreas Protegidas para personas con discapacidad”.

 

Su objetivo es brindar una serie de instrumentos dirigidos a guiar, recomendar y facilitar el acceso de las personas con discapacidad a las áreas protegidas.



 

El protocolo se divide en diez fascículos que pueden utilizarse en conjunto o en forma individual, según sea el interés del lector. Los temas desarrollados son los siguientes:


 

1-GUÍA DE CÓMO HACER UN DIAGNÓSTICO DE ACCESIBILIDAD


 

2-GUÍA PARA LA REALIZACIÓN DE UN PLAN DE ACCESIBILIDAD

 

3-GUÍA PARA LA INTERPRETACIÓN DE ÁREAS PROTEGIDAS PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD



 

4-GUÍA PARA EL ACCESO AL ESPACIO FÍSICO (diseño y materiales)

 

5-GUÍA DE SEÑALIZACIÓN, INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN



 

6- GUÍA DE PREVENCIÓN Y SEGURIDAD

 

7- GUÍA PARA NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES: UNA VISIÓN MULTISENSORIAL DE NUESTRO ENTORNO NATURAL



                                        

8- ABRIENDO LAS PUERTAS DE LAS ÁREAS PROTEGIDAS

 

9- ACCESORIOS DE AYUDAS TÉCNICAS



 

10- EL DESARROLLO SOSTENIBLE Y LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD.

 

 

La presente Guía de prevención y seguridad en Áreas Protegidas para personas con discapacidad forma parte del Protocolo de accesibilidad. Es el resultado del proceso de diagnóstico, llevado a cabo por medio de diferentes talleres para personas con discapacidad, así como de la evaluación y el auditoraje de expertos en detección de riesgos y profesionales en el campo de la educación especial.



 

El objetivo primordial de la presente Guía es establecer las normas de prevención y seguridad requeridas dentro de los Parques Nacionales y las Áreas Protegidas para garantizar el disfrute del público, con o sin discapacidad. 

OBJETIVO GENERAL:

Recomendar medidas efectivas con respecto a la prevención y la seguridad que se deben brindar a las personas con discapacidad durante su visita a los Parques Nacionales y a las Áreas Protegidas.

 

OBJETIVOS ESPECÍFICOS:



 

Formular recomendaciones generales en el área de prevención y seguridad.

 

Determinar cuáles acciones deberán desarrollar los funcionarios y guardaparques de las Áreas Protegidas, para brindar la prevención y seguridad que los usuarios requieren.



 

Establecer qué tipo de información preventiva y de seguridad responde a las necesidades especiales de la población con discapacidad que visita las  Áreas Protegidas.

Recomendar diversas opciones para divulgar dicha información.

Sugerir las especificaciones del equipo técnico necesario para atender emergencias en las Áreas Protegidas.

 

 

 



METODOLOGÍA EMPLEADA

 

Para establecer las condiciones de seguridad óptimas en las Áreas protegidas se realizaron las siguientes acciones:



 

v    Diagnóstico de seguridad para personas con discapacidad en las Áreas Protegidas

v   Consultoría a expertos en las áreas de detección de riesgos, educación especial y salud ocupacional

v    Investigación bibliográfica

 

Esperamos que este esfuerzo contribuya a abrir las puertas de las Áreas Protegidas.



 

Rodrigo Jiménez                        Karla Gómez Barrantes

Coordinador del Proyecto                 Guía de prevención y seguridad

 

 



TERMINOLOGÍA EMPLEADA

 

PREVENCIÓN:



 

Conjunto de medidas tomadas con el fin de evitar situaciones de riesgo. En este caso particular, dichas medidas irán dirigidas a la Administración General de las Áreas protegidas, a los guardaparques y a los visitantes.

 

 

SEGURIDAD:



 

Todas aquellas acciones que aseguren una respuesta eficiente ante un eventual accidente o situación de emergencia que atente contra la integridad física o emocional del visitante.

 

RIESGO:


 

Contingencia o probabilidad de un accidente, daño o perjuicio.

 

PLAN DE EMERGENCIA:



 

Estudio de la organización de los medios humanos y los materiales disponibles para la prevención y la mitigación del riesgo, así como para garantizar la evacuación e intervención inmediata.

 

SEÑALIZACIÓN DE SEGURIDAD:



 

Dispositivos que, a través de la combinación de una forma geométrica, un color, un símbolo o un sonido, proporcionan alguna información relacionada con la seguridad.

 

BRIGADA:


 

Conjunto de trabajadores, equipo de trabajo.

 

Acciones que deben ser desarrolladas por la administración de las Áreas Protegidas para garantizar la seguridad de los usuarios:

 


  1. Mantener comunicación directa con las instituciones encargadas de monitorear el comportamiento del clima, los ríos, los volcanes y los mares, y la actividad sismológica, con el objetivo de conocer la información especializada que permita prevenir una emergencia por desastre natural, y reaccionar eficazmente.

 

  1. Dotar de equipos de comunicación a sus funcionarios, de forma que aquéllos faciliten la localización y movilización eficientes, en una eventual emergencia.

 

  1. Elaborar un registro de visitantes que permita un mayor control de la entrada y la salida de los mismos. Esta herramienta sirve para verificar, en el último recorrido que se realice por la zona, que ningún usuario se encuentre dentro del parque; o bien, como ayuda en el caso de extravíos o accidentes.

 

 

 ÁREA PROTEGIDA

REGISTRO DE VISITANTES


  

Fecha

Nombre Completo del visitante

Niño(a)

Adulto

Adulto mayor

Hora de entrada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1. Mantener en condiciones óptimas las vías que serán utilizadas por los visitantes, específicamente los senderos, las barandas, las señalizaciones, los puentes, las áreas de descanso y los servicios públicos.

Deberá programar un cronograma de revisión y mantenimiento de las instalaciones, así como contar con algún mecanismo de auditoría externa que supervise las condiciones del lugar.  

2. Evaluar los posibles riesgos que se puedan presentar por los cambios de clima propios de cada región que, aunque no estén presentes en forma permanente, podrían provocar una situación de emergencia. El usuario debe estar advertido sobre posibles deslizamientos del terreno, humedad en los senderos, poca visibilidad y otras condiciones.

3. Verificar el ancho de los senderos, acatando el mínimo de espacio reglamentado para la deambulación (Consulte la Guía de acceso al espacio físico).

 

4. Establecer un procedimiento interno para la búsqueda y el rescate de personas que se salen del sendero, con el objetivo de realizar una labor  eficaz.



 

1.1  Capacitación a funcionarios de los Parques Nacionales y Áreas Protegidas

1. En primera instancia, los funcionarios de las Áreas Protegidas deben ser capacitados en el tema de “Soporte Vital Básico”.

El objetivo de este curso es que los funcionarios adquieran los conocimientos y las técnicas necesarias para atender y estabilizar la condición de una persona enferma o lesionada.

 

La capacitación deberá incluir al menos los siguientes contenidos:



 

v    Aspectos éticos y legales del Sistema de emergencias médicas

v    Revisión primaria: tiene como objetivo detectar problemas que amenacen la vida de una persona en los primeros minutos para tomar acciones inmediatas.

Acciones básicas:

o      Identificarse ante la persona

o      Determinar el estado de conciencia

o      Abrir la vía aérea y determinar la respiración

o      Determinar la circulación (pulso)

 

v  Toma de signos vitales: consiste en conocer los rangos normales del pulso, la respiración y la temperatura de la piel, así como las variaciones que pueden tener, y sus posibles causas. (Ayuda a saber la condición del paciente.)



Signos vitales:

o      Pulso

o      Respiración

o      Temperatura de la piel

o      Color de la piel

 

v Obstrucción de vía aérea: condición que se presenta cuando el paciente tiene la vía respiratoria obstruida. En esta situación, cuenta con cuatro o seis minutos de vida.



Factores que pueden provocar la obstrucción de la vía aérea:

o      Obstrucción por la lengua

o      Obstrucción por cuerpo extraño (comida, hielo, juguetes, dientes, etc.)

o      Daños en el tejido (golpes directos que producen inflamación de la garganta)

o      Enfermedad: las infecciones respiratorias y las alergias pueden causar inflamación o espasmo muscular.

 

v Reanimación cardiopulmonar: se utiliza cuando las personas han entrado en un paro respiratorio y circulatorio. El propósito es asumir funciones vitales en la ventilación de los pulmones y el bombeo del corazón mediante la respiración boca a boca y compresiones torácicas externas



 

v Hemorragias: la gravedad de los sangrados depende de la cantidad de sangre que el paciente pierda, al igual que de la forma en que se produce (externa o internamente). De esto dependerá el cuidado básico que deberá darse.

 

v  Apósitos y vendajes:



o  Apósito: material usado para cubrir una herida, con el fin de controlar sangrados o hemorragias y de prevenir contaminaciones adicionales.

o  Vendaje: utilizado para fijar el material con el que se ha trabajado, después de controlar un sangrado o para estabilizar una extremidad.

 

Los funcionarios deberán ser capaces de identificar todos los riesgos que puedan presentarse en la zona en que trabajan. Por ejemplo: accidentes característicos de las cercanías de los ríos, golpes, escoriaciones, esguinces, plantas venenosas, insectos, serpientes, y envenenamientos o reacciones alérgicas. Los funcionarios deben conocer el protocolo básico para estabilizar a una persona mientras es trasladada a un centro médico, o durante el tiempo que dure la ayuda especializada en llegar al lugar de la emergencia.



 

Es primordial que los funcionarios de las Áreas Protegidas sean sensibilizados con respecto a la interrelación con las personas con discapacidad.

 


  1. Los funcionarios de las Áreas Protegidas deben ser capacitados en las siguientes áreas:

 

Lectura de ríos

Comunicaciones

Rescate vertical

Incendios forestales

Planes de emergencia

 


  1. Cada Área Protegida debe contar con un plan de emergencia, el cual tiene como objetivo salvar vidas humanas, bienes naturales y materiales, y regresar a las actividades normales.

 

Para implantar un plan de emergencia es necesario contemplar lo siguiente:

 

v Identificar y evaluar las condiciones de riesgo de las edificios y las instalaciones, en relación con las actividades desarrolladas y los medios de protección disponibles.



 

Se utilizan criterios evaluativos como:

              i.     Riesgos potenciales

                ii.    Valoración de salidas

              iii.    Planes de distribución

             iv.   Presencia de riesgos para la vida humana

              v.    Tiempos de respuesta de los servicios de emergencia

 

v Recursos disponibles: es importante tener un inventario de los recursos y aspectos negativos con que cuenta la zona para así establecer las limitaciones y las fortalezas.



 

v Elaboración del plan de protección, para lo cual se deberán conformar las siguientes brigadas (donde trabaje un número reducido de funcionarios, deberán establecerse brigadas múltiples):

 

-Brigada de incendio



-Brigada de evacuación

-Brigada de rescate

-Brigada de primeros auxilios

-Brigada de vigilancia

-Brigada de transporte

-Brigada de información

-Puesto de mando

 

 



v Mejoras requeridas en el lugar para poner en acción el plan de emergencia.

 

v Enseñanza práctica por medio de ejercicios: se debe efectuar, al menos una vez al año, un simulacro de emergencia general, del que se deducirán las conclusiones precisas encaminadas a lograr una mayor efectividad, mejoras del plan y cambio de conducta de todos los participantes, además de un análisis, como retroalimentación del evento.



 

Información de prevención y seguridad para los visitantes de las Áreas Protegidas:

 

1. El usuario deberá contar con información que le permita conocer anticipadamente las características y condiciones específicas que tiene el camino que está recorriendo y el lugar en general. Aspectos relevantes como la presencia de gradas, caminos inestables, resbalosos, con huecos y precipicios a la orilla del camino, entre otros.



A continuación se enumeran algunas señalizaciones útiles para realizar evacuaciones en situaciones de emergencia; es decir, cualquiera en que sea necesario indicar públicamente la localización y el carácter de los accesos, recorridos y salidas de las vías de evacuación.

 

Señalización de salidas:



            i.     habituales

            ii.     de emergencia

 

v   Señalización de tramos de recorrido de evacuación.



v   Señalización de tramos de recorrido de evacuación que conducen a salidas habituales.

v  Señalización de tramos de recorrido de evacuación que conducen a salidas de emergencia (ver Guía de señalización, información y comunicación).

 

 

2. Es importante que todo usuario cuente con la información necesaria para ubicarlo e indicarle qué hacer en caso de emergencia. Los siguientes cuatro pasos le permiten al usuario prever las acciones que hay que desarrollar en esas ocasiones:



 

v Ubique las posibles vías de escape de emergencia en la zona. Mantenga a mano el mapa del lugar.

v Discuta brevemente con sus acompañantes el plan de escape en el momento de la emergencia.

v Ubique los puestos de primeros auxilios existentes en la zona.

v  Designe un lugar fuera del área del parque para reunirse con sus acompañantes después de la emergencia.

 

3. Hay necesidad de informar y señalizar cuáles son los senderos accesibles para la población con alguna discapacidad.



 

4. Los funcionarios de las Áreas Protegidas deben contar con una guía con información básica. Deben estandarizar el lenguaje, y unificar los criterios y procedimientos que utilizarán en el momento en el que se presente una emergencia.

 

5. La señalización de prevención y seguridad debe contener información accesible que cumpla con las características y normas establecidas (ver Guía de señalización, información y comunicación).



 

6. Los guardaparques serán capacitados en el manejo de diferentes métodos de comunicación (Braille, lenguaje de señas, gráficos y  métodos alternativos y aumentativos, para lograr una comunicación efectiva con las personas con discapacidad que presenten algún tipo de emergencia. Deben estar preparados para responder al reto comunicativo que representa una persona con discapacidad (ver Guía de señalización, información y comunicación).

 

7. La información preventiva debe elaborarse en forma comprensible para adultos y niños; por ejemplo, la información táctil que se coloque a través del recorrido por el Parque, debe situarse a una altura conveniente tanto a niños como a adultos de baja estatura.



 

Métodos recomendados para divulgar las medidas de prevención y seguridad en las Áreas Protegidas

 

La simbología utilizada en el camino debe ser uniforme en todas las Áreas Protegidas; de esta manera, el usuario logrará comprender la información independientemente del lugar en donde se encuentre.



 

Las opciones informativas accesibles se presentan a continuación:

 

1. Información presentada en vídeo y cassette, y programa virtual

 

Se recomienda elaborar un vídeo, un cassette y un programa virtual informativo y preventivo, que el visitante encuentre en la sala de exhibición o a la entrada del área protegida. Por estos medios el usuario será informado de las normas básicas que debe acatar para garantizar su seguridad durante la estadía en el parque.



 

Esta información debe elaborarse en el idioma propio de cada nación, en el idioma inglés y con un recuadro de traducción al lenguaje de señas (ver Guía de señalización, información y comunicación).

 

Se recomienda incluir los siguientes temas:



 

1.  Información general

 

v Nota introductoria que invite al visitante a reflexionar sobre la conveniencia de seguir los consejos que se le brindan.



v Ubicación de los puestos de primeros auxilios

v Ubicación de los medios de comunicación (radio, teléfono, alto parlante, etc.) a los que el usuario tiene acceso dentro del Área Protegida para pedir asistencia en el caso de una situación de emergencia.

v  Extensión total de los senderos

v  Duración aproximada del recorrido

v Condiciones generales del terreno (plano, escabroso, empinado, asfaltado, en piedra, resbaloso, etc.)

v Ubicación de las zonas de descanso

v Información de las ayudas técnicas y los accesorios que facilitan el desplazamiento y proporcionan seguridad, y que están disponibles en la administración del Área Protegida (Consulte Guía de ayudas técnicas).

v Información preventiva sobre determinadas plantas y animales propios de la zona que puedan convertirse en una amenaza para el visitante.

v Ubicación de los senderos y atractivos turísticos accesibles

v Horario de permanencia dentro del Área Protegida

 

2.     Consejos para el visitante:



- Respeto a las normas de seguridad previamente establecidas en cada Área Protegida.

- Recordarle que debe portar sus medicamentos y ayudas técnicas personales (ver Guía de ayudas técnicas) que puedan ser necesarias en su recorrido por el Área Protegida.

- Prevenirlo acerca de situaciones de emergencia causadas por alguno de los siguientes factores:

 

- Exposición constante al sol 



-  Reacciones alérgicas al sol, picaduras de insectos u otros animales, plantas propias de la región o condiciones alérgicas específicas del usuario. 

- Agotamiento por la duración del recorrido y las irregularidades del terreno. 

- Posibles afecciones por los cambios climáticos que se presenten en el área visitada. 

-  Niveles de profundidad y áreas de acceso restringido en piscinas, ríos y mares.

 

 

2. Panfleto informativo y preventivo



 

Debe incluir lo siguiente:

Mapa del lugar con la indicación de los senderos accesibles, las zonas de riesgo, la ubicación de los sistemas de comunicación y de los servicios generales (servicios sanitarios, áreas de recreación, áreas de descanso, puestos de primeros auxilios).

Recomendaciones generales para el usuario (detalladas anteriormente en la descripción del vídeo).

 

3. Carteles de información y prevención

 

Deberán ser colocados en la entrada del Área Protegida y a lo largo de todo el recorrido. Además, deben cumplir con las especificaciones de información accesible (ver Guía de información y comunicación).



 

4. Guía escrita en Braille

 

La Guía informativa en Braille se encontrará a disposición de los visitantes en la entrada del Área Protegida y contendrá la información de prevención y seguridad que se encuentra descrita en los anteriores medios informativos.



 

5. Información de seguridad para niños, niñas y adolescentes

 

La información de prevención y seguridad exclusiva para niños, niñas y adolescentes será presentada en la Guía Niños, niñas y adolescentes; acceso a las Áreas Protegidas.



Especificaciones del equipo técnico básico para la atención de emergencias

 

1.     Botiquines de emergencia



 

Deben encontrarse en puntos estratégicos dentro del Área Protegida, así como a la entrada. Debe contar con los implementos necesarios para brindar una atención primaria según el tipo de emergencia que se presente (gasas, torundas, guantes, férulas), tomando en cuenta los riesgos específicos de cada zona. Es indispensable que las unidades de botiquín sean portátiles.

 

2.    Extintores:



 

Deben ser ubicados dentro de las instalaciones administrativas y en aquellas edificaciones que se encuentren a disposición del visitante, como salas de exhibición, salones o áreas de descanso.

El extintor es un aparato que contiene polvo, líquido o gas, el cual puede ser expulsado bajo presión con el propósito de suspender o extinguir un incendio.

Aspectos generales que deben contemplarse al elegir y utilizar los extintores:

 

v Existen cuatro tipos de extintores, los cuales corresponden a los cuatro tipos de fuego: Clase A-B-C-D.



Los expertos en detección de riesgos recomiendan el extintor de polvo químico (ABC), el cual cubre tres tipos de fuego (combustibles ordinarios, combustibles e inflamables, equipo eléctrico). Además es aconsejable escoger el tipo de extintor de acuerdo con el área que se deba cubrir y el tipo de riesgo para el cual se pretende utilizar.

 

v Los extintores portátiles deben estar totalmente cargados y en condición operable. Aun cuando no estén siendo utilizados, deben colocarse en lugares fijos y accesibles a todas las personas, incluso a aquellas en sillas de ruedas y de baja estatura.



 

v Los gabinetes de los extintores no deben estar cerrados con llave, ni obstruidos u ocultos a la vista.

 

v Las instrucciones de manejo deben estar colocadas sobre la parte delantera del extintor. La información debe ser accesible a todas las personas (ver Guía de señalización, información y comunicación).



 

v A los extintores se les debe dar mantenimiento anualmente, o cuando, después de una inspección, se indique que es necesario.

 

v Todos los extintores deben ser recargados después de utilizarse, cuando sea indicado por una inspección o cuando se les dé mantenimiento. Al llevar a cabo la recarga se deben seguir las recomendaciones de los fabricantes.



 

3.    Equipo de rescate vertical

 

Aparte del equipo básico de primeros auxilios, dentro de las Áreas Protegidas es recomendable contar con el equipo indispensable para realizar el rescate vertical, el cual contiene los siguientes implementos:



 

v    Equipo básico (botiquín portátil)

v    Nudos (agua, ocho, prusik, pescador, mariposa, tensor y otros)

v    Anclajes (sin tensión, simple, dos vueltas y carga compartida)

v    Poleas

v    Camillas

v    Señales de mano.

 

 



4.    Alumbrado de emergencia

 

El alumbrado de emergencia es cualquier sistema alimentado eléctricamente con dos fuentes de suministro, de las cuales la principal debe ser la red general del edificio o estructura, y la secundaria la específica de la instalación. Su autonomía de funcionamiento a plena carga debe ser como mínimo de una hora de duración, y su puesta en funcionamiento será automática, con el fallo del suministro de la red general.



 

Las instalaciones que se encuentren dentro del Área Protegida deben contar con sistemas de alumbrado de emergencia, los cuales responderán específicamente a las características y dimensiones propias de cada lugar. A su vez, estos sistemas requieren de un mantenimiento preventivo y periódico.

  

5.    Generalidades



 

v El parque debe contar con equipos adicionales para el rescate elemental, además de poseer el equipo adecuado a las particularidades de cada Área Protegida.

 

v Toda Área Protegida debe tener un número determinado de sillas de ruedas, muletas y equipo técnico, que se utilizarán en emergencias o situaciones especiales.



 

v Si se utilizan cilindros de gas dentro de las instalaciones administrativas de las Áreas Protegidas, éstos deben encontrarse fuera del edificio y permanecer en un sitio seguro, cubiertos por una malla. Deben estar fuera del alcance de los niños y cualesquiera personas ajenas a su utilización. Es importante señalizar adecuadamente su ubicación.

 

 

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA


 

Instituto Nacional de Seguros. Protejamos a nuestros hijos. San José, Costa Rica: Corporación Litográfica Internacional, Abril 2001.

Instituto Nacional de Seguros. Cómo prevenir un incendio. San José, Costa Rica: Editora Jossmay, Octubre, 1996.

 

INSTITUTO NACIONAL DE SEGUROS – DOCUMENTOS



 

v    Extintores portátiles contra el fuego. NORMA INTECO – INTE 21-01-01-96

v   Seguridad contra incendios, señalización de seguridad. Vías de evacuación. NORMA INTECO – INTE 21-02-02-96

Protección contra incendios, planes de emergencia. NORMA INTECO – INTE 21-03-02-96

 



Volver a Menú Principal


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje