Página principal

Fragmentos de entrevista publicada en


Descargar 8.88 Kb.
Fecha de conversión20.09.2016
Tamaño8.88 Kb.
FRAGMENTOS DE ENTREVISTA PUBLICADA EN

BOLETÍN CÁTEDRA GGM No. 3
[...]
En su artículo sobre la revista Civilización aparecido en Cátedra GGM No. 3 se llevó casi 30 páginas .... Ése no es propiamente un artículo sino una investigación. La inicié formalmente en 1997 –mucho antes de ingresar al Ciclo Complementario de la Escuela Normal Superior La Hacienda– y tan sólo ahora la di a conocer. Dos editores locales supieron de ese trabajo y se ofrecieron a publicarlo. Preferí La Normal. Era un tema hasta entonces desconocido, pues sobre la revista Civilización no ha habido sino comentarios o referencias fragmentarias; de pronto los que más han insistido en ella son Jaime Colpas y Alfredo De la Espriella. Ramón Bacca lo ha hecho a su modo, aunque realmente no tuvo oportunidad de contemplar mucho de la obra de Civilización (684 números), y de allí su desconocimiento, como lo reconoció en el conversatorio que dictó aquí en la Escuela. Tampoco me parece que Ariel Castillo Mier la tenga muy precisada que digamos. Y si bien entiendo que Julio Núñez Madachi y Alvaro Tirado Arciniegas la han consultado bastante, no les conozco un pronunciamiento a fondo sobre la misma. No sabría decirle si Jorge García Usta tenga algo, en vista de sus estudios sobre periodismo regional. Pero definitivamente a quienes más les conozco alusiones son a Colpas y a De la Espriella, aunque algo pobres en comparación con la magnitud de lo que produjo Civilización. Fíjese por ejemplo que nunca se tuvo en cuenta el comentario que hiciera de ésta Ramón Vinyes en 1940, el cual publicamos en la revista Cátedra número dos y retomamos para la número tres. De suerte que con la investigación presentada, que ocupó casi 30 páginas, como usted bien lo informa, se cubrió un vacío de conocimiento en el ramo. Y por supuesto, quien se benefició de este hecho no fue propiamente la revista Cátedra sino la Escuela Normal Superior La Hacienda, que entre otras cosas anda por estas épocas empeñada en concretar y referenciar investigaciones. Quedará para la historia que el primer trabajo en serio sobre Civilización fue publicado por una revista nuestra, y que quien desee profundizar en el tema tendrá necesariamente que consultarla.

Además de dicho vacío de conocimiento, ¿qué de nuevo habría en ese trabajo para que usted lo considere tan importante? Por su larga vida (44 años ininterrumpidos), la revista Civilización es una especie de eslabón faltante en el estudio de la historia intelectual de Barranquilla, especialmente para conectar los períodos de Voces y el Grupo Barranquilla –no necesariamente de manera lineal–. La mayoría de quienes han trabajado tal conexión se han quedado en lo formal, en lo más evidente: que en ambos grupos estuvo Ramón Vinyes. Yo toco un aspecto nuevo sobre este último y desde la perspectiva de Civilización: que el catalán de Voces y el del Barranquilla no eran exactamente la misma persona en lo literario, cultural y social. Así lo manifestó en cierta ocasión Julio Enrique Blanco luego de leer las “Crónicas del Grupo Barranquilla”, de Alfonso Fuenmayor. De otra parte, aunque Civilización no estuvo totalmente involucrada en las tendencias de vanguardia literaria que Vinyes propulsó –pues el director de Civilización fue más bien reverente con la pluralidad literaria–, constituye un instrumento de sostenida producción entre ambos períodos, y de una u otra manera refleja el alma social, literaria, cultural y periodística de Barranquilla durante las décadas del veinte al cincuenta. ¿Por qué no la del sesenta si la revista Civilización finalizó formalmente en 1969? Porque ése ya es un período poco significativo y constituye el declive de la revista. Ya. Prosiga. También es conveniente resaltar que a diferencia de lo que ocurrió con las revistas Caminos y Mundial, y las páginas culturales de los diarios La Nación y La Prensa, que de algún modo trataron de ocupar el espacio dejado por Voces, la estrategia empleada por Civilización sí fue efectiva, sirviéndole para perdurar más allá del tiempo que normalmente le pronostican a estos esfuerzos; el propio Vinyes lo reconoció así en su nota de 1940 a la que antes aludimos, y eso que en ella se estaba mostrando sorprendido por los 15 años de vigencia de Civilización, pues para entonces esta tribuna había superado con creces todos los cálculos de durabilidad para revistas culturales.

Es decir que en definitiva se justifica que usted haya acaparado tanto espacio en la revista Cátedra número tres. Sí, pero en particular, como le dije, porque es el resultado parcial de una investigación. No es un conjunto de comentarios ni la defensa a ultranza de Civilización. Intenté que la argumentación fuese lo más objetiva y seria, organizada y coherente y, sobre todo, fundamentada o testimonial; el trabajo está sustentado con más de cien pie de página, tal como se le exige a toda investigación histórica que pretenda aportar tesis nuevas –aunque tampoco se trata de citar por citar–. En general es ése el perfil que deseamos en las publicaciones del ramo en Cátedra, tal como lo podrá observar también en los trabajos de los estudiantes que aparecen en la número tres, y en los aportes de los especialistas. De hecho preferimos investigaciones que evidencien esfuerzo, rigor, constancia, disciplina de trabajo, interpretación, pensamiento. Le reconocemos valor a las discusiones de salón, a las callejeras o de esquina, pero en su ámbito originario. Lamentablemente, muchas de ellas no pasan de simples conversaciones y no pocas veces al calor de unos tragos.
[...]


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje