Página principal

Financiamiento


Descargar 8.6 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño8.6 Kb.
Las pequeñas y medianas empresas (Pymes) constituyen un pilar fundamental de las economías porque contribuyen a la generación de empleo (estadísticas nos exponen que en países desarrollados las pymes representan el 99.3% de las empresas, generan el 46.3% del PBI, pero contribuyen a emplear el 65.6% de la fuerza laboral), y dotan a la economía de flexibilidad para explotar nuevos nichos y oportunidades de negocios. Ambas razones son relevantes en el actual contexto de la economía argentina. Cuales son los determinantes del éxito en su desarrollo?
Burocracia

La implementación de ideas de negocios debiera ser un trámite incentivado y facilitado por la burocracia estatal. No contribuye a tal efecto las innumerables trabas que desde el punto de vista de los procedimientos (papeleo, trámites, autorizaciones, repetición de trámites, etc.) propone el aparato gubernamental.


Escala

El segundo elemento de éxito es la escala. Nuestra economía no es significativa en cuanto a tamaño de consumidores, por lo que toda empresa que busque crecer debiera finalmente apuntar al mercado externo. Eso la obliga a apuntar internacionalmente, donde los costos representan un factor relevante de éxito. En este proceso la inversión en capital pasa a ser un factor relevante, dado que le permite lograr un mejor aprovechamiento de los recursos La escala es fundamental en la absorción de los costos fijos derivados de inversiones en capital. Pero salvo que la empresa disponga de fondos propios, en la mayoría de los casos deberá buscar financiamiento externo, lo que nos conduce al tercer elemento, la existencia de crédito.


Financiamiento

Sir John Hicks, reconocido economista del siglo pasado, sostenía que la revolución industrial en Gran Bretaña no podría haberse llevado a cabo si no hubiese habido previo una revolución financiera que diese lugar un mercado de capitales susceptible de agrupar ahorros y canalizarlos hacia las inversiones en gran escala que requería el financiamiento del capital industrial. La evidencia argentina en pequeñas y medianas empresas nos muestra que se financian principalmente con capital propio y con saldos de proveedores, lo que en muchos casos dificulta lograr escalas de producción interesantes. Este escollo puede sortearse con un mejor aprovechamiento del sistema de intermediación financiera (bancos y mercado de capitales) que permita canalizar ahorros hacia inversión. En ese proceso es fundamental la estabilidad y previsibilidad macroeconómica y jurídica, y los incentivos a la inversión en instrumentos de mercados de capitales (aparte de bonos del estado) tanto para ahorristas individuales como mayoritariamente a inversores institucionales (AFJP's, Cías. de Seguros y Fondos Comunes de Inversión) como oferentes de fondos, y las propias empresas con sus inversiones como demandantes;

esto nos conduce a un cuarto elemento, hasta que punto las empresas son objeto atractivo de colocación de ahorros (quizá las preguntas que mas pueden hacer reflexionar sobre este punto en cada empresa son: - pondría dinero en un proyecto como el que tengo, si el mismo lo manejase otra persona? - que resguardos le pediría? - los cumplen mi proyecto y/o yo?)?

Sistemas de información y consideraciones impositivas


Este es un punto relevante, centrado en la calidad del sujeto de crédito; en general las pequeñas y medianas empresas no cuentan con sistemas de información de gestión (estudios sectoriales muestran que un 50% de empresas no confecciona presupuesto ni flujos de fondos anuales). Esta carencia condiciona la capacidad de la empresa de pronocticar sus necesidades reales de crédito y la generación de fondos futura que permitirá repagarlo, y le impide gestionar la misma con profesionalismo.

Por otro lado, una parte significativa de sus actividades pueden llevarse adelante de manera informal, tanto en los aspectos impositivos como de seguridad social (la evasión es significativa y el trabajo en negro alcanza casi la mitad de los asalariados). Este hecho da lugar a la existencia de pasivos contingentes que obviamente afectan la capacidad de repago futura de cualquier fondeo que reciba. Exige un cambio de actitud por parte del empresario, que vea en la adecuada gestión y en la exposición de ganancias de su empresa una oportunidad para seguir tomando crédito, y no una amenaza a su supervivencia por aspectos impositivos. Exige también que el Estado reforme su política impositiva, premiando con bajas tasas a quienes pagan sus impuestos, y castigando a quienes no lo hacen.



La utilización mas intensiva del mercado de capitales puede proveer elementos que permitan un mejor desarrollo de este sector. Soluciona varios de los problemas expuestos, y al facilitar los aspectos de control impositivo por la exposición de información a inversores, podría premiar con tasas de impuestos mas bajas a quienes elijan ser transparentes. En ese sentido, el uso y comercializción pública de instrumentos financieros no tradicionales tales como el fideicomiso financiero, el leasing, los planes de ahorro previo, sociedades de garantía recíproca, el factoring y otros podría actuar como un principio de utilización mas efectiva de mercado de capitales.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje