Página principal

Finalidad del proceso según el garantismo procesal y el activismo judicial


Descargar 14.49 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño14.49 Kb.






Finalidad del proceso según el garantismo procesal y el activismo judicial

Si bien a nivel nacional existe considerable consenso sobre la necesidad de reformar el actual sistema de justicia procesal civil, algunas de las modificaciones que propone el proyecto de ley que crea el Código Procesal Civil (PCPC), especialmente las relacionadas con el grado de intervención que debe tener el juez durante el proceso, concitan posturas radicalmente opuestas en la doctrina. Ello responde a la existencia de diversas visiones sobre la finalidad del proceso, el rol del juez en el mismo y la función de los tribunales en la resolución de los conflictos1.


Al respecto, cabe destacar dos corrientes de pensamiento procesal, denominadas comúnmente “Activismo Judicial” y “Garantismo Procesal”, que discrepan en los aspectos señalados y, por tanto, en las respuestas que proponen para la justicia civil. La óptica mediante la cual se analice el derecho procesal, influirá en la orientación en que se conciba la institución procesal en estudio.

Finalidad del proceso

Una de las principales diferencias que presentan estas dos corrientes de pensamiento procesal, radica en la concepción que ambas proponen acerca de la finalidad del proceso, puesto que de esta visión se derivan sus principales divergencias.


Para los garantistas, el proceso tiene por propósito restablecer la paz social, para lo cual cuenta con un juez que cumple un rol de dirección, garante del orden jurídico, especialmente respecto de las garantías constitucionales. Por ello el proceso debe ajustarse a los principios y garantías constitucionales, tales como, la igualdad ante la justicia, imparcialidad del juez, derecho de defensa y debido proceso2.
Para los activistas, en cambio, el proceso debe abocarse a la búsqueda de la verdad para poder imponer una decisión justa, para ello se otorga al juez un rol preponderante3, confiándole amplias facultades4. Esta corriente, sin refutar los principios del garantismo, incorpora razones de oportunidad y de necesidad de una pronta reparación derivada de “los requerimientos de una realidad que parece muchas veces injusta o premiosa”5.
La fuerza de la doctrina activista se observa en la creación de instituciones caracterizadas por su gran celeridad, tales como las medidas cautelares innovativas, cargas probatorias dinámicas, entre otras.
Frente a ello el garantismo crítica el alto costo que implica no oír a una de las partes, vulnerando con ello el derecho a defensa6.
En suma, allí donde el activismo defiende la obtención de la justa solución del caso otorgando amplias facultades al juez y asumiendo que su “ocasional y aislado mal uso” no es “argumento válido para descartar las excelencias de dicha concesión”7, el garantismo defiende el “mantenimiento de una irrestricta vigencia de la Constitución” y del orden legal vigente, correspondiendo al juez un actuar comprometido con la Constitución “otorgando un adecuado derecho de defensa” y “resguardando la igualdad procesal con una clara imparcialidad funcional” para hacer efectiva la tutela legal de los derechos8.
Ambos sistemas cuentan con sus defensores teóricos. La Escuela Activista o Decisionista del Derecho Procesal es defendida principalmente por Michele Taruffo en Italia y Jorge Peyrano, Augusto Morello y Roland Arazi en Argentina9. Mientras que la Escuela Garantista del Derecho Procesal es defendida principalmente por Adolfo Alvarado Velloso en Argentina; Eugenia Ariano Deho en Perú; Franco Cipriani en Italia; Luis Correia de Mendonca en Portugal, y Juan Montero Aroca en España10.

1 Luco I., Nicolás. “¿De vuelta al sistema inquisitivo?. En “Justicia Civil y Comercial: Una reforma ¿cercana?. Editor Francisco J. Leturia I. Publicación de la Universidad Diego Portales, Universidad del País Vasco, Libertad y Desarrollo y Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, Santiago, Chile, 2011, p.207 y sgtes.

2 Castellón Munita, Juan Agustín. “Activismo Judicial v/s Garantismo Procesal: Una mirada al gran dilema del proceso contemporáneo”. Articulo de “Justicia civil y comercial: Una reforma ¿cercana?. Editor Francisco J. Leturia, 2011.

3 Ibidem.

4 Peyrano W., Jorge. “Sobre el Activismo Judicial”, en “Activismo y Garantismo Procesal”. Ediciones de la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba. Volumen XLVII. 1era edición, Córdoba, Argentina, 2009.

5 Castellón Munita, Juan Agustín. Ob. Cit., nota N° 2.

6 Ibidem.

7 Peyrano W., Jorge. Ob. Cit., nota N° 4.

8 Alvarado Velloso, Adolfo. “El Garantismo Procesal”, en “Activismo y Garantismo Procesal”. Ediciones de la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba. Volumen XLVII. 1era edición, Córdoba, Argentina, 2009.

9 Castellón Munita, Juan Agustín. Ob. Cit., nota N° 2.

10 Montero Aroca, Juan. “Proceso Civil e Ideología”. (Coordinador) Santiago, Editorial Metropolitana, 2008, pag. 441-446. En Castellón Munita, Juan Agustín. Ob. Cit., nota N° 2.

Elaborado para la Comisión Permanente de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara de Diputados en el marco de la discusión del Proyecto de Ley que crea el Código Procesal Civil, Boletín

Biblioteca del Congreso Nacional. Contacto: Paola Truffello G., Asesoría Técnica Parlamentaria. ptruffello@bcn.cl, Anexos: 3187. 21.08.2012.




La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje