Página principal

Familia de viento y madera


Descargar 19.22 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño19.22 Kb.
FAMILIA DE VIENTO Y MADERA


  1. Buscar qué instrumentos forman parte de esta familia.

Los cuatro instrumentos más importantes de viento madera son ,ordenados del agudo al grave,la flauta travesera, el oboe, el clarinete y el fagot. Además , cada uno de ellos tiene otro instrumento parecido, de manera que la flauta travesera tiene la flauta piccolo, que es como una flauta pero su sonido es más agudo; el oboe tiene el corno inglés cuyo sonido es muy parecido al del oboe pero más grave; el clarinete tiene el clarinete bajo, de sonido más grave; el fagot tiene el contrafagot, también muy parecido al fagot pero más grave. Todos ellos tienen unos mecanismos para hacer las diferentes notas, que se llaman llaves

Hay otro instrumento de viento madera muy característico de la música del siglo XX, especialmente del jazz. Es el saxofón, que aunque está completamente hecho de metal, se incluye en el grupo de viento madera porque tiene el mismo tipo de embocadura que éstos.





  1. Cuándo aparecen cada uno de estos instrumentos.

FLAUTA TRAVESERA:

La flauta se considera uno de los instrumentos más antiguos y uno de los pocos que es común a la mayoría de las culturas. Los hallazgos arqueológicos permiten constatar la presencia de flautas verticales en Europa desde hace algo más de 20.000 años. La flauta travesera se difundió en la Edad Media, aunque esos modelos eran muy distintos del actual. En el siglo XVI, momento en el que la flauta travesera se afianzó en el continente europeo, presentaba muy pocos agujeros, estaba desprovista de llaves y era de madera. Vivía, además, a la sombra de la flauta dulce, que acaparaba el interés de músicos y autores. Esta situación cambió durante el Barroco. Surgieron los primeros virtuosos y los constructores mejoraron de forma progresiva el instrumento. Estas aportaciones se convirtieron en una verdadera revolución durante la primera mitad del siglo XIX, cuando nació, de la mano de Théobald Boehm, la flauta travesera moderna. A partir de entonces, el instrumento adquirió un protagonismo indiscutible y el repertorio específico aumentó. Durante el siglo XX, la flauta travesera dejó de estar únicamente vinculada al ámbito clásico para integrarse a las formaciones de jazz y rock. Una concepción del virtuosismo renovada conllevó la aparición de grandes solistas que hoy continúan explorando las cualidades del instrumento y adaptando su técnica a los nuevos tiempos.




OBOE:


 

El oboe, el más importante de los miembros de la familia de viento-madera, apareció a mediados del siglo XVII. Su inmediato antecesor, la chirimía, era idóneo para las actuaciones al aire libre debido a su potente sonoridad, lo cual le apartó de los circuitos cultos. Con el advenimiento del oboe propiamente dicho, la situación cambió y el instrumento se ganó rápidamente un papel destacado en la ópera. A lo largo del siglo XVIII fue gradualmente aceptado en la orquesta, donde pasó de doblar los pasajes de la cuerda (sobre todo a los violines) a establecerse como solista. Su creciente protagonismo en las formaciones orquestales fue paralelo al aumento de composiciones específicas para oboe. El instrumento se había convertido, ya a mediados del siglo XVIII, en un símbolo musical en las principales capitales y países europeos, donde autores de la talla de Telemann, Haëndel o Vivalvi se dedicaban a explotar sus cualidades líricas.

Aunque durante el romanticismo el oboe no tuvo un papel destacado como solista, este período fue fundamental para el desarrollo técnico del instrumento. En Francia, de la mano de Frédéric Triébert, el oboe experimentó las modificaciones constructivas que establecieron las características que ha guardado hasta la actualidad. Estas innovaciones constituyeron, sin duda alguna, el punto de partida del reinado del oboe entre los instrumentos de viento-madera.



CLARINETE:

A finales del siglo XVIII, el instrumento ya tiene cinco llaves y ocho agujeros. En el siglo XIX se tapan completamente los agujeros accionados con llaves, el clarinete adquiere su formato casi definitivo. En este momento, a mediados del XIX, se produce la separación entre los dos grandes sistemas de digitación del clarinete: el sistema francés y el sistema alemán.




FAGOT:


El fagot nació como instrumento diferenciado a lo largo del siglo XVII. Sin embargo, ya desde mediados del siglo anterior existía un instrumento del que parece haber derivado de forma directa: el dulcián. Muy conocido en la mayoría de los países europeos, este instrumento gozó de gran fama en los círculos musicales eclesiásticos y cortesanos. De forma natural, el dulcián fue evolucionando hasta dar lugar al fagot. Éste, a su vez, experimentó también algunos cambios, entre lo que destacó, sin duda, la adopción de llaves metálicas que permitían abrir u obturar de forma mecánica los orificios de digitación. En aquella época, el fagot se utilizaba para reforzar la línea del bajo en las agrupaciones instrumentales y, aunque algunos compositores empezaron a demostrar cierto interés por él, todavía no gozaba de reconocimiento como solista.

Durante la segunda mitad del siglo XVII, el fagot se incorporó a la orquesta, formación en la que desde entonces aparece de forma regular. En el siglo XVIII, comenzó a abandonar su papel de bajo, lo que coincidió con su progresivo afianzamiento como instrumento solista. Durante el Romanticismo, numerosos constructores hicieron cuanto estuvo en su mano para mejorar las cualidades sonoras del fagot. Sin embargo, los problemas técnicos no se solucionaron hasta la década de 1820, de la mano de Carl Armenraeder y Johann Heckel.







  1. Obras de los instrumentos viento madera.

FLAUTA TRAVESERA:

Al final de ese siglo la flauta aparece en las obras de Brahms, Strauss, Tchaikovsky.

OBOE:


 Destacan los siguientes compositores Johann Sebastian Bach,Wagner, …; y en la actualidad destacamos la banda sonora de la película “La Misión” .También aparece como solista en el tema Across the Stars de la banda sonora de John Williams en la película de 2002 Star Wars Episodio II: El Ataque de los Clones.

CLARINETE:



  • -Saverio Mercadante: Concierto para Clarinete.

-Johannes Brahams: Sonatas 1 y 2, Quinteto con clarinete y Trío para piano, clarinete y violonchelo.

FAGOT:
-Bach le destino un solo en su oratorio "Los israelitas en el desierto".

-Vivaldi le dedico un buen numero de conciertos.

- Telemann compuso una sonata con piano.

- J. Ch. Bach, dos conciertos.

-Mozart y Weber también le dedicaron dos conciertos cada uno.




  1. Distinguir el sonido de cada uno de estos instrumentos.

SONIDO DE LA FLAUTA TRAVESERA:

Para conseguir los distintos sonidos de la escala se abren o se cierran los orificios del instrumento, con lo cual cambia la longitud del aire que vibra dentro del tubo, produciéndose así sonidos graves y agudos.

SONIDO DEL OBOE:

El sonido del oboe es penetrante y tiene una cierta calidad nasal y quejumbrosa. Los pasajes rítmicos pueden ser tocados con gran nitidez.

SONIDO DEL CLARINETE:

El clarinete es un instrumento de una sola caña. El sonido es causado por la vibración de la caña contra la boquilla, mando el aire pasa a su través. Esto hace, a su vez, que la columna de aire en el tubo vibre.

La parte inferior del instrumento (llamada "chalu? por afinidad sonora con un antiguo instrumento antecesor del clarinete) produce un oscuro, dramático y rico sonido. El registro medio es bastante claro, mientras que las notas altas son brillantes y penetrantes. El clarinete posee una variación dinámica mayor a la de otros instrumentos de madera. Puede casi rivalizar con la flauta en agilidad, en rápidos arpegios y escala.



SONIDO DEL FAGOT:

Sonido rudo y áspero en el registro grave. En el medio se parece a la trompa. En el agudo tiene una delicadeza similar al violoncelo y la viola. Unido a las trompas se asimila a su sonido de tal manera que resulta muy difícil diferenciarlos.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje