Página principal

Expresa haber efectuado reclamos por el otorgamiento de vacaciones y ser registrado sin respuesta


Descargar 33.15 Kb.
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño33.15 Kb.

Fallo:


En la ciudad de Mendoza, a los veintidós días del mes de abril del dos mil trece, se reúnen en sala de Acuerdos de la Sexta Cámara del Trabajo los Dres. ELIANA L. ESTEBAN, ORLANDO C. FARRUGGIA y LAURA B.LORENTE, con el objeto de dictar sentencia definitiva en los autos Nº:20.756 caratulados: "GIMENEZ DANIEL JOSE C/ ARTE TEXTIL S.R.L. Y OTS. P/ DESPIDO", de los que
R E S U L T A:
A fs.6/12 se presenta el actor JOSE DANIEL GIMENEZ por medio de representante legal e interpone formal demanda ordinaria contra ARTE TEXTIL S.R.L. y SERVICIOS TEXTILES S.A. por el reclamo de $75.347,84, o lo que en más o menos resulte de la prueba a rendirse, con más sus intereses y costas.-
Denuncia desconocer cuál es la vinculación existente entre las dos sociedades accionadas, conociendo que siempre estuvo al frente de las mismas el Sr. Ariel Terzi como titular de ambas. Expresa que fue contratado por Terzi como propietario del establecimiento industrial en el año 1.997, para trabajar en su propio domicilio, armando prendas que la accionada le entregaba cortadas. Su tarea era armarlas y remitirlas a la empresa, donde se las lavaba y se vendían. Al principio las tareas las hizo con máquinas propias pero con el aumento del trabajo la demandada adquirió nuevas máquinas que se las proporcionó. Denuncia que percibía una remuneración fija de $1.450 por mes y a partir de julio/05 de 2.090 que se mantuvo hasta el final de la vinculación.
Explica que la relación no fue registrada siendo obligado a inscribirse como monotributista, estando a cargo de la demandada confeccionar las facturas por los importes pagados.Denuncia que sólo trabajaba para la demandada y bajo las instrucciones que se le daban, haciéndolo de manera personal y sólo.
Expresa haber efectuado reclamos por el otorgamiento de vacaciones y ser registrado sin respuesta.
En fecha 28/01/08 remite emplazamiento telegráfico para que se lo inscriba en libros desde su real fecha de ingreso 01/07/1.997, como confeccionista de primera calificado, así mismo intima en 48hs. a aclararle su situación laboral ante despido verbal y abonar diferencias de salarios, SAC y horas extras. La empresa responde negando relación laboral, por lo que se coloca en situación de despido mediante T.C. del 22/01/08, reclamando el pago de la liquidación final.
Practica liquidación y ofrece pruebas.-
A fs.14 se ordena el traslado de la demanda.-
A fs.62/63 comparecen lasco-demandadas y contestan.
Niega cada uno de los extremos denunciados por el actor. Desconocen la existencia de un vínculo laboral esgrimiendo que el actor se desempeñó como "facón de indumentaria": armaba ropa que se le entregaba desarmada. Niegan vinculación entre ambas sociedades, explicando que ARTE TEXTIL S.R.L. se constituyó en el 2.002 dedica a la fabricación y comercialización textil. En el año 2.007 los miembros de la sociedad deciden separar la comercialización de la fabricación, creándose SERVICIOS TEXTILES S.A. con objeto en la fabricación de las prendas.
Relata que las prendas se fabrican a través de diversos talleristas externos señalando la nómina de los mismos. Expresa que la vinculación con el actor data del 1.999 para el armado de las prendas a través de la empresa que el mismo tenía, con empleados a cargo (3 y una encargada) y trabajando para otros confeccionistas.
Denuncia la existencia de un Expte. Adm. ante la STSS que culmina con homologación de un convenio respecto un reclamo laboral de la Sra. Gómez que se presenta como empleada del actor en el período 01/08/05 al 29/12/06.Desconoce haberle aportado al actor máquinas, afirmando que su taller lo manejaba con máquinas propias. Refiere que los trabajos se pagaban por prenda entregada. Esgrime que el actor como taller autónomo accedió a un financiamiento en el 2.006 por la suma de $15.000 otorgado por la Comuna de Maipú.
Desarrolla argumentos que sostienen la existencia de un trabajo autónomo, planteando en subsidio la extinción por mutuo acuerdo de la relación laboral que se atribuye al esgrimir que los últimos trabajos entregados por el actor fueron en noviembre/07 sin haber efectuado reclamo alguno oportuno, invocando el art. 241 último parr. L.C.T.
Ofrece pruebas.
A fs.74/6 contesta el actor el traslado del responde confirmando la vinculación de ambas firmas. Respecto del expte. Adm. Refiere que la denunciante fue contratada por Terzi y la destinó a trabajar con él, siendo sus salarios abonados por aquél. Respecto de las máquinas dice que fueron compradas por Terzi a Martín y fueron llevadas al domicilio del actor. Ofrece contraprueba.
A fs.80 se admiten las pruebas ofrecidas y se ordena la sustanciación de las mismas.-
A fs.104/6 se incorpora la pericia contable y a fs.118 contesta el perito las observaciones a su informe.
A fs.168 se fija a título de reiteración fecha de la audien¬cia de vista de causa, la que se celebra como lo informa el acta de fs.180, quedando la causa en estado de dictarse sentencia según el llamado respectivo de fs.195.-
C O N S I D E R A N D O: De los términos en que ha quedado trabada la litis corresponde efectuarse el análisis de la siguientes cuestiones:
PRIMERA CUESTION: Existencia de la relación laboral.-
SEGUNDA CUESTION: Rubros reclamados.-
TERCERA CUESTION: Costas.-
A LA PRIMERA CUESTIONLA DRA.LAURA LORENTE DIJO:
Invoca el actor al demandar y como presupuesto básico de su acción, haber cumplido labores en relación de dependencia, que califica como "confeccionista de primera calificado", desde el mes de julio/1.997 hasta el momento de considerar extinguida la relación laboral ante el desconocimiento por parte de la firma accionada de una vinculación jurídica que interpreta tipificó un auténtico contrato de trabajo, que como tal entiende que estuvo regulado por la L.C.T.
Explica que fue contratado por el Sr. Terzi en su calidad de titular del establecimiento industrial textil que funcionó con distintas razones sociales: EVETEX S.R.L., ARTE TEXTIL S.R.L. y finalmente como SERVICIOS TEXTILES S.A. Refiere que sus tareas eran desarrolladas en su domicilio particular y consistían en el armado de las prendas entregadas por la empresa que eran llevadas cosidas para que aquélla las comercializara. Relata que al principio las labores fueron desarrolladas con maquinarias propias y con el tiempo y el aumento de trabajo el Sr. Terzi adquirió y le facilitó distintas máquinas que se instalaron en su taller.Denuncia haber percibido por este trabajo subordinado una remuneración mensual fija que varió con los años y que al momento de la desvinculación era equivalente a $2.090, pago que instrumentaba la empresa a través de la emisión de facturas como monotributista.
A su turno la demandada reconoce como ciertas las labores descriptas, negando en forma expresa y categórica todo tipo de vinculación laboral con el actor, calificándolas como autónomas, habiendo sido contratadas a través de locaciones de servicios a partir de 1.999 por contar GIMENEZ con una empresa propia, con personal a cargo y maquinarias de su propiedad, quien ofrecía los servicios textiles a terceros.
Denomina estos servicios como brindados por "Talleres externos" de los que se vale para cumplir con su objeto empresario, denunciando un listado de talleres que cubren ese servicio en las mismas condiciones que el actor y a quienes se les liquidaba por prenda entregada armada.
En resumen, a través de la defensa diseñada por las sociedades accionadas éstas niegan que mediara con GIMENEZ una relación jurídico laboral, niegan que este fuera un empleado en relación de dependencia, afirmando que los vinculó nada más que una relación de tipo comercial, es decir que se desempeñó como un trabajador autónomo e independiente contando para ello con una empresa propia.
Tiene dicho la doctrina judicial, que el hecho del trabajo por sí solo no demuestra la relación laboral, por consiguiente corresponde a quien la invoca, la prueba de ello con sus notas típicas de subordinación y dependencia, así mismo, frente a la negativa expresa del empleador de la existencia de la relación laboral, la presunción del art. 23 L.C.T. no tiene por sí solo, efectos de liberar al trabajador de la prueba del vínculo dependiente.Si bien el hecho de la prestación de servicios hace presumir la existencia de un contrato, esa presunción solo funciona a falta de prueba en contrario o cuando las circunstancias, relaciones o causas que la motivan no demostrasen lo contrario.
En tal sentido, si bien la demandada desconoce la calificación de los servicios descriptos por el accionante como tipificantes de una relación laborativa alcanzada por la L.C.T., deben rescatarse como hechos no controvertidos las labores brindadas por el accionante en las condiciones descriptas en el escrito de demanda: armado y confección de las prendas en el taller que funciona en el domicilio particular de GIMENEZ, entregadas por la empresa, que comercializa en la plaza indumentaria bajo el nombre "Eva Miller".
Así lo relataron coincidentemente todos los testimonios recibidos en la oportunidad de sustanciarse la audiencia de vista de causa y se desprende de la abundante prueba documental traída al proceso y obrante en copia a fs.31/61, que resulta relevadora de la facturación de los servicios de confección, reflejando importes diferentes abonados por la accionada, como así lo corrobora el peritaje contable rendido en la causa (fs.104).
Esta modalidad de los servicios brindados por el actor indubitablemente quedan alcanzados por el estatuto especial de "Trabajo a Domicilio" regulado por la ley 12.713 . En efecto: el trabajo a domicilio es el que se realiza en la vivienda del obrero o en un local elegido por él, o en la vivienda o local de un "tallerista", para un patrono, intermediario o "tallerista", aun cuando en la realización del trabajo participen integrantes de la familia siempre que reciban alojamiento y comida de parte del obrero; un aprendiz o un ayudante extraño a su famil ia (art.3). Esta amplitud respecto de los sujetos comprendidos en el estatuto legal permite interpretar que la actividad regulada por el régimen legal citado contempla tanto al trabajo autónomo como subordinado, y en este último supuesto en la medida de que en los hechos se comprueben las notas que acuerdan tipicidad al trabajo dirigido.Como fuera puesto de resalto por el Dr. Vázquez Vialard en su obra Tratado de Derecho del Trabajo, el lugar donde se realiza la actividad y la circunstancia de que haya que brindarle protección a este sector de trabajadores por su falta de capacidad negocial, no tornan a la relación en automáticamente laboral (lo subrayado me pertenece). Si se probara en el caso concreto que la vinculación patentiza un servicio o trabajo a domicilio prestado con las notas de subordinación, careciendo el trabajador de una auto-organización o auto-gestión empresaria, no cabría duda alguna que además de la regulación estatutaria normada por la ley 12.713 podría el trabajador así contratado ampararse en el régimen general de la L.C.T., previo establecer el juicio verificatorio de compatibilidad a partir de la naturaleza jurídica de la actividad, su régimen jurídico específico y la L.C.T.(art.2 L.C.T.).-
Esta interpretación -a la que adhiero- no ha quedado alterada ante el dictado de la ley 25.800 que aprueba el convenio nº177 de la OIT, que en su art.1 define al ¨trabajo a domicilio¨ precisando que es tal el que se desarrolla en locales distintos a los del empleador; a cambio de una remuneración; conforme a las especificaciones del empleador; independientemente de quien proporcione los materiales y equipos, ¨a menos que la persona tenga el grado de autonomía y de independencia económica necesario para ser considerada un trabajador independiente en virtud de la legislación nacional o las decisiones judiciales¨.
En consecuencia el tallerista o intermediario, si desarrolla su actividad con autonomía, no puede establecer con el patrono una relación de carácter subordinado, quedando así al margen de la normativa de la L.C.T., atento a que se desenvuelve como un ¨pequeño empresario¨ o ¨micro emprendedor¨ que se vale de obreros a cargo para el cumplimiento de su objetivo empresario y contando con maquinarias propias.
En este caso sometido a juzgamiento no puede obviarse la valoración de pruebas que en su conjunto y de manera armónica constituyen indicios a partir de los cuales se desprende -con un alto grado de certeza- que estamos frente a un trabajador auto-organizado, quien durante el tiempo en que se mantuvo su vinculación con la firma demandada dirigió y gestionó su propio taller textil, funcionando con una denominación propia: ¨Titanio¨ (facturas de fs.52/61); con personal a cargo ( cuatro operarios por los menos; denuncia administrativa de una de las operarios, Expte.de fs.18/27; testimonios de SORIA y ROSALES ex -empleadas del taller de GIMENEZ); con maquinarias de su propiedad (testimonio de MARTIN quien le vende una maquinaria al actor, fs.169 y vta.); un establecimiento que concreta accediendo a préstamos y/o subsidios auspiciados por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para fomentar Emprendimientos Productivos (oficio de fs.30).
Entiendo que nos enfrentamos así a una relación jurídica que adolece de las notas propias de un contrato de trabajo subordinado, que denota la ausencia de la subordinación (jurídica, económica y técnica)como propia del estándar de un empleado; reflejándose por el contrario la existencia de un pequeño taller, prestador intermediario de los servicios de confección de prendas a terceros -entre ellos la accionada- a través del trabajo organizado y dirigido por GIMENEZ, que a tales efectos se valía de personal a su cargo, confeccionando y comercializando además prendas con nominación propia (mamelucos térmicos y chombas).
Todo lo valorado habilita a confirmar el incorrecto encuadramiento legal diseñado por el accionante, quien por el grado de autonomía con que desarrolló su oficio de confeccionista, no puede ampararse en la L.C.T. pretendiendo después de tantos años (casi once) de comportarse como un tallerista independiente querer beneficiarse con derechos laborales de un trabajador dependiente que no ejerció ni reclamó en su momento.
ASI VOTO.-
A LA SEGUNDA CUESTION LA DRA. LAURA LORENTE DIJO:
Como consecuencia de lo concluido en la Cuestión precedente, resultan improcedentes los reclamos que formula el actor a través de la presente acción y que tienen por sustento esencial e ineludible la existencia de un vínculo laboral que no obtuvo reconocimiento a través de este pronunciamiento.
ASI VOTO.-
A LA TERCERA CUESTION LA DRA.LAURA LORENTE DIJO:
Dadas las características particulares y naturaleza especial de las cuestiones ventiladas en este proceso, estrechamente ligadas a cuestiones fácticas sujetas en su calificación al arbitrio y valoración del juzgador, con las dificultades probatorias del caso, interpreto que existió razonabilidad por parte del accionante al deducir su pretensión en la creencia que obraba ajustado a derecho. En función de ello condeno las costas en el orden causado, apoyándome en las facultades atribuidas en los arts. 31 C.P.L. y 36 C.P.C.-
En relación a los gastos causídicos y los honorarios del perito contador, los mismos deberán ser soportados por ambos litigantes en proporciones iguales por tratarse de una prueba de ofrecimiento y beneficio común.
ASI VOTO.-
Los Dres. Orlando C. Farruggia y Eliana L. Esteban dijeron que por sus fundamentos adhieren a los votos precedentes.-
Con lo que se dio por terminado el acto, pasándose a dictar la sentencia que a continuación se inserta.-
MENDOZA, 22 de abril de 2.013.-
Y V I S T O S: El acuerdo arribado, el Tribunal
R E S U E L V E:
1-) Rechazar en todas sus partes la demanda incoada por DANIEL JOSE GIMENEZ contra ARTE TEXTIL S.R.L. y SERVICIOS TEXTILES S.A. en un todo de acuerdo a lo resuelto en la Primera y Segunda Cuestión.-
2-) Las costas se condenan en el orden causado, con los alcances fijados al tratarse la Tercera Cuestión.-
3-) Practíquese por Secretaría del Tribunal liquidación a los fines regulatorios y determinación de los gastos causídicos.
REGISTRESE Y NOTIFIQUESE.-
Eliana L. Esteban
Laura B. Lorente
Constancia: Se hace saber a las partes que el Dr. Farruggia no suscribe la presente por encontrarse haciendo uso de licencia desde el 15 al 23 de Abril; como así también se hace saber que hizo uso de licencia el día 8 de Abril del corriente. Secretaria, 22 de Abril de 2013.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje