Página principal

Estudio bíblico génesis la creación introducción


Descargar 25.06 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño25.06 Kb.
¿Qué tiene para decirnos la Biblia hoy?    
Por Alejandra Montamat Estudio Nro. 2
ESTUDIO BÍBLICO GÉNESIS

LA CREACIÓN
Introducción:

Los primeros hechos narrados en la Biblia tienen como objetivo presentarnos a Dios como la mente y la voluntad creadora detrás de todo lo que existe y acercarnos su propósito para con el hombre, el ser espiritual que será objeto especial de su misericordia y su justicia.


Presentación Génesis1:1-21

En un tiempo no muy lejano a nuestros días, el primer capítulo de la Biblia se transformó en un campo de batalla en el que aún hoy se enfrentan hombres de ciencia (influidos por la filosofía dominante de la época especialmente a partir del racionalismo moderno) y creyentes honestos pero que exhiben este pasaje cual un tratado de astronomía, geología y biología.


La Biblia es la revelación de Dios para todos los hombres, pero acerca de aquello que Dios y sólo Él puede interpretar a la humanidad, ya que relata acontecimientos reales pero los ubica en la dimensión espiritual.
Esta porción bíblica, estudiada en su conjunto, nos introduce a Dios, no pretende explicarlo ni dar pruebas de su existencia, sólo lo presenta en el marco de la creación; explica la tierra en la cual vivimos e interpreta al hombre, creado como un ser integral físico y espiritual. Para los que conocemos la Biblia, este pasaje no concluye los tres temas pues, si bien aparece Dios, no tenemos aquí su revelación plena; será Dios mismo el encargado de correr el velo progresivamente a través de la historia bíblica hasta llegar a la persona del Señor Jesucristo (su máxima y completa revelación, Juan 14:9).
Respecto de la tierra, encontramos una descripción suficiente para entender que es el lugar adecuado por Dios para la vida humana. En cuanto al hombre, este capítulo sólo es preliminar, ya que la Biblia pretende enseñar por qué el plan de Dios incluye su redención y la sujeción final de todo lo creado bajo sus pies, pero debemos abarcar hasta el tercer capítulo para entender qué sucedió con el hombre y por qué Dios debió desplegar en esta tierra su plan concebido desde la eternidad (1ª Pe.1:18-20).
En el principio ¿diseño o azar?

El capítulo comienza con una sentencia: “En el principio, Dios creó los cielos y la tierra”. Inicia con la mención del universo entero, de todo lo que en él existe y detalla de éste un pequeño punto: el planeta tierra. El autor sagrado hace esto porque todo lo que desarrollará en este capítulo y los dos siguientes está relacionado con algo específico que tendrá lugar en la tierra: la creación del hombre, su relación con él y las circunstancias que sucedieron en torno a la caída en desobediencia.



Nunca dice la Biblia que la tierra sea el centro físico del universo ni que el sol gire alrededor de ella (salvo en expresiones poéticas), pero da a entender que la tierra es el centro moral del universo porque es aquí donde Dios estableció al hombre con quien entabló un trato especial de carácter espiritual y en quien volcará su misericordia y su justicia; será también en esta tierra que un día Dios mismo se hará presente en la persona de Jesús.
La Biblia propone un “principio” lo que significa que el universo tiene un inicio. Aquí comienza para la mente racional la variable tiempo, quizá se refiera en términos científicos al estallido o explosión original que dio lugar al universo. En este punto concuerdan los científicos modernos: nuestro universo tiene un principio; Dios no lo tiene porque no es abarcado por el tiempo ni el espacio (ver Éxodo 3:14 y Juan 1:1), pero nuestro universo sí tiene un principio.
El nombre Dios en el original Elhoim es una palabra hebrea plural. Se usa con la intención de definir algo superlativo, muy intenso (aunque muchos eruditos ven aquí una alusión a la Trinidad); el singular de Elhoim es El y significa fuerza, fortaleza. La intención del escritor es trasmitir en la palabra la idea de poder, energía y fuerza; al usarse en plural se refiere a una fuerza sin límite, entera y absoluta. Nuevamente coincidirán los científicos modernos que el inicio del universo relaciona energía con materia, siendo la energía anterior a la materia; es interesante que para los hombres de ciencia la definición de energía sea tan abstracta que no haya una acepción única para el término. En el pasaje bíblico, Elhoim aparece mencionado 35 veces.
Pero además el versículo dice que Dios creó y en hebreo original alude a la fuerza que da lugar a la existencia, o sea lo que existe fue diseñado por una inteligencia y ejecutado por una voluntad; el autor no deja lugar al azar como fuerza ciega porque el azar no crea, no diseña ni desea, en cambio Dios sí lo hace. Ahora la Biblia marca un punto de desacuerdo con una amplia mayoría de hombres de ciencia, para ellos el universo que existe llegó a ser por azar y la fuerza primigenia se encauzó, aleatoria y sucesivamente, en trabajos ordenados que permitieron la evolución e interrelación compleja de todo el sistema que conocemos y en el cual vivimos. Sin embargo, la ciencia asume una ley fundamental para todos los procesos en los que está involucrada la energía llamada entropía; ésta establece que en los sistemas aislados siempre hay una tendencia al desorden, al caos. Los hombres de ciencia deben asumir que, si el universo se formó por sistemáticas casualidades, con todo posee un increíble orden racional. Volviendo a la Biblia, este capítulo afirma que detrás del universo y la tierra hay una energía absoluta obrando bajo el dominio de la inteligencia y la dirección de su voluntad soberana, así se presenta a la persona de Dios en este capítulo. Recordamos que no es todo lo que la Biblia tiene para decirnos en cuanto a Dios.
¿Y la tierra?, dice el versículo que fue colocada en el orden cósmico como parte de la creación. La palabra original para crear es bará y significa dar origen de la nada (ex nihil), esta palabra sólo se encuentra tres veces en el pasaje (versos 1, 21 y 27) y la Biblia atribuye este verbo únicamente a Dios. En el resto del pasaje se utiliza otra palabra que es asah que significa dar nueva forma a lo ya existente y se traduce "dijo Dios", este verbo se aplica a Dios ordenando el universo desde el caos hacia el cosmos.
¿Desorden original?

Algunos estudiosos de la Biblia creen que existió un período de tiempo (teoría de la brecha) entre los versículos 1 y 2 dentro del cual se habrían sucedido cambios drásticos que involucraron la tierra y en los cuales el hombre no intervino pues no había sido creado aún.

Otra explicación es que Dios dio origen a los elementos informes, desordenados y caóticos para luego ordenarlos progresivamente como sistema. Entonces desde el versículo 3 el pasaje alude al período de tiempo geológico en el cual Dios ordenó sucesivamente las condiciones físicas de la tierra en relación con el universo, generando su propio ecosistema, que incluyó los elementos orgánicos, la vida sensible (1:21) y finalmente la creación del hombre (1:27) para que tenga dominio y administración sobre toda la tierra; además Dios lo crea a su imagen y semejanza, en estrecho parentesco con Su propia esencia. Luego Dios descansó, no porque estuviera cansado sino para contemplar y gloriarse de su obra concluida que según la Biblia era “buena en gran manera”.
Conclusión

Con este capítulo principia la historia humana vista desde la perspectiva divina. Como dijimos no pretende ser un tratado geológico ni biológico pero definitivamente nos presenta la cosmovisión bíblica y cristiana que explica nuestro origen. Según la Biblia, el universo llegó a ser por designio de Dios y con un propósito, no por casualidad; pero el pasaje del Génesis no se detiene en los detalles físicos de la creación sino que profundiza los motivos espirituales que subyacen en la obra de Dios y que dan sentido a nuestra existencia.


OBJETIVOS DE LA LECCIÓN


  1. Entender que la Biblia no trata de explicar el origen de Dios pero que el primer capítulo del Génesis presenta a Dios realizando la obra creadora.

  2. Comprender que aunque el hombre y la tierra no sean el centro del universo existente, sí son el centro espiritual de la obra divina, porque Dios tiene un propósito especial para con ellos que se revelará a través de toda la Biblia.

  3. Asumir que las teorías científicas vigentes rechazan la idea de un Dios personal y creador y que consideran la idea de pecado, muerte espiritual y salvación eterna como expresiones de una religión fundamentalista y pre científica.

  4. Crear la necesidad de afianzar la fe por medio de la oración, la lectura de la Palabra y la comunión entre los hermanos para estar siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante toda persona que nos demande razón de la esperanza que poseemos en Cristo. 1ª Pe 3:15


ACTIVIDAD PRINCIPAL
Distribuya los cuestionarios entre grupos o en forma individual y solicite que respondan luego de meditar las lecturas bíblicas propuestas:


  1. Recuerda que la teoría de la evolución propone sólo el azar o la casualidad como determinante de cambios biológicos en un medio ambiente; por esto en la tierra el hombre sería el producto y último eslabón en estos cambios. Pero la Biblia presenta varios testimonios acerca de la autoría de Dios sobre todo lo que existe. Génesis 1, Salmo 19:1-6, Salmo 24:1-2, Hechos 17:24-25, Romanos 1:19-20, Colosenses1:16-17, Hebreos11:3

¿Cómo responderías a la siguiente afirmación considerando las lecturas bíblicas propuestas? Según la investigación científica, no se puede negar la evolución de las especies, por lo tanto el hombre también es producto de la casualidad.


  1. La Biblia no trata de explicar a Dios, sólo lo presenta en el principio del tiempo como la mano creadora y a lo largo de toda la Escritura desarrollando su plan de redención y consumación de los siglos hasta la eternidad. Lee Éxodo 3:14; Salmo 11; Juan 1:1-3, Romanos 1:19-20 y responde a la siguiente afirmación: No hay pruebas científicas de la existencia de Dios, por lo que asumimos que Dios no existe




  1. Toda persona puede leer la Biblia ya que ésta ha sido escrita en palabras racionales, pero no toda persona puede alcanzar a comprender su lenguaje espiritual Lee Hebreos 11: 3 y 6; 1ª Co 2:9-16; Mt 16:17

¿Por qué no todos los que leen la Biblia comprenden las verdades espirituales? ¿Qué necesita el hombre para llegar a comprender las verdades espirituales? ¿Quién le da esa capacidad?

OTRAS ACTIVIDADES
ADN y Código genético.

Averigua la definición simple de ambos. En resumen el ADN es una cadena de moléculas que contiene secuenciado el plano de toda la estructura de un organismo vivo. El código genético es el conjunto de reglas por la cual se puede trasmitir el genoma y fabricar los aminoácidos que darán lugar a la estructura proteica básica de todos los elementos celulares.

Para los hombres de ciencia, una prueba de que existe la evolución es que este código es prácticamente universal, o sea que es similar en todas las especies animales y vegetales.

Consideren en tu grupo si es posible que Dios hubiera diseñado estas reglas y estructuras para todas las especies vivas. ¿Cuál sería la ventaja? ¿Cómo pudo el hombre aprender acerca del cuerpo humano y su diseño? ¿Cómo se han utilizado las similitudes en bien del tratamiento de las enfermedades?


Diseño inteligente vs azar

Hagan un debate entre dos grupos de tu clase. Uno de ellos defenderá la posición del diseño inteligente (que dice que el universo se desarrolla según reglas muy razonables previamente pensadas por quien lo diseñó); el otro defenderá la posición del azar (que asume que todo lo complejo y variado del universo se fue desarrollando desde lo más simple en forma progresiva y sólo bajo la casualidad).

Concluyan considerando para qué posición se necesita más fe en lo imposible.

Bibliografía recomendada:


Períodos bíblicos. Rafael Riggs. Editorial Vida

El creador y el cosmos. Hugh Ross. Editorial Mundo Hispano

¿Ha enterrado la ciencia a Dios? John C. Lennox. Editorial Clie

Darwin no mató a Dios. Antonio Cruz. Editorial Vida


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje