Página principal

Esta versión castellana ha sido revisada por: Higinio Alas Gómez, Profesor Emérito de Ciencias Religiosas, la Universidad Nacional, Heredia, Costa Rica; José Cascant Ribelles


Descargar 288.25 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño288.25 Kb.
  1   2   3   4
Fuente: http://www.metalog.org/files/felipe.html

Traductor y editor: Paterson Brown, Lic. (Amherst), D.Fil. (Londres)


Vilcabamba, Loja, Ecuador; Semana Santa 2006
edit@metalog.org
(impreso I.96, internet I.98, revisado IV.06)

__________


Esta versión castellana ha sido revisada por:
Higinio Alas Gómez, Profesor Emérito de Ciencias Religiosas, la Universidad Nacional, Heredia, Costa Rica;
José Cascant Ribelles (Doctor en Sagrada Teología, Navarra), antes Rector del Seminario Mayor de Chosica, El Perú;
y Dr. Pedro José Chamizo Domínguez, Profesor de Filosofía del Lenguaje, la Universidad de Málaga, España.




(El Evangelio según Felipe)

1. Un hebreo° hace a un (converso) hebreo, y le llaman de esta manera: novicio° (prosélito). Pero un novicio no hace a (otro) novicio. En verdad, (algunos) son quienes son,¹ [...] y hacen a otros [... para que reciban igual que ellos mismos.] (A esos otros) les basta que serán. (¹Éx 3:14!, Mt 23:15, Hch 2:10 6:5; interlinear hípertextual de todos los logia de Felipe: www.metalog.org/files/ph_interlin.html)

2.  El esclavo solamente aspira a ser liberado, mas no ambiciona la propiedad de su amo. Pero el hijo no solamente actúa como hijo, sino también el padre le asigna la herencia. (Gen 15:2-3, Jn 8:35, Tom 72)

3.  Quienes heredan lo muerto están muertos ellos mismos y heredan lo muerto. Quienes heredan al Viviente viven ellos mismos y heredan tanto lo vivo como lo muerto. Los muertos no heredan nada. Pues ¿cómo va a heredar el muerto? Cuando el muerto herede al Viviente, no morirá sino que el muerto vivirá. (Tom 111)

4.  Un nacionalista° no muere, pues no ha vivido nunca para que pudiera morir.¹ Quien ha confiado° en la verdad, (llegó a ser) vivo— y corre peligro de morir (como un mártir), pues está vivo desde el día en que vino el Cristo°. (Gén 12:1-3, Mt 24:9; ¹así Desiderio Erasmo, Elogio de la locura: «La verdad es que importa poco cuando tal hombre muera; nunca ha vivido»)

5.  El sistema se inventa, las ciudades se construyen, los muertos se sacan fuera. (asíndeta; Isa 40:17, Ap 18, Lc 9:60, Fel 105)

6.  En los días en que éramos hebreos, estábamos dejados huérfanos, teniendo solamente a nuestra Madre, (la Espíritu°). Pero, cuando llegamos a ser mesiánicos°, el Padre empezó a estar con la Madre para nosotros.

7.  Quienes siembran en invierno cosechan en verano. El invierno es el mundo,¹ el verano es la otra época°. ¡Sembremos en el mundo para cosechar en el verano! A causa de esto, nos conviene no ser hechos para rezar en invierno. Lo que surge del invierno es el verano. Pero si alguien cosecha en el invierno, no cosecha sino que arrancará, puesto que de esta manera no se producirá fruto. No solamente (no) sale [en el invierno], sino que incluso en el otro sábado permanecerá su campo sin fruto. (¹asíndeton; Mt 6:1-6, Tom 14 27)

8. ¡Vino el Cristo! Para algunos en verdad paga rescate, además a otros los salva, además a otros expía°. Pagó rescate por los alienados,¹ los trajo a sí mismo. Y salvó a quienes vinieron a él— a éstos los puso como promesas en su voluntad. No solamente al manifestarse colocaba el alma como deseaba, sino que desde el día del origen del mundo él colocaba al alma. Al tiempo que él desea vino lo más temprano para traerla, ya que era puesta entre los prometidos. Cayó bajo los bandidos y la capturaron. Sin embargo él la libró, y expió a tanto los buenos como los malos en el mundo. (¹asíndeton; Mc 10:45, Jn 10:17-18; compárese Justino Mártir, Diálogo con Trifón 47 [ca. 160 d.C.]: «Nuestro amo Jesucristo dijo: Cómo os encuentro, así os juzgo.»)

9.  La luz con la oscuridad, la vida con la muerte, la derecha con la izquierda, son hermanos entre sí. No es posible separar los unos de los otros. A causa de esto, ni son buenos los buenos, ni son malos los malos, ni es vida la vida, ni es muerte la muerte. Así cada individuo será devuelto a su propio origen desde (el) principio. Pero los exaltados por encima del mundo son inmortales (y¹) existen en (la) eternidad°. (¹asíndeton; Isa 45:7, Lam 3:38; compárese el Tao chino)

10.  Los nombres que se dan por los mundanos— a ese respecto hay gran engaño°. Pues sus corazones son desviados de la realidad hacia la irrealidad. Y quien oye (la palabra) ‘Dios’ no piensa en la realidad, sino que es conducido a pensar en la irrealidad. Así también con (las palabras) ‘el Padre’ y ‘el Hijo’ y ‘la Espíritu Santa’ y ‘la vida’ y ‘la luz’ y ‘la resurrección’ y ‘la iglesia°[y] todas las demás— no suelen pensar en la realidad, sino que son conducidos a pensar en la [ir]realidad. [...] Además aprenden la realidad [toda humana] de la muerte. Existen en el sistema,¹ [piensan en la irrealidad]. Si hubieran existido en la eternidad, no habrían designado nada como maldad mundana, ni se habrían ubicado en asuntos mundanos. Hay un destino para ellos en la eternidad. (¹asíndeton; nótese este análisis extraordinario, del lenguaje religioso ordinario como tan pervertido en sí como pervertidor; véase también Fel 13 y compárese Clemente de Alejandría, Stromata V.14: «No debemos pensar en Dios según la opinión de la multitud»)

11.  Un solo nombre no pronuncian en el mundo— el nombre que el Padre se confirió a sí mismo por medio del Hijo, este nombre existente del Padre, (el cual) él exalta sobre todos. (Tom 77, Vrd 45) Pues el Hijo no podría convertirse en el Padre, a menos que se le diera el nombre del Padre. Se hacen tener en pensamiento este nombre existente, pero sin embargo no lo pronuncian. Ya que quienes no lo tienen ni pueden pensarlo. Pero la verdad engendró palabras en el mundo para el bien de nosotros. No sería posible aprenderla sin palabras. (! Jn 17)

12.  Ella sola es la verdad. Crea a (la) multitud; y nos enseña esto solo en un amor por medio de muchos. (Fel 6 18 40)

13.  Las autoridades° querían engañar al humano, pues lo percibían en un parentesco con lo verdaderamente bueno. Tomaron la palabra ‘bueno’, la aplicaron a lo no bueno, para que con palabras le engañaran y (lo) ataran a lo no bueno.¹ Y después, cuando reciban la gracia, están retirados de lo no bueno y puestos en lo bueno— estos que se habían conocido a sí mismos. (Tom 3) Pues (las autoridades) habían deseado llevar al libre, para mantenerlo esclavizado a ellos para siempre. Hay potestad dada a los humanos. No quieren (las autoridades) que [se conozca] (a sí mismo), para que se hagan [amos] sobre él. Pues si hay humanidad, hay [esclavitud]. (Isa 5:20, Fel 10; ¹así Henry David Thoreau, Walden: «La mayoría de lo que mis vecinos llaman bueno, yo, en mi fuero interno, lo considero malo», y Aleksandr Solzhenitsyn, El primer círculo: «Un preso ... que ha alcanzado a aquella etapa de desarrollo, en la cual lo malo empieza a parecer lo bueno»)

14.  Empezó el sacrificio, [...] y se ofrecían animales a las potencias. [...] Se les ofrecían todavía vivos— en verdad fueron ofrecidos vivos. Sin embargo, (cuando¹) fueron ofrecidos, murieron. (Pero) el humano² fue ofrecido muerto a Dios— y vivió. (¹asíndeton; ²Cristo/crístico)

15.  Antes de la venida del Cristo, no había pan en el mundo como (había) en el paraíso°, el lugar donde se había hecho a Adán. Había muchas plantas para alimento de los animales salvajes, (pero¹) no tenía trigo como alimento para la humanidad. El humano tenía que alimentarse como los animales salvajes. Pero fue enviado el Cristo, la persona perfecta°. Trajo pan dentro del cielo, para que la humanidad se nutriera con el alimento de la humanidad. (¹asíndeton; Sal 78:25, Mc 14:22, Jn 6:30-59)

16.  Las autoridades pensaban que por su propia fuerza y voluntad, realizan lo que hacen. Pero la Espíritu Santa en secreto (siempre) estaba dando energía a todo por medio de ellos como ella quería. (p.ej. Jer 25:8-9, Jn 19:11!)

17.  La verdad, que existe desde el origen, se siembra por todas partes, y la multitud la ve sembrada— pero pocos de los que la ven la cosechan. (Mt 22:14, Tom 21)

18.  Algunos dicen que Máriam fue preñada por la Espíritu Santa. Se engañan,¹ no saben lo que dicen. ¿Cuándo jamás ha sido preñada mujer° por mujer? Máriam es la virgen a quien ningún poder ha profanado. Ella es la gran consagración para los apóstoles° hebreos y para los apostólicos°. Si los poderosos trataran de profanar a esta virgen, solamente se profanarían [a sí mismos]. Y el Amo no dijo «mi Padre [en] el cielo», como si hubiera tenido [otro] padre— sino dijo simplemente [«mi Padre»]. (¹asíndeton; Lc 2:48-49!!, Fel 6; compárese Las odas de San Salomón 19:6— «La Espíritu abrió la matriz de la Virgen»)

19.  El Amo dice a los discípulos°: [...] En verdad entrad en la casa del Padre, (pero¹) no poseáis (nada) ni tampoco os llevéis (a nadie/nada) de la casa del Padre. (¹asíndeton; Jn 14:2; Clemente de Alejandría, en Stromata V.10.64, atribuye al Salvador este dicho: «Mi misterio es para mí y los hijos de mi casa»)

20a. ‘Yeshúa’ ((w#y) es un nombre secreto,¹ ‘el Cristo’ es un nombre revelado. Así ‘Yeshúa’ en verdad no existe en cualesquiera (otras) lenguas, sino su nombre es Yeshúa’ como se llama. Pero su nombre ‘Cristo’ en arameo° es ‘Mesías°’, mientras que en jónico es: ; en total, todas las demás tienen (‘el Ungido°) según la lengua propia de cada cual. (Lc 1:31; ¹tal vez porque (w#y = «Él-Es [el] Salvador», cuya plena significación solamente él podría comprenderla)

20b.  ¡El nazareno° revelado es el secreto!

21.  El Cristo tiene todo en sí mismo— sea humano o ángel° o misterio°, y (también) el Padre. (Lc 17:21, Jn 17:21-23, Tom 3)

22.  Quienes dicen que el Amo primero murió y luego se levantó, se confunden. Pues primero se levantó y (luego) murió. Si alguien primero consigue la resurrección, no morirá; (como) vive Dios, aquél [no] iba a [morir]. (Lk 20:36, Jn 11:26, Tom 29)

23.  Nadie esconderá algo de gran valor dentro de algo llamativo, pero muchas veces se han puesto (cosas que valen) miríadas sin número en algo que vale una miseria. Así es con el alma— algo precioso llegó a ser en un cuerpo humilde. (Job 10:11, Tom 29)

24.  Hay algunos que se hacen temerosos para que no se levanten desnudos. Por eso desean levantarse en la carne, y no saben que aquéllos que se visten de la carne son los desnudos. Estos que se convierten [en luz] por desvestirse (de la carne), son los no desnudos.¹ (¹ya que son vestidos en las imágenes°; Fel 26 85)

25.  (Pablo° declara que) «la carne [y la sangre no podrán] heredar la soberanía de Dios.» (I-Cor 15:50) ¿Qué es lo que no heredará? ¿Esto que llevamos todos encima? Pero al contrario, esto es lo que sí va a heredar— lo que pertenece a Yeshúa con su sangre. Por eso él dice: Quien no come mi carne ni bebe mi sangre, no tiene vida dentro de sí mismo. (Jn 6:53) ¿Qué es su carne? Es el Logos; y su sangre es la Espíritu Santa. Quien ha recibido a estos, tiene alimento y bebida y vestidura. Yo mismo reprendo a esos otros que dicen que (la carne) no se levantará. (Pues) los dos están equivocados: dices que la carne no se levantará, pero dime que va a levantarse para que pueda honrarte; dices que es la espíritu dentro de la carne y esta otra luz dentro de la carne, (pero¹) esto también es un dicho encarnado. Pues digas lo que sea, ¡no dices nada fuera de la carne! Es necesario levantarse en esta carne, (puesto que¹) todo existe dentro de ella. (¹asíndeton; enfáticamente antignóstico y explícitamente antipaulino; Job 19:25, Isa 26:19, Lc 24:39; así el I Ching, hexagrama 50, La vasija ritual: «Lo verdaderamente divino no se manifiesta aparte de la humanidad» y Moisés Maimónides, Guía de perplejos I,51: «El humano es (esencialmente) un animal que habla»)

26.  En este mundo quienes llevan vestiduras¹ valen más que las vestiduras. En la soberanía de los cielos, las vestiduras² valen más que los que ellas han vestido por medio de agua con fuego, que purifican el lugar entero. (¹de materiales; ²de imágenes; Sal 104:2!, Fel 24 85)

27.  Las revelaciones por medio de quienes revelan,¹ los secretos por medio de quienes (los) esconden. Hay (cosas) que se mantienen escondidas por los que revelan. (¹asíndeton; Mt 13:10-15, Ap 10:4!, Tom Prólogo 62 108)

28.  Hay agua en un (bautismo de) agua, hay fuego en un crisma°. (Mt 3:11; asíndeton)

29.  Yeshúa los cogió a todos desprevenidos. Pues no se manifestó como [verdaderamente] había sido, sino se ha revelado a sí mismo de manera que pod[rán] percibirlo en su esencia. Habían sido susceptibles a morir, (pero¹) se les reveló. [Se reveló] a los grandes como grande, se reveló a los pequeños como pequeño, [se reveló a los] ángeles como ángel y a la humanidad como hombre.2 Así su Logos lo escondió de todos seres. Algunos en verdad lo vieron, pensando que se miraban a sí mismos. Pero (cuando¹) se manifestó a sus discípulos en gloria encima de la montaña, no se había hecho pequeño. Se hizo grandioso, pero (también) hizo grandiosos a los discípulos para que fueran capaces de percibirlo hecho grandioso. (Mt 17:1-8; ¹asíndeton; 2compárese Marco Polo, Los Viajes I.13, re los Magos)

30.  Él dijo aquel día en la Eucaristía°: Oh Tú que has apareado° el Resplandor Perfecto con la Espíritu Santa,¹ ¡aparea también nuestros ángeles con las imágenes! (¹NB en hebreo/arameo, la palabra ‘luz’ [rw)] es masculina, mientras ‘espíritu’ [xwr] es femenina)

31.  No despreciéis al cordero, pues sin él no es posible ver la puerta. Nadie que se despoja podrá entrar al Rey. (Jn 1:36)

32.  Los Hijos de la Persona Celestial son más numerosos que los de la persona terrenal. Si los hijos de Adán son numerosos a pesar de que esencialmente mueren, ¡cuántos más son los Hijos de la Persona Perfecta!— éstos que no mueren sino que nacen de continuo. (Gén 2:17, Ec 5:16, Jn 1:13 11:26; así Bob Dylan, Todo está bien, Mamá: «El no ocupado en nacer, se ocupa en morir»)

33. El Padre crea a (un) Hijo, pero el Hijo mismo no puede crear a (un) hijo. Pues es imposible que el engendrado mismo engendre— sino que el Hijo engendra para sí mismo a Hermanos, no a hijos. (Sal 2:7, Jn 20:17, Tom 25, Fel 128?)

34.  Todos los que son engendrados dentro del sistema se engendran físicamente, y los otros se engendran [espiritualmente]. Los que se engendran en el corazón de él [llaman] allí al humano, para alimentarlo en la promesa [de la meta] de arriba. (Jn 1:12-13)

35.  [La gracia emerge] por la boca de él, el lugar de donde emergió el Logos; (uno) iba a ser alimentado de la boca para llegar a ser perfecto. Los perfectos son concebidos por medio de un beso y nacen. Por eso también nosotros somos inducidos besarnos unos a otros— (para) concebir dentro de nuestra gracia mutua. (I-Sam 20:41, Tom 108, Fel 59)

36.  Había tres (llamadas) Máriam que caminaban con el Amo todo el tiempo: la madre de [él] y la hermana de él y (la) Magdalena°— ésta que es llamada su consorte°. Así su (verdadera¹) Madre y Hermana y Pareja°, es (también llamada) ‘Máriam’. (¹es decir, la Espíritu Santa; Mc 3:35, Tom 101, Fel 59)

37.  ‘El Padre’ y ‘el Hijo’ son nombres sencillos, ‘la Espíritu Santa’ es nombre compuesto. Pues (el Padre y el Hijo) existen en todas partes— arriba y abajo, en secreto y manifiestamente. La Espíritu Santa existe en lo revelado, existe abajo, existe en lo escondido, existe arriba. (Fel 74c; el Padre está arriba y escondida, el Hijo está abajo y revelado, la Espíritu Santa está tanto arriba como abajo, tanto escondida como manifiesta)

38.  Los santos son servidos por los poderes opresivos, pues (estos) se ciegan por la Espíritu Santa para que piensen que asisten a un humano, cuando en realidad están sirviendo a los santos. A causa de esto, (cuando¹) un día un discípulo le pidió al Amo referente a una cosa de este mundo, él le dice: Pide a tu Madre y ella te obsequiará² de lo ajeno. (¹asíndeton; ²así Mt 6:11, )

39.  Los apóstoles dicen a los discípulos: ¡Qué toda nuestra ofrenda obtenga sal! Ellos habían llamado ‘sal’ a [la sabiduría]— sin ella ninguna ofrenda puede hacerse aceptable. (Lev 2:13, Núm 18:19, II-Cron 13:5, Mc 9:49-50, Lc 7:35 11:49 21:15, Hch 6:3)

40.  Sin embargo, la sabiduría es estéril [sin (un)] Hijo— por eso, [ella] es llamada [la Madre]. Ellos [...¹] en sal, el sitio donde [ser]án [como habían sido]— ellos mismos siendo encontrados por la Espíritu Santa, [... que] multiplica a sus Hijos. (¹?: véase www.metalog.org/files/ph_interlin/ph40.html; Prov 8, Isa 54:1, Lc 7:35, Tom 49 101)

41.  Lo que posee el Padre, le pertenece al Hijo. Y también él mismo, el Hijo, mientras que permanece pequeño, no se le confían esas (cosas) que son suyas. (Pero) cuando madura,¹ se le concede todo lo que su Padre posee. (¹lit. ‘se hace hombre’; Tom 61b, Ph 2)

42.  Quienes se descarrian son engendrados por la Espíritu y también se descarrian por ella. Así por este mismo aliento°, el fuego arde y se apaga. (Isa 45:7, Lam 3:38)

43.  La sabiduría¹ es una cosa y la muerte² es otra. ‘La sabiduría’ (en arameo) es simplemente ‘la sabiduría’ (en griego); pero la sabiduría de la muerte, está muerta (en sí misma). Ésta que es la sabiduría con la muerte, la cual deriva del conocimiento con la muerte— ésta es llamada la sabiduría menor. (¹arameo tmkx [jokmat] = hebreo hmkx [jokmah]: sabiduría; ²hebreo twm [mut]: morir)

44.  Hay animales sometidos a la humanidad, tales como el ternero y el burro y otros de este tipo. Hay otros no sometidos,¹ aislados en estado salvaje. El humano ara en el campo por medio de los animales sometidos, y de esto se alimenta tanto a sí mismo como a los animales— ya sean domésticos o salvajes. Así es con la Persona Perfecta: ara por medio de las potestades sometidas, proveyendo para ser causa de la existencia de todo. Pues por esto se mantiene erguido el lugar entero— ya sean los buenos o los malos, tanto los de la derecha como los de la izquierda. La Espíritu Santa manda a todas las potestades y pastorea a todos (los seres), tanto a los sometidos como a los rebeldes y aislados. Pues en verdad ella continúa [siempre] controlándolos [más allá de] las capacidades del deseo de ellos. [...] (¹asíndeton; Prov 16:4, Fel 9 42 72)

45.  [Adán] fue formado (y¹) [engendró], (pero¹) [no] habrías descubierto que sus hijos son formaciones nobles. (Fel 46) Si no fuera formado sino engendrado, habrías descubierto que su semilla se hubiese hecho noble. Pero ahora, ha sido formado (y¹) ha engendrado. ¿Qué nobleza es ésta? (¹asíndeton; Gén 2:7 4:1)

46.  Primero ocurrió el adulterio, luego el homicidio. Y (Caín°) se engendró en adulterio, (pues¹) era el hijo de la serpiente.² Por eso llegó a ser un homicida igual que su otro³ padre, y mató a su hermano. Pues cada apareamiento que ha ocurrido entre disímiles es adulterio. (¹asíndeton; ²i.e. nacido de la pretensión llamada generación humana, en lugar de divina; ³esto es, otro de su verdadero Padre: Dios; Gén 4:1-16, Ecl 11:5!!, Jn 8:31-59!, I-Jn 3:12!, Tom 105; véase ‘Teogénesis’, Com.3.)

47.  Dios es tintorero. Tal como los buenos tintes que son llamados verdaderos así dan nombre a las cosas que han sido teñidas en ellos, lo mismo ocurre con quienes Dios ha teñido. Puesto que sus tintes son imperecederos, (los teñidos) se hacen inmortales por la coloración de su mano. Pues Dios sumerge a quienes bautiza° por un diluvio de aguas.¹ (¹es decir, una inundación de imágenes?!; Fel 58)

48.  No es posible que alguien vea a nada de los establecidos, a menos que se haya asemejado a ellos. No es como la persona en el mundo: mira el sol sin convertirse en sol, y mira el cielo y la tierra y todas las demás cosas sin haber sido convertido en ellos. Pero en la verdad es así— tú viste algo de aquel lugar y te hiciste entre ellos allí. Miraste a la Espíritu,¹ te convertiste en espiritual; miraste al Cristo,¹ te convertiste en crístico; miraste [al Padre,¹ te] convertirás en paternal. Así verdaderamente [en el mundo] lo miras todo y no [te ves a ti mismo], pero te ves en aquel [lugar]. Pues lo que ves, en eso te convertirás. [...] (¹asíndeta)

49.  La fe recibe,¹ el amor regala. [Nadie puede recibir] sin fe,¹ nadie puede dar sin amor. Por eso, creemos para que recibamos en verdad, pero damos para que amemos. De otro modo, si uno regala sin amor, no saca ningún provecho de haber dado. (¹asíndeta)

50. Quien no ha recibido al Amo, permanece todavía con los hebreos. (Tom 43, Fel 6 108)

51.  Los apóstoles que nos precedieron (le) llamaban así: Yeshúa el Nazirito° Mesías— es decir, Yeshúa el Nazirito Cristo. El último nombre es el Cristo, el primero es Yeshúa, el de en medio es el Nazirito. ‘Mesías’ tiene dos significados: tanto el ungido como el medido°. ‘Yeshúa’ en hebreo, es la expiación. ‘Nazara’ es la verdad, por eso el Nazirito es el verdadero. El Cristo es el medido, el Nazirito y Yeshúa son la medición. (Núm 6:1-8, Jue 13:5  Mt 2:23, Fel 20)

52.  La perla que se arroja en el fango, no se desdeña; ni tampoco se estima (más) si se unge con ungüento de bálsamo. Sino que tiene su gran valor para su propietario en todo momento. Así es con los Hijos de Dios— pase lo que sea con ellos, tienen todavía el gran valor para su Padre en el corazón de él. (Job 30:19, Jer 38:6)

53.  Si te acostumbras de decir «Soy judío»— nadie se moverá. Si dices «Soy romano»— nadie se turbará. Si dices «Soy griego, bárbaro, esclavo, libre»— nadie se inquietará. Si [dices] «Soy crístico°»— [todos] harán caso. (Th 2!) ¡Qué ocurre que haya [recibido yo de él] en esta manera, para que [los mundanos] no podrán resistir al [escuchar] este nombre! (Hch 5:41 [compárese 22:25])
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje