Página principal

Escuela de ciencias sociales, artes y humanidades 401210 – Estética


Descargar 15.57 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño15.57 Kb.

ESCUELA DE CIENCIAS SOCIALES, ARTES Y HUMANIDADES

401210 – Estética

Presentación del curso







INTRODUCCIÓN

“La belleza conduce al hombre que solo por los sentidos vive, al ejercicio de la forma y del pensamiento; la belleza devuelve al hombre, sumido en la tarea espiritual, al trato con lo material y el mundo sensible” (E SchilIer)

Para empezar diremos junto a John Hospers que: La estética es la rama de la filosofía que se ocupa de analizar los conceptos y resolver los problemas que se plantean cuando contemplamos objetos estéticos. Objetos estéticos, a su vez, son todos los objetos de la experiencia estética; de ahí que, sólo tras haber caracterizado suficientemente la experiencia estética, nos hallamos en condiciones de delimitar las clases de objetos estéticos. Aunque hay quienes niegan la existencia de cualquier tipo de experiencias específicamente estéticas, no niegan, sin embargo, la posibilidad de formar juicios estéticos o de dar razones que avalen dichos juicios; la expresión «objeto estético» incluiría, pues, aquellos objetos en torno a los cuales se emiten tales juicios y se dan tales razones. La estética así presentada da luces a todos aquellos que quieran abrir su espíritu hacia la contemplación sensorial de los objetos estéticos, que lo son gracias a la apertura que el espectador realice después de entablar un dialogo directo con él y aprehenda sus características, es decir; si existe una “obra de arte” pero esta no es contemplada por un espectador, pierde cualquier cariz estético. Lo que da el carácter de estético a un objeto es la aprensión sensorial y cognitiva por parte de alguien.

Dufrenne diferencia entre “obra de arte” y “objeto estético”. La primera es el objeto que ha hecho el artista. Que el objeto creado sea bello, es un juicio de elección cuya responsabilidad es de los expertos y la tradición. Por “objeto estético” entiende Dufrenne la presencia de la obra realizada por un artista en una conciencia, la del espectador. La obra de arte, por consiguiente, tiene la vocación de trascenderse en objeto estético. El cumplimiento de esta vocación se da en la ejecución. Dufrenne denomina a este acto “la epifanía de la obra”.

Así pues, y habiendo tratado algunos temas con respecto a lo que significa la estética dentro del corpus filosófico y proponiendo un primer esbozo diferenciador entre lo que es obra de arte y objeto estético damos comienzo a la presentación general del curso académico de estética, en el cual se tratarán de forma didáctica cada una de las unidades procurando motivar al estudiante, ya sea de los programas de filosofía, o de cualquier otro programa de la Universidad hacia la búsqueda de nuevas opciones interpretativas de la realidad y por tanto de la comprensión de la misma.

En palabras (Gadamer, 1987) se resumiría en lo siguiente: “todo encuentro con una obra de arte significará un encuentro con nosotros mismos”1. De ahí que la necesidad de saber leer arte nos mueva a trabajar en el campo de la teoría estética como marco de referencia que estimamos apropiado para el acercamiento al mismo como manifestación tácita de una realidad. Aspecto que además nos permite crear un ámbito de enseñanza en el cual podemos utilizar diversos tipos de texto como fundamento básico para el desarrollo de un hombre más crítico, involucrado en los cambios sociales, pero al mismo tiempo un ser humano –persona- sensible, creativo y amante del arte, capaz de leerlo y apreciarlo.

Pretendemos dar a nuestro trabajo un sustento conceptual que nos proporcione los elementos necesarios para presentar teorías diversas, parámetros bajo los cuales enmarcamos una relación con la estética de la literatura y de la pintura para abrir enormes posibilidades de intertextualidad de las creaciones verbales e icónicas y por qué no, también teatrales.

El curso en general se denomina estética y pretende dar una mirada panorámica de ésta disciplina partiendo de la estética como tal, pasando por la filosofía del arte y terminando en lo que algunos conocedores denominan: “Estética de la creatividad”, donde se abordará el tema central del análisis a la obra de Albert Camus: “El extranjero

La estética es la rama de la filosofía relacionada con la esencia y percepción de la belleza y la fealdad. La estética se ocupa también de la cuestión de si éstas cualidades están de manera objetiva presentes en las cosas, a las que pueden calificar, o si existen sólo en la mente del individuo; por lo tanto, su finalidad es mostrar si los objetos son percibidos de un modo particular o si los objetos tienen, en sí mismos, cualidades específicas o estéticas. La estética también se plantea si hay diferencia entre lo bello y lo sublime.

La crítica y la psicología del arte, aunque disciplinas independientes, están relacionadas con la estética. La psicología del arte está relacionada con elementos propios de esta disciplina como las respuestas humanas al color, sonido, línea, forma y palabras, y con los modos en que las emociones condicionan tales respuestas. La crítica se limita en particular a las obras de arte, y analiza sus estructuras, significados y problemas, comparándolas con otras obras, y evaluándolas.

Por otro lado como diría el filósofo español Fernando Savater, apoyado en “Las leyes”, último diálogo de Platón: “Los humanos estamos sometidos a la forzosa pedagogía de dos maestros exigentes: el placer y el dolor. Ellos nos enseñan con sus coacciones –gratas o terribles- a vivir y a sobrevivir.

De una u otra forma lo que mueve al hombre a actuar de una determinada manera es el temor al dolor o lo seductor que pueda resultar el placer, ahí se encuentra la estética, como inexorable puente entre el dolor y el placer o por qué no, entre la placidez y el escalofrío que en ocasiones son presenta la vida misma, la estética es en últimas, aunque suene un tanto “siniestro”, la lucha entre la vida y la muerte.

El curso académico “Estética” nace de la necesidad de vincular esta área a los programas de Filosofía y Licenciatura en Filosofía de La Universidad Nacional Abierta y a Distancia –UNAD-. Anteriormente se hallaba como una asignatura electiva, pero a partir de la reestructuración de los programas se observó que su condición puede dar más, tanto para la formación de los futuros profesionales de la filosofía como para aquellos que desean ampliar su espectro por lo que lograría denominarse “gusto”.

Las disciplinas que se ocupan a nivel teórico de la experiencia estética y sus discursos son la Filosofía Estética, la Filosofía del Arte y la Crítica de Arte. Si bien es cierto que de las tres disciplinas la que atañe directamente al área de Lengua Castellana –para los hispanohablantes- es la tercera, por ocuparse de modo específico del análisis y valoración de las obras de arte verbal, no lo es menos que sin conocer a fondo los conceptos analizados y clarificados por la Filosofía Estética y la Filosofía del Arte, es difícil que pueda cumplir a satisfacción su cometido el crítico literario. Cualquier juicio que éste haga sin tener ideas claras acerca de sus propios pilares, es muy probable que esté afectado por la debilidad y la confusión.

Por ello en nuestro curso esperarnos que el estudiante encuentre un camino para orientarse en la resolución de esa dificultad en el marco de la definición del hombre como cultura de la adopción del punto de vista del receptor y de la reflexión sobre los efectos que la obra produce

El término creatividad goza hoy de muy buena acogida, sobre todo en el campo de la pedagogía. De modo muy general podríamos definir la creatividad como un poder de crear, innovar o inventar. Por otro lado, por estética entendemos a primera vista el estudio reflexivo de lo bello y los modos de lo bello implicados en esa reflexión. Etienne Souriau utiliza la analogía del árbol para explicar las partes o ramas en las que se subdivide el tronco de la estética : a) El estudio de la realización de las obras de arte; b) el estudio de las relaciones entre las obras de arte y la naturaleza; o) el estudio de las obras de arte consideradas en sí mismas; d) el estudio de las reacciones que suscitan las obras de arte; y o> el estudio de las obras de arte y la sociedad. En el mareo de esta conceptualización, por Estética de la creatividad” entendernos en un primera aproximación el estudio de lo bello en relación con la modalidad d). Lo cual no quiere decir que los problemas relacionados con las otras cuatro modalidades no deban ser tenidos en consideración. El estudio de la creatividad en relación con las reacciones que suscitan las obras de arte es el centro de una problemática más amplia, que en términos de interrogación enunciarnos así: ¿Qué es la experiencia estética? ¿Qué es lo que hace bellas las cosas? ¿Existen patrones estéticos? ¿Qué relaciones hay entre las obras de arte y la naturaleza? ¿Qué es la expresión artística? ¿Existe verdad en las obras de arte? ¿Qué es lo que hace buena una obra de arte? ¿Hay una definición general de la obra de arte? ¿Qué es un símbolo artístico? ¿Qué quieren decir las obras de arte?

En cuanto a la disposición del curso por unidades didácticas se ha hecho la división de la siguiente forma: la primera unidad estará dedicada de manera general a “La estética”, mientras las dos unidades siguientes de forma particular corresponderán por un lado a “La filosofía estética” y por otro, al énfasis que se le ha querida dar al curso: “La estética de la creatividad”.

Dado que aquello que se ha escrito acerca de la estética es variado y muy rico en orden a lo teórico y lo conceptual, se ha optado por la escogencia particular del formalismo, como marco teórico a partir del cual el objeto estético y la valoración de este a partir de la experiencia, abren la posibilidad del diálogo y la comunicación que se entabla entre el espectador y la obra en un acto de poiesis



Gadmer, H.G. (1987) Estética y hermenéutica. Madrid: Tecnos editores





La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje