Página principal

Enfoque integral modalidad especial secretaria de hacienda distrital direccion distrital de impuestos


Descargar 1.4 Mb.
Página1/15
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño1.4 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15




INFORME DE AUDITORIA GUBERNAMENTAL CON

ENFOQUE INTEGRAL - MODALIDAD ESPECIAL

SECRETARIA DE HACIENDA DISTRITAL

DIRECCION DISTRITAL DE IMPUESTOS

PEDIODO AUDITADO 2005 – 2006 Y 2007


PLAN DE AUDITORIA DISTRITAL 2007
FASE II

DIRECCIÓN TECNICA SECTOR GOBIERNO



NOVIEMBRE DE 2007

AUDITORIA GUBERNAMENTAL CON ENFOQUE INTEGRAL A LA

SECRETARIA HACIENDA DISTRITAL

DIRECCION DISTRITAL DE IMPUESTOS

Contralor de Bogotá Óscar González Arana


Contralor Auxiliar Patricia Rivera Rodríguez
Directora Técnica Sectorial Mónica Certain Palma

Subdirector de Fiscalización Carmen Sofía Prieto Dueñas


Subdirector Análisis Sectorial Ketty Maiguel Colina


Asesor Jurídico Efraín Sierra Lozano
Equipo de Auditoría Patricia Benítez Peñalosa

Sara Elcy Pineda Puentes

Edilbrando Alfonso Saldaña

Nohemy González Cardoso

Zoraida Evelina Rojas Rojas

Luz Nelly Mendoza ayure

Johana e. González quimbaya

Anna katerinna porras González

Leonardo Rodríguez Briceño

Maria Esperanza Castro Duque

Luz Amparo Ortíz Rubio

Raúl Nemoga Soto

Pedro José Raigoso Cárdenas

Shisthey Rosero González

Marta Helena Piñeros Beltrán

Argemiro Castellanos Salazar



Ana Janeth Bernal Reyes

CONTENIDO








PAGINA

1

CONCEPTO GESTION Y RESULTADOS

4










2.

RESULTADOS DE AUDITORIA


8

2.1

Seguimiento Plan de Mejoramiento

8










2.2

Evaluación Sistema de Control Interno

18










2.3

Gestión y Resultados

49










2.3.1

Impuestos de Industria y Comercio

59










2.3.2

Impuesto Predial Unificado

74










2.3.3

Impuesto Vehículos Automotores

120



















3

ANEXOS

130



1. CONCEPTO SOBRE GESTIÓN Y RESULTADOS
En desarrollo de la auditoría especial realizada a la Dirección Distrital de Impuestos DDI, de las Subdirecciones de Gestión del Sistema Tributario, Impuestos a la Propiedad y a la Producción y al Consumo en lo relacionado con el proceso de cobro, se practicó la evaluación al Sistema de Control Interno, con base en la muestra establecida por este organismo de control para los impuestos Predial Unificado, Vehículos Automotores e Industria y Comercio ICA; cuyo resultado es la calificación de 2.3 situándose dentro de un rango regular, con un nivel de riesgo alto, lo que afecta la eficacia, eficiencia, confiabilidad y calidad del Sistema de Control Interno.
La anterior calificación obedece a las debilidades observadas en la fase de Administración del Riesgo, particularmente por la falta de controles eficaces que minimicen la posibilidad de error e inconsistencias en los procesos manuales como hojas de cálculo y bases de datos planas en el desarrollo de las actividades de la gestión de cobro, dado que las herramientas utilizadas registran información que no es confiable ni oportuna; insuficiencia de verificaciones en los procesos de liquidación, cálculo de liquidaciones con una herramienta que no ofrece seguridad, entre otros.
Igualmente, en la Fase de Operacionalización de los Elementos, se resalta en el componente de Sistemas de información, el impacto que genera en el proceso de cobro, el hecho de que el SIT II ya desarrollado, aún no está totalmente implementado y requiera de un proceso de estabilización y adaptación por parte de los usuarios del mismo, dado que su información aún no está actualizada ni depurada, lo que implica que se sigan utilizando herramientas manuales que no revisten ningún tipo de seguridad ni estructuración y aumentan los riesgos. Además, éstas no están inmersas dentro del esquema de seguridad y contingencia que maneja la Dirección de Sistemas, en contravía de las políticas definidas por la Comisión Distrital de Sistemas.
En estas condiciones no es posible lograr la eficiencia en los procesos, donde adicional al error humano que hace presencia en cualquier actuación, quienes están encargados de la ejecución de éstos, se proveen de información sobre la que no hay garantía, después de 10 años de estar invirtiendo recursos considerables en el diseño, desarrollo e implementación de un sistema de información, que soporte los procesos tributarios, el cual de acuerdo con la evaluación realizada por este equipo auditor aún no se encuentra disponible, ni actualizado, ni abarca el universo de los obligados tributarios debidamente identificados.
Paradójicamente, estas herramientas no están desarrolladas por el selecto y amplio grupo de profesionales de la Dirección de Sistemas, sino por funcionarios del nivel técnico, sin la debida asesoría, dirección, evaluación y coordinación, como lo establecen las políticas de la Secretaría Distrital de Hacienda, para el uso adecuado de la tecnología en el procesamiento de información.
Adicionalmente en la Fase de Documentación, las deficiencias encontradas en los expedientes revisados están fundamentadas en que los mismos no contienen la información completa y pertinente, condiciones indispensables para la eficiente gestión de cobro, que además está establecida en el procedimiento de administración de cartera y cobro.
En forma reiterativa este organismo de control ha incluido dentro de sus informes de auditoría observaciones relacionadas con el sistema de información, que han sido objeto de planes de mejoramiento; a los cuales se les han concedido prórrogas para que entren en funcionamiento y producción. En el entendido de que el sistema de información tributaria es una construcción colectiva y dinámica, se debe construir paralelamente a la ejecución efectiva de los procesos a cargo de la DDI, es decir, las dependencias deben responder eficientemente con el cumplimiento de las funciones que pueden desarrollar manualmente; sin embargo, como se evidencia en este informe, además que el sistema no esta funcionando en la forma esperada, se presentan deficiencias en el flujo y mantenimiento de la información de los procesos de determinación y cobro que concluyen en la pérdida de recursos .
Igualmente, las inconsistencias que arroja el sistema obligan a constantes y repetidas tareas de depuración que realizan los gestores, consolidadores, el grupo de análisis y estadística y la Subdirección de Gestión del Sistema Tributario; mediante trabajos manuales o la utilización de diversas herramientas ofimáticas, acciones que resultan insuficientes como se confirma en la evaluación de los repartos, la baja confiabilidad de los datos de la cuenta corriente ocasionando que en varias oportunidades que se traslade la aclaración de las obligaciones del impuesto al contribuyente; rutinas alternas que producen diferentes carteras y presentan duplicidad de registros. Las anteriores situaciones generan como resultado incertidumbre en la cartera de la entidad.
Además, este hecho puede ocasionar que el Distrito se encuentre avocado a responder demandas judiciales en contra1, en razón a que las actuaciones de cobranzas se basan en un sistema que no provee información confiable, oportuna y veraz, lo cual afecta en forma negativa las finanzas del Distrito.
De otra parte, respecto de la gestión en cobranzas, los procesos de investigación resultan ineficientes en el sentido que las medidas cautelares no generan resultados óptimos pues no se evidencia seguimiento a las solicitudes efectuadas ante las oficinas de registro y entidades financieras para el embargo y secuestro de bienes.
Este ente de control observó la falta de planeación relacionada con el cumplimiento de las acciones que se deben realizar en el proceso coactivo, para lograr que en el término establecido por la ley, se efectúe la gestión de manera efectiva.
Como lo evidencian buena parte de los hallazgos consignados en el presente informe, las actuaciones se dan a punto de prescripción, de tal suerte que en el mejor de los casos cuando se logra expedir bien sea el acto oficial que posibilite su posterior cobro o bien se expida el mandamiento de pago, la notificación de dichos actos resulta ser cuando se han superado los cinco años.
Adicionalmente, el rezago en la gestión de cobro aunque ha disminuido, genera una deficiencia sistemática por la falta de atención de las deudas más antiguas, en particular las que están a punto de prescribir, lo que da lugar a un atraso en la gestión de las deudas más recientes (cuya probabilidad de recuperación puede ser mayor) y en el cobro de las obligaciones clasificadas como pequeñas acreencias, a pesar de existir el supuesto de priorización que no resulta eficaz debido a la desactualización de la cartera.
En consecuencia, estas falencias confirman deficiencias en el proceso de cobro, en la aplicación de los principios de economía, celeridad y eficacia por el evidente desgaste administrativo, pérdida de tiempo, duplicidad de tareas y funciones, entre otras; circunstancias que además, causan perjuicios al contribuyente y genera pérdida de recursos al Distrito Capital. Los argumentos hasta aquí esbozados afectan el cumplimiento de las políticas a cargo de las Direcciones de Impuestos y de Sistemas e Informática.
Los anteriores aspectos permiten concluir la ineficiencia de los mecanismos de control en el manejo de la información tributaria y la desorganización de los documentos, específicamente en los expedientes revisados.
Los resultados presentados, permiten conceptuar que en la gestión adelantada por la Dirección Distrital de Impuestos –DDI -Proceso de Cobro, no se acatan en su totalidad las disposiciones que regulan los hechos y operaciones; no se ha logrado la operacionalización eficiente del Sistema de Control Interno, que ofrezca garantía en el manejo de los recursos; lo cual ha incidido para que en el uso de los recursos no se manejen criterios de economía, eficiencia y equidad. Por lo anterior, el concepto es DESFAVORABLE y se circunscribe a la muestra evaluada de forma selectiva por la Contraloría de Bogotá; es decir, la gestión de cobro de los Impuestos de Industria y Comercio, Predial y Vehículos.

Consolidación de Hallazgos
El presente ejercicio de control fiscal, arrojó un total de 56 hallazgos administrativos, de los cuales 28 tienen incidencia fiscal-disciplinaria por valor de $1.786.1 millones y dos (2) con incidencia disciplinaria que serán trasladados a la Personería de Bogotá.
A fin de lograr que la labor de auditoría conduzca a que se emprendan actividades de mejoramiento de la gestión pública, la entidad debe diseñar un Plan de Mejoramiento que permita solucionar las deficiencias puntualizadas, en el menor tiempo posible, documento que debe ser remitido a la Contraloría de Bogotá, dentro de los cinco (5) días siguientes, contados a partir del recibo del presente informe.
El Plan de mejoramiento debe detallar las medidas que se tomarán respecto de cada uno de los hallazgos identificados, cronograma en que implementarán los correctivos, responsables de efectuarlos y del seguimiento a su ejecución.

Bogotá, D.C., Noviembre de 2007




MÓNICA CERTAIN PALMA

Directora Técnica Sector Gobierno




  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje