Página principal

En lo Principal: Recurre de Protección; Primer Otrosí: Acompaña documentos que indica; Segundo Otrosí: Se oficie; Tercer Otrosí: Se tenga presente; Cuarto Otrosí: Se tenga presente. I. Corte de Apelaciones de Valdivia


Descargar 76.43 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño76.43 Kb.
En lo Principal: Recurre de Protección; Primer Otrosí: Acompaña documentos que indica; Segundo Otrosí: Se oficie; Tercer Otrosí: Se tenga presente; Cuarto Otrosí: Se tenga presente.

I. Corte de Apelaciones de Valdivia.
Vladimir Alberto Riesco Bahamondes, abogado, domiciliado en Edificio Prales oficina 205 de Valdivia , por si y por doña Erica Jimena Rojas Cabrapan, Presidenta de la Junta de Vecinos de Rucaco, domiciliada en Rucaco sin número de la comuna de San José de la Mariquina, Jacob Sandoval Vidal, Presidente de la Unión Sectorial de Juntas de Vecinos de San José de la Mariquina, domiciliado en Luis Carrillo Nº 7 Población San Francisco de la indicada comuna, Jimmy Davis Castillo, Presidente de la Asociación Gremial de Armadores de Valdivia y de Ricardo Hausmann Doering, Presidente Agrupación Guías Fluviales de Valdivia, con domicilio en Motonave Márquez de Mancera Río Valdivia, Jaime Ramírez Márquez, profesor domiciliado en Avenida Colón sin numero de San José de la Mariquina, actuando por sí, don Temistocles Navarrete , empresario, domiciliado en Avenida Colon sin numero de San José de la Mariquina, actuando por sí, Rubén Castillo Castillo, dirigente deportivo, domiciliado en Población Los Notros sin numero de San José de la Mariquina, actuando por sí, Carlos Montullao Lienlaf, Presidente Partido Radical San José de la Mariquina, domiciliado en Estación Mariquina, sin numero de la comuna de San José de la Mariquina, actuando por sí, José Araya Cornejo, profesor, domiciliado en Carlos Anwandter Nº 525 de Valdivia, actuando por si, don Leonardo Darío Alarcón Olivares, Ingeniero Forestal, domiciliado en Carlos Anwandter Nº 525 de Valdivia, actuando por sí y don Juan Pablo Lazo Ureta, abogado domiciliado en Carlos Anwandter Nº 525 de Valdivia, actuando por sí, a VSI., señalamos:

Que por este acto recurrimos de protección en contra de Celulosa Arauco y Constitución SA, sociedad del giro de su denominación, representada legalmente por don José Vivanco, ignoro segundo apellido y profesión, ambos con domicilio en Ruta 5 Sur, Kilómetro 788 de la comuna de San José de la Mariquina, Provincia de Valdivia, en su calidad de responsable de la Planta de Celulosa Valdivia, ubicada en el mismo lugar y comuna.

Sustentamos esta acción en que la recurrida es propietaria y responsable de la Planta Procesadora de Celulosa Kraft que opera desde el 8 de febrero de 2004 en los predios Las Rosas y Traiguén, ubicados seis kilómetros al sur del Río Cruces, en las inmediaciones de la Ruta 5 sur, kilómetro 788 sector Rucaco, comuna de San José de la Mariquina, Provincia de Valdivia. Este complejo industrial desde el inicio de sus operaciones ha incurrido en graves ilegalidades, consistentes en la introducción de importantes modificaciones al proyecto previamente sometido a evaluación de impacto ambiental, según consta del cotejo entre la resolución de calificación ambiental Nº 279 de 1998, de Corema Región de Los Lagos con informes oficiales de la propia entidad que mas adelante se detallan, afectando las garantías contempladas en el artículo 19 Nº 1, 8, 21 y 24 de la Constitución Política de la República.

Los Hechos.

1.- La Planta Valdivia de Celulosa Arauco y Constitución, ubicada en San José de la Mariquina, es un mega proyecto industrial que por sus dimensiones, características y efectos ambientales previstos, tal como exige el articulo 8º en relación con el 10 y 11 de la ley 19.300 de Bases Sobre el Medio Ambiente, se sometió a Evaluación de Impacto Ambiental, en un procedimiento administrativo que concluyó con la resolución Nº 279 de 1998, de la Comisión Regional del Medio Ambiente de la Región de Los Lagos.

2.- En el punto 4.1 de la resolución de calificación ambiental se individualiza el proyecto evaluado a partir de la información entregada por el propio responsable del mismo, señalándose que este consiste “... en el diseño, construcción y operación de una planta industrial para la obtención de 550.000 toneladas anuales de celulosa Kraft blanqueada de pino radiata y eucaliptos..”.

3.- El proyecto evaluado es descrito de manera pormenorizada para su etapa de operación en el punto 4.5, señalando entre otros aspectos, que para su operación el establecimiento industrial demandará como materias primas 2.240.000 m3/ año de pino radiata y 563.000 M3/ año de eucaliptos, 14.000 ton/año de clorato de sodio, 12.000 ton / año de hidróxido de sodio, 10.000 ton/ año de oxigeno y 9.500 ton / año de ácido sulfúrico entre otros.

En cuanto al consumo de agua este es de 250 l/s para refrigeración y de 900 l/s para procesos, todas obtenidas del Río Cruces.

Producto del proceso productivo, esta planta genera un FLUJO DIARIO DE EFLUENTES LÍQUIDOS POR MONTOS TOTALES DE 900 L/S DE RESIDUOS INDUSTRIALES LÍQUIDOS Y 250.000 L/S DE AGUAS DE ENFRIAMIENTO, CON UN CAUDAL TOTAL DE EFLUENTES LÍQUIDOS DE 1.150 L/S DIARIOS.

4.- Una vez concluida la construcción de la planta se constató la presencia evidente de situaciones anómalas tales como la percepción de olores pestilentes en puntos tan distantes a la misma como Valdivia o Villarrica distantes a mas de 50 kilómetros de la fuente emisora, en circunstancias que en la resolución de calificación ambiental se fijo como niveles de emisión de Sulfuros Totales Reducidos un monto que los haría imperceptibles al olfato humano en las, localidades aledañas a la planta, lo que claramente no estaba ocurriendo.

Por otro lado hacia el mes de mayo de 2004, se comenzó a apreciar un notorio cambio en la conducta de los cisnes de cuello negro que habitaban en el Santuario de la Naturaleza del Río Cruces, pudiendo observarse ejemplares en lugares donde antes jamás habían habitado como el Río Valdivia Sector Costanera, la Bahía de Corral, etc.



5.- Frente a estas situaciones anómalas la Comisión Regional del Medio Ambiente contrató a la empresa MA&C Consultores a fin que esta entidad diseñe y le colabore en la implementación de un programa de seguimiento ambiental de la Planta Valdivia de Celulosa Arauco y Constitución SA, y se aboque a la revisión y análisis de los compromisos adquiridos por la empresa en su evaluación ambiental, identificando los posibles vacíos de la evaluación ambiental del proyecto.

6.- La ejecución de la consultoría estuvo a cargo de Jaime Céspedes, Mariela Arévalo y Lisette Pérez, todos ingenieros Civiles Químicos, quienes desarrollaron su labor a través de una metodología consistente en la elaboración de una lista de verificación basada en la Resolución de Calificación Ambiental y Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto objeto del recurso, visitas a terreno, reuniones de trabajo con personal de Celco y Corema y comparación de este proyecto con otros similares como la Planta Arauco de la misma empresa.

7.- Este informe sería el instrumento que permitiría establecer una estrategia de fiscalización y seguimiento ambiental de este mega proyecto, por lo que sus resultados serian de enorme trascendencia para la comprensión del proyecto en su conjunto y para el cabal conocimiento del proyecto que efectivamente fue ejecutado.

8.- Concluida su labor MA&C consultores presentó su informe final con fecha 24 de agosto de 2004 donde consta la DETECCIÓN DE 19 “DESVIACIONES” O INCUMPLIMIENTOS DE LA RESOLUCIÓN DE CALIFICACIÓN AMBIENTAL DEL PROYECTO, 8 DE LAS CUALES SE RELACIONAN CON LA PRODUCCIÓN Y TRATAMIENTOS DE RESIDUOS LÍQUIDOS Y 11 CON EL TRATAMIENTO Y MANEJO DE RESIDUOS SÓLIDOS.

9.- El informe fue sometido al análisis de los servicios públicos que conforman el comité técnico de seguimiento del Proyecto Valdivia de Celulosa Arauco y Constitución, y con fecha 9 de noviembre de 2004 por oficio ordinario 1577, la Corema de la Región de Los Lagos solicita la aclaración y respuesta de Celco, quien lo hace el 24 de noviembre de 2004. Finalmente por ordinario 1867 de 21 de diciembre de 2004, COREMA de la Región de Los Lagos realiza exigencias que mas adelante detallo a Celulosa Arauco y Constitución, responsable del proyecto.

10.- Los incumplimientos a la Resolución de Calificación Ambiental detectadas en la consultoría antes indicada consisten en:
A.- RESPECTO RESIDUOS LÍQUIDOS:

a.-1 Una parte de la descarga del agua de refrigeración (aproximadamente 50 l/s) se descarga al sistema colector de aguas lluvias de la planta. La situación normal es que las aguas lluvias no deben ir mezcladas con aguas de proceso.
a.-2 El Adenda Nº2, de Diciembre de 1997, páginas 8-16 indica las características del difusor que descarga el efluente tratado. Al respecto se establece que el emisario atravesaría el río en forma transversal y que estaría constituido por 5 boquillas de salida, separadas entre 5 – 6 metros. Existen fundadas razones para pensar que el emisario presenta algún tipo de deficiencia, ya que solo se observa turbulencia en un solo sector del río, y si se considera la separación entre los difusores (5 a 6 metros cada boquilla) debería observarse al menos 5 zonas de burbujeo a todo lo ancho del río, o en su defecto una gran zona de turbulencia aguas debajo de la descarga.
a.-3 Existe una descarga de aguas producidas por rebalses de la piscina de decantación, la cual recolecta gravitacionalmente las aguas lluvias provenientes de las canchas de acopio de madera. No existe evidencia objetiva que las primeras aguas fueran enviadas a la planta de tratamiento de efluentes.
a.-4 EXISTE UN AUMENTO DE PRODUCCIÓN RESPECTO DE LO ESTABLECIDO EN LA RCA QUE ES DE 550.000 A 850.000 TON/AÑO. ESTO SIGNIFICARÍA EL REINGRESO AL SISTEMA DE EVALUACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL DEL PROYECTO COMO UNA MODIFICACIÓN AL PROYECTO ORIGINAL, YA QUE ESTE AUMENTO DE PRODUCCIÓN NO SE HA EVALUADO.
a.-5 Existe un aumento del diseño de la laguna de contención de derrames, la cual estaría diseñada para una contención de 24 horas y se diseñó para 48 horas del volumen del efluente.
a.-6 RESPECTO DE LAS DESCARGAS DE AGUAS LLUVIAS, SE OBSERVA QUE SU DISEÑO NO CONSIDERA EFECTOS POTENCIALES, TALES COMO EROSIÓN, SOCAVAMIENTO DEL TERRENO Y ARRASTRE DE SÓLIDOS HACIA EL RÍO CRUCES, PRODUCTO DE LA MISMA DESCARGA. (A ESTA DESCARGA SE UNE LA DE “EMERGENCIA” A LA CUAL NO NOS REFERIREMOS YA QUE CELCO ESTÁ EN CONOCIMIENTO A TRAVÉS DE ORD.Nº1302 DEL 16 DE SEPTIEMBRE DE 2004, DE QUE ÉSTA DEBE SOMETERSE AL SEIA). AL RESPECTO SE DEBERÁ ACREDITAR QUE NO SE PRODUCIRÁN NUEVOS IMPACTOS, NO IDENTIFICADOS DURANTE LA EVALUACIÓN DEL PROYECTO “VALDIVIA” PROVOCADOS POR EL FUNCIONAMIENTO DE ESTA DESCARGA.
a.-7 En el patio de trozos de eucaliptos existen canaletas de concreto, de 1,5 metros de profundidad, hacia donde drenan por gravedad los riles de los patios. No existen rejillas en éstas, las que permitan evitar la caída de troncos o material que puedan obstaculizar el flujo. Si bien las canchas tienen canaletas internas de recolección de riles no existen canales perimetrales que las separen de los caminos adyacentes. Al no estar delimitadas se contaminarían fácilmente con aguas lluvias, aceites derramados por camiones y arrastre de sólidos.

B.- RESPECTO RESIDUOS SÓLIDOS


b.-1 Se encontró, en visita a la planta, restos de lana mineral, que se trata de un residuo peligroso. Se deberá definir un sitio de disposición adecuado a las características de la lana mineral, verificando el cumplimiento a la Norma de Residuos Peligrosos D.S.148 del MINSAL.
b.-2 Los residuos peligrosos como aceites usados y envases de químicos entre otros, están siendo almacenados en una bodega especial pero que no tienen estándares que permitan asegurar que no habrá derrames descontrolados. No se han construido pretiles de contención ni el piso presenta el desnivel deseado para conducir adecuadamente el flujo, por lo tanto, existe el riesgo de no contener adecuadamente derrames.
b.-3 Los residuos como los lodos de la planta de tratamiento de RILES, se están disponiendo, temporalmente, sin pretiles lo que genera derrames accidentales diarios. La no delimitación, genera que se contaminen los canales conductores de aguas lluvias con residuos de proceso, llegando finalmente al cauce del río Cruces sin tratamiento.
b.-4 Los lodos provenientes de la planta de tratamiento primario son desaguados en 2 prensas de lodos para luego ser dispuestos en el relleno de seguridad de la planta. El relleno estaba diseñado para disponer sólo los lodos de la planta de tratamiento terciario.
b.-5 No se constató la existencia del Plan de desarrollo, exigido en la RCA, con al menos 2 partes: a) Construcción de los terraplenes de relleno por medio de celas independientes, confinadas con cordones de tierra perimetrales; b) Formación de espacios en el terraplén, alejados de los bordes, para contener sustancias viscosas.
b.-6 No existe depósito acumulador de lixiviados antes de ser enviado al sistema de tratamiento. Se deberá informar la situación oficial para considerar esta como una modificación de proyecto.
b.-7 No está habilitado el sistema de evacuación de gas metano comprometido.
b.-8 No existen caminos interiores destinados a la inspección ni cortafuegos.
b.-9 El sector del relleno de seguridad tiene un cierre perimetral con hebras de alambre de púas y postes de madera, de no mas de 1,60 de altura. El EIA indica un cerco de postes de madera de 2.5”, de 2 metros de altura y ubicados cada 3 metros.
b.-10 No hay cortina perimetral, de altura regular, que sirva como pantalla para reducir el arrastre de partículas.
b.-11.- No se observa un cauce amplio de sección triangular, en la línea de máxima pendiente, que permita proteger el depósito de residuos industriales. Para el desvío de las aguas superficiales, se constató en terreno, sólo la existencia de un canal perimetral natural en tierra en la ladera noroeste del relleno, paralelo al cerco, en deficientes condiciones.
12.- Frente a estos antecedentes Celulosa Arauco y Constitución presentó, mediante escrito de 24 de noviembre de 2004, RESPUESTAS EVASIVAS, aceptando en términos generales la efectividad de los incumplimientos, pretendiendo validarlos a través de afirmaciones unilaterales carentes de respaldo objetivo y derechamente aventureras como las relativas al aumento del tonelaje de producción, donde califican dicha modificación como un cambio de poca consideración o en el caso de otro incumplimiento señalar que efectivamente no existe deposito acumulador de lixiviados pero que a futuro existirá.

13.- Frente a estas respuestas, la Comisión Regional del Medio Ambiente de la Región de Los Lagos dicta la resolución Nº 841 de 21 de diciembre de 2004, la cual en su considerando Nº3 señala que “ con fecha 15 de diciembre de 2004 esta COREMA acogió lo solicitado por los servicios públicos que participan en la fiscalización del permanente cumplimiento de las normas y condiciones sobre la base de las cuales se aprobó el estudio de impacto ambiental y acordó iniciar un procedimiento sancionatorio en contra del titular. Y atendido que los incumplimientos constatados dicen relación entre otros aspectos, con la descarga y disposición de residuos líquidos y sólidos de manera diversa a la establecida en la resolución de calificación ambiental, se hace necesario determinar las consecuencias de dicho accionar así como la eventual producción de impactos ambientales que no han sido objeto de evaluación...”., agregando en su considerando 4º que “...en el documento denominado Apoyo al Seguimiento Ambiental del proyecto Celulosa Planta Valdivia Celulosa Arauco y Constitución SA, se identificaron desviaciones al Estudio de Impacto Ambiental y a la Resolución de Calificación de Impacto Ambiental...”.



14.- No obstante lo expuesto y en lugar de dictar una resolución acorde a la gravedad de las infracciones detectadas, como por ejemplo la revocación de la resolución de calificación ambiental, la Corema resuelve solicitar monitoreos, información complementaria, el cese de la emisión directa del agua de enfriamiento de la planta al el rió cruces y la presentación de Estudio de Impacto Ambiental solo respecto de la piscina de contención de derrames, omitiendo tal exigencia respecto del aumento en el tonelaje de producción de la Planta, lo que se contrapone violentamente a uno de los principios rectores de nuestra legislación ambiental como es el principio de prevención, al que me referiré en detalle mas adelante.

15.- Frente a este escenario institucional el funcionamiento de la Planta Valdivia de Celulosa Arauco y Constitución se mantiene incólume, no obstante la flagrante situación de ilegalidad que le afecta en su esencia, como es el haber evaluado un proyecto radicalmente diferente del construido y ejecutado, situación que resulta inaceptable y repugna al texto expreso y al espíritu de la ley 19.300 Sobre Bases del Medio Ambiente, toda vez que el propio informe de MA&C Consultores, encomendado por la COREMA de la Región de Los Lagos, página 12, recomienda que en relación con este incumplimiento “ se debe realizar un estudio respecto del aumento de almacenamiento de sustancias peligrosas, aumento en transporte de sustancias peligrosas, impacto vial, aumento en la potencia instalada, impactos ambientales en el aire, suelo y agua, capacidad de planta de tratamientos de efluentes, diferencias en los tiempos de residencia de cada uno de los tratamientos primario, secundario y terciario, etc...” agregando luego que “... no se informó a la autoridad y tampoco se evaluó dentro del EIA, por lo tanto amerita someter al SEIA a través de una modificación del EIA....”.

16.- Es un hecho indesmentible, acreditado con informes oficiales que se acompañan a esta presentación y reconocido por la propia recurrida, que de manera unilateral, e inconsulta a la autoridad ambiental, Celulosa Arauco y Constitución, opera la Planta de Celulosa Valdivia desde el 8 de febrero de 2004, sin contar con una resolución de calificación ambiental que de cuenta de los reales efectos medio ambientales que dicho establecimiento industrial genera o pueda generar sobre los ecosistemas de la zona y de los reales efectos que esta produciendo sobre los habitantes de las comunas de San José de la Mariquina, Lanco, Mafil y Valdivia.

17.- Pero la sociedad responsable del establecimiento industrial objeto del presente recurso, no solo se ha limitado a introducir las modificaciones inconsultas y unilaterales previamente expuestas, sino que además ha incumplido en forma reiterada el deber que le impone el considerando Nº 12 de la Resolución Nº 279 de COREMA de la Región de Los Lagos, en cuya virtud y “... en relación a la identificación de impactos ambientales no previstos en el proceso de evaluación ambiental del proyecto, el titular deberá informar a la Comisión Regional del Medio Ambiente de la Décima Región de Los Lagos la ocurrencia e dichos impactos, asumiendo las acciones necesarias para mitigarlos, repararlos y/o compensarlos, según corresponda. La información a esta comisión regional del Medio Ambiente deberá ocurrir inmediatamente después de la detección del o los impactos ambientales...”.

18.- En relación con esta obligación, su presencia en la resolución de calificación ambiental ha sido letra muerta en lo que lleva de funcionamiento la Planta Valdivia de Celulosa Arauco y Constitución, toda vez que tanto en lo relativo a las emisiones de olores pestilentes, durante la temporada de invierno ,parte importante de la primavera de 2004 y verano de 2005, como en relación a las transformaciones con ribetes de desastre ambiental producidos en el Santuario de la Naturaleza Carlos Andwanter del Río Cruces, las denuncias han sido realizadas a la autoridad por particulares afectados o testigos de los hechos y no por la sociedad responsable del establecimiento industrial.

19.- La noción de impacto no previsto no se encuentra definida por el legislador por lo que nos remitiremos a lo señalado por la doctrina, donde Felipe Guzmán Rencoret en su trabajo “ Algunos problemas ocasionados por impactos no previstos y otras modificaciones de proyecto en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental”.( Segundas Jornadas Nacionales de Derecho Ambiental, U. de Chile, diciembre de 2004, Pagina 109 a 120), señala que “... no existe definición ni legal ni reglamentaria de este concepto. Sin embargo, resulta procedente aplicar la definición del artículo 2 letra k de la LBMA, que define Impacto ambiental, como alteración del medio ambiente, provocada directa o indirectamente por un proyecto o actividad en un área determinada.”, agregando mas adelante que “... la aparición de cualquier alteración al medio ambiente provocada que no fue debidamente calificada en el procedimiento de evaluación ambiental, obligaría al titular a informar de ello a la Comisión, lo que debe ocurrir inmediatamente después de conocidos...”, señalando finalmente que “ ... determinada la existencia de ese impacto no previsto, el titular quedaría obligado por la Resolución de Calificación Ambiental a asumir las acciones necesarias para mitigar, reparar o compensar esos impactos, según corresponda, lo que queda sujeto a un plazo prudencial...”.

20.- En cuanto a los cambios introducidos al proyecto de Celulosa Valdivia, objeto del presente recurso, estos se encuentran acreditados a partir de lo señalado en los ya expuestos informes de MA&C Consultores y descargos de Celulosa Arauco, sin embargo queda pendiente el considerar si estos cambios son de una envergadura suficiente como para obligar a someterlos a evaluación Ambiental y dentro de ella a un nuevo estudio de impacto ambiental, para ello nos remitiremos al concepto de modificación de proyecto que nos entrega el artículo 2 letra d del Reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, según el cual “ Modificación de proyecto o actividad: realización de obras, acciones o medidas tendientes a intervenir o complementar un proyecto o actividad ya ejecutado, de modo tal que este sufra cambios de consideración...”, surge entonces el problema de dilucidad que se puede entender por cambios de consideración, en ausencia de conceptos legales o reglamentarios es la propia CONAMA la que entrega algunos criterios en el sitio de internet oficial del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, www.seia.cl ,a saber:

a.- Si la intervención o complementación constituye por si sola un proyecto o actividad listado en el artículo 3º del Reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental.

b.- Si la intervención o complementación conduce a que, en conjunto, el proyecto, mas la modificación alcance la magnitud o se reúnan los requisitos contenidos en alguno de los proyectos o actividades listados en el artículo 3º del Reglamento.

c.- Cuando las obras, acciones o medidas tendientes a intervenir o complementar un proyecto son susceptibles de generar nuevos impactos ambientales adversos.

Pues bien, solo remitiéndonos a la opinión de los consultores contratados en calidad de expertos por la propia COREMA, Marianela Arévalo, Jaime Céspedes y Lisette Perez, que se acompañan a esta causa, en cuadro de pagina 12, señalan la conveniencia de someter una descarga y el aumento en la capacidad productiva de la empresa al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, por cuanto respecto a la descarga se debe “ realizar un estudio del cuerpo receptor, su capacidad de dilución y sus características, debido a que descarga en un brazo del Río Cruces y los impactos ambientales generados son distintos...”, por otra parte en cuanto al aumento en el tonelaje, se recomienda estudiar “el aumento en el almacenamiento de substancias peligrosas, aumento en transporte de substancias peligrosas, impacto vial, aumento en la potencia instalada, impactos ambientales en el aire suelo, suelo y agua, capacidad de planta de tratamientos de efluentes, diferencias en los tiempos de residencia de cada uno de los tratamientos primario, secundario y terciario...”

Lo expuesto obliga solo por simple lógica a considerar que los cambios detectados por MA&C consultores, son de enorme consideración por lo que necesariamente y sin mas dilación deben ser sometidos a evaluación ambiental, sin embargo la Corema se ha resistido a hacerlo recurriendo a diversos tecnicismos, mientras el deterioro ambiental de nuestro entorno y en particular de la calidad del aire, y las aguas de las comunas de San José de La Mariquina y Valdivia son evidentes y han llegado a las propias puertas de nuestra ciudad.

21.- Volviendo al Estudio y Resolución de Calificación Ambiental del proyecto objeto de este recurso, la resolución señala que lo evaluado “.... consiste en el diseño construcción y operación de una planta industrial para la obtención de 550 mil toneladas anuales de celulosa Kraft blanqueada de pino radiata y eucaliptos...”, estableciéndose una razón que relaciona toneladas de producción por unidades de tiempo, tal relación será acorde con los efectos ambientales objeto de la evaluación de impacto ambiental concluida por la resolución 279 de1998, constituyendo la necesaria barrera que una vez rebasada nos desplaza a la presencia de un proyecto ubicado fuera de la legalidad.

Lo que se evalúa no es producción sino que capacidad productiva, entendiendo capacidad como una potencialidad productiva, la recurrida en descargos presentados a CEREMA y que se acompañan a esta causa reconoce tal aumento de potencial, argumentando que no obstante aquello su producción objetiva se mantiene bajo el limite anual de 550.000 toneladas, argumento que ha sido aceptado por la autoridad ambienta, en lo que nos parece una actitud inaceptable toda vez que lo evaluado es el potencial o capacidad de producción y no la producción real, siendo este el único criterio acorde con el principio de prevención que inspira nuestra normativa ambiental, al que nos referiremos mas adelante.

22.- Pero en un ejercicio que nos permite verificar cual es la capacidad productiva que esta empleando la empresa objeto del recurso, basta con dividir el potencial de tonelaje evaluado 550.000 toneladas anuales por el número de días del año 365, esto nos entrega una cifra de 1527 toneladas diarias, si contrastamos esta cifra con la producción histórica de la Planta Valdivia de Celulosa Arauco y Constitución, encontraremos que el limite diario previamente obtenido ha sido rebasado en mas de 100, oportunidades durante el año 2004, ello basándonos solo en información unilateral entregada por Celco a Corema y adjuntada a esta causa.

23.- Pero volviendo al principio preventivo que inspira nuestra legislación ambiental, ha sido definido por Enrique Kittsteiner Yovanini, en su trabajo Derecho Ambiental, Ediciones Jurídicas Aremi, Santiago de Chile 2004, pagina 57, como aquel en cuya virtud se debe “ prevenir eventuales daños al medio ambiente y a los recursos naturales...” y que se expresa entre otros instrumentos en la creación de un sistema de evaluación de impacto ambiental, que necesariamente se adelantará a los eventuales impactos adversos y positivos de un proyecto a fin de mitigar lo efectos negativos y potenciar los positivos.

En virtud de este principio, resulta absurdo esperar que la Planta de celulosa objeto del recurso, rebase los limites anuales de producción permitida por la Resolución de Calificación Ambiental, para recién proceder a evaluar ambientalmente tal situación, toda vez que resulta muy probable que en ese momento ya se haya producido un daño ambiental muy costoso o derechamente imposible de reparar.

La incorporación de este principio en nuestro ordenamiento jurídico ambiental, es el resultado de un proceso coherente en tal sentido, que se origina en el derecho internacional, toda vez que está presente en instrumentos tal importantes como el Convenio sobre Diversidad Biológica y en el propio convenio Ramsar sobre Humedales de Importancia Internacional, en el primero de ellos al promover entre las partes la implementación de sistemas de evaluación de impacto ambiental y en la segunda de ellas en particular en los artículos 2 y 3 que obligan a las partes contratantes a designar al menos un humedal de protección al adherir o ratificar el convenio y el siguiente en cuanto a que exige implementar por los estados parte una planificación que favorezca la conservación tales humedales.

24.- Los cambios en el proyecto previamente descritos son cuantitativa y cualitativamente de tal relevancia que han tornado impredecibles los efectos ambientales de la Planta Valdivia de la empresa Celulosa Arauco y Constitución, razón por lo cual es necesario el disponer se sometan íntegramente al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental y dentro de el a un Estudio de Impacto Ambiental, como condición previa para la continuación de las faenas, toda vez que ellos implican cambios relevantes en los volúmenes y composición de sus efluentes tanto gaseosos como líquidos así como de sus residuos sólidos.

25.- Sin perjuicio de lo anterior, durante el presente año hemos sido testigos de múltiples situaciones, como emisiones masivas de gases pestilentes que se han extendido a través de toda la provincia y de dramáticos cambios en el Santuario de la Naturaleza Carlos Andwanter, en el Río Cruces, 20 kilómetros aguas abajo del difusor por el cual vierte sus residuos líquidos la planta industrial objeto de este recurso, ninguno de estos eventos ha sido denunciado unilateralmente como un impacto ambiental no previsto por parte de los responsables del referido establecimiento industrial, tal como ordena la resolución de calificación ambiental del proyecto, sino que han sido particulares y la prensa quienes han puesto estos eventos en conocimiento de las autoridades y de la opinión pública en general y luego de manera reactiva ante tales situaciones, se ha producido la intervención de la recurrida.

Entre estos fenómenos ambientales ocurridos con posterioridad al inicio de las operaciones del establecimiento industrial objeto de este recurso de protección, se encuentra la migración y muerte masiva de cisnes de cuello negro en el Santuario de al Naturaleza antes indicado, el cambio en la coloración de las aguas de diversos ríos que integran el sistema estuarial como el Río Pichoy, el Cruces, el Cayumapu, el Cau Cau y parte del Río Valdivia a la altura de la Isla Teja, todos estos hechos han causado una justificada alarma tanto local, nacional como internacional, al punto que la propia Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, organismo custodio del Convenio Sobre Humedales de Importancia Internacional ( RAMSAR) en su encuentro en Bangkok , Tailandia manifestó su alarma sobre el tema e instruyo a su capitulo u oficina nacional para que recabe información sobre el mismo.

Destacados parlamentarios de la zona como el senador Gabriel Valdés han manifestado sus sospechas sobre la responsabilidad de Celulosa Arauco y Constitución en estos fenómenos, lo que ha dado fuerza a denuncias de vecinos de San José de la Mariquina que les hacen temer sobre la calidad de las aguas del Río Cruces que utilizan para el baño y la pesca deportiva durante esta época del año.

En efecto, aguas abajo del emisario de la Planta de Celulosa Valdivia, se ubican los dos balnearios públicos de San José de la Mariquina, como es el caso del Balneario de Chonqui, donde anualmente se organiza un campamento escolar donde concurren niños de escasos recursos de diversos puntos de la provincia de Valdivia y que coordina la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas y el balneario el Trampolín, en las inmediaciones del la ciudad de San José de la Mariquina.

Vecinos de Raluya, Rucaco y Estación Mariquina, sectores rurales ubicados en las inmediaciones de la Planta de Celulosa Arauco, han denunciado un deterioro en la calidad de las aguas destinadas a consumo domestico y muerte de aves de corral, además de olores pestilentes que de manera esporádica se han mantenido después del termino del periodo de marcha blanca de la empresa ( después del 8 de noviembre de 2004).

26.- Las situaciones expuestas ya fueron anticipadas en el proceso de evaluación de impacto ambiental en la participación ciudadana allí verificada y cuyo extracto consta en la Resolución de Calificación Ambiental del Proyecto, donde la empresa Agrícola Río Cruces Limitada, manifestó su preocupación por la calidad de las aguas del Río Cruces una vez que se inicie el funcionamiento de la Planta de Celulosa, Wladimir Steffen Riedemann manifestó su preocupación por la sobrevida del humedal del Río Cruces ( ver pagina 14 RCA), el Comité Nacional Prodefensa de la Fauna y Flora ( CODEFF) manifiesta similares aprehensiones, Greenpeace Pacifico Sur en su documento Estudio de Reparos Ambientales al Proyecto de Celulosa Arauco en Valdivia, plantea similares preocupaciones y temores, Jurgen Wichelhaus Pasenau, Daniel Giusti Arce ,etc, plantean su temor por la instalación en las Inmediaciones del santuario de la naturaleza del Rió Cruces de una Planta de Celulosa como esta y prevén efectos ambientales que si se observa con detención son idénticos a los que en este momento estamos observando y que son de público conocimiento desde octubre de 2004.

27.- Durante el mes de marzo del presente se presentó un recurso de protección en relación con los olores pestilentes que desde la Planta de Celulosa Arauco llegaban hasta la ciudad de Valdivia, en dicho libelo que fue rechazado se indicó que “ La envergadura de la Planta Valdivia de la Celulosa Arauco y Constitución SA, y los enormes volúmenes de residuos sólidos, líquidos y gaseosos que ininterrumpidamente vierte al entorno y que por cantidad y composición resultan perjudiciales para la calidad del ambiente, la salud de las personas y la calidad de vida de los recurrentes, los habitantes de las comunas de Lanco, San José de la Mariquina, Valdivia y la gran mayoría de los habitantes de la provincia, nos lleva a concluir que nos encontramos sentados sobre una bomba de tiempo, especialmente mientras no se brinde a estos recurrentes y la ciudadanía en general garantías concretas que los compromisos ambientales asumidos por la recurrida serán cumplidos, por ello es que necesariamente, mientras no exista tal garantía se deberá decretar la paralización de las operaciones de la referida planta...”, los fenómenos ambientales en ese entonces denunciados han sido sustituidos por otros de mayor gravedad, por lo que creemos necesario adoptar medidas tendientes a garantizar la seguridad y tranquilidad de la población, como es ordenar que se someta a evaluación de impacto ambiental todas las modificaciones a la Resolución de Calificación Ambiental denunciadas por MA&C consultores y disponer se paralicen las faenas mientras se lleva a cabo dicho proceso de evaluación.



El Derecho.

1.- Según se ha expuesto, la conducta de Celulosa Arauco y Constitución SA., consistente operar la Planta de Celulosa Valdivia, desde el 8 de febrero de 2004, incumpliendo la Resolución de Calificación Ambiental , consistente en la introducción de 18 modificaciones relacionadas con la emisión de residuos líquidos, sólidos y con el aumento en la capacidad productiva de la misma, constituye una actuación arbitraria e ilegal que se ejecuta de manera permanente y que otorga sustento jurídico al presente recurso de protección.

2.- En cuanto a la arbitrariedad entendida como la carencia de racionalidad en el actuar u omitir, falta de proporción entre los motivos y el fin o finalidad que alcanza, ausencia de ajuste entre los medios empleador y el objetivo a obtener, o sea una actuación carente de fundamentación, la conducta de la recurrida puede ser perfectamente considerada como arbitraria toda vez que ella suscribió un compromiso con la autoridad ambiental y la comunidad de la provincia en general, al evaluar ambientalmente un proyecto de determinada envergadura y características, procediendo luego por mero capricho y afán de lucro a instalar uno diferente, sin avisar a autoridad alguna, actuando por encima de todo ordenamiento jurídico e institucional, poniendo con ello en peligro la salud, calidad de vida, el desarrollo de actividades económicas y la propiedad de los recurrentes y vecinos del establecimiento industrial objeto del recurso.

3.- En cuanto a la ilegalidad de la conducta, entendida esta como toda infracción a la normativa que regula este proyecto industrial, este en primer lugar esta delimitado por la propia Resolución Ambiental, Nº 279/98 de 30 de octubre de 1998, que incorpora además de las observaciones realizadas en el proceso de participación ciudadana, los informes técnicos de los órganos públicos con competencias ambientales relacionadas con el proyecto evaluado, sino que además incorpora al propio Estudio de Impacto Ambiental, presentado para su evaluación por la recurrida.

En dicho estudio y luego resolución ambiental, se asumen múltiples compromisos por parte de la recurrida, entre los que destaca en su punto 4.1 bajo el epígrafe antecedentes generales que el proyecto evaluado “ Consiste en el diseño, construcción y operación de una planta industrial para la obtención de 550.000 toneladas de anuales de celulosa Kraft...”

La resolución ambiental y los compromisos ambientales asumidos por la recurrida ante la Comisión Regional del Medio Ambiente, Décima Región de Los Lagos, resultan vinculantes para esta y su proyecto, constituyendo la normativa que por criterio de especialidad deberá cumplir durante toda la vida de la planta, desde su etapa de construcción, pasando por la etapa de operación, hasta el abandono del proyecto, sin contemplar marchas blancas o períodos intermedios en que no se aplicaría. Su infracción constituirá una conducta ilegal que puede acarrear para el infractor, en este caso la recurrida, las sanciones contempladas en el artículo 64 de la ley 19.300 de Sobre Bases Generales del Medio Ambiente, ello sin perjuicio de las medidas que pueda exija este tribunal.

4.- El artículo 8 de la ley 19.300 de Bases sobre el Medio Ambiente, en cuya virtud “... Los proyectos o actividades señaladas en el artículo 10 sólo podrán ejecutarse o modificarse previa evaluación de su impacto ambiental de acuerdo a lo establecido en la presente ley...”.

Por su parte el artículo 2 letra d del Reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental señala que “... modificación de proyecto o actividad es la realización de obras, acciones o medidas tendientes a intervenir o complementar un proyecto o actividad ya ejecutado, de modo tal que este sufre cambios de consideración...”.

5.- La introducción de las modificaciones expuestas en el acápite anterior de este recurso y que fueran denunciadas por la consultora MA&C a petición de la Comisión Regional del Medio Ambiente son cambios significativos del proyecto que según expone la propia consultora, obligan a evaluar sus impactos ambientales, toda vez que un aumento en el potencial productivo de un establecimiento industrial de la envergadura de la Planta de Celulosa objeto del juicio, necesariamente conlleva riesgos muy considerables para el entorno que necesariamente se deben prevenir.

6.- La conducta arbitraria e ilegal descrita previamente se traduce en una amenaza inminente sobre el legítimo ejercicio del derecho a la vida e integridad física y psíquica, a vivir en un medio ambiente libre de contaminación, a desarrollar una actividad económica y al derecho de propiedad de los recurrentes.

Entendiendo como amenaza el anuncio del mal futuro, peligro de suceder algo desagradable o perjudicial (y que por cierto no se esta jurídicamente obligado a soportar) amenaza que debe ser cierta actual y concreta. (Eduardo Soto Kloss, El Recurso de Protección, Editorial Jurídica, pagina 85)

7.- Tal como hemos señalado, previamente nuestra ciudad y provincia ha sido testigo de una serie de fenómenos anómalos cuya manifestación ha sido posterior al inicio de las operaciones de la Planta de Celulosa Valdivia de Celulosa Arauco y Constitución en San José de la Mariquina, muchos de los cuales fueron advertidos en el proceso de evaluación ambiental del proyecto según consta en la resolución de calificación ambiental Nº 279 de 1998, cuya copia se adjunta a esta causa, como la muerte de vegetación acuática en el Santuario de la Naturaleza del Río Cruces, muerte y migración de aves como cisnes de cuello negro en taguas en referido santuario, cambio en la coloración de las aguas de los ríos Pichoy, Cruces, Cayumapu, Cau- Cau y Valdivia, en particular la aparición de una enorme macha que se extiende por parte de la costanera de esta ciudad, denuncias sobre muerte de aves de corral, y perdida en la calidad de las aguas de pozo en la comuna de San José de la Mariquina, que se acreditaran en esta causa.

Los referidos fenómenos tornan inminente la sensación de amenaza que se cierne sobre los recurrentes y habitantes de la provincia máxime si estas situaciones afectan o pueden afectar actividades tan relevantes como el turismo, la agricultura o el esparcimiento de los habitantes de Valdivia y San José de la Mariquina.

8.- Las garantías constitucionales cuyo ejercicio se ven amenazadas son:

a.- El derecho a la vida e integridad física y psíquica de los habitantes de San José de la Mariquina consagrado en el artículo 19 Nº 1 de la Constitución Política de la Republica, en particular , Carlos Montullao Lienlaf, Ruben Castillo Castillo, Temistocles Navarrete, Jacob Sandoval Vidal presidente dela Junta de la Union Sectorial de Juntas de Vecinos de San José de la Mariquina y de todos sus asociados y Jaime Ramírez Marquez, todos usuarios de los balneario de Chonqui y El Trampolín ubicados a orillas del Río Cruces, en las inmediaciones de San José de la Mariquina y receptores de los olores pestilentes emanados de la planta de Celulosa Arauco que aun cubren toda la comuna, así como doña Erica Rojas Cabrapán, presidenta de la Junta de Vecinos de Rucaco, comuna de San José de la Mariquina y de todos los socios de dicha organización quienes son usuarios de aguas subterráneas proveniente de napas, ubicadas en las inmediaciones de la planta de Celulosa Valdivia, ella también se ve afectada por las emanaciones pestilentes que continúan produciéndose en las inmediaciones de la referida planta industrial.

b.- El derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación, consagrado en el Nº 8 del artículo 19 de la Constitución Política de la República, respecto de todos los recurrentes y personas naturales en cuyo favor de interpone este recurso de protección, entendiendo que el bien jurídico que subyace a esta garantía es la calidad de vida de sus titulares, que inevitablemente se ve gravemente alterada con las emanaciones gaseosas pestilentes que aun son perceptibles en las inmediaciones a la planta industrial objeto de este recurso y al deterioro de la calidad de las aguas del río Valdivia, Cruces y sus afluentes, amenaza que puede significar la probación del disfrute del Área protegida Santuario de la Naturaleza y del propio Río Valdivia y el paisaje a ellos ligado, pérdida derivada del cambio en la coloración de las aguas y su creciente turbidez, afectan negativamente nuestra calidad de vida.

La calidad de vida como elemento constitutivo del derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación, se desprende además de la norma constitucional en comento de múltiples disposiciones de derecho ambiental contenidas en la Ley de Seguridad Nuclear, la Ley de Bases sobre el Medio Ambiente y el Código Sanitario y su reglamento contenido en el DS 144/ 61 de Salud que sancionan y restringen actividades que atentan o ponen en peligro la calidad de vida de las personas.

La jurisprudencia de nuestros tribunales superiores de justicia se ha pronunciado en torno a la especie en casos como “ Hidalgo Molina, Marcelo y otra con Sociedades Pesqueras Guanaye Limitada, Coloso S.A., Eperva S.A.”, la Corte de Apelaciones de Arica por sentencia de 28 de junio de 1985 que conformada por la Corte Suprema por sentencia del 31 de julio de 1985, señaló en su considerando 8º “ Que sin embargo , es un hecho publico y notorio, de conocimiento general y verdadero, que la comunidad de Arica, se ha visto afectada por los fuertes olores que expiden en su actividad industrial las empresas ya acotadas. Es la presencia de un constante fluido de naturaleza pestilente y, porque no decirlo, hasta nauseabundo, que penetra todos los ambientes, provocando un rechazo categórico de la población que se queja de las mas diversas reacciones, que van desde las nauseas, vómitos, alergias hasta la simple repugnancia. Hay así un fenómeno que ha trascendido el sector privado para convertirse en un mal colectivo”. ( RDJGT, Tomo LXXXII, nº2: mayo –agosto 1985). De este fallo se desprende que no es necesario que los, olores pestilentes emanados de un proceso industrial causen un perjuicio a la salud para que se atente contra la garantía del 19 Nº8 de la Constitución, sino que solo basta que dichos olores afecten la calidad de vida de los recurrentes, tal como ocurre en la especie.

En “Calbacho con Sport Wagon”, la Corte de Apelaciones de Santiago por sentencia de 13 de julio de 1989, dispuso que los recurrentes “ que tienen derecho a vivir tranquilos, libres de contaminación acústica, de acuerdo con la garantía que señala el artículo 19 Nº 8 de la Constitución Política” ( RDJGT, Tomo LXXXVI, nº 2: mayo–agosto 1989), la expresión vivir tranquilos inequívocamente se vincula con la calidad de vida.

c.- El derecho a desarrollar cualquier actividad económica que no sea contraria a la moral, el orden publico o a la seguridad nacional, respetando las normas legales que la regulen. Que consagra el artículo 19 Nº 21 de la Constitución Política de la Republica, ello respecto de don Jimmy Davis Castillo, presidente de la Asociación de Armadores de Valdivia, y de don Ricardo Hausmann Doering, Presidente del Agrupación de Guías Fluviales de Valdivia, quienes verán necesariamente afectada negativamente y probablemente de manera definitiva la actividad turística destinada hacia el Santuario de la Naturaleza del Río Cruces, ruta turística hoy de primera importancia que producto del deterioro medio ambiental del área protegida puede verse afectada, lo mismo que la navegación sobre el río Valdivia producto de la turbidez de las mismas.

d.- El derecho de propiedad consagrado en el artículo 19 Nº 24 del la Constitución Política de la Republica, respecto doña Erica Rojas Cabrapán, presidenta de la Junta de Vecinos de Rucaco, comuna de San José de la Mariquina y de todos los socios de dicha organización, quienes han sufrido la muerte de aves de corral y deterioro de la calidad de las aguas subterráneas que consumen.

9.- Dado que el funcionamiento de la Planta Valdivia de Celulosa Arauco y Constitución, infringiendo la Resolución de Calificación Ambiental al utilizar equipos diferentes de los evaluados ambientalmente, es un hecho que se ejecuta de manera continua desde el inicio delas operaciones de esta planta de celulosa, esta acción se interpone dentro de plazo.

10.- La envergadura del proyecto, la gravedad y certeza de los incumplimientos de la resolución de calificación ambiental, la débil actuación de la Comisión Regional del Medio Ambiente, frente a estos incumplimientos, y la alarma que despiertan en la población los extraños y sucesivos fenómenos observados en el sistema estuarial del río Valdivia, han motivado a los recurrentes a invocar la intervención del I. Tribunal, toda vez que pese a la aplicación de reiteradas multas y amonestaciones de parte de la administración, no se ha observado en la recurrida una conducta rectificadora creemos que solo por la vía de esta acción de protección, lograremos se restablezca el imperio del derecho frente a este grave atentado a las garantías constitucionales expuestas.

POR TANTO, en mérito de lo expuesto y a lo dispuesto en los artículos 19 Nº 1,8, 21 y 24 y 20 incisos 1º y 2º de la Constitución Política de la República, Auto Acordado Sobre Tramitación y Fallo de Recurso de Protección de la Excelentísima Corte Suprema y artículos 8º de la Ley 19.300, 2 del Reglamento sobre el Sistema de Evaluación de Impacto Ambienta y Resolución de Calificación Ambiental Nº 279 /98 de la Comisión Regional del Medio Ambiente de la Región de Los Lagos.

SOLICITO A VSI., Tener por presentado recurso de protección en contra de Celulosa Arauco y Constitución SA, representada por su gerente José Vivanco previamente identificado, en relación con las faenas de la Planta Celulosa Valdivia ubicada en la comuna de San José de la Mariquina, acogerlo a tramitación dado que se presenta dentro de plazo y en definitiva darle lugar a todas sus partes disponiendo que se debe someter a un Estudio de Impacto Ambiental las siguientes modificaciones a la Resolución de Calificación Ambiental:

a.- Descarga de aguas producidas por rebalses de la piscina de decantación, la cual recolecta gravitacionalmente las aguas lluvias provenientes de las canchas de acopio de madera.

b.- Aumento de producción respecto de lo establecido en la RCA que es de 550.000 a 850.000 ton/año.

c.- Aumento del diseño de la laguna de contención de derrames, la cual estaría diseñada para una contención de 24 horas y se diseñó para 48 horas del volumen del efluente.

d.- Modificaciones al sistema de tratamientos de residuos sólidos observados en el informe de MA&C consultores y que se detallan en el Nº 10 de la exposición de hechos de este recurso.

Disponiendo además la paralización de las faenas de la Planta Valdivia de Celulosa Arauco y Constitución mientras se realice el Estudio de Impacto Ambiental.



PRIMER OTROSÍ: Solicito a VSI., tener por acompañados los siguientes documentos:

  1. Copia simple de Resolución Ambiental Nº 279/ 98 de la Comisión regional del Medio Ambiente Décima Región de Los Lagos del 30 de octubre de 2003.

  2. Informe de MA&C consultores de 24 de agosto de 2004.

  3. Descargos presentados frente a informe de MA&C consultores por parte de Celulosa Arauco y Constitución.

  4. Informe de Producción de Planta Valdivia de Celulosa Arauco y Constitución.

SEGUNDO OTROSÍ: Se oficie a los siguientes organismos públicos:

1.- Al Don José Luis García Huidobro, Director Regional de la Comisión regional del Medio Ambiente de la Región de Los Lagos, a fin que:

a.- Remita copia autorizada de la Resolución Ambiental Nº 279/98 del Proyecto Planta Celulosa Valdivia de la Celulosa Arauco y Constitución del 30 de octubre de 1998.

b.- Remita copia del Informe de MA&C consultores de fecha 24 de agosto de 2004.

c.- Remita copia de oficio 1577 de 9 de noviembre de 2004 remitido a Celulosa Arauco y Constitución.

d.- Informe de Celulosa Arauco y Constitución de 24 de noviembre de 2004, en respuesta a oficio 1577 de COREMA.

e.- Copia de la resolución 0841 de 21 de diciembre de 2004 donde efectúa requerimientos a Celulosa Arauco y Constitución.

f.- Primer Informe de Avance de Estudio Sobre Evaluación de Mortalidades y Disminución Poblacional de Aves Acuáticas en el Sanitario de la Naturaleza Carlos Anwandter en la Provincia de Valdivia.

g.- Remita copia de informes de producción presentado por celulosa Arauco y Constitución el 3 de enero de 2005.

h.- Remitan informes de monitoreo de aguas tanto en relación con la calidad del cuerpo receptor como de los residuos industriales líquidos de la Planta Valdivia de Celulosa Arauco y Constitución.



TERCER OTROSÍ: Sírvase VSI., tener presente que Vladimir Alberto Riesco Bahamondes, en su calidad de recurrente y de abogado habilitado para el ejercicio de la profesión patente al día de la I. Municipalidad de Los Lagos, asume su propio patrocinio.

CUARTO OTROSÍ: Sírvase VSI., tener presente don Jaime Ramírez Márquez, Temistocles Navarrete , Rubén Castillo Castillo, Carlos Montullao Lienlaf, José Araya Cornejo, Leonardo Darío Alarcón Olivares, Juan Pablo Lazo Ureta, designan patrocinante en estos autos al abogado Vladimir Alberto Riesco Bahamondes, patente al día de la I. Municipalidad de Los Lagos y domiciliado en Edificio Prales oficina 205, sector B, de Valdivia, a quien otorgamos poder para actuar en estos autos con todas y cada una de las facultades conferidas por el artículo 7 del Código de Procedimiento Civil, en sus dos incisos incluidas las de transigir, percibir y avenir.


Jaime Ramírez Márquez, Temistocles Navarrete , Rubén Castillo Castillo, , Carlos Montullao Lienlaf, José Araya Cornejo, Leonardo Darío Alarcón Olivares, Juan Pablo Lazo Ureta,

ORDEN DE NO INOVAR


: Sírvase VSI., en conformidad a lo establecido en el Nº 3 del Auto Acordado Sobre Tramitación y Fallo del Recurso de Protección de las Garantías Constitucionales, decretar como orden de no innovar, la paralización de las faenas de la planta de Celulosa Valdivia de Celulosa Arauco y Constitución S.A., mientras se tramita el presente recurso de protección.

Sustento lo solicitado en los propios fundamentos del recurso de protección de lo principal y fundamentalmente en que de los antecedentes expuestos se puede concluir que pese a la envergadura del establecimiento industrial que nos ocupa y a la cantidad y composición de los desechos gaseosos, líquidos y sólidos que de el emanan diariamente, resulta evidente que el proyecto en ejecución presenta diferencias de importancia en relación con el recogido por la resolución de calificación ambiental del mismo.



La situación descrita es de la máxima gravedad mas aun si tenemos presente que la planta de celulosa ha iniciado sus operaciones sin que se haya recepcionado definitivamente la obra por parte de la I. Municipalidad de San José de la Mariquina y teniendo en cuenta el historial de accidentes e incumplimientos normativos de la obra durante su etapa de construcción y el breve periodo desde el inicio de sus operaciones y a que pese a instruirse sendos sumarios sanitarios a causa de los malos olores que motivan este recurso, la empresa recurrida ha continuando emitiendo gases TRS sobre los estándares de producción comprometidos en el Estudio de Impacto Ambiental.






La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje