Página principal

En el tribunal federal de Distrito Para el Distrito central de Florida divisióN de Tampa en Almirantazgo


Descargar 18.15 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño18.15 Kb.
En EL TRIBUNAL FEDERAL de Distrito

Para el Distrito CENTRAL de Florida

DIVISIÓN de Tampa

en Almirantazgo
ODYSSEY MARINE EXPLORATION, INC.
Demandante, ACCIÓN CIVIL
v.
Caso Nº 8:07-CV-00614-SDM-MAP
El BUQUE NAUFRAGADO NO-IDENTIFICADO,

si alguno, su aparejo, jarcias, accesorios y cargamento


localizado dentro de un radio de cinco millas del punto
central de las coordenadas dadas al Tribunal bajo sello

de confidencialidad


Demandado;

in rem

y
EL REINO DE ESPAÑA,


Reclamante.
_____________________________________/

RESPUESTAS DEL RECLAMANTE REINO DE ESPAÑA

AL INTERROGATORIO DEL TRIBUNAL
El Reclamante Reino de España (“España”) responde al interrogatorio presentados por el tribunal en su Orden (Dkt. 92) del 12 de marzo 2008 como sigue:

Pregunta #1: Describa las pruebas en las que España apoya su reclamación sobre el buque o los objetos.

Respuesta de España:

El navío y su contenido que son el sujeto de este caso son los restos de la Fragata de la Real Armada Nuestra Señora de las Mercedes (“Mercedes”), la cual explotó y se hundió en combate el 5 de octubre de 1804 durante la Batalla del Cabo de Santa María al sur de Portugal y al oeste de Cádiz, España. La Mercedes es un buque de guerra que aparece en el registro oficial de la Real Armada Española, y es propiedad inalienable y patrimonio del Reino de España. La Mercedes está sujeta, inter alia, a inmunidad soberana contra cualquier reclamación o arresto en los Estados Unidos bajo el Acto de Inmunidad Soberana Extranjera, 28 U.S.C. Secciones 1609 y 1611, al Artículo X del Tratado de Amistad y Relaciones Generales entre los Estados Unidos y España, 33 Stat. 2105, y principios similares del Derecho Internacional y la normativa interna de Estados Unidos y España. El lugar subacuático donde se encuentra la Mercedes es también la tumba de más de 200 militares y familiares de militares españoles que perdieron su vida en la explosión y el hundimiento del buque de guerra. España nunca ha abandonado ni renunciado de ninguna manera a su derecho de propiedad sobre la Mercedes. España ni ha autorizado ni ha consentido ningún tipo de perturbación o acto de salvamento sobre la Mercedes ni sobre las tumbas de cientos de marineros españoles y sus familiares. Vea, por ejemplo, Protección de Buques Naufragados, Aviones Militares, o Cualquier Otra Propiedad Hundida del Gobierno, 69 Fed. Reg. 5647 (5 de febrero del 2004).

Los archivos históricos documentan que la Mercedes se construyó en 1788 en La Habana para la Real Armada Española y se inscribió en el registro oficial de la Armada Española como una fragata. La Mercedes estuvo al servicio militar de España como buque de guerra de la Real Armada desde que comenzó su servicio activo en 1789 hasta su naufragio en octubre de 1804.

En noviembre de 1802, el Ministro de Marina de la Armada Española dio la siguiente orden al Capitán General del Departamento Naval Español de El Ferrol, al que la Mercedes estaba asignada bajo el mando del Capitán Don José Goycoa:

El Rey ha resuelto que se despachen a la mayor brevedad desde ese Puerto al del Callao de Lima dos fragatas de guerra con el objeto de traer los caudales y efectos de la Real Hacienda que hubiese prontos en aquella América. Según las últimas noticias dadas por el Ingeniero General resulta que se hallan prontas a armarse en ese Departamento las fragatas Clara y Mercedes y por tanto quiere Su Majestad que vuestra excelencia disponga con la mayor presteza la habilitación de dichos buques con el concepto de la navegación que deben hacer, y en la inteligencia de que se ha servido conferir su mando al capitán de navío Don José Goycoa y al de fragata Don Diego Aleson, a quienes se previene lo conveniente a fin de que se presenten en ese Departamento. Dios guarde a vuestra excelencia muchos años.

Barcelona, 6 de noviembre de 1802.

[Firmado]

Domingo de Grandallana

[Ministro de Marina]

Señor Don Félix de Tejada

[Capitán General del Departamento Naval de El Ferrol]
Siguiendo esta orden, la Mercedes zarpó de España hacia El Callao y, en abril de 1804, de El Callao a Montevideo, donde fue asignada a una flota compuesta de cuatro fragatas de la Armada que se dirigían a España. El escuadrón de cuatro fragatas, la Mercedes, la Clara, la Fama, y la Medea, zarpó de Montevideo para Cádiz, España, en agosto de 1804, bajo el mando del Almirante José de Bustamante, con el Capitán General Diego de Alvear como segundo en mando.

En la mañana del 5 de octubre de 1804, el escuadrón de la Real Armada estaba al sur del Cabo de Santa María, Portugal, a menos de un día de Cádiz. La flota española fue interceptada por una flota de la armada británica que había recibido órdenes de apresar buques de guerra españoles que vinieran de América hacia España. El Almirante Bustamante rechazó una demanda del comandante británico de someterse a órdenes británicas, y las dos flotas formaron líneas de batalla. Poco después, comenzaron los disparos. En pocos minutos, la Mercedes fue partida en dos a causa de una gran explosión. Un pequeño número de supervivientes fue rescatado de aquellas partes del buque que se mantuvieron a flote. De ocho oficiales que viajaban en la Mercedes, sólo sobrevivió uno. La familia del Capitán de Alvear, que viajaba en la Mercedes, también pereció. Después del naufragio de la Mercedes, los tres buques de guerra restantes fueron capturados por los británicos, llevados a puertos británicos, y apresados.

En el momento de la batalla, las hostilidades entre Gran Bretaña y España habían sido suspendidas por el Tratado de Amiens de 1802. Respondiendo al ataque y a las pérdidas humanas en la Mercedes, España le declaró la guerra a Gran Bretaña y entró nuevamente en las Guerras Napoleónicas que duraron otra década más. El naufragio de la Mercedes marcó un momento clave en la historia de España y de Europa; por tanto, el pecio y su contenido forman parte del inalienable patrimonio histórico de España.

Antes de llevar a cabo sus operaciones de exploración y recuperación, Odyssey investigó los archivos sobre la Mercedes. Odyssey sabía que los buques de la Armada Española son propiedad del Reino de España y que éstos no se deben perturbar ni someter a operaciones de salvamento sin la autorización específica y expresa del Reino de España. Odyssey admitió estos principios en un escrito sometido a las autoridades españolas en septiembre del 2006, en el que recurría unas sanciones impuestas a Odyssey por actividades previas:

“…[L]os restos de los buques naufragados pertenecen, a efectos, entre otros, del derecho de propiedad, al Estado de pabellón, independientemente de las aguas donde se encuentren.

* * *


Los buques de guerra hundidos de varios países son también las tumbas de los marineros que murieron al servicio de su país, y deben ser tratados adecuadamente por el Estado al que sirvieron, el cual debe tomar medidas para prevenir la interferencia de elementos extranjeros en esa relación.”1

La información sobre la localización proveniente de múltiples fuentes confirma que el lugar del que Odyssey extrajo las monedas y demás objetos es el lugar donde se hundió la Mercedes.

Los objetos identificados en el fondo del mar, la forma en que se encontraban distribuidos y otras características, al igual que los objetos que Odyssey extrajo del pecio, identifican también al pecio como la Mercedes y ponen de manifiesto que es un buque de guerra de la Armada Española que se hundió tras una explosión, tal y como confirman los informes históricos sobre la Mercedes.

Además de los aparejos, jarcias, y otras características propias de un buque de la Armada española, los objetos incluyen cantidades significativas de otros materiales documentados como parte del cargamento de la Mercedes. Estos materiales incluyen lingotes de cobre y de estaño que estaban a bordo de la Mercedes.

Las monedas tomadas del pecio por Odyssey ayudan a identificar definitivamente al pecio como el de la Mercedes. En el pecio se encontraron partes de cofres de monedas concentradas manteniendo la forma en la que fueron cargadas en los cofres de La Mercedes, con la mayor parte de la madera de éstos desintegrada o consumida.

El “Resumen de Objetos” del “Cisne Negro,” otorgado por Odyssey en respuesta a la Orden emitida por este Tribunal el 10 de enero del 2008, dice que “las fechas de las monedas recuperadas del ‘Cisne Negro’ van desde el 1773 hasta el 1804, [y] la mayor concentración de monedas corresponde a los 1790s y a principio de los años 1800s.” Como se señaló anteriormente, la Mercedes salió de El Callao, el puerto de Lima, en abril de 1804 y salió de Montevideo el 9 de agosto de 1804 hacia Cádiz, España. La inspección española de las monedas llevadas por Odyssey a los Estados Unidos también confirma que fueron tomadas de la Mercedes.

Las respuestas de Odyssey al interrogatorio del Tribunal presentadas el 11 de abril del 2008 constituyen una prueba adicional en apoyo de las reclamaciones de España sobre el pecio y sus objetos. Odyssey dice que uno de los buques “bajo consideración” es la Mercedes, pero que los “objetos podrían indicar cargamento desechado” o que podrían existir “posiblemente otros buques” que “podrían corresponder a este pecio,” pero que “hasta ahora no han sido descubiertos por nuestros investigadores y archiveros,” o que “el cargamento podría proceder de un barco pirata.” Odyssey no identifica estos buques, ni explica cómo un buque de guerra español pudo ser desmantelado en alta mar o cómo las monedas y otros materiales a bordo fueron extraídos, lanzados al agua, y depositados en el lugar.

Pregunta #2: Desde el punto de vista de España, ¿con qué buque se corresponde con mayor probabilidad este pecio?

Respuesta de España:

Como ha sido explicado en la respuesta a la pregunta #1, el pecio corresponde a la fragata de la Armada Española Mercedes.

Presentadas respetuosamente el 8 de mayo del 2008 por

_f/ James A. Goold__________



James A. Goold

1 (Apelación de Decisión del Director General de Patrimonio Cultural de la Junta de Andalucía, Caso Disciplinario, arch. 201/06-CA-01/06 (Sep. 26, 2006))


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje