Página principal

Empujados por la Gracia de la jmj


Descargar 6.03 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño6.03 Kb.
Empujados por la Gracia de la JMJ
Queridos herman@s y vecin@s virtuales:

Acabamos de vivir un regalo de Dios a la Iglesia de España y cuanto más para los vecinos y diocesanos de Madrid, Alcalá y Getafe especialmente, al celebrar y vivir intensamente la Jornada Mundial de la Juventud.

Por ello no quería dejar de comentar tres aspectos que considero importantes y nos pueden ayudar a todos a reflexionar y replantear nuestra vida cristiana. Por otra parte, esta es la intención del Santo Padre y así lo manifestó al bajarse del avión.

Primer punto a destacar es la belleza y poder atractivo de la Verdad. Benedicto XVI nos ha propuesto en estos días redescubrir y plantear al mundo que el Evangelio que contiene la Verdad, hace recuperar al hombre y lo que le rodea su auténtico fin y por tanto la felicidad. Y más de dos millones y, tantos más que han seguido los actos por televisión, han tenido ocasión de descubrirlo en la universalidad de la Iglesia que se alimenta de una misma fuente.

Segundo punto que se ha resaltado desde la Misa de Apertura, perder el miedo a ser santos, porque vale la pena gastar la vida por la causa de Cristo. Estas palabras del Beato Juan Pablo II en CuatroVientos, repetidas por el señor cardenal en Cibeles, se han manifestado en las calles donde uno se sentía orgulloso de rezar a pesar de la incomprensión e incluso amenazas de unos pocos. Lucir las camisetas de voluntarios, intercambiar pulseras, pero sobre todo, guardar silencio, adorar, rezar ante el Santísimo, Confesarse, sufrir con paciencia colas, sed y calor, y siempre con pena de que terminase, ¿no era sino decirle al mundo nosotros seguimos a Cristo y no nos avergonzamos? ¿No es la santidad el querer unirse a Cristo y vivirlo con los hermanos? El señor cardenal nos animaba a perder el miedo porque Cristo nos hace felices. Y este es el tercer aspecto, la alegría. Consecuencia de los anteriores, cuanta gente feliz, “sin incidentes, a pesar de ser multitudes” (comentario de un policía por el móvil a la salida de CuatroVientos). Y es que la verdad nos hace felices y cuanto más cuando vemos que la compartimos con el mundo entero. Uno ha rezado, cantado, abrazado a hermanos de fe de todo tipo de razas y colores porque la Iglesia es Universal y el Mensaje es para todos.

Esperando comenzar la Vigilia, leía en la camiseta de una coreana, “gracias por los cuatro días que hemos pasado juntos” y lo firmaban Chus, Ana, Pepo y otros tantos más que llenaban la espalda de aquella chica que apenas hablaba inglés y su complicada lengua. Al pasear por las calles, metros, trenes o autobuses, era raro el silencio. Siempre vivas, cantos de ánimo e identidad, portugueses, italianos, latinos, africanos… Y de donde salía la alegría. No había lujo, ni alcohol, ni comodidades habituales, sino un santo afán de decir al mundo que aquí estamos. ¡Y cuanta gente lo ha reconocido y descubierto!, desde los preparativos a su realización, cuantos miles de voluntarios a veces públicos y otras tantas anónimos que aunque fuese por la ventana, tiraban agua para refrescar a unos desconocidos que con gritos y vivas lo agradecían.

También desde la parroquia se han vivido estas notas y por ello, querría haceros partícipes a todos, prueba de ello, las fotos y video resumen que se publica en esta misma web.

Deseo que además de interiorizar y reflexionar la riqueza del mensaje del Santo Padre, siga creciendo la parroquia en el esplendor y alegría del conocimiento y vida de la Verdad.

Muchas gracias a todos los que habéis hecho posible y participado en esta Gracia que hemos vivido. Y a los que no, sirvan de testimonio estas letras y que lo descubran.

Dios y su Madre Santísima, nos preparamos a la Fiesta de Nuestra Patrona, os lo concedan y bendigan.



Vuestro sacerdote y servidor Fernando.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje