Página principal

El Tsunami asiático


Descargar 176.08 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño176.08 Kb.
  1   2   3   4   5
Terremoto de Irán 2003: 26 de diciembre a las 01:56:52 UTC
Terremoto de Asia 2004: 26 de diciembre a las 00:58:55 UTC

¿Quién será el próximo?



El Tsunami asiático

¿Un desastre natural?





Durante el régimen Nazi, millones de alemanes no sabían nada de los horribles crímenes que estaba cometiendo su gobierno. La mayoría no hubiera creído que su propio pueblo fuera capaz de exterminar a millones de seres humanos (judíos y no judíos) en "fábricas de alta tecnología" (campos de concentración).

Gracias a los Nazis, ahora la humanidad está en condiciones de abrir los ojos y afinar el oído cuando de nuevo anda suelto un régimen ansioso de "conquistar" el mundo a cualquier precio.

No es casualidad que los Nazis cantaran a viva voz:

"Wir werden weitermarschieren, bis die Welt in die Scherben fällt; heute gehöhrt uns Deutschland und morgen die ganze Welt"

[Seguiremos avanzando hasta hacer añicos el mundo; hoy Alemania nos pertenece y mañana el mundo entero]

¿Déjà vu?

Por este motivo, la inteligencia mundial tiene la obligación de investigar todas las posibilidades, entre las que también se encuentran lo que la prensa tradicional suele llamar despectivamente "teorías de la conspiración"...

Convencida de que el mismísimo Sherlock Holmes hubiera aprobado este método de investigación, LA VERITAT ha "pescado" en Internet algunas aportaciones sobre (otras) posibilidades que podrían haber provocado el mortífero Tsunami asiático.

Una de ellas de la pluma de un señor que no ha adquirido renombre por necio, sino por todo lo contrario: Michael Chossudovsky.

Naturalmente, esta modesta gaceta no puede garantizar la veracidad o no de estas "teorías conspirativas". Sólo sabemos que la física no le dedicó una unidad electromagnética a Nicola Tesla por su cara bonita, sino por sus méritos en el campo del electromagnetismo, en especial por su descubrimiento de que con la ayuda de ondas (= olas) electromagnéticas (sobre todo las de baja frecuencia) se podrían transportar a distancia enormes energías (principio: lo importante es "pillar" la frecuencia de resonancia de un sistema: luego se rompe solo ...)

Como es natural, los estudiosos encontrarán muchísimo más material en Internet. ¡Mucho éxito en sus investigaciones!



La nueva “arma de destrucción masiva”: manipulación del clima para fines militares

Michael Chossudovsky

GlobalResearch.ca 07-01-2005

Traducción para Rebelión (--> google) por Horacio Garetto

¿Cuáles podrán ser las causas ocultas, subyacentes de la extrema inestabilidad del clima mundial, que ha sido causa de devastación en todas partes en los últimos años?

Huracanes y tormentas tropicales han devastado el Caribe. Asia Central y Medio Oriente están atormentadas por la sequía. Africa Occidental está frente a la mayor invasión de langostas de la última década. Cuatro destructivos huracanes y una tormenta tropical (Alex, Iva, Frances, Charley y Jeanne se sucedieron los unos a los otros. Huracanes sin precedentes en la historia del Caribe: la isla de Granada fue completamente devastada: 37 personas murieron y alrededor de dos tercios de los habitantes de una población de 100 mil se quedaron sin vivienda. En Haití los muertos fueron dos mil y los que se quedaron sin viviendas unas 10 mil personas. República Dominicana, Jamaica, Cuba y Florida fueron también devastadas. En los Estados Unidos los daños en los Estados Sureños, que incluyen Florida, Alabama, Georgia, Missisippi y las dos Carolinas Norte y Sur fueron los más elevados de la historia.

Un estudio editado en Julio 2003 por la Organización Meteorológica Mundial le echa la culpa, sin mayor examen, al calentamiento global:

“Estos eventos récord (altas temperaturas, bajas temperaturas, sequías y tormentas tropicales) se han venido incrementando gradualmente en los últimos 100 años conforme aumentan los promedios comprobados de temperaturas” (CNN, 3 de julio de 2003, www.cnn.com/2003/WEATHER/07-03/wmo/extremes)

Pero si bien el calentamiento global es indudablemente un importante factor, no puede sin embargo dar cuenta totalmente de semejante patrón extremo e inusual de comportamiento del clima.

GUERRA CLIMATICA

La importante expansión del arsenal de armas climáticas, prioridad del Departamento de Defensa norteamericano, no es todavía tema de debate mundial. Si bien es continuo el reclamo de los ambientalistas de que la administración Bush firme el Protocolo de Kioto, el tema de la guerra climática, a saber, la manipulación y modificación deliberada del clima con fines militares no se menciona nunca.

La Fuerza Aérea tiene la capacidad de manipular el clima tanto para fines de testeo como para fines militares. Esto incluye la capacidad de provocar inundaciones, huracanes, sequías y terremotos. En los últimos años enormes cantidades de dinero fueron asignados por el Departamento de Defensa al desarrollo y perfeccionamiento de estos sistemas.

La modificación del clima formará parte de la seguridad doméstica e internacional y podría ser realizada unilateralmente.. Puede ser utilizada ofensiva o defensivamente, o para propósitos disuasivos. La habilidad de generar precipitaciones, nieblas, tormentas o modificar el espacio exterior… o la producción de climas artificiales, todo constituye parte de un conjunto de tecnologías que pueden incrementar el conocimiento tecnológico, la riqueza y el poder de Estados Unidos, o degradar el de sus adversarios. (Us Air Force, emphasis added. Air University of the Use Air Force, AF 2025 final report, www.au.af.mil/au/2025)

Si bien no hay todavía evidencia firme de que la Fuerza Aérea haya hecho uso de estas capacidades, uno tiene todo el derecho de pensar que si fueron desarrolladas para usos militares, pues sí habrán sido objeto de ensayos, como lo fueron siempre todos los otros sistemas de armas, las convencionales y las de destrucción masiva.

Es casi innecesario decir que el tema es tabú. Los analistas militares están mudos. Los meteorólogos no investigan y los defensores del medio ambiente tienen todos la cabeza puesta en el Protocolo de Kioto.

Irónicamente, mientras el Pentágono reconoce su habilidad para modificar el clima para usos militares, lo que gana consenso es la hipótesis del calentamiento global. En un estudio importante, el Pentágono describió los varios escenarios que se abren en el mundo con el cambio climático.

Ese documento constituye una conveniente cobertura. Ni una palabra se menciona sobre su principal programa de guerra climática: The High-Frequency Active Auroral Research Program (Haarp), radicado en Gokona, Alaska, manejado conjuntamente por la Fuerza Aérea y la Marina de Guerra.

MANIPULACIONES DEL CLIMA POR PARTE DEL EJÉRCITO DE EEUU: EL PROGRAMA HAARP

Este programa existe desde 1992. Es parte de una nueva generación de armas concebidas en el marco de la Iniciativa de Defensa Estratégica. Lo opera la Air Force Research Laboratory’s Space Vehicles Directorate. Es un conjunto de antenas con capacidad de crear modificaciones en la ionosfera (el nivel superior a la atmósfera)

Nicholas Begich, activista contra el programa HAARP, lo describe así:

Una superpoderosa tecnología de emisión de haces de ondas radiales que elevan áreas de la ionosfera, concentrando un haz que calienta esas áreas…

Ondas electromagnéticas irrumpen en la tierra y afectan todo: vivo o muerto” (para más detalles ver Michael Chossudovsky, www.globalresearch.ca/articles/CHO201A.html)

El mundialmente renombrado científico, Dr. Rosalie Bertell, se refiere a HAARP como “un gigantesco calentador que puede causar importantes alteraciones en la ionosfera “, creando no solo agujeros, sino grandes incisiones en la capa de protección que actúa como escudo protector contra la radiación mortal que bombardea nuestro planeta.”

De acuerdo con Richard Williams, físico y consultor de David Sarnoff Laboratory en Princeton dice que:

“HAARP constituye un acto de barbarie. Los efectos de su uso pueden durar por años y años en la tierra ….”.

Al público por supuesto le fue presentado como un programa de investigación científica y académica. HAARP es desde luego un medio para alterar el sistema de comunicaciones y de radar del enemigo. HAARP, asimismo, tiene la capacidad de provocar apagones interrumpiendo el flujo de corriente eléctrica en regiones enteras.

La recopilación y análisis de las declaraciones emanadas de la gente de la Fuerza Aérea permite pensar lo impensable: la manipulación del clima, de las comunicaciones, y de los sistemas eléctricos como un arma de guerra global capacita a Estados Unidos para dominar regiones enteras del Mundo.

GUERRA CLIMATICA: BONANZA PARA LAS CORPORACIONES

El HAARP está operativo desde principios de los 90’. El sistema de antenas se basó inicialmente en tecnología patentada por Advanced Power Technologies Inc. (APTI), una subsidiaria de Atlantic Ritchfield Corporation (ARCO). La primera fase de HAARP Ionosfheric Research Instrument (IRI) fue completada por APTI. El sistema IRI de antenas fue instalada en 1992 por una subsidiaria de British Aerospace Systems (BAES) usando la patente de APTI. Las antenas irradian hacia el espacio exterior usando un equipo de transmisores de alta frecuencia.

En 1994 ARCO vendió su subsidiaria APTI, junto con las patentes, a E-Systems, una supersecreta empresa de equipamientos militares High Tech íntima de la CIA (www.crystalinks.com/haarp.html).

E-Systems se especializa en la producción de equipos electrónicos para uso militar, de navegación y de reconocimiento, incluidos “sofisticados equipos de espionaje”. Es uno de los más grandes contratistas del mundo en ese segmento de equipos para la inteligencia, estrechamente relacionado con la CIA y organismos parecidos. Vende a éstos aparatos por unos 1.800 millones de dólares anuales, de los cuáles unos 800 millones son para proyectos tan secretos que ni el Congreso de los Estados Unidos sabe en qué se gasta ese dinero (www.earthpulse.com/haarp/vandalism.html)

Participó en la provisión y equipamiento del Doomsday Plan (el sistema que permite al Presidente manejar la guerra nuclear) y la operación Tormenta del Desierto (www.princetonreview.com)

Con la compra de APTI, E-Systems adquirió la estratégica tecnología de la guerra climática la cual incluye la patente 4.686.605 “Bernard J. Eastlund’s” titulada “Métodos y Aparatos para alterar una región de la atmósfera, la ionosfera y la magnetosfera terrestre”.

No está demás consignar que las Eastlund/APTI patentes están basadas en las investigaciones del científico yugoslavo Nicolás Tesla, muchas de cuyas ideas fueron robadas por las corporaciones norteamericanas (ver Scout Gilbert www.globalresearch.ca/articles/gil401A)

Apenas un año después de la compra de E-Systems de la tecnología de la guerra climática de APTI, E-Systems fue comprada por Raytheon, el cuarto más grande contratista de la industria militar estadounidense. Con esta adquisición Raytheon se convirtió en el más grande fabricante de equipos electrónicos de guerra del mundo.

Y, mientras ARCO vendía su subsidiaria APTI a E-Systems, ella misma era adquirida por el matrimonio integrado por la BRITISH PETROLEUM-AMOCO OIL COMPANY USA, uno los cuatro más grandes superconsorcios petroleros energéticos del mundo.

De tal modo, Raytheon, a través de su subsidiaria E-Systems es ahora la propietaria de las patentes para la guerra climática. También tiene que ver con otras investigaciones para uso militar como las actividades que desarrolla una de sus subsidiarias en la Antártica: Raytheon Polar Services.

El sistema fue terminado de instalar en Abril de 2004. Consiste en 180 antenas más un conjunto de transmisores de alta frecuencia.

TESTEANDO EL SISTEMA HAARP

Es natural que, como una parte normal de los contratos con los proveedores y constructores, el sistema se ensaye.

En este sentido un informe del Parlamento Ruso del año 2002 expresa que los militares americanos tienen intención de probar qué tal funciona el sistema en Alaska, en Groenlandia y en Noruega. “Los planes de USA de experimentar con el programa HAARP, ultrasecreto, no controlado por la comunidad internacional, implica armas con capacidad para destruir las comunicaciones de radio, los equipos instalados en el espacio, los misiles, provocar accidentes en las redes de electricidad, en las de transporte y distribución de gas y petróleo y de tener un impacto negativo en la salud mental de la gente de regiones enteras”, dijeron los diputados rusos en su informe (Interfax News Agency, original Russian, BBC Monitoring, 8 august 2002).

La cuestión es que el futuro de la Humanidad está amenazado por el uso de técnicas de modificación del clima.

Pero para que una campaña internacional contra esta monstruosidad tenga éxito será preciso profundizar la investigación científica tendiente a determinar si hubo verdaderamente o no una relación entre la actividad del parque de antenas de GoKona, Alaska, con los llamativos desastres climáticos que se vienen observando.

Es algo imperativo porque la monstruosidad será completada en 2006, momento en el cuál operará a su máxima capacidad terrorífica.

Fuente: http://www.haarp.alaska.edu/haarp/phases.html

Esta etapa avanzada de capacidad plena (FIRI) corresponde a lo que la Fuerza Aérea ha llamado “poseer el clima”.

GUERRA CLIMATICA CONTRA LOS “ESTADOS CANALLAS”

Los inusuales eventos climáticos sucedidos estos años están bien documentados y fueron comentados ampliamente en la prensa por lo que respecta a Europa y Estados Unidos .

Pero lo que los medios no han cubierto por igual es lo que ha pasado con el clima en aquellos países que los gobiernos de Estados Unidos incluyeron en el denominado en forma unilateral por ellos como el “eje del mal” y como probables objetivos de una “guerra preventiva”.

El patrón climático de Corea del Norte, por ejemplo, se ha caracterizado desde mediados de los 90 por una sucesión de sequías, seguidas por inundaciones. El resultado fue la destrucción del sistema agrícola coreano.

En Cuba el patrón es muy similar a lo que se observa en Corea (ver cuadro nº 3)

En Irak, Irán y Siria devastadoras sequías ocurrieron en 1999. En Afganistán, en los cuatro años anteriores a la invasión de 2001 destruyeron la economía campesina, provocando el flagelo del hambre.

La manipulación climática, según algunos la entienden, podría ser el arma “preventiva” por excelencia. Se puede utilizar contra países enemigos tanto como contra países amigos pero sin su consentimiento. Podríase también provocar estragos en los mercados mundiales de granos y en los mercados financieros. Quién tuviere ese conocimiento (el de que un “ataque climático” está sucediendo) podría, mediante la utilización de ese “información privilegiada” obtener enormes ganancias financieras (especulando en los mercados de futuros). De paso esa destrucción de la agricultura de los países atacados crea una gran dependencia de la ayuda alimenticia y de la importación de granos de Estados Unidos y otros países occidentales de su órbita.

Sabemos que como parte de su nueva doctrina nuclear los Estados Unidos han amenazado con golpes nucleares preventivos a muchos países, incluyendo a China y Rusia.

Si bien no hay a la fecha evidencias del uso del arma climática contra los “Estados Canallas” los lineamientos políticos para el uso de las técnicas ya están formulados y la tecnología ya está operativa.



¿Un desastre natural?

Aquí empieza la teoría de la conspiración del Tsunami asiático

Hoy en día, la posibilidad de provocar terremotos, inundaciones, huracanes e incluso de dañar cerebros humanos y las propias placas teutónicas de la Tierra es un hecho muy real.


La investigación ha sido hecha, los tests se han llevado a cabo y las armas han sido desarrolladas y a lo mejor utilizadas.
El programa se llama HAARP (High-frequency Active Aural Research Program) y fue desarrollado como una parte de la iniciativa de la “guerra de las galaxias” (“Star Wars”).
El terremoto asiático mata a 150,000 [de momento], EXACTAMENTE un año después de que el terremoto de Irak matara a 26.000.
Una coincidencia increíble (...). ¡Entre los dos terremotos más destructivos en décadas transcurre exactamente un año – casi al minuto!
26 de diciembre de 2003 - Bam, Irán. Con una intensidad en la escala Richter de sólo 6.6, este terremoto tiene su epicentro exactamente debajo de la ciudad. Resultado: 26,000 muertos.
26 de diciembre de 2004 – Con epicentro en la isla indonesia de Sumatra, el masivo terremoto de intensidad 9.0 en la escala de Richter provoca enormes olas que cruzan el Océano Atlántico.
Terremoto de Irán 2003: 26 de diciembre a las 01:56:52 UTC (hora universal)
Terremoto de Asia 2004: 26 de diciembre a las 00:58:55 UTC (hora universal)
¡Con un margen de 58 minutos, exactamente un año de diferencia entre ambas catástrofes!
Una coincidencia increíble - ¿o más que una coincidencia?
Con el programa HAARP, el gobierno de los Estados Unidos tiene la capacidad de provocar terremotos [ver artículo más abajo y Google]

Y existe una razón para este timing: distraer al pueblo durante las fiestas, cuando muchos americanos se juntan en familia, quizás la única ocasión de hablar con sus parientes sobre la injusta guerra de Irak y los crímenes de guerra perpetrados por su gobierno.


El año pasado, los americanos fueron saludados con la generosidad “misericordiosa” de Bush, que después de la tragedia ofreció ayuda a uno de los miembros del “eje del mal”

Los Republicanos tenían un tema de conversación durante el banquete de Navidad: ¿"Cómo se puede afirmar que Bush no es compasivo, si está ayudando al eje del mal? Esto es ser cristiano.” (...)



Armas del Nuevo Orden Mundial
“La tecnología hará posible a los líderes de las potencias de desarrollar técnicas de armamento secretas, que permitirán sacrificar un mínimo de las fuerzas de seguridad...
Técnicas de modificación del clima podrían ser utilizadas para producir prolongados periodos de sequía o tormenta.” – escribe el estratega de los Illuminati y luchador de primera línea Zbigniew Brzezinski en “Between Two Ages” (Entre dos épocas) (1970).
Suena como algo de la leyenda griega o de la mitología nórdica: cosechar los elementos y literalmente utilizar el clima como arma de guerra: generando terremotos o tormentas y quizás incluso bombardeando al enemigo con rayos y truenos.
Para hacerlo más eficaz, los destinatarios serían atacados por sorpresa (...). Y después, entre tanta ruina y devastación ¿a quién hacer responsable?
A diferencia de un ataque con misiles o bombas, los atacantes no son obvios, de modo que las víctimas le echarán la culpa al clima y no a los verdaderos culpables.
Según el Dr. Nicholas Begich, HAARP es “una tecnología de ondas de radio superpotentes capaz de levantar áreas de la ionosfera (capas superiores de la atmósfera) dirigiendo hacia ellas un haz de ondas y calentándolas. Las ondas electromagnéticas son reflejadas y lo penetran todo – vivos y muertos.”
Además de disturbar los comportamientos climáticos normales, HAARP también bombardea a las víctimas con radiaciones mortales. Según la Dra. Rosalie Bertell, HAARP es “un gigantesco calentador capaz alterar enormemente la ionosfera, creando no solo agujeros, sino grandes incisiones en la capa de protección que actúa como escudo protector contra la radiación mortal que bombardea nuestro planeta.”
Pero HAARP también puede ser utilizado para comunicarse con submarinos o para desorientar específicamente determinados segmentos de la población.
Según la revista “U.S. 1/96 Air Command and Staff College’s Airpower Journal” “el ejército de EEUU está desarrollando armas de gran potencia a base de microondas contra seres humanos ... que no sólo atacan el cuerpo, sino que son capaces de penetrar en la mente de las personas, perturbando su sentido de orientación y su estabilidad mental.”
En los años 1970, los rusos utilizaron una primitiva versión de esta tecnología contra la embajada de EEUU en Moscú, causando enormes daños físico y mentales a sus ocupantes.
Los orígenes de esta arma son más antiguos que las ideas del científico visionario Nicola Tesla.
En 1935, Tesla hablaba de la posibilidad de crear terremotos controlados y de producir “vibraciones rítmicas a través de la tierra” y de “transportar estos efectos mecánicos a distancias enormes y producir todo tipo de efectos extraños.”
Cuarenta años más tarde, las ideas de Tesla podrían haberse convertido en una realidad. En 1976, cuando presidía un subcomité del Senado, el senador Claiborne Pell advirtió: “Necesitamos un tratado ya... antes de que los líderes militares empiecen a provocar tormentas, manipular el clima y generar terremotos contra sus enemigos.”
Pero el llamamiento del senador Pell seguramente llegó tarde. El 5 junio de 1977, el New Tork Times describía un devastador terremoto en Tangshan, China, que mató a más de 650,000 personas de la siguiente manera:
“Justo antes del primer terremoto a las 3:42 de la madrugada, el cielo se iluminó como si fuera de día. Esta luz, mayoritariamente blanca y roja, era visible a una distancia de hasta 200 millas. Las hojas de muchos árboles se chamuscaron como patatas fritas y los vegetales de los cultivos se quemaron por un lado, como si hubiera pasado una bola de fuego.”
Algunos investigadores sostienen que estos efectos son producto de una tecnología similar a la de Tesla y/o de transmisiones del tipo HAARP. (...) O como decía Tesla: capaces de producir “todo tipo de efectos extraños”.

Fuentes: Prof. Michel Chossudovsky en “Transnational.org”, New York Times 5, 6, 1977, y “HAARP’s Demonic Powers”: Youth Action News July 1996.





Carta de un lector

Como fabricar un Tsunami: Manual de instrucciones

Principio


Seguro que todos hemos visto como un vaso de vidrio se rompe al ponerle un poco de café caliente o al darle un golpe muy pequeño, que en condiciones normales no hubiese provocado, ni con mucho, su rotura. ¿Qué ha pasado? ¿Por qué se ha roto el vaso?

Tensiones


En el proceso de fabricación del vaso, el vidrio se ha calentado hasta fundirse y luego se le ha dado forma mientras el vidrio se enfriaba. Bien, pues en este proceso de dar forma y enfriamiento, a veces quedan ‘tensiones’ entre diferentes partes del vaso. Esas tensiones hacen que diferentes partes del vaso estén empujándose o intentando separarse.
Cuando se provoca un pequeño disturbio entre dos de esas partes ‘enfrentadas’, ese pequeño disturbio es suficiente para hacer que esas tensiones alcancen el punto de hacer que esas partes enfrentadas cambien el punto de equilibrio crítico en el que se encontraban.

¿Y no es la Tierra como un vaso de vidrio en proceso de enfriamiento?


Si lo que hemos estudiado es verdad, la Tierra ha sido hace mucho tiempo una bola de fuego que se ha ido enfriando, y en ese proceso se habría formado un primer continente, que luego se habría partido en diferentes partes.
Esos continentes siguen de algún modo evolucionando (flotando) sobre ese núcleo magmático que parece que existe en el interior de la Tierra.

Ya nos vamos acercando


¿Y no es la península indonesia (la India) una de las últimas placas tectónicas que ha hecho un largo viaje desde África (por debajo de su cuerno, actual Somalia) hasta su posición actual? De hecho al final de ese viaje se ha formado la Cordillera del Himalaya, que por la ‘juventud’ de sus picos nos recuerda un pasado reciente.

La península indonesia no ha ido sola en esta travesía del Índico. Con ella iba toda una placa tectónica, en donde la acompañaba todo ese montón de islas que forma la actual Polinesia. De hecho, en toda esta zona del planeta se conocen los tsunamis, pues esa placa se va modificando en su forma, y, cada cierto tiempo, el desplazamiento de las placas produce alguna rotura, permitiendo un desplazamiento un poco más importante de esas placas. El movimiento del agua ocupando el hueco creado entre las placas se encarga del resto. Se produce una ola, que llevará una devastación a las costas que alcance (y que pueden estar bastante lejos, pues la amplitud de estas olas solo disminuye con la distancia en la misma relación en que aumenta la longitud de la circunferencia que va abarcando la ola).

  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje