Página principal

El risco de la nava


Descargar 53.82 Kb.
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño53.82 Kb.
EL RISCO DE LA NAVA
GACETA SEMANAL DE LA HERMANDAD DEL VALLE DE LOS CAÍDOS

Nº 468 – 22 de junio de 2009
SUMARIO


  1. Declaración sobre el anteproyecto de «Ley del aborto», Conferencia Episcopal Española

  2. Notas sobre el proyecto de ley del aborto.

  • 183 votos para el aborto, Fernando de Haro

  • Guerra total contra la familia y el matrimonio, Paloma Fernández Cárdenas

  • De la Vega defiende los Derechos Humanos al hablar de Guantánamo… y se olvida del derecho a la vida, Análisis Digital

  1. El diablo viste de azul, Javier Compas

  2. Chiringuitos, Miguel Ángel Loma

  3. Bono: es compatible ser cristiano y socialista, Análisis Digital

  4. Una burla, otra burla, José Joaquín Iriarte


DECLARACIÓN DE LA CEE

SOBRE EL ANTEPROYECTO DE «LEY DEL ABORTO»
http://www.conferenciaepiscopal.es/documentos/Conferencia/AnteproyectoLeyAborto.pdf
NOTAS SOBRE EL PROYECTO DE LEY DEL ABORTO
183 votos para el aborto: la hora del realismo, la hora de la educación

Fernando de Haro

Páginas Digital

20:50h de la tarde. En el panel que refleja el resultado de las votaciones del Congreso, 183 noes. Este martes, la moción presentada por el diputado de UPN Carlos Salvador pidiendo la retirada del proyecto de ley de reforma del aborto ha sido rechazada por una amplia mayoría. Las primeras previsiones apuntaban a que los socialistas iban a registrar una ajustadísima victoria, a sus 169 diputados se les podían sumar dos del BNG, los cinco de ERC, ICV e Izquierda Unida, y el de Nafarroa Bai, en total 177. Uno más de los necesarios para derrotar la moción si el resto votaba a favor. Pero el grupo socialista hizo su trabajo. Los seis diputados del PNV votaron en contra y también dos de Convergencia: Merce Pigrem y Carles Campuzano.

La toma de posición del PNV ha sido muy significativa. Los nacionalistas vascos que le niegan el pan y la sal a los socialistas desde que Patxi López les ha desplazado del Gobierno de Vitoria, están dispuestos a votar con Zapatero en la cuestión del aborto. La secularización del PNV es esdrújula: no piensan que tomar posición a favor de la cultura de la muerte vaya a molestar a sus votantes, lo que cuenta es la patria vasca. Zapatero, después del revés de las elecciones europeas, está trabajando intensamente en conseguir los apoyos necesarios para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado. Corteja a Esquerra y se propone cerrar la financiación catalana cuanto antes. El grupo socialista, desde el resultado electoral del 1 de marzo en las gallegas y en las vascas, se las ve y se las desea para no ser derrotado en la Carrera de San Jerónimo. Y, sin embargo, consigue respaldo suficiente para un proyecto que mantiene el aborto de menores sin consentimiento paterno.

No se puede pensar que el resultado de la votación de este martes refleje como una fotografía la situación social de nuestro país. No se puede afirmar que la foto del panel con los 183 votos en contra sea el reflejo de la mentalidad de la España de 2009. El PNV y CiU están «sobrevalorados» por la ley electoral. Si los socialistas hubieran tenido libertad de voto probablemente algunos de ellos hubieran votado a favor. Aunque también algunos populares habrían votado en contra. En cualquier caso la votación de ayer demuestra que la ley no tiene consenso ni político ni social. Pero, con realismo, y sin entrar en la discusión inútil sobre qué posición es mayoritaria, hay que reconocer que el zapaterismo en esta cuestión se apoya en una sensibilidad difundida para la que el valor de la vida ha dejado de ser evidente. Ante esta situación es inútil lamentarse por la actitud de los partidos políticos. No se improvisa de la noche a la mañana una relación entre la sociedad civil que defiende la vida y los mecanismos complejos y autorreferenciales de la política.

También hay que reconocer, y esto es lo más importante, que los motivos por los que la vida puede ser afirmada, sostenida, deseada y acompañada desde la concepción hasta su fin natural han dejado de ser evidentes para muchos. Se requiere un cambio cultural. Para afirmar el valor de la vida se requiere una educación, existencialmente incidente, en la que los motivos para seguir con un embarazo no deseado o para afrontar el gran sacrificio de una enfermedad terminal reaparezcan de nuevo. Educando nos educamos, sin dar nada por supuesto. Se trata, en el fondo, de recuperar un gusto por la vida tan profundamente humano y tan razonable que nos permita afirmarla cuando ya no la controlamos. No en los despachos o en los discursos sino en las casas de acogida, en los lugares donde las madres deciden, en los hospitales, al pie de las camas donde los enfermos gimen. En nuestra historia ha sido un Dios hecho carne el que nos ha enseñado a gustar así de la vida, en una obediencia al Misterio que siempre la realiza más que cualquier sueño de autonomía.
Celia Villalobos se lava las manos en la cuestión del aborto saltándose la consigna de su partido

Periodista Digital

La diputada del PP, Celia Villalobos, no ha seguido la consigna marcada por el Grupo Popular y se ha abstenido en la votación de la moción planteada en el Pleno del Congreso por Unión del Pueblo Navarro (UPN), que pedía la paralización de la reforma sobre el aborto que prepara el Gobierno.

Villalobos ha justificado su abstención asegurando que desde su escaño en el Congreso creyó ver que el grupo iba a optar por esa vía. En cualquier caso, asegura que no está en desacuerdo con que haya más consenso social sobre el aborto como pretendía la moción de UPN. «Yo no lo achaco a ningún error», ha sentenciado cuando se le ha insistido si se había equivocado en el sentido de su votación.

Esta no es la primera vez que la ex ministra de Sanidad se desmarca de su grupo en las votaciones del Congreso. En la anterior legislatura, ella y la ex diputada extremeña María Pía Sánchez, rompieron la disciplina de voto durante el debate de la norma que abrió la vía a los matrimonios entre personas del mismo sexo y que los populares tienen recurrida ante el Tribunal Constitucional.

Unión, Progreso y Democracia (UPyD), aunque no ha podido intervenir en el debate, ha hecho público un comunicado en el que ha justificado la abstención de Rosa Díez alegando que, si bien la reforma del Gobierno ha seguido un procedimiento «oportunista y sectario para dividir a los españoles», su partido está dispuestos a aportar sus propuestas para mejorar jurídicamente el proyecto.

En el grupo parlamentario de CiU se ha mantenido el criterio de dar libertad de voto a sus diputados. Los cuatro democristianos de Unio (UDC), encabezados por Josep Antoni Duran i Lleida, han apoyado la retirada de la reforma, así como cuatro diputados de Convergencia (CDC). Los otros dos, Merce Pigem y Carles Campuzano, han rechazado la moción de UPN.


¿Cuándo se librará de la señora Villalobos el PP? ¡Mira que ha tirado por la borda a personajes de gran categoría! ¡Y, ojo con Rosa Díez! No es de fiar.
Zapatero: las niñas de 16 años puedan abortar sin consentimiento paterno

Análisis Digital

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha vuelto a defender que menores de 16 y 17 años puedan abortar sin consentimiento paterno argumentando que ya podían hacerlo hasta que en 2002 el PP cambió la ley.

En declaraciones a «Las mañanas de Cuatro» recogidas por Europa Press, Zapatero dijo que los términos en los que se ha planteado este debate «le sorprende» y reclamó «qué hicieron durante esos años» los que critican ahora esa medida.

«Me sorprende –continuó el presidente del Ejecutivo– que 30 años después no podamos hacer un debate más desapasionado. En otros países no se utilizan las afirmaciones que se hacen aquí». Además, defendió que la ley que propone el Gobierno sigue la media europea e insistió en una de las grandes falacias propagadas por el Gobierno: que la ley tiene como fin ofrecer «más garantías para la mujer y para el proceso de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y reducir el número de embarazos no deseado»s.

En cualquier caso, señaló que el Gobierno «está abierto» a mejorar la ley del aborto pero rechazó «las descalificaciones» y el intento de «politizar en exceso avances de normalidad».
¿Estará pensando el Sr. Rodríguez Zapatero en sus niñas? ¿O es que ellas pertenecen a otro grupo de españolas ajenas a las normas que comprenderá la ley? Debería aclarárnoslo.
guerra total contra la familia y un ataque tremendo al matrimonio

Paloma Fernández Cárdenas

Análisis Digital

José Luis Gutiérrez, Consejero Nacional de la Asociación Católica de Propagandistas, denunció ayer la guerra que en la actualidad hay contra el matrimonio y la familia y la gran operación antinatalista del control demográfico. «Actualmente hay una guerra total contra la familia y un ataque tremendo al matrimonio, afirmó. Según el Consejero Nacional de la ACdP, gran parte de esta culpa la tiene, sin duda, la permisividad de la disolución del vínculo sagrado del matrimonio».

El Consejero Nacional de la Asociación Católica de Propagandistas, José Luis Gutiérrez García, ofreció en la Universidad San Pablo CEU una lección magistral sobre «la gran operación contra la familia» dentro del marco de la Cátedra Juan Pablo II y explicó que el laicismo desencadena un movimiento que atenta contra el matrimonio y la familia y que trae males como la eutanasia y el aborto, entre otros.

José Luis Gutiérrez también habló del nuevo léxico engañoso que expresa la totalidad de este ataque. Así, se refirió a que en la actualidad hay un intento de eliminar el término «madre» y hablando sólo de «mujer», así como el cambio de la palabra «sexos» por el de «orientación sexual» con el fin de incluir la homosexualidad.

El término de gestación, denunció, intenta ahora cambiarse por el de reproducción y no se habla de aborto, sino de «interrupción voluntaria del embarazo».

«Estamos ante un léxico nuevo que aparece en los medios de comunicación y en los libros con toda naturalidad con el fin de introducir una visión acorde con la guerra que hay declarada al matrimonio y a la familia». El neopaganismo, denunció, ha marcado la guerra hacia estas dos instituciones insustituibles. Actualmente estas dos realidades vitales, explicó, se mueven en un mar convulsionado por el neopaganismo.

El Consejero denunció que «el neopaganismo quiere crear una sociedad nueva para gobernar la humanidad y llevar las riendas de poder». Pero la realidad, afirmó, es que «una sociedad depende de la unión del varón y la mujer, del matrimonio y de la familia», porque »el Estado no crea familias, pero sí las crea el matrimonio», aseguró.

José Luis Gutiérrez hizo referencia también a los 45 millones de abortos que hay al año en el mundo y señaló que «el aborto es una tragedia humana y teológica terrible». «Todo ser humano llega a la vida en el seno de una mujer, porque es la voluntad de Dios», aseguró.

Por este hecho denunció el «progresismo asesino» que quiere determinar el cupo de personas que caben en el mundo con su operación antinatalista que quiere limitar el crecimiento de la población con excusas. tras estas palabras aseguró que los gobiernos deben permitir y facilitar que se desarrolle la natalidad y denunció rotundamente que «el aborto es un fracaso social». «Todo este programa que hay en contra de la vida es un programa definido al servicio del mal, es un germen letal», alertó.

Por ello, finalmente urgió a todas las personas que portan los grandes valores humanos y cristianos para que hagan frente a esta guerra contra la familia y el matrimonio, contra este germen letal en contra de la vida para luchar por el bien común.


De la Vega defiende los Derechos Humanos al hablar de Guantánamo... y se olvida del derecho a la vida

Análisis Digital

La vicepresidenta Primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se erigió en defensora de los derechos humanos al señalar Guantánamo como ejemplo de países que teniendo una «tradición garantista» de los derechos humanos «pierden en ocasiones ese norte que su respeto debe marcar para todos los demócratas». Curiosamente, De la Vega comparecía ante la Comisión Constitucional del Congreso para dar cuenta de los avances en la aplicación del Plan de Derechos Humanos que aprobó el Consejo de Ministros el pasado mes de diciembre, destacó la importancia de apostar por la defensa de estos derechos, que «no pueden tener color político», olvidando así que el primer derecho humano es el derecho a la vida que el Gobierno ha puesto en tela de juicio al considerar superior el derecho al aborto.

Sin darse cuenta de que, en buena medida, se estaba señalando a sí misma como defensora del aborto como un derecho y, por tanto, contraria al derecho a la vida del niño no nacido, De la Vega afirmó que «a diario vemos a nuestro alrededor cómo se desdibujan los límites de ese camino, cómo incluso países con una tradición garantista de los derechos humanos, recordaba antes Guantánamo, pierden en ocasiones ese norte», apuntó.

En cuanto a las negociaciones iniciadas entre España y Estados Unidos para la acogida de presos procedentes del citado centro de detención, la vicepresidenta explicó que el Gobierno lo ha hecho porque cree que «en la protección de los derechos humanos es necesario ser activo en la denuncia, pero también en los hechos». «Por ello, España es favorable a la acogida dentro del mecanismo pactado en la Unión Europea y la llevará a cabo con todas las condiciones, eso sí, necesarias para la seguridad», subrayó De la Vega.


¡Hay señora, señora! ¿No se hace usted un lío con eso de los Derechos Humanos, cómo deben aplicarse y a quién?
El diablo viste de azul
Javier Compás

Las noticias sobre la aportación de candidatos a Iniciativa Internacionalista, coalición que enmascara a Batasuna, por parte de grupos de extrema izquierda de Madrid, agrupados en la llamada Coordinadora Antifascista de Madrid, vaya sarcasmo, pone de relieve la vinculación de los partidos de izquierda con el terrorismo etarra. de hecho, por ejemplo en Sevilla, son notorias las relaciones entre el ayuntamiento de Marinaleda (Izquierda Unida) y el entorno proetarra.

Se sabe, por los mismos miembros de los cuerpos de seguridad del Estado, del esfuerzo de éste, desde la llamada transición española, por controlar y desactivar cualquier grupo o partido político, calificado por el mismo Estado como de ultraderecha. de hecho se emplean, y se han empleado desde entonces, los mismos esfuerzos humanos y materiales para esta tarea que para la lucha contra el terrorismo.

Desde la citada transición han sido anecdóticas las acciones violentas de la llamada ultraderecha, y casi inexistentes cuanto más nos acercamos a nuestros días, salvo acciones auspiciadas desde ese mismo Estado, principalmente con la izquierda (PSOE) en el poder (GAL). sin embargo los asesinatos de los grupos de izquierda suman cientos de muertos (ETA, FRAP, GRAPO).

Por otro lado, oscuros episodios como los de Montejurra o la calle Atocha de Madrid, han quedado lejos de aclararse y de determinar a sus verdaderos autores intelectuales; en concreto la llamada «matanza de Atocha» siempre me ha recordado la auto voladura del Maine, que sirvió a los Estados Unidos para declarar la guerra a España en Cuba.

Cualquier grupo de carácter patriótico español, falangista y, no digamos ya, de simpatías fascistas, ha sido eficientemente infiltrado por elementos policiales, desbaratado, sumido en el caos y la división, cuando no perseguido y encarcelado, como la reiterada represión sufrida por la librería Europa de Barcelona.

En cambio, los llamados antifascistas, antisistemas y demás grupos de extrema izquierda, no sólo son consentidos en sus constantes actos de violencia callejera, sino que, en muchos casos y ciudades de España, son amparados y subvencionados por los poderes locales, haciendo la vista gorda en sus ocupaciones ilegales de propiedades privadas, aportándoles subvenciones para fiestas y conciertos de exaltación terrorista, de solidaridad con dictaduras marxistas, de proselitismo de drogas ilegales, se subvencionan sus publicaciones, cuentan con numerosos locales, ateneos (libertarios, independentistas), librerías, etc., etc. En todos ellos se ondean consignas violentas y banderas inconstitucionales, sin ninguna intervención policial.

Muestra de la idiosincrasia de estos grupos es el reciente lanzamiento de un coctel molotov sobre un grupo de pacíficos ciudadanos que estaban viendo un partido de la selección española en una plaza de su pueblo en Cataluña, lo que ha podido costar una verdadera desgracia.

A falta de otros recursos, el poder ha querido responsabilizar a partidos políticos calificados de ultraderecha, de algunas acciones violentas protagonizadas por hinchadas futbolísticas, aireando supuestas conexiones de estos grupos y ciertas tendencias ultraderechistas. sin embargo, casi siempre la represión policial cae del mismo lado.

En definitiva, en una tan auto cacareada democracia, donde se supone que rige la libertad de expresión, ciertos puntos de vista y opiniones políticas son perseguidos, mientras se ven con absoluta normalidad la ostentación pública de las banderas de la 2ª república española, de la bandera roja de la hoz y el martillo, de la exaltación de los regímenes comunistas, que tantos millones de muertos y encarcelados han propiciado y aún propician en el mundo. Régimen que durante buena parte del siglo XX ha tenido sometida bajo su yugo a media Europa, protagonizando verdaderos genocidios en Rusia, en China, en el sudeste asiático.

Yugo del que aún no se han librado pueblos hermanos como Cuba, herida aún más sangrante para España, y que, lejos de acabar ,extiende su lepra por toda Iberoamérica.
Chiringuitos
Miguel Ángel Loma

Hundida la industria de la construcción y del pelotazo del ladrillo facilón, una de las pocas fuentes que nos va quedando de ingresos y generación de puestos de trabajo es el turismo: turismo de sol y playa, que es el que más peso tiene en España con diferencia sobre cualquier otro. No obstante lo anterior, alguna de las mentes preclaras que ilustran a nuestro Gobierno, ha considerado que la medida más progresista ahora es desmontar los chiringuitos playeros y que su eliminación en nada afectará al turismo, ya que, como es bien sabido, a lo que fundamentalmente vienen los turistas a nuestras costas es a visitar museos, pinacotecas, bibliotecas y, sobre todo (aunque esto nos lo oculten por pura modestia nuestras humildes autoridades públicas), a admirar los altísimos niveles de investigación, industrialización y desarrollo que se han ido consiguiendo gracias al denodado esfuerzo de nuestros gobernantes.

Y es que uno no se da verdaderamente cuenta de lo mucho que valen nuestros mandamases públicos hasta que nos topamos con propuestas como ésta, de intentar acabar con los chiringuitos. ¿Lo próximo será no poder tomar el sol en las playas?, ¿calentarnos la cerveza?, ¿prohibirnos dormir la siesta?, ¿o necesitar de una autorización administrativa para bañarnos? Cualquier cosa es posible procediendo de tan privilegiadas cabezas con tan privilegiados puestos de trabajo, cuyas privilegiadas vacaciones suelen disfrutar muy lejos de nuestras costas y de nuestros primitivos chiringuitos. Eso queda para el populacho y para los turistas de medio pelo.

Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo, decía Arquímedes. Dadme a un político iluminado y se cargará todo lo que se ponga bajo su dominio, dice la experiencia.


Bono: es compatible ser cristiano y socialista
Análisis Digital

El presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, defendió ayer de nuevo que es compatible ser cristiano y socialista durante la presentación de la biografía del diputado dominico José Gafo, titulada José Gafo. Por la concordia en España. Sin embargo, José Bono eludió afirmar que también sea compatible para un diputado socialista votar leyes que van contra la vida y la dignidad humana, como puede ser el aborto libre que prepara el Gobierno, a cuyo partido pertenece.

El presidente del Congreso, José Bono ya reiteró en el curso «Etica y futuro de la democracia» organizado por la Fundación García Morente, que es posible ser cristiano y socialista y ayer volvió a reafirmar sus palabras durante la presentación de la biografía del diputado dominico José Gafo.

Según afirmó, «si fuera incompatible ser cristiano y socialista habría que cerrar las iglesias y las agrupaciones del PSOE». Asimismo, recalcó que Gafo defendía que los católicos no podían agruparse en un solo partido político y aprovechó para decir: «Cuánto obispo tendría que escuchar las palabras de Gafo».

Durante el acto, celebrado ayer en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, Bono señaló que «por prudencia» la presentación no se ha realizado en el Congreso ya que recibió la invitación en plena polémica por la iniciativa de poner una placa en el edificio de la Madre Maravillas de Jesús, pero que «por justicia» debería haber sido allí.

El padre Gafo fue uno de los 498 mártires de la Guerra Civil beatificados por la Iglesia Católica el 28 de octubre de 2007, una celebración que generó tensiones entre el Gobierno y la jerarquía esclesial por coincidir con la tramitación de la Ley de Memoria Histórica. La obra presentada, escrita por Etelvino González, recorre las diferentes etapas de la vida de Gafo: su infancia en Asturias, su formación en la Orden de los Predicadores, los inicios de su compromiso, y finalmente, toda la etapa de su actividad plena que culmina en su elección como diputado.


Pues las cosas como son, señor Bono: no. Salvo que cada uno entienda el cristianismo de una forma distinta ajustada a sus necesidades, gustos, apetencias, deseos de medrar, etc. Y, para eso, mejor es que se apunte a otra cosa y la llame como quiera.
UNA BURLA, OTRA BURLA
José Joaquín Iriarte

Ecclesia

Coincidiendo casi en el tiempo con la presencia en Europa del ídolo del planeta Barak Obama, se celebró en la Casa de la Panadería de Madrid una especie de «bautizo laico» de un hijo de la actriz Cayetana Guillén Cuervo y de Omar Ayyashi. «Ofició» el concejal Pedro Zerolo, quien le dio a la ceremonia un carácter de «bienvenida democrática» bajo los principios de libertad, igualdad y respeto, siguiendo una tradición inspirada en la Revolución Francesa.

El lugar elegido, idóneo. En sus muros se ven pinturas referidas a la mitología, entre otros a Cibeles, Proserpina, Saco y a ese angelote de las flechas al que llaman Cupido.

También idónea esa invocación a la Revolución Francesa, la época de persecución de los católicos en el vecino país y el contagio que, con el tiempo, se experimentó en España.

Cayetana dijo unas palabras muy acordes con su personalidad. Afirmo que el acto de bienvenida laica a su hijo (¡a los cuatro años!) no tenía nada que ver con un bautizo católico. En esto no se puede estar más de acuerdo. «Es una forma –añadió– que se emplea de manera simbólica, sin tener nada que ver con el sacramento, igual que se bautiza a un barco o un edificio».

La moda de la ofensa gratuita

El aludido concejal prometió interceder para que se cree un registro de «bautizos civiles». Pero ¿qué lógica tiene llamarle bautizo a lo que no es un bautizo? ¿Por qué plagian tanto las costumbres de los que aborrecen? Cuesta creer que cunda el ejemplo porque, al final, no sé si vale la pena una ceremonia sin sustancia, en la que lo único que se asemeja a un bautizo verdadero es en el dispendio. En un momento de crisis (de comedores de cáritas hasta los topes), se incurre en lo que tantas veces critican los curas: que el bautizo no se convierta en un acto social. Algunos pensarán que es una forma, como otra cualquiera, de buscar notoriedad y que está asegurada la atención de los programas del corazón. Otros lamentarán esta iniciativa y se sentirán ofendidos porque en los últimos años se ha puesto de moda la ofensa gratuita.

A quien discrepe de estas celebraciones le llamarán intolerante cuando, en mi opinión, la intolerancia más perversa es la de ridiculizar, partiendo de un mimetismo de los ritos o cosas rarecidas. Es una muestra de la sutil persecución que padecemos. A veces produce más amargura el cachondeo que las zarpas de un león.

La Constitución española es aconfesional, pero dice muy claramente que el Estado mantendrá unas relaciones especiales con la Iglesia católica, que la religión mayoritaria de la ciudadanía. Es decir, que la propia Ley exige la actitud por lo menos respetuosa con la religión predominante y con todas las demás.



Impensable la parodia de otras religiones

¿Se imaginan que otra familia hiciera un acto semejante con el niño recién nacido parodiando a la religión judía o a la musulmana? Impensable. Todo el mundo se rasgaría las vestiduras, y con razón.

Para un cristiano, el bautismo es un sacramento de iniciación cristiana cuya importancia no voy a señalar porque está en la mente de todos. Nos convierte en hijos de Dios y nos regala la libertad... La libertad hasta para hacer parodias y ceremonias sin sentido. Un «bautizo laico» es una contradicción «in terrminis».

Y, para remate, Fernando Guillén, padre, leyó unas poesías del recientemente fallecido Mario Benedetti. Podría haber elegido a Machado, al mismo Neruda. No digo a Gerardo Diego, que a lo mejor les resulta ofensivo, pero ¿a Benedetti?



Cuando mi mujer, que acaba de ser abuela por sexta vez, le digo lo que he escrito, me amonesta por haber dedicado tiempo y energías a un asunto tan ridículo. Dice que he entrado al trapo y que he picado justamente en lo que buscaban ellos: que se hablara de este asunto tan triste, tan pedante y tan penoso.
¡Qué buen papel le están haciendo al señor Zapatero tanto los titiriteros y como otros entes extraños que pululan por la sociedad española! Gente, además, experta en todo tipo de tosquedades, parodias, bufonadas…


EL RISCO DE LA NAVA – Nº 468 - 22 de junio de 2009


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje