Página principal

El periodista visual y la convergencia de medios Viviana García Universidad Nacional del Comahue


Descargar 64.76 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño64.76 Kb.
El periodista visual y la convergencia de medios

Viviana García

Universidad Nacional del Comahue

lasbardas@yahoo.com

El presente trabajo forma parte del proyecto de Investigación “Convergencia digital: desafíos en la formación y en la práctica periodística”, y trata sobre la integración entre periodismo y diseño, como una de las posibles estrategias que la industria editorial propone para sobrevivir en un mundo multimedia.

Durante el último Congreso Mundial de la Society for News Design (SND)1, realizado en octubre pasado, se analizaron las tendencias de los diarios y la necesidad de trabajar en forma colaborativa para superar la crisis editorial. Al cierre de diarios de larga trayectoria, y las reducciones masivas de personal, en los que subsisten, se le suma un lector que no le interesa leer los diarios en papel2.

En un artículo de junio pasado, el diario El País analiza el momento que transitan los diarios y la necesidad de replantear el modelo periodístico:

… la actual situación de la prensa escrita es la coincidencia de al menos tres crisis que operan de forma simultánea: la crisis económica general, que ha llevado a una caída sin precedentes de los ingresos por publicidad; una crisis de modelo industrial y tecnológico, que obliga a replantear no sólo los formatos del periódico, sino la organización del trabajo periodístico, y una crisis de credibilidad que afecta al periodismo en general…3 (El País, 2009)

De acuerdo con fuentes de la industria, los diarios en EE.UU. registraron el último año, una pérdida de casi 25 por ciento en sus ingresos.4 En mayo último, el diario El País publicó un reportaje llamado: “El futuro de la prensa: el momento crucial” 5, por John Carlin6. El artículo resume tres líneas de opinión: los convencidos de que el periódico tradicional está condenado a la extinción; aquellos que aseguran que con adecuaciones el papel todavía tiene larga vida y los abiertos al cambio, que apuestan a un nuevo concepto de periódico aprovechando lo mejor de cada medio. Al respecto Carlin aclara: “Las opiniones sobre los periódicos son más negativas en los países donde la gente tiene mayor acceso a Internet.”

El panorama es inquietante: la media diaria de ejemplares vendidos allí (EE.UU.) ha bajado de 62 millones a 49 millones desde que hace 15 años Internet empezó a volverse accesible a todos. Unos cien diarios se han visto obligados a dejar de imprimir en papel. En el mismo periodo, el número de lectores de periodismo digital en Estados Unidos ha ascendido de cero a 75 millones. (El País, 2009)

En Argentina según datos aportados por el Instituto Verificador de Circulaciones (IVC), indican que el diario Clarín, a pesar de sus conocidos intentos por optimizar continuamente su producto, en el primer trimestre de 2008 su promedio de ventas fue casi igual al de treinta años atrás.7

Para muchos Internet fue el factor determinante de la situación actual, y tanto “las nuevas tecnologías, como los agregadores de noticias (Google News y otros), están llevando a la prensa escrita "al borde del precipicio"8.

Otros opinan que la industria periodística permaneció demasiado tiempo ligada a viejas fórmulas.9

…los periódicos han explotado las rutinas productivas y la agenda hasta el hastío. ¿Cuántas veces hemos encontrado la misma portada en casi todos los periódicos del quiosco? Demasiadas. ¿Cuántos periódicos han hecho encuestas para saber qué temas les interesaban más a sus lectores, o mejor, qué temas les interesaban más a los que todavía no los leían: uno o ninguno? (Cuatro Tipos, 2009)

Ante la caída sostenida de las ventas, los diarios, probaron muchos recursos para atraer al lector. Pero nunca se preocuparon por averiguar qué era lo que realmente quería. Es así que llegaron los productos coleccionables incorporados al diario con un doble propósito. Por un lado, tentar al lector con “piezas de alto contenido visual e información actualizada”. Por otro, lograr una continuidad de venta que permitiera recuperar la fidelidad del lector.

¿Quién no se vio atrapado tratando de conseguir el fascículo faltante de esa interminable colección que venía junto al diario? ¿Quién no se sintió decepcionado cuando no quedó otra opción que pagar el recargo o quedarse sin el acostumbrado diario? Recetas de cocina, atlas, diccionarios médicos, fichas escolares, entretenimientos, CD, videos. Al principio este recurso se utilizó para compensar los días de menor venta. Pero después se extendió a todos los días.

De esta manera, el diario, siguió recurriendo a la publicidad para disminuir el efecto de la pérdida de audiencia sin reconocer los verdaderos motivos. La resistencia al cambio se trató de algo más que salvar un modelo empresarial implicó perder protagonismo.10

Sobre el tema, Luis Ángel Fernández Hermana11, periodista investigador, afirma:

Los grandes medios han estado en el centro de la revolución, de la problemática que plantea Internet, y aunque era obvio desde hace 12 años que tenían que adaptarse y cambiar, se quedaron parados, o dan bandazos absurdos como cobrar suscripciones para sus versiones en Internet y después dejar de cobrarlas. Ahora se encuentran frente a un dilema insuperable, porque lo que está claro es que el sistema empresarial de periodismo no se puede preservar. (El País, 2009)

De a poco los diarios se fueron alejando de los intereses del lector y su única meta era conseguir una venta extraordinaria para llegar al número de ejemplares que le permitiera la mera supervivencia12. A nadie se le ocurrió que el lector sólo compra el diario para leer. Pero ¿cuáles son sus intereses?, ¿Qué cosas los atrapa? Seguramente no los viejos modelos repetidos hasta el cansancio…

A mediados de los 90, los grandes diarios reconocieron la necesidad de estar en la web. Las primeras ediciones digitales surgieron sin tener muy en claro qué ofrecer y cómo, dando por resultado productos que, lejos de capitalizar las posibilidades del medio, eran sombras de sus ediciones impresas. De esa etapa podemos rescatar tres modelos básicos de periódicos: el facsimilar, el adaptado y el digital13. Las propuestas eran diseñadas para su lectura, más que para ser vistas.14

El diario digital irrumpió en las salas de redacción trayendo consigo más recelos que lectores. Creció como un fantasma amenazante que no sólo competía por las primicias sino que generaba una brecha entre los periodistas desconectados de los conectados.

Desde la perspectiva de una redacción tradicional, la mirada hacia Internet ha sido una equivocación histórica y ha pasado por cuatro estadios: desprecio, escepticismo, sorpresa y temor han sido los distintos escalones que los periodistas de una redacción offline han vivido, viven y sienten al observar el desembarco de unos jóvenes que, amparados en la supremacía que da el control sobre la tecnología, han parecido entrar en las redacciones con una cierta arrogancia. Pero les falta el contacto con la calle, la experiencia.15 (La Fuente, 2000)

Los editores se mostraron recelosos a ceder sus contenidos a la web con el temor a perjudicar su principal fuente de ingresos. Producir contenidos propios y confiables requiere una gran inversión y, si a eso se agrega la cultura de la gratuituidad que trajo Internet, los números son negativos. A pesar de que la publicidad acompañó al lector en su desplazamiento a Internet, no lo hizo en la medida requerida y los diarios digitales aún se sostienen por el diario papel. Según un estudio del Centro de Investigación Pew (Pew Internet & American Life Project), con base en Washington, pasar a producir un diario exclusivamente en la web significa perder un 90% de ingresos.

En las redacciones se realizaron cambios que trajeron resistencia entre los periodistas y lejos de mejorar sus productos finales, significaron obstáculos para lograr una mayor llegada al lector16. Se armaron grandes redacciones, de 800 en plantilla, trabajando para una versión en papel y otra en la web. La duplicidad de puestos significó grandes esfuerzos para la empresa periodística y los productos, tanto el papel, como el digital no lograron impactar en el lector.

A largo plazo, las nuevas tecnologías lograron modificar la manera de acceder a la información. La actualización permanente y la interactividad dieron forma a un lector capaz de construir su propio recorrido.

El monopolio de los medios en este sentido se ha terminado y el usuario puede elaborar sus propias noticias, publicarlas, contrastar informaciones o acceder sólo a la información que desee, pues el potencial del medio es ilimitado, y, por primera vez, todo está al alcance de todos de un modo tan sencillo y económico.17 ( Millán, 2000)

Lo cierto es que, el futuro de los diarios pasa por su propia capacidad de reinventarse y lograr la atención de los no-lectores. “Los jóvenes de hoy serán los lectores/compradores de mañana y si la prensa sigue así ellos sólo “leerán” otros medios... y no se interesarán por los impresos...18

En una encuesta realizada en el 2008 por el blog visualmente, sobre periodismo visual, “Yo no leo diarios”19, los jóvenes comentaban su opinión respecto a los medios actuales. Frases como: “No me interesa lo que dicen”, “Prefiero leer en Internet”, “Los textos son aburridos”, “Me deprime el color gris”, son reflejo de lo poco identificados que se sienten los jóvenes con el diario papel. La peruana Jenny Canales Peña, profesora de diseño, lo expresa de la siguiente manera:

Los jóvenes de hoy requieren de mensajes más acordes con su ritmo de vida, con su forma de pensar las cosas, con su forma de interpretarlas, aceptarlas y asumirlas... debemos empezar por cambiar la concepción académica, debemos transformar la formación de los diseñadores e incluir a los diseñadores visuales en el ámbito editorial, así debemos entender que estamos en otra era... en la de la tecnología, en la de la rapidez, en la era de lo visual...20 (Visualmente, 2008)

Los diarios necesitan aprender a contar los hechos de otra manera: con más intervención de la imagen, con una construcción distinta de la lectura, dándole una nueva perspectiva a la palabra escrita. En ese punto de inflexión, donde la palabra se convierte en imagen es donde interviene el nuevo profesional: el periodista visual. Su trabajo parte del concepto “forma-contenido” y le suma las características propias del medio: multimedialidad, interactividad e hipertextualidad. Es un diseñador que sabe de periodismo y un periodista que puede pensar más visualmente. Son diseñadores de la información. El periodista visual se presenta como un nexo con las nuevas generaciones.

Hace un poco más de un año, el diario Critica de Argentina salió a la calle con una propuesta visual distinta. Tal como dice su slogan: “El último diario en papel de la Argentina” apuesta a una gráfica conceptuales de gran impacto. Periodistas y diseñadores coinciden en trabajar en una portada integral, donde se cuenta una historia con la única ayuda de elementos visuales. El resultado son piezas periodísticas devenidas en afiches, que perduran aun cuando el diario es viejo. Parte de su alto contenido estético queda reflejado en las palabras Rodrigo Sánchez, del diario El Mundo, “Las portadas se tiran al día siguiente o sirven para envolver pescado. Los afiches se quedan pegados en las paredes”. 21

En otros, la combinación de una buena imagen con una agenda informativa innovadora logró frenar la pérdida de lectores de 10 años consecutivos. Tal es el caso de nrc.next 22, la versión joven un diario holandés, que se orienta a la franja de 25 a 35 años, y en sólo dos años, una redacción con 26 años de edad media incorporó 80.000 nuevos lectores. 23

Los siguientes son ejemplos de productos que consiguieron plantearse con un concepto más visual: el suplemento Cash de Página 12 (1998)24, el suplemento de informática de Clarín (2000)25, el suplemento joven Vía Libre del diario La Nación (2000-2004)26 con su personaje el Dr. Robert.27

En la actualidad, esta tendencia se repite en muchos diarios norteamericanos con grandes portadas visuales. “La imagen no es sólo utilizada para ilustrar un concepto, sino también para sorprender al lector en el día a día.28

En la búsqueda de un lenguaje más afín al lector actual surge la infografía. En este género periodístico, imagen y texto se combinan para lograr una narrativa visual distinta que de alguna manera remite al lenguaje de los medios audiovisuales.29 La infografía permite traducir información compleja, hacerla comprensible para que cualquier pueda entenderla, por más abstracta que sea o lejana que resulte.

El lector encuentra en ella un nuevo orden de lectura que le propone distintos niveles de exploración. Se ofrece información y se ofrece en muchos niveles. El lector decidirá en cuál se encuentra más cómodo30.

Las infografías ejercen un gran poder de atracción sobre el lector. En su elaboración intervienen periodistas, diseñadores e ilustradores logrando piezas informativas con un gran impacto visual. Narrar un hecho mediante una infografía no es sólo describir, repetir lo acontecido. Se trata de atraer, atrapar, “enganchar” al otro con la historia. Las infografias implican un profundo conocimiento del tema a contar.

Estudios científicos como el desarrollado por la Universidad de Lund (Suecia), presentado en una edición reciente de los Malofiej31, demuestran que la infografía es el género que por más tiempo atrapa a un lector en la página.32 (Errea, 2008)

La 17 Edición de los Premios Malofiej pusieron el acento en la innovación y creatividad. Los trabajos premiados presentan resoluciones completamente diferentes unas de otras y, sin embargo, tienen en común su claridad, rigor e innovación en temas tan distintos como el universo, el accidente de un avión o las elecciones de 2008 de Estados Unidos. Son infografías complejas que, partiendo de la información, ofrecen un producto visual con múltiples lecturas: desde un acercamiento primario hasta una exploración profunda.

De la mano de la infografia, los diarios tienen la oportunidad de un nuevo comienzo. El lector, que es atraído a las páginas por las buenas imágenes, debe estar seguro de encontrar en ellas periodismo de calidad y opinión. Existe la posibilidad que se restablezca el vínculo de confianza que caracterizó por años la relación entre el periódico y el lector.

Desde las redacciones integradas, se genera la posibilidad de trabajar los contenidos en profundidad, abordables desde diversos ángulos y en continua actualización, eligiendo la opción que mejor se adapta al momento. Internet y sus inagotables bancos de recursos: YouTube, Flickr, Facebook, Twitter, StockPhoto facilitan la tarea de dar un tratamiento multimedial a la información.

Esta es una etapa de transformación, de trabajo colaborativo. Cada medio debe aportar lo mejor de si para lograr un producto que atrape y apasione. De esta manera se puede recuperar el sentido del periodismo que es la capacidad para contar historias. Es en este nuevo escenario donde se redefine el rol del periodista visual como generador del cambio.



Diario Crítica del 16 / 03/2008 Diario Crítica del 26/09/2008



Diario Crítica del 10/07/2008 Diario Crítica del 02/03/2008





Tapas del Suplemento Via Libre (La Nación)



Suplemento Informática (Clarín) Suplemento Cash (Pagina /12)









http://www.nytimes.com/interactive/2009/03/10/us/20090310-immigration-explorer.html



http://www.nytimes.com/interactive/2008/02/23/movies/20080223_REVENUE_GRAPHIC.html?scp=1&sq=ebb&st=cse

Jaime Serra, 2008 Clarín





1 www.sndlatina.org .Las Vegas: Nuevo rol para el periodista visual. Consultado el 28/09/2008 en http://www.sndlatina.org/int.php?dest=publica_ver&codigo=64

2 El 31 mayo de 2007, Editor & Publisher publicó un informe especial sobre los recortes en las salas de redacción. La periodista Erika Smith del St. Louis Post-Dispatch (EE.UU) se interesó en el tema y empezó una lista que en el 2008 se convirtió en un blog: Paper Cuts. Desde entonces toda la información actualizada sobre los despidos y las adquisiciones en los periódicos de EE.UU quedan registradas con Google Maps. http://graphicdesignr.net/papercuts/

3 Milagros Pérez Oliva: “Las incertidumbres de la prensa escrita”. En http://www.elpais.com/articulo/opinion/incertidumbres/prensa/escrita/elpepuopi/20090726elpepiopi_5/Tes


4 Véase: http://www.elfinanciero.com.mx/ElFinanciero/Portal/cfpages/contentmgr.cfm?docId=179447&docTipo=1&orderby=docid&sortby=ASC

5 Véase: http://www.elpais.com/articulo/reportajes/momento/crucial/elpepusocdmg/20090510elpdmgrep_1/Tes

6 John Carlin (Londres, 1956), periodista británico. Obtuvo el Premio Ortega y Gasset al mejor trabajo de investigación o reportaje en 2000 por Viaje por la emigración, ha sido corresponsal para el diario británico The Independent . Escribe desde hace tres años para EL PAÍS sobre diversos temas, desde políticos a deportivos.

7 Fernando Cuscuela. El desafío de los diarios impresos argentinos en la era digital. Centro de Investigación en Entretenimiento y Medios, de la Universidad de Palermo. Buenos Aires, 2008.

9 Véase: cuatrotipos.wordpress.com/2009/05/21/sobre-el-negocio-de-las-noticias-y-el-gran-futuro-del-periodismo/

10 Se trata de algo más que la supervivencia de un sector minoritario de la economía. Los periódicos han desempeñado un papel central en la sociedad durante los últimos 200 años. Influyen en el poder de los Gobiernos, en el dinero de las empresas y en el entretenimiento de las masas. Véase al respecto el reportaje de John Carlin: “El momento crucial” (El País, 2009). Consultado el de agosto en: http://www.elpais.com/articulo/reportajes/momento/crucial /elpepusocdmg/20090510elpdmgrep_1/Tes.

11 Luis Ángel Fernández Hermana (Málaga, 1946) Periodista científico, profesor y consultor en tecnologías de la información y la comunicación. Reconocido como una de las 25 personas más influyentes de la Red en España.

12 “El periodismo tradicional lleva más de 15 años bajando ventas. Cuando Internet sólo era usado por un puñado de frikis, los rotativos ya perdían lectores. Desde entonces hasta ahora, nadie ha asumido el riesgo de un cambio radical de agenda informativa, quizá porque a pesar del declive en las ventas la rentabilidad de las empresas era alta”.  (cuatrotipos, 2009)

13 Cabrera González, María Ángeles (2000): “Retos en el diseño de periódicos en Internet”. Revista Latina de Comunicación Social, 25. Recuperado el 10 de marzo de 2005 de:
http://www.ull.es/publicaciones/latina/aa2000yen/149MALAGA.html

14 Bergonzi, J.C y Rost. A. (2008) “La lucha por despegarse del papel” en Periodismo Digital en la Argentina. Diseño, interactividad, hipertexto y multimedialidad. Gral. Roca. Publifadecs

15 Gumersindo Lafuente, director de elmundo.es .En las jornadas: "Desafíos del periodismo en la Era Electrónica". Madrid, 2000. Véase: http://www.baquia.com/com/20000913/art00015.html

16 Quienes gozan de algún poder en las Redacciones, o de cierto prestigio en su especialidad, tienen miedo al cambio porque exige conocimientos de los que ellos carecen y porque la experiencia que han venido acumulando de poco les sirve. Las hipótesis sobre la importancia de la jerarquía y el relativo prestigio del medio impreso aún funciona.

17 José Antonio Millán, editor digital.En las jornadas: "Desafíos del periodismo en la Era Electrónica". Madrid, 2000. Véase: http://www.baquia.com/com/20000913/art00015.html

18 Jenny Canales Peña. Porqué los jóvenes no leen periódicos…? (Junio 2008) En visualmente blogspot.com 2008. Consultado el 18 de agosto en http://visualmente.blogspot.com/2008/07/ por-qu-los-jvenes-no-leen-peridicos.html

19 Véase: http://visualmente.blogspot.com/search/label/Yo%20no%20leo%20diarios

20 Véase: http://visualmente.blogspot.com/2008/06/diseo-visual-diseo-promocional.html

21 Se pueden acceder a todas las tapas del diario critica en el sitio criticadigital.com

22 Véase: www.nrcnext.nl

23 Javier Pérez Belmonte (2009). Sobre el negocio de los periódicos (II): Cómo ganan lectores otros.En:http://cuatrotipos.wordpress.com/2009/06/05/sobre-el-negocio-de-los periodico -ii-como-ganan-lectores-otros/


24 Véase: http://barvisual.blogspot.com/2009/08/las-portadas-de-cash-pagina12.html

25 Véase: http://barvisual.blogspot.com/2009/08/las-portadas-creativas-de-informatica.html

26 Véase: http://vialibree.blogspot.com/

27 Tanto los suplementos de La Nación, Página 12, Clarín como el diario Crítica estuvieron diseñados por Norberto Baruch, periodista, diseñador, ilustrador. Actualmente hacel visualmente, un blog sobre periodismo visual.

28 Kristin Lenz es creativa del suplemento Money & Business del Hartford Courant (EE.UU). Entrevista para visualmente: "La creatividad ayuda a que la sociedad esté mejor informada", En http://visualmente.blogspot.com/2007/04/la-creatividad-ayuda-que-la-sociedad.html


29 Julio Bariani (2004) “La evolución en el diseño del Río Negro” en Periodismo en la Patagonia. Cambios en la presentación escrita y visual del diario Río Negro (1980 – 2000). Bergonzi, J.C.- Gral Roca. Publifadecs.

30 Alberto Cairo. (2009).Visualización y conocimiento. Una breve invitación a la infografía. En http://mosaic.uoc.edu/articulos/acairo0609.html

31 Desde 1993, la Sociedad Mundial de Diseño de Periódicos (SND) reparte anualmente los Premios Malofiej de Infografía. toman su nombre del periodista argentino Alejandro Malofiej. En http://www.unav.es/fcom/actividades/malofiej01.htm

32 Javier Errea (2008) La infografía salvará al periodismo. En visión, blog de periodismo.


Véase: http://blogs.grupojoly.com/vision/2008/02/11/javier-errea-la-infografia-salvara-al-periodismo.html


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje