Página principal

El nacimiento de los estados unidos


Descargar 15.23 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño15.23 Kb.
EL NACIMIENTO DE LOS ESTADOS UNIDOS
Introducción

Es un proceso que inicia –junto con la Revolución Francesa- los cambios que llevarán al mundo de la Edad Moderna a la Contemporánea ya que ambos están influidos por las ideas políticas ilustradas (separación de poderes, soberanía nacional…) pero son distintos puesto que en Estados Unidos se ponen en práctica en un país de nueva creación y en Francia se busca el traspaso de poder de unas clases (las privilegiadas nobleza e iglesia) a otras (la burguesía).


Situación previa

- Las primeras colonias fueron creadas a principios del siglo XVII.

- A mediados del siglo XVIII son 13 colonias y ocupan la coste este de Norteamérica y están poco pobladas (dos millones de habitantes de origen inglés e irlandés que han emigrado por causas religiosas).

- Los colonos de la zona norte, ingleses puritanos, se dedican a la agricultura de pequeños terrenos y policultivo y al comercio y hay grandes ciudades portuarias como Filadelfia, Boston y Nueva York.

- Los colonos de la zona sur, irlandeses católicos, también son agricultores pero de grandes plantaciones de tabaco, arroz y algodón en las que trabajan gran número de esclavos negros. Hay ciudades como Charleston y Savannah, pero no tan importantes como las del Norte.

- Las colonias están muy mal comunicadas entre ellas por tierra, por lo que apenas hay alguna relación entre ellas.

- En lo social, no existen clases privilegiadas, y en lo político tienen autonomía de Gran Bretaña cuyo rey envía gobernadores que le representan en cada una de las Asambleas de colonos que tiene cada colonia. La relación más importante entre las colonias y la metrópoli es la económica, ya que los colonos envían materias primas y la metrópoli envía productos elaborados, prohibiéndose además la existencia de fábricas para así comprar obligatoriamente los productos. En lo militar, apenas había unos destacamentos ingleses mientras que los colonos se sabían fuertes y bien armados ya que habían luchado frecuentemente contra los indios y contra los vecinos franceses.

LAS TRECE COLONIAS
El proceso de Independencia

1773. Acabada la Guerra de los 7 Años, Reino Unido ha vencido pero tiene graves problemas económicos por lo que el rey Jorge III decide aumentar los impuestos de los productos que se vende a los colonos (armas, tejidos, té). Cuando los barcos llegan a las colonias los colonos, disfrazados de indios, atacan a los barcos, los queman y los hunden (Revuelta del té de Boston). A partir de ahí los colonos se amotinan contra las tropas inglesas en abierta rebelión.

1774. Los colonos se reúnen en Filadelfia y organizan su I Congreso. En él deciden organizar un ejército para defender sus libertades alegando que, como no tenían derecho a tener representantes en el Parlamento inglés, éste ni el rey tienen poder para imponerles sus leyes o sus impuestos. Se crea y firma la Declaración de Derechos del Hombre. Los enfrentamientos militares se van generalizando entre los llamados casacas rojas (soldados ingleses) y casacas blancas (colonos).

1775. John Payne, político americano escribe un texto (“Common Sense”) que se difunde con mucho éxito entre los colonos; en él se anima a romper definitivamente con Gran Bretaña y crear un nuevo país. Virginia, una de las colonias, se declara independiente.

1776. En el II Congreso de Filadelfia las colonias firman el día 4 de julio un texto creado por Thomas Jefferson, la Declaración de Independencia en la que aparecen recogidos los Derechos Del Hombre y la idea de soberanía nacional.

FIRMA DE LA DECLARACIÓN DE INDEPENDENCIA


La guerra se generaliza y se nombra comandante en jefe a un rico hacendado sureño llamado George Washington. Su misión es organizar un ejército aunque apenas tienen dinero, ni armas ni disciplina. Pero pronto empiezan a llegar las victorias gracias a que Jefferson y Benjamín Franklin consiguen el apoyo de Francia y España que minaban al ejército inglés mediante una guerra marítima en el mar Caribe). Además empiezan a llegar las victorias: Saratoga (1777) y Yorktown (1781).

1783. Se firma la Paz de Versalles por la que Gran Bretaña reconoce la independencia de los Estados Unidos, devuelve a Francia varios territorios del Caribe y Florida a España.


La organización del nuevo estado

Lograda la independencia, las colonias se han convertido en estados soberanos independientes entre sí, lo que provoca desacuerdos políticos y crisis económica. George Washington se convierte en el hombre fuerte y ordena la redacción de una Constitución (1787) que crea el nuevo Estado. El texto recoge como elementos fundamentales los siguientes:

- Organización de una república federal y presidencialista, fortalecedora del poder central y cohesionadora de los diferentes estados.

- Se consagra la separación de poderes (el ejecutivo en manos de un Presidente elegido cada 4 años que gobierna con el apoyo de secretarios y por un máximo de 8 años; el legislativo, formado por la Cámara de Representantes –de los ciudadanos- y el Senado –que representa a los estados-; el Judicial, cuyo máximo órgano es el Tribunal Supremo).

- Se garantizan los derechos individuales a la vida, la libertad y la propiedad.

- El gobierno federal se ocupa de la moneda, la política exterior y la defensa del país, mientras que los estados tienen autonomía en muchos asuntos (educación, justicia).

- Se prevé la posibilidad de ampliar el estado hacia el centro y el oeste.

- A lo largo del tiempo se le fueron añadiendo enmiendas que la fueron modernizando (libertad de expresión, derecho a la defensa, derecho a no acusarse a sí mismo).


Evolución histórica posterior

Durante los siglos XVIII y XIX, el nuevo estado fue creciendo al incorporar territorios desde la costa este, pasando por la zona central hasta llegar a la costa oeste. Este proceso tuvo lugar mediante la compra de territorios a otros países (Florida a España en 1860 y Alaska a Rusia en 1890), la guerra (con México que supuso la incorporación de los estados de Texas y Nuevo México), la cesión (la Luisiana francesa) o las guerras contra las tribus de indios que habitaban la zona del medio oeste y del oeste desde hacía siglos.

Bien entrado el siglo XIX, las diferencias entre los estados del norte (muy industriales y progresistas) y los del sur (agrícolas y tradicionales) se hicieron tan grandes que se llegó a una guerra civil llamada “de Secesión”, motivada por la abolición de la esclavitud por parte del presidente Abraham Lincoln, algo a lo que se negaban los estados sudistas. Tras varias batallas e incluso a pesar del asesinato de Lincoln, la victoria del norte obligó a éstos a aceptar el hecho de la abolición.

Se añadió una enmienda a la Constitución por la que no se permitía a ningún estado separarse de la Unión salvo acuerdo general. El proceso de creación de los Estados Unidos terminó en 1890 cuando se compró Alaska a Rusia y posteriormente, con la incorporación del archipiélago de Hawai.




La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje