Página principal

El libro consta de 9 capítulos. El capítulo 1 se titula


Descargar 8.01 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño8.01 Kb.



Prólogo

Este libro contiene 201 errores cometidos en distintas valoraciones de empresas. La mayoría de las valoraciones fueron realizadas para arbitrajes, procesos judiciales, compras y ventas.

El objetivo del libro no es criticar a los autores de los errores: todos los nombres de personas y de empresas no cotizadas se han modificado. El siguiente refrán aclara la intención principal con la que se elaboró este libro: “Cuando veas a un sabio echar un borrón, cuida tú de no echar dos”. Las dos frases que siguen complementan la intención del libro. Una de mi ilustre paisano José María Pereda: “La experiencia no consiste en el número de cosas que se han visto, sino en el número de cosas que se han reflexionado” y otra de Cervantes: "Ninguna ciencia, en cuanto a ciencia, engaña; el engaño está en quien no sabe".

El libro consta de 9 capítulos. El capítulo 1 se titula Valoraciones memorables y contiene 13 valoraciones con 100 errores. Los 100 errores del capítulo 1 y otros 101 más se clasifican en los capítulos 2 a 5 en 100 tipos de errores y se agrupan en: errores en la tasa de descuento (capítulo 2), errores en los flujos y en el valor terminal (capítulo 3), inconsistencias y errores conceptuales (capítulo 4), y errores de interpretación, organizativos y estatutarios (capítulo 5).

El capítulo 6 enumera algunos métodos de valoración de empresas. El capítulo 7 condensa la teoría y las fórmulas para valorar empresas por descuento de flujos. También contiene anexos sobre los peligros de utilizar betas calculadas con datos históricos y sobre la prima de riesgo del mercado. El capítulo 8 trata sobre valoración por múltiplos y el capítulo 9 aborda la valoración de marcas e intangibles. El apéndice 1 contiene el listado de los 100 tipos de errores.

La valoración de las acciones de una empresa requiere “oficio”, esto es, sensatez, experiencia y algunos conocimientos técnicos1. La mayoría de los errores en valoraciones se deben a falta de “oficio”. Concretando un poco más, la mayoría de los errores en valoraciones se deben a: 1) precipitación; 2) copiar otras valoraciones; 3) tomar algunas simplificaciones o generalizaciones de libros de texto (realizadas para facilitar la exposición) como teoría incontestable; 4) no pensar el “por qué” de lo que se hace (afición a las recetas); 5) carencia de conocimientos técnicos o poca reflexión sobre los mismos; 6) generalizar teorías sobre casos particulares; 7) confundir unos conceptos con otros; 8) olvidar las hipótesis que sustentan un resultado teórico.

Los errores presentados en este libro permiten constatar que el “oficio” es propio de las personas y no de las organizaciones: bancos de inversión, consultores financieros… muy reputados cometen algunas veces errores memorables. Parece que la sensatez y la experiencia acumulada son difíciles de transmitir a los valoradores más jóvenes.

Otro fenómeno sorprendente, especialmente en juicios y arbitrajes, es la aportación de valoraciones realizadas por profesionales sensatos pero que defienden posiciones insensatas (calificadas así por ellos mismos en artículos o libros publicados anteriormente).



1 El capítulo 7 es un resumen de estos conocimientos técnicos.



La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje