Página principal

El asalto e incendio de la federacion obrera de magallanes el 27 de julio de 1920 – contribuciones para su historia


Descargar 185.9 Kb.
Página4/4
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño185.9 Kb.
1   2   3   4

NOTAS Y REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS Y DOCUMENTALES 

 

[1] En la nueva directiva de la Liga Patriótica entonces, estaban participando no solo los principales abogados del Territorio, sino que todas las autoridades civiles y militares.

[2] EM, 23.07.20, p.3.

[3] EM, 23.07.20, p. 2.

[4] EM, 24.07.20,p.3.

[5] EM, 24.07.20, p. 3.

[6] EM, 24.07.20, p. 3.

[7] EM, 24.07.20, p. 3.

[8] El Magallanes, 26.07.20, p. 3.

[9] Texto inédito. Documento ofrecido al autor por el sr. René Cárdenas E. Archivo personal del autor.

[10] Aquí estaba planteado entonces, el conflicto ideológico fundamental que separaba a la Liga Patriótica y al sector social que ella representaba, de la Federación Obrera, con su postura contraria al patriotismo como aparece en el Manifiesto de mayo de 1920.

[11] Evidentemente el autor de este discurso, era Abogado y de creencias masónicas.

[12] El autor de este discurso fue el ya mencionado abogado Temístocles Urrutia Semir, anterior Secretario de la Junta de Alcaldes en 1915, y a la sazón VicePresidente de la Liga Patriótica.

[13] El Magallanes, 26 julio 1920, p. 3.

[14] Piado, M.: op. cit., p. 26.                                                                                                          

[15] Marcolín Piado: Los horrorosos sucesos del 27 de julio, incendio del local de la Federación Obrera de Magallanes y otros crímenes cometidos el año 1920.  Citado por Vega, C.: La masacre en la Federación Obrera de Magallanes. P. Arenas, 1996, p. 196.

[16] Testimonio de Juan Aguilar Collao al autor, octubre 1985.

[17] Esto debe haber ocurrido hacia las 2 de la tarde aproximadamente…

[18] En este acto de provocación contra “El Magallanes”, el teniente Cristi golpeó con la empuñadura de su revólver la placa metálica del periódico dejándola marcada con una profunda hendidura…

[19] EM, 26.07.20, p. 3.

[20] EM, 26.07.20, p. 2.

[21] Pascual Guerrero.  Testimonio oral al autor. Octubre 1985.

[22] El Registro Metereológico del observatorio los Padres Salesianos, indica que había alrededor de 2 grados sobre cero esa noche.

[23] La versión que los federados dispararon sus armas en defensa de su local sindical, aparece confirmada muchos años más tarde por el testimonio de Ulises Gallardo, quién en “El Magallanes” del 26 de julio de 1952, expresó textualmente: “El comando estaba en el Club Magallanes y desde ahí esos elementos reforzados por civiles a la consigna de ‘Chile Patria’, amparados en las sombras de la noche, procedieron a rodear y establecer un cerco de gente armada de carabinas, pistolas y fusiles en torno a la Federación Obrera, mientras un centenar de obreros alcanzaba a refugiarse en el interior del edificio, haciendo disparos en un vano intento de defensa.” El Magallanes, 26 julio 1952, p. 7.

[24] Pascual Guerrero.  Testimonio oral al autor. Octubre 1985.

[25] Pascual Guerrero.  Testimonio oral al autor.  Octubre 1985.

[26] Quinta Compañía de Bomberos. Libro de Guardia Semanal. Enero 1919- Marzo 1922, p. 80.

[27] Segunda Compañía de Bomberos, Bomba Chile. Libro de Guardias. 23 agosto 1919- 9 diciembre 1922, p. 51.

[28] EM, 26.07.52, p. 7.

[29] Pascual Guerrero.  Testimonio oral al autor.  Octubre 1985.

[30] Revista Impactos N° 69.  P. Arenas, 1995. Vega Delgado, C.: Descorriendo el velo de la masacre en la Federación Obrera de Magallanes. p. 31.

[31] Esta es la única versión que hemos encontrado en la que se menciona este curioso y revelador detalle: los individuos que atacaron la Federación Obrera el 27 de julio, perpetraron su asalto enmascarados, a rostro cubierto.

[32] MT, 28.07.20.  Traducción del inglés del autor.  Más adelante se notarán las coincidencias entre  esta  edulcorada versión del “Magellan Times” y la de los telegramas del Gobernador Alfonso Bulnes Calvo.

[33] Piado, M.: Los horrorosos sucesos del 27 de julio. Introducción de Carlos Vega D., p. 13.

[34] Piado, M., op. cit., p. 66.

[35] EM, 2.08.20, p.2.

[36] EM, 2. 08.1920.

[37] Podemos concluir entonces que Iriarte, el mismo día en que renuncia, redacta esta carta dirigida a una autoridad de Santiago, pero el diario, con un nuevo Director impuesto por la autoridad del Territorio, aparece dando una versión mucho más imprecisa y breve de los hechos.  Cabe también conjeturar que Gregorio Iriarte se haya negado a validar esta versión tan favorable al Gobernador Bulnes Calvo y otras autoridades.

[38] EM, 27.07.68, Suplemento Especial dedicado al 27 de Julio, p. 3.

[39] Revista Impactos N° 69. P. Arenas, 1995. Vega Delgado, C.: op. cit., pp. 31-32.

[40] Revista Impactos N° 69, P. Arenas, 1995, Vega Delgado, C.: op. cit., p. 33.

[41] Citado por Vega, C.; 1996, pp. 230-231.

[42] Citado por Vega, C.; 1996, p. 231.

[43] Las declaraciones con esta suerte de informe de síntesis de los hechos a que hacemos alusión, las publica Vega, C., en su ya citado libro La masacre en la Federación Obrera de Magallanes, op. cit., pp. 231-232, y las formuló Bulnes Calvo al diario “La Unión” de Valparaíso, de 31 de agosto de 1920. Notable muestra de irrespeto por la región donde estaba gobernando la de esta autoridad, que ofrece una explicación final de los hechos que lo involucraban, ¡en un periódico de Valparaíso, pero en ninguno de Punta Arenas!…

[44] Evidentemente, o el Gobernador Bulnes Calvo quería dejar instalada su propia versión de los hechos ante la opinión pública del centro del país, o las propias autoridades del Ministerio prefirieron publicar la única información que tenían, para deslindar responsabilidades futuras…

[45] Citado en Revista “Impactos” N° 105, Punta Arenas, junio 1998, p. 22.

383 EM, 25.07.23, p. 8.

[47] EM, 25.o7.23, p. 9

[48] EM, 3.08.20, p. 2.  Obsérvese en el relato del 23 de julio, que los directivos del Club Magallanes son casi coincidentemente los mismos de la recién formada Liga Patriótica…

[49] El Amigo de la Familia. N° 635. Punta Arenas, 8 agosto 1920, p. 2.

[50] Juan Enríquez figuraba solo como miembro del Gremio de Carreros de la Federación Obrera.

[51] EM, 10.08.20, p. 3.

[52] Mirados con objetividad los hechos y las actitudes de aquellos años, hay que reconocer que la Iglesia Católica de aquel entonces mantenía una postura militantemente contraria  a las doctrinas socialistas, anarquistas y comunistas, por lo que la disputa “ideológica” entre la Federación Obrera  y la Iglesia Católica local, tenía lugar a través de los periódicos “El Trabajo” por un lado, y “El Amigo de la Familia” y “La Unión”, por el otro.  La actitud de aparente prescindencia eclesial frente a la masacre e incendio de la Federación Obrera, también podemos interpretarla como un silencio aprobatorio. Obsérvese que la inédita declaración del clero aquí reproducida, alude solo a rumores que afectan a los sacerdotes, pero nada dice respecto del fondo de los hechos: la sede de la Federación había sido asaltada e incendiada y sus ocupantes masacrados a balazos y a sablazos. El silencio de la Iglesia Católica magallánica frente a la masacre en aquel entonces, sigue siendo un baldón.

 

[53] Gobernación de Magallanes.  Correspondencia.  Oficios Enviados y Recibidos. 1911-1920.



[54] Intendencia de Magallanes.  Correspondencia. Oficios Enviados y Recibidos. 1911- 1920.

[55] Gobernación de Magallanes.  Correspondencia.  Oficios Enviados y Recibidos. 1911-1920.

[56] Gobernación de Magallanes.  Correspondencia.  Oficios Enviados y Recibidos. 1911-1920.

[57] AM-PA: Comisión de Alcaldes de Magallanes, Decretos de Alcaldía, año 1920, pp. 86-87.



[58] Citado por Bayer, O.: 1972, Tomo I, pp. 72 y 74.


1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje