Página principal

El arte de Levitar con el poder de la mente


Descargar 5.48 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño5.48 Kb.
El arte de Levitar con el poder de la mente.

El arte de levitar con el poder de la mente, es una práctica difícil para el novato pero que muchas personas con una fuerza mental muy elevada han llegado a dominar. Burlar a la gravedad no es imposible.

Antes de nada debemos de hablar de dónde procede exactamente, los expertos dicen que existen tres estados mentales en el ser humano.
El primero se llama vigilia, y es un estado en el cual tanto el cuerpo como el cerebro están en permanente actividad.

El segundo se llama de reposo, y es el estado en el cual el se discierne en que cuerpo y cerebro están descansando.

El tercero es el estado de sueño, es el estado durante el cual el cuerpo descansa pero el cerebro se muestra activo y hasta productivo.

El cuarto es un estado que para que se desarrolle hay que practicarlo, y es el estado de meditación.

Los lamas tibetanos que son expertos meditadores, dicen que este es un estado muy beneficioso para la mente, y aseguran que puede mejorar incluso el coeficiente intelectual. Entre estos lamas se encuentran algunos que están muy avanzados en la meditación y alcanzan estados de conciencia superiores a los normales, llegando incluso a derretir la nieve que esta a su alrededor elevando solamente su calor corporal, y también a levitar.

El arte de levitar es muy antiguo, ya los primeros pueblos cristianos creían que se debía al demonio, que se había apoderado del cuerpo que flotaba, aunque fuera éste el de un santo.

Existen numerosas historias verídicas y documentadas sobre casos de levitación sobre todo en aquellas personas muy acostumbradas a la meditación u oración silenciosa, como por ejemplo el caso de San José de Cupertino que levito sobre sus compañeros monjes llegando hasta el altar mayor y manteniéndose así durante mas de 10 minutos, o el famoso caso de Santa Teresa de Ávila que levitaba cada vez que se ponía a orar fervorosamente, llegando incluso a tener que sujetarse a una verja para no levitar delante de todo el mundo. Lo curioso es que casi todos ellos coincidían en lo mismo cuando se ponían a explicar que era lo que les pasaba cuando levitaban

Como toda disciplina, el arte de levitar, no es fácil de aplicar. Al contrario, sólo está al alcance de unos pocos privilegiados que, como hemos visto, poseen características especiales.

Pero tampoco hace falta que vayamos al Tíbet y aprendamos con los lamas, grandes expertos del mecanismo de la mente y el espíritu.
Con el siguiente ejercicio, podrás aprender cuales son los pasos que tienes que dar para aprender el arte de levitar.

Para conseguir levitar debemos seguir tres pasos:


1) Temblar y respirar
2) Caminar sobre telarañas / Flotar
3) Dominar los cielos / Volar

Estos son los términos con que se refieren los expertos en meditación a los diversos estadios que una persona debe alcanzar para vencer a la gravedad. Consisten en lo siguiente:


1) Relajarse mediante las técnicas de la respiración. Poniéndonos en posición de loto, procurando hacerlo en un lugar donde no nos interrumpan de ninguna manera. Diciendo mentalmente al inhalar sooo, y Ham al expirar.


2) Mediante la relajación de todos los músculos del cuerpo llegaremos a un estado avanzado en que sólo existimos dentro de nosotros mismos, en nuestra mente, podremos llegar a dominar su poder, obligando a nuestro cuerpo a empezar a despegarse de las leyes de la física.




3) Finalmente y después de practicar muchísimas veces esto dominaremos mentalmente todo nuestro ser, material e inmaterial, quizá podremos también llegar a ese maravilloso estado que es la levitación.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje