Página principal

El arte como pasión que contiene la vida


Descargar 14.76 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño14.76 Kb.
Miguel Carlos Victorica
El arte como pasión que contiene la vida”

Victorica nació el 24 de enero de 1884 en el seno de una acaudalada familia patricia, con absolutos preceptos religiosos en la zona norte de Buenos Aires. Inicia sus estudios artísticos con Ottorino Pugnaloni y en 1900 pasa a la Sociedad Estímulos de Bellas Artes, teniendo como maestros a los grandes: Della Valle, Síbori, y De La Cárcova.

En 1911 y con 27 años de edad viaja a París para continuar su formación, como pensionado del gobierno argentino, prolongando su estadía por siete años. La Europa de ese momento era una Europa de posguerra, desvastada y hambrienta, con lo cual se incrementa un intercambio de industrias y comercio. En la disyuntiva de dirigir su formación hacia lo puramente académico, o la forma de la luz; Victorica eligió para toda su obra, a esta última; como puede verse a lo largo de su pintura, tanto en las naturalezas muertas, desnudos y balcones. La pintura de Victorica no es “arte de vanguardia. Es la obra de un hombre solitario y beato que no frecuentó círculos intelectuales ni artísticos.

Su introversión era casi monacal, predominantemente afectivo, no defendió ideas, tendencias, ideologías. Decía sus verdades en el único lenguaje que dominaba, el de la pintura” (según artículo escrito por Sigward Blum).

Las obras de este periodo son: dos retratos de su madre y el collar de Venecia; en 1931 hizo su primera muestra individual en la Galería Van Riel.

Hay muchos y verdaderos acentos místicos en su obra, no desmentidos por la sensualidad finamente erótica que no lo abandona ni aún cuando aborda temas religiosos. Su registro es muy amplio, sutilizado en los ocres y en los pardos, en los matices de perla irisada que obtiene de los grises más líricos que ha dado la pintura argentina” (comentario de Elba Pérez, Artes y Espectáculos, convicción Buenos Aires, Editor Ernesto Schoo).

El crítico Lorenzo Varela afirmó: “El hecho es, insistamos que serios testimonios – y muchos de ellos desinteresados – coinciden, con muy leves disidencias, que en términos históricos suele ser la coincidencia máxima, en que el vocablo más usado para referirse al conjunto de las corrientes plásticas argentinas, a partir del post-impresionismo era el del vanguardismo. Coinciden así mismo dichas fuentes, en que el año, sino inaugural al menos simbólicamente reconocido como tal, fue el de 1924”.

A propósito del periodo de su regreso escribió Jorge Larco: “Su arte personalísimo, todo discreción y vida interior, no se avenía con los gustos y tendencias de moda de aquellos años que siguieron a su regreso de Europa”…
En 1922 instala su taller en La Vuelta de Rocha, taller que había pertenecido a sus amigos: Fortunato Lacámera y Benito Quinquela Martín; es allí, y entonces que las obras de estos años en el barrio de La Boca presentan una factura inacabada y alejada de referentes naturalistas. Entre 1923 y 1925 participa de exposiciones organizadas por la Universidad de la Plata y con dichas muestras viaja a Londres, Roma, París, Viena y Madrid. En 1926 obtiene el 3er. Premio Municipal y el 1er. Premio en conjunto. Para 1929 participa del Nuevo Salón, y en 1930 integra el Salón de pintores y escultores modernos. En 1931 hace su primera muestra individual, proyecto éste, impulsado por Alfredo Guttero.
Pero recién en 1941 obtendrá el Gran Premio del Salón Nacional y decide recorrer el interior y exterior del país; llegando a Chile, Bolivia y Perú.

En este momento tuvo el apoyo de la crítica, como por ejemplo: Córdova Iturburu afirmaba: “Si se me preguntara en trance de precisiones definitorias, cuales son las figuras más significativas de la pintura moderna argentina en lo que va del siglo - aludo a las figuras mayores, desde luego, y no a los jóvenes – contestaría sin vacilaciones pronunciando cuatro nombres. Estos cuatro nombres son: Emilio Petorutti, Lino Eneas Spilimbergo, Eugenio Daneri y Miguel Carlos Victorica. Disímiles los cuatro, dotados los cuatro de personalidades aguzadas en precisos perfiles diferenciales, con ellos se inician, en el país, los cuatro rumbos – dicho sea sin metáfora – hacia donde se orienta la evolución y el desarrollo de nuestra pintura actual”.


Después de haber leído la critica de Cordova Iturburu concuerdo con su parecer de que Victorica con su hacer y con su estilo de vida; un artista de vanguardia que ha marcado los movimientos artísticos modernos que lo han acaecido posteriormente.

Carlos Miguel Victorica con su arte, su tesón nos enseña que cuando uno es fiel a su vocación comprometiéndose con pasión, con su obra, con su arché; vale decir con su hacer, dejando en ello no solo su interior y su espíritu, sino hasta su vida misma. Pasa a la posteridad estando siempre presente como uno de los grandes maestros a seguir, por lo que nos preciamos o nos llamamos artistas.


Este gran maestro, Miguel Carlos Victorica, fallece en Buenos Aires el 9 de febrero de 1955; dejándonos un legado de gran creación y libertad auténticas.




BIBLIOGRAFÍA:
Cordova Iturburu, C. La pintura Argentina del siglo XX, Buenos Aires, Ediciones Atlántida, 1958.

Larco, Jorge. Miguel Carlos Victorica, Editorial Losada.

Mujica Laines, Victorica, Buenos Aires, Ediciones Bonino, 1955.

www.cdem.gov.ar/areas/cultura/arteargentino/04biografias/victorica.php

Antilógicas: el desnudito de hoy: Victorica. Publicado por Mario Sorsarbur, septiembre 2, 2007.

Lucía Angelica Folino. “Margenes”, 2002 -2007
CATÁLOGOS:
www.artesurcatalogo.com

Chiabra Acosta, Alfredo Atalaya 1920 – 1932.

Criticas de arte argentina, Buenos Aires, M. Gleizer editor. 1934

Pla Roger: Miguel Carlos Victorica panoprama de la pintura argentina, 1 (catalogo Buenos Aires, Fund. Lorenzutti, 1969)

Varela Lorenzo: “Los primeros vanguardistas” 150 años de pintura argentina (catalogo y estudios) Buenos Aires, comisión nacional ejecutiva para la 150 aniversario de la Revolución de Mayo, 1960.

La Radio o La Radio, por E. Machado.



Jorge Grimban. “El mundo de Miguel Carlos Victorica”


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje