Página principal

+El 10 de noviembre de 1996, Carlos Bilardo lo hizo debutar en la primera de Boca: se destacó en el triunfo sobre Unión por 2 a 0, en La Bombonera. +


Descargar 16.18 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño16.18 Kb.
Sin fundamentalismos, un repaso por la carrera de Juan Román Riquelme deteniéndose en hitos positivos y en hitos negativos. Ni una mirada Riquelmista, ni una mirada Antiriquelmisa. Hechos y definiciones, pruebas, positivas y negativas.
+El 10 de noviembre de 1996, Carlos Bilardo lo hizo debutar en la primera de Boca: se destacó en el triunfo sobre Unión por 2 a 0, en La Bombonera.
+A comienzos de 1997, Con la selección argentina Sub 20, en Chile, gana el campeonato Sudamericano. Riquelme fue el capitán del equipo en la final y terminó con 4 goles en 7 partidos.
+A mediados de 1997, con la selección argentina Sub 20, en Malasia, gana el campeonato Mundial.
+Passarella lo convocó para jugar la última fecha de las eliminatorias para Francia 98 en el seleccionado mayor y con el Sub 21 de José Pekerman ganó el torneo Esperanzas de Toulon. Fue la gran figura.
+En1998 llegó Carlos Bianchi a Boca y con él como DT ganó consecutivamente el torneo Apertura 98 y el Clausura 99. Vale para esa etapa la brillante definición de Jorge Valdano sobre él: “Sobrevive a una tendencia que no se ajusta a su fútbol, por eso necesita de un entrenado que lo entienda, lo respete, le de relevancia a su juego”.
-En 2000, ya mayor, le habría hecho saber a Carlos Bianchi la preferencia por su reconocido amigo Marcelo Chelo Delgado por encima de Guillermo Barros Schelotto, lo que provocó que se tensara su relación con Martín Palermo.
-Ese mismo año, protagonizó la frustración de un prometedor seleccionado Sub 23 que, en Brasil, se quedó afuera de los Juegos Olímpicos de Sydney.
-Por entonces, emplazó a José Pekerman con un imperativo “Cambiasso o yo”.
+Al volver, ganó con Boca la Copa Libertadores de América 2000, contra Palmeiras, y la Copa Interncontinental, contra Real Madrid. Fue gran figura.
+En 2001, repitió el festejo en la Libertadores, con Boca: en la final, venció a Cruz Azul, de México, y fue elegido el mejor jugador de la final. También fue distinguido como el futbolista sudamericano del año.
-Ese mismo año, el ya mítico festejo con las manos detrás de sus orejas no fue un inocente homenaje al Topo Gigio admirado por su hija sino un intencionado y polémico mensaje al entonces presidente Mauricio Macri, para que le mejorar el contrato o lo vendiera a Europa.
-En 2003, ya en Barcelona se topó con el holandés Van Gaal, con quien nunca se entendió y que llegó a decir de él: “Mi equipo, por culpa de Riquelme, no jugaba con 11; jugaba con 10”.
-No le fue mejor con Radomir Antic, sucesor del holandés, que declaró: “Si Román está a gusto, es un crack; pero si no es así, baja mucho el rendimiento. El depende más del talento que del trabajo, pero a veces hay que tener un poco de rigor táctico”.
+En 2003 pasó a Villarreal, donde pareció encontrar su lugar en el mundo. Formó dupla con Diego Forlán, logró el récord de asistencias de gol y logró con el equipo un histórico 3° puesto en 2005.
-No todas fueron rosas con el DT Benito Floro, que declaró: “Necesita un trato especial, pero a este tipo de jugadores no hay que decirles que sí a todos su caprichos”.
+En la temporada 2005/2006, disputó por primera vez en la historia del club la Champions League: llegó a las semifinales, dejando en el camino a equipos como Manchester United, Benfica, Glasgow Rangers e Inter.
-En el partido semifinal de vuelta, contra Arsenal, de Inglaterra, erró un penal en el último minuto y el equipo quedó eliminado.
+Con la salida de Marcelo Bielsa, que no lo tenía en cuenta, y con la llegada de José Pekerman, volvió a tener una oportunidad en la selección argentina. Más que eso, se convirtió en un emblema del equipo.
+ / -También, en el Mundial de Alemania, se convirtió en el protagonista de una situación insólita: debe ser el único futbolista que fue calificado como el mejor y como el peor en un mismo partido, algo que se dio más de una vez durante el torneo.
-Y en el partido de los cuartos de final, contra Alemania, en Berlín, protagonizó aquella jugada en la que más de uno pensó que él eligió no darle el pase a Hernán Crespo, aun cuando parecía ser la mejor opción.
+Volvió a ser convocado a la selección argentina en el nuevo ciclo conducido por Alfio Basile.
-Con él como capitán, en Londres, en el primer partido, la selección argentina cayó goleada 3 a 0 por Brasil.
-Las lágrimas de su mamá por las fuertes críticas recibidas fueron, según el mismo confesó, la razón de su renuncia al seleccionado, después del Mundial y de llevar la cinta de capitán en el debut de Basile como DT, frente a Brasil.
-Tampoco encontraba respiro en su club, en todo caso. Atrás habían quedado los tiempos en los que había sido el niño mimado de Villarreal. El entrenador chileno Manuel Pellegrino expresó con crudeza lo que él, y también el dueño del club, el empresario Roig, pensaba de Román: “Es uno de los cinco mejores en su puesto, pero no está comprometido con la institución. Si las individualidades se ponen al servicio del equipo, fenomenal. Si quieren estar por encima del equipo, sobran. Román renunció al Villarreal como antes había renunciado al seleccionado argentino”.
+Volvió a Boca y vivió el glorioso remanso de la Copa Libertadores 2007, nuevo logro de Boca en el que él fue la principal figura. En la final contra Gremio, en Porto Alegre, convirtió los tantos del 2 a 0.
-Durante el segundo semestre de 2007, Boca no logró renovar el préstamo y Riquelme volvió a Villarreal, donde no fue tenido en cuenta por Manuel Pellegrini. El entrenador chileno fue más allá, con palabras que hoy suenan tal vez premonitorias: “Había un grave problema interno y se solucionó como creo que debía hacerse. Sin principio de autoridad, perdés el control, no podés seguir trabajando. Un día le dije al presidente: ‘Si se reintegra, me voy’. Aquella situación también era muy dura para el presidente. Pero es ahí, en los momentos difíciles, donde se ven los líderes. Me dolió mucho, pero yo veía que por ese camino íbamos derecho al derrumbe”.

Las palabras de Guillermo Franco de entonces se parecieron bastante a las de Julio César Cáceres de hoy: “Nadie puede negar la calidad futbolística de Román. Pero es un jugador más del grupo y si tira de él será perfecto. Pero si no tira del grupo, el propio grupo lo apartará”.


+Aun sin jugar en su club, Basile lo convocó a la selección para jugar las eliminatorias para Sudáfrica 2010. Jugó 4 partidos y convirtió 4 goles; 3 de ellos de tiro libre, 2 inolvidables a Chile.
-A fines de año, volvió a Boca, pero no llegó a tiempo para formar parte de la lista oficial del equipo que participaría del Mundial de Clubes. Luego del frustrante viaje a Tokio, donde vio desde la tribuna como Miguel Angel Russo perdía la copa y también su puesto, se trajo en las valijas otro conflicto: se dijo entonces que él le había bajado el pulgar a Guillermo Barros Schelotto como posible DT del club. Lo desmintió, con bronca y con dolor indisimulables.
-Del mismo modo desmintió problemas con Juan Sebastián Verón en la Copa América Venezuela 2007, donde arrancó como figura y terminó frustrado como el resto del equipo, y con Lionel Messi en las eliminatorias para Sudáfrica 2010.
+Se reincorporó a Boca, con un millonario contrato por tres años.
-Viejos rencores con Palermo parecieron reaparecer cuando un amigo del 9, el arquero Pablo Migliore, cometió un error que condicionó un sueño del 10 y de todo Boca: repetir el festejo en la Copa Libertadores, donde quedó eliminado por Fluminense, de Brasil, en las semifinales.
En los últimos tiempos, a contramano de la historia reciente de Boca, hubo más problemas que títulos. Se bajó o la bajaron a Caranta, y varios vincularon el caso con Riquelme. Habló con dureza Julio César Cáceres y le apuntó directamente a él. Se desató una tormenta, otra más… Y así como en los triunfos, él, Juan Román Riquelme, estuvo y está en el ojo mismo del huracán.
¿Víctima o victimario? ¿Culpable o víctima?


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje