Página principal

Editorial 3 El ganador es… 3 Lazi-niños 3


Descargar 95.48 Kb.
Fecha de conversión24.09.2016
Tamaño95.48 Kb.



Septiembre de 2.000 21a Edición e-mail:lazos99@hotmail.com En Internet: http://members.tripod.com/Lazos_Blanco/




En esta entrega:




EDITORIAL 3

El ganador es… 3

Lazi-niños 3

TEMAS LIBRES 4

Las cosas que me gustan 4

Un amigo es... 4

¿Para Donde Va Nuestra Unión Familiar? 4

RECUERDOS 6

Cuando Alguien Alcanza A Ser Nuestra Segunda Mamá 6

Bitácora 7

REFLEXIONES 9

Reflexión desde El Espíritu Santo 9

Presupuesto Familiar 10

In Memoriam 13


Aniana, esa gran tía.

Ya Tito lo expresó en otra ocasión: nos falta conocer más de nuestros ancestros. Él quiere darnos a conocer a los jóvenes de las nueva generaciones otros rostros, anécdotas y hazañas de familiares muy importantes a quienes no tuvimos la oportunidad de tratar ni conocer.


En esta oportunidad recuerda en su artículo cargado de jugosos detalles y valiosas apreciaciones, sus recuerdos de tía Aniana.






Lazos es una publicación mensual que circula entre los miembros de la familia Blanco y sus amigos. Con ella podemos mantener y estrechar los vínculos de unión que nos han permitido mejorar cada día en busca de un futuro cada vez mejor.
Si eres un miembro de la familia o una persona allegada, te invitamos a leer y brindarnos tu opinión y tus conceptos.
Edición Nº 21
Septiembre de 2000
Editores:

Silvia Josefina Blanco Lozano.

Martha Lucía Blanco Lara

Yolanda Isabel Blanco Lara


Directores:

Luis Felipe Blanco Castillo,

Luis Fernando Blanco Restrepo

Moisés Blanco Aparicio.

_________________________
Corresponsales:

Juan Felipe Blanco Libreros

Rosario Blanco Lozano

Inés Blanco Molina

Silvia Josefina Blanco Lozano y

Eduardo Blanco Martínez

Manuela Blanco David

__________________________


Envíe sus comentarios y sugerencias a través de lazos99@hotmail.com

EDITORIAL




El ganador es…

Bueno, la rifa organizada por Lazos ya jugó y tenemos un feliz ganador. Se trata de Yanel Tomás Blanco Luna, nuestro primo. Lo felicitamos por contar con tanta suerte.


Nos complace informar que se tuvo un éxito moderado y que se logró recolectar una suma importante de dinero. Aún faltan unas recaudaciones que por motivos de iliquidez no se consiguieron antes de que jugara la rifa, pero estas ingresarán muy pronto.
Agradecemos a todos ustedes que nos apoyaron en la idea comprando boletas y ayudando a venderlas. Les agradecemos mucho su solidaridad con la causa de Lazos.
Los fondos se utilizarán para fomentar el espíritu de unión familiar. Desde ya les anticipamos que haremos muy buen uso de estos.

Lazi-niños

Como ya les habíamos anticipado a los padres, Octubre es el mes de los niños en Lazos (LAZOS KIDS).


Los invitamos a que los niños cuenten sus anécdotas, chistes, poesías, mensajes de saludo, logros, hazañas, dibujos, etc. Si el niño está muy pequeño, el padre puede escribir sobre su hijo… en fín, queremos dar oportunidad a que nuestra siguiente generación deje su marca de crayola y/o acuarela en nuestro magazín.
Comuníquense con los editores y los directores y nos encargaremos de recibir, escanear, teclear los aportes.

TEMAS LIBRES

Las cosas que me gustan


Por: Juan Felipe Blanco Libreros
Llega el mes del amor y la amistad a nuestra tierra colombiana. Y aprovecho para recordar que son precisamente el amor y la amistad colombianas unas de las cosas que más me gustan y que extraño en esta tierra lejana. El amor y la amistad, a pesar de sus definiciones universales, tienen sus matices regionales que les cambian significativamente su sabor. Amo el amor de los detalles...de la flor, del verso, del paseo romántico, de las caminatas por el campo...el amor de las cosas sencillas. Quiero la amistad para llorar, así los hombres no lloren, para reír sin parar, para ser cómplices, para ayudar al otro sin que lo pida. Extraño estas cosas de mi tierra colombiana. Dicen que la distancia hace el olvido, pero no es cierto; se vive siempre en la añoranza.

Un amigo es...



A propósito del Día del Amor y la Amistad, colaboración de Silvia Josefina Blanco L.
≋ ≋ ≋ ≋


  • El que siendo leal y sincero, te comprende.

  • El que te acepta como eres y tiene fe en ti.

  • El que sin envidia reconoce tus valores, te estimula y elogia sin adularte.

  • El que te ayuda desinteresadamente y no abusa de tu bondad.

  • El que con sabios consejos te ayuda a construir y pulir tu personalidad.

  • El que goza con las alegrías que llegan a tu corazón.

  • El que respetando tu intimidad, trata de conocer tu dificultad para ayudarte.

  • El que sin herirte te aclara lo que entendistes mal o te saca del error.

  • El que levanta tu ánimo cuando estas caído.

  • El que con cuidados y atenciones quiere menguar el dolor de tu enfermedad. (Física o Síquica).

  • El que te perdona con generosidad, olvidando tu ofensa.

  • El que ve en ti un ser humano con alegrías, esperanzas, debilidades y luchas.



¿Para Donde Va Nuestra Unión Familiar?


Por : Rosario Blanco Lozano
Si entendemos la unión como la asociación de diferentes personas o cosas de manera que formen un todo; en el caso de las personas, la conformidad de esfuerzos, pensamientos o intereses nos llevan a la unión.
Por naturaleza el hombre es un ser social, por ello se está unido a otras personas no sólo por lazos de sangre, también por amistad, por matrimonio, por la vecindad, por la organización a la que se pertenece, por la ideología, y en general para lograr las diferentes metas que nos trazamos en nuestras vidas. Esos objetivos son variados y por eso en las diferentes etapas de nuestras vidas, nos unimos a diferentes grupos de personas o persona que nos permita unir esfuerzos para lograr el objetivo común. Cuando el objetivo se cumple o cambia, esa unión que se dio normalmente desaparece.

Cuando se da la interacción entre las personas cualquiera que sea el lazo de unión, del conocimiento que de ellas se adquiere, surgen diferentes sentimientos entre ellas el afecto, el amor, la solidaridad, la fraternidad. Cuando nos sentimos realmente unidos a alguien aunque no se piense igual, se busca su bienestar, en dar antes que en recibir, en apoyar y brindar lo mejor de nosotros, en otras palabras en ser solidarios.


Pienso que la unión más duradera que existe entre las personas, es la familiar. La naturaleza permite el núcleo familiar como la unión que garantiza el crecimiento y desarrollo armónico de las personas. Esa unión familiar, por el tiempo que requiere el ser humano para su normal desarrollo, permite fomentar una serie de valores que se transmiten de generación en generación.
La unión familiar en nuestro caso basada en una serie de conocimientos, vivencias y acciones comunes han sido garantía de progreso. La unión de los Blanco cuyo principal núcleo fue el Abuelo Luis Felipe Blanco y la Abuela Simona Martínez, quienes con sus hijos y demás familiares allegados lograron construir su Misión de Familia solidaria, fue nuestro ejemplo. Hoy al referirnos a la Unión Familiar de los Blanco, debemos admitir que es más amplio el núcleo y por lo tanto más difícil su unión. Como dirían mis tíos “no todos estamos cortados con la misma tijera”, sus miembros pasaron de la docena a los ciento setenta miembros aproximadamente.
Esta unión que en principio comprende a los ligados por lazos de sangre, hasta el quinto o sexto grado de consanguinidad y los ligados por vínculos de afinidad o familia política, se amplía a los demás allegados a quienes por el trato y familiaridad, nos unen los afectos. El apellido nos recuerda que tenemos el mismo origen (lazos de sangre o afinidad). Porque coincidimos con unos principios, valores, costumbres, y además compartimos unos recuerdos, este vínculo nos hacen buscar y añorar la unión.
Por lo extensa de nuestra familia la Unión es un reto, la distancia y circunstancias de la vida moderna la hacen más difícil, pero no imposible. Son obstáculos el no compartir con todos al mismo tiempo, el no compartir nuevas vivencias, o el perder el contacto con un grupo familiar.
Por otra parte al pensar en la unión familiar hay que pensar lo importante que es sentirse parte de ese grupo familiar. Si no lo consideramos importante, si nos sentimos autosuficientes, si limitamos el grupo a un solo vínculo, ej: a nuestros padres y hermanos o hijos, y si en las relaciones con los demás familiares permitimos que se siembren sentimientos negativos como el egoísmo, la envidia, y por otra parte no inculcamos a los miembros de las nuevas generaciones la importancia de la unión, es factible que en pocos años esta Unión familiar que hoy disfrutamos, no sea más que un cuento.
El reto es para los que de una u otra manera nos hemos beneficiados de la unión Familiar de los Blanco. Los que recogimos sus frutos, no podemos ser inferiores a ese reto. La meta es ser sembradores de la unión familiar, y para empezar buscar inicialmente nuestro crecimiento, la unión y compromiso con nuestro pequeño núcleo familiar para lograr su desarrollo.
Siendo realistas si no luchamos por este objetivo inicial, difícilmente podemos contribuir con el adelanto del grupo familiar, conociendo sus problemas y brindándoles nuestro apoyo. Es una deuda adquirida con nuestro grupo familiar y nuestro aporte seguir sembrando semillas de unión.
La comunicación es fundamental en el proceso de unión. Con algunas personas nos comunicamos mejor verbalmente en forma individual, por ello una llamada o una sencilla conversación pueden hacer mucho por ella. Pero tampoco podemos desaprovechar las pequeñas o grandes reuniones familiares, las visitas y los demás medios que hoy tenemos a nuestro alcance. Todos estos contactos y otros que en el momento se me escapan, son medios fabulosos para fomentar la unión, y no solo esperarla también debemos buscarla. Lo importante es que ese afecto que hoy hemos logrado, y que viene de la unión que disfrutamos no se pierda, por el contrario crezca aún a pesar de la distancia.
Para concluir, esta unión familiar hay que seguir fomentándola, aprovechar cada momento para seguir conociéndonos, integrarnos, mejorar nuestras relaciones; pero como señalo, primero fortaleciendo nuestro núcleo familiar más cercano, para poder ser solidarios con los demás. ¿O, sí creemos que seremos solidarios con los demás si a los más cercanos a nosotros no los apoyamos, no los determinamos o les guardamos resentimientos? ¿Sí somos capaces de comprender a los demás?
Si unimos esfuerzos y experiencias, apoyándonos unos en otros, lograremos nuestra meta de unión familiar. Cualquier esfuerzo o sacrificio será poco para continuar con esa fortaleza y seguridad que nos da y sigue dando la unión. Al pensar en los miembros de la familia Blanco y en todo lo que nos ha unido, pienso que continuará, y es hoy por las condiciones de nuestra sociedad más que una necesidad.



RECUERDOS

Cuando Alguien Alcanza A Ser Nuestra Segunda Mamá


Por: Inés Blanco Molina.

  

Hoy cuando retrocedo algo mis recuerdos y vienen a mi mente las vivencias junto a ella, me doy cuenta una vez más, cuan importante fue en nuestras vidas.



Una mujer sencilla, sin mucha preparación académica, a quien la vida no se le presentó tan abundante como a muchos pero con un gran corazón, con mucho amor para dar, con mucha comprensión en los momentos necesarios, quien siempre tuvo consejos apropiados cada una de las veces que así lo requerí y sobre todo con una capacidad de entrega hacia cuatro niños a quienes el destino le puso por delante, sabiéndolos cuidar, mimar, alagar y cuando era necesario regañar.

 

Pienso que los días vividos junto a ella definitivamente influyeron en nuestras vidas, (la de mis hermanos y la mía) al inculcarnos al igual que nuestros padres, sabios y buenos principios de moral, ética y de convivencia. Si lo analizo detenidamente, me doy cuenta que los primeros años de mi vida, los compartí con ella casi más que con mis padres.  


Me refiero a que ellos debían trabajar y quien se quedaba con mis hermanos y conmigo era ella. Luego cuando vinieron los años escolares, al regresar del colegio, a quien encontraba al llegar a casa era a ella, siempre pendiente de atenderme, brindarme sus cuidados y regalarme lo más bello que tenía y que no le era difícil dar: su amor. Aprendí a quererla y luego a cuidarla. No fue difícil, ella se lo fue ganando con su dedicación constante. Debo aclarar que mis padres siempre han sabido suplir mis necesidades sentimentales, pero también valoro lo que esta querida mujer me supo dar sin ser yo su verdadera hija.
Recuerdo de mi infancia y años juveniles, mis vacaciones con ella en su humilde casa allá en Tubará. Ella y su familia hacían que mis hermanos y yo nos sintiéramos tan a gusto entre ellos, que no extrañábamos nuestro hogar. Creo que por esto esas temporadas se hicieron tan importantes para mí. Mis vacaciones las dividía así: Carnavales y mitad de año en Tubara y diciembre y a veces a mitad de año en Palo Alto. No olvido mis años juveniles cuando disfrutaba al máximo mis primeros carnavales al irme con ella a su casa; !Cómo me cuidaba! Si quería ir al baile, ella iba conmigo, sí quería alquilar disfraces allí estaba ella y ni hablar de los paseos. Sin rivalizar con el cariño de mi madre, se fue ganando en mi corazón ese lugar especial que aun hoy después de su partida ocupa.
Luego ya crecida  cuando termine mis estudios aun ella estaba conmigo y disfruto junto a mis padres este logro en mi vida. Me case y allí también me acompaño; nació mi hijo y por cosas de la vida aunque ahora vivíamos en países diferentes, también él pudo disfrutar por algún tiempo  de sus cuidados y cariño y a su corta edad también recibió de ella tanto que se gano su corazoncito, al punto de llamarla abuelita a ella también.  Fue muy triste para mí enterarme de sus últimos quebrantos de salud, los cuales la llevaron al descanso eterno; pero gracias el Señor  su sufrimiento no duro mucho tiempo.

 

A esta altura la mayoría de los lectores sabrán que me refiero a Francia como todos la conocían, a mi querida Chica como muy cariñosamente le llamábamos.



 

Cuando pienso que hay mujeres que desean tener hijos y la vida no les da ninguno, me doy cuenta que Dios la bendijo dándole la oportunidad de realizar el sueño de toda mujer de criar unos hijos. Y cuando veo las noticias de esas madres que abandonan a sus hijos, me doy cuenta que Dios también nos bendijo a nosotros  al darnos no a una madre sino a dos.



Bitácora



...Y Se Fue El Huracán

Por: Juan Felipe Blanco Libreros


Llegó agosto mes de los huracanes en Puerto Rico. Con él vino Debie, una traviesa onda tropical proveniente de Africa. Desde hace una semana se empezó a hablar de ella. Finalmente, los "expertos" dijeron durante el fin de semana que Debie nos golpearía el martes. Así pues, amaneció el lunes y todo el mundo madrugo a correr a los supermercados. Que el agua, los enlatados, las pilas, las linternas, los paneles solares, las tormenteras para poner en las ventanas....Había que aprovisionarse de la mejor manera ante la inminente llegada de Debie. A las diez de la mañana ya se había agotado el agua. Fue la "locula"1 en los supermercados y tiendas. El festival de las ventas y la usura. Y cada media hora reportes sobre la trayectoria de Debie. Mientras tanto los extranjeros medio extrañados apenas lográbamos acoplarnos a la situación. Igual ya nada podíamos conseguir. Después que salí de clases en la tarde me di cuenta de las ultimas noticias. Debie llegaría el martes por la noche, pero desde la tarde se sentirían sus estragos. Atención! Comunicado del señor Rector de la Universidad: "no habrá clases el martes". "Oh! Dios mío, esto va en serio y yo no he preparado las cosas" pensé. Bueno, entonces de vuelta a la residencia. Cuando me acercaba gran cantidad de gente salía. "Y esta vaina?" Había que desalojar. "Shit!!!" Por fortuna a los extranjeros no nos tocaba mudarnos, solamente a los Boricuas. Es decir nos iba a tocar aguantarnos el huracán en un edificio de veinte pisos. Pero es mejor que en la calle.
Por la noche, puse mis cosas en el closet, en las partes altas para que no se mojaran en caso que las ventanas que quebraran y entrara agua por el piso. Como no había comprado enlatados, decidí cocinar todo lo que había comprado para la semana. Me demore dos horas cocinando y luego guardando la comida en cuanto recipiente encontré. Listo; por lo menos si llegaba el huracán tendría comida. Cansado, me recosté a escuchar música y me acorde que todos los martes tengo que ir al río a trabajar...Llame a mi profesor director y me dijo en su español atravesado "pue de toda forma vamo y llevamo cosa para trabajar y si llueve mucho no devolvemo" . " Muy bien" le dije. Finalmente, él era también un experto en huracanes y lleva mucho tiempo aquí.
A las siete de la mañana del martes entre la soledad más impresionante (parecía que a la gente se la hubiese tragado la tierra) salí de la residencia para esperar a mi profe para que me recogiera. Llegó y tomamos la carretera. En la radio anunciaban que Debie ya estaba azotando a Saint Thomas y otras islas, que ya no son tan Vírgenes, y que llegaría a Puerto Rico en la tarde. No importaba; si alcanzaba a hacer mi trabajo antes del mediodía podría estar en casa antes. Después de una hora de viaje llegamos al río. Estaba tranquilo pero la loma se veía con muchas nubes y llovía finito. Empezamos a trabajar. La lluvia aumentaba y amainaba. Que frío tan HP! 11:00 am acabamos en tiempo record. De regreso! Otra hora a casa...seguía la lluvia. Entre a la residencia y las pocas personas que estaban en el lobby del edificio me decían "pelo como vienes del lio?, tu estal loco no ver que viene Debie?" era una especie de semiheroe osado tercermundista. Después me tome un merecido baño caliente y recalenté una porción de la abundante comida. Almorcé con unos amigos en el quinceavo piso del edificio y entre cuento y cuento y chiste y chiste esperábamos a Debie. A Fernando, un colombiano, se le olvidó que había dejado un arroz cocinando mientras hablábamos y ya se imaginaran "el pegado". Eran ya las tres de la tarde y aunque estaba nublado nada que aparecía Debie. Se abre el ascensor y llega Bobby el costarricense, y con su sonrisita medio nerviosa nos dice: "Saben que sé desvió Debie". "En serio?" dijimos al unísono. "Claro!!, lo escuche en las noticias". Y efectivamente, Debie ya hacia parte de la historia. Mientras tanto nosotros estamos sin nada que hacer, la gente se quedo con sus cosas compradas, con las tablas pegadas a las ventanas y con un día de trabajo atrasado. Por la noche empezaron a regresar los Bolicuas a la residencia, con todo su equipaje.
Nuevo comunicado de prensa del Rector: "Las actividades académicas y administrativas se reestablecerán mañana miércoles a las 5 de la tarde". "Como?" dije yo. Otro día perdido en casa mientras se deshacen todos los preparativos para recibir a Debie. Cosas que pasan en esta tierra Caribeña. Y aquí estoy yo escribiéndoles esta anécdota, aprovechando el miércoles festivo. Y a esperar que la otra semana venga un nuevo huracán inminente con toda su parafernalia de preparativos.

Recordando A La Tía Aniana

Por: Eduardo Blanco Martínez


En estos tiempos del teléfono, el celular, el jet y el internet muy pocas veces miramos a nuestro entorno e inconscientemente dejamos de reconocer la importancia de las personas que hombro a hombro nos acompañan a hacer la historia de nuestra vida.
Hago esta reflexión pensando en mi tía Aniana, la sexta hija de mis abuelos y por consiguiente hermana de mi mamá quien al igual que tía Manuela siempre estuvo incondicionalmente dispuesta a prestar su concurso en todo cuanto fuese necesario. No es que fuera una persona desocupada, pero como a mi mamá (como ella decía) le sobraba oficio para repartir, mi tía se multiplicaba y sacaba un tiempito para ayudar a su hermana menor.
Recuerdo que cuando mi mamá le tocaba salir a alguna parte enseguida avisaba a mi tía para que fuera a prepararnos los alimentos lo cual para nosotros especialmente para mí era un festín, porque ella tenía una sazón exquisita. Fue nuestro sastre particular durante la niñez y primera juventud. Recuerdo que mi papá iba a la tienda de Ramón Benedetti y compraba una ó dos piezas de dril para que a cada uno de nosotros nos hicieran dos mudas completas, es decir pantalón y bombo, que así le decían en ese tiempo a las camisas de los niños: una especie de chamarra bastante holgada y ajustada con una pretina abotonada en la cintura. Ya podrán imaginarse nuestras protestas al vernos uniformados, mi tía se las ingeniaba para inventarse algunas modas que variaran un poco las cosas, pero nada, no se podía hacer nada, seguíamos uniformados y la gente preguntándonos que si éramos gemelos.
Mi tía fue una persona con una gran calidad humana, creía en la sinceridad de todo mundo y cuando alguien se portaba distinto a como los demás esperaban, encontraba la forma de justificarlo. No se peleaba con nadie; a todo mundo consideraba su amigo. No sabía leer ni escribir pero de labios de su padre, mi abuelo Andrés Martínez aprendió muchas fábulas, anécdotas, refranes, adagios, proverbios y dichos que utilizaba en el momento oportuno.
Fue una magnifica consejera y aunque no era mojigata no permitía que en su presencia se dijeran palabras de grueso ó regular calibre. Recuerdo que cuando a alguno de nosotros se nos salía sin darnos cuenta un carajo u otra palabreja parecida, siempre decía:” disciplina, disciplina; a esta casa no puede llegar una monja porque ustedes la hacen salir huyendo.”
Tía Aniana, a quien sus hermanos y allegados llamábamos Ñañita, fue una buena mujer que a su modo vivió feliz, se casó con Angel Banquez Tapia, Angito; tuvo ocho hijos, pero solo llegaron a la edad adulta: Ana Humberta, Berta, María de Jesús, Cleómedes y Sergio David, Yello, de estos hijos sólo vive Bertha.


Tía Aniana era una mujer muy humana y abierta a todo mundo, por eso creo fue que tuvo casi un centenar de ahijados de los que muchos se criaron a su vera. De ellos a los que más recuerdo es a Delia y Demetria, hijas de Genaro Ozuna y Serapia Banquez, y a Tomás Hernández, hijo de Ulpiana Banquez. A Tomás lo nombramos mucho por su forma particular de solicitar los permisos. En una ocasión llegó calladito y se sentó al lado de mi tía y al poco rato llegaron sus amigos, con quien posiblemente ya estaba de acuerdo, y lo invitaron a salir. Él les respondió que no y seguidamente comentó: ahora estos muchachos quieren que vaya con ellos a bañarnos al arroyo pero yo no quiero ir. A mi tía le extrañó mucho esta respuesta y le dijo: ¿y, por qué no vas? Inmediatamente salió corriendo tras ellos gritando “Muchachos, espérenme”.


De Demetria recuerdo que de niños le poníamos pereque con un señor Tegüa que tenía una úlcera en una pierna, le decíamos que él era su novio y ella se ponía furiosa. Una vez la mandarón a comprar panela, cuando regresó le preguntaron que adónde había ido y ella respondió: “y allá”. Le volvieron a preguntar “¿allá a donde?”, a lo que volvió a responder a donde ella, porque no quería pronunciar el nombre de la mujer de su presunto novio.
Podríamos decir que su vida la dedicó al servicio de la humanidad hasta el día de su muerte, el 21 de Septiembre de l.957. Cuando a las seis de la mañana después de haber pasado la noche velando el lecho de enfermo de su hermano Andresito Martínez, sufrió un infarto fulminante y cayó muerta inmediatamente.




REFLEXIONES




Reflexión desde El Espíritu Santo


Por: Juan Felipe Blanco Libreros
He seguido muy de cerca, aunque desde la barrera, las ediciones de Lazos de este ano. Realmente me parece una tarea faraónica que bien han sabido asumir los directores y editores. Confieso que no he tenido la disposición suficiente para participar activamente. Sin embargo, nunca es tarde, y quiero decirles especialmente a Nando, a Silvia, a Martha, a Yolanda, a Luis Felipe y a Moisés que no desfallezcan, que aunque es un proceso nada fácil y no todo el mundo esta dispuesto a colaborar, hay personas que con el tiempo lograran convencerse de lo importante que es este medio de comunicación de la familia.
Animo muchachos!!! Toda sociedad necesita lideres, y la familia Blanco no puede ser la excepción. Ustedes han demostrado tener madera para ello en la nueva generación.
Aunque el mundo cada día amplia sus fronteras y los miembros de las familias se mueven con ellas (véanme aquí en Bolicualandia y a otros en Gringolandia, o en Boludolandia entre otros) y se hace más difícil el contacto personal constante, por fortuna también se han creado medios de comunicación para acortar estas grandes distancias.
No dejemos pasar la oportunidad de escribir unas cuantas líneas en el computador y enviarlas por Internet para dejar saber algo de nuestras vidas a los demás. Los medios están, es cuestión de motivación, las excusas las buscamos para que nuestra consciencia se sienta mejor. Así que Nando a pesar de toda la desesperanza que pueda surgir en tu corazón, también en parte por el exilio en el Altiplano, sigue adelante que tu voz tendrá eco. Quiero agradecerte a ti a Moise, a Felo y a Camila por habernos visitado en Cali y pasarla del carajo!!!!
Así que como dice nuestro presentador número uno de la televisión... EEEENNNTUSIASMO!
P. D. Ah!!! Que por que esta reflexión es desde el Espíritu Santo? Pues porque todos los martes tengo que venir a trabajar a un rio que se llama así...y se me ocurren unas cosas!!! Debe ser por tanta agua que corre bajo el puente.

Presupuesto Familiar


Por: Manuela Blanco David.
Nunca es tarde para enfrentar los temas económicos de una forma clara y directa; solo cuando lo hagamos podremos reconocer y definir qué vamos a hacer y cuál ha de ser el compromiso de los miembros de la familia en su cuidado.
El trabajo y la estabilidad económica tienen como motor el desarrollo de la familia. Esta ha de ser en grupo fuerte que trabaje en procura de un desarrollo integral.
La familia es una empresa en mínima escala, que también necesita una estrategia para manejar su presupuesto de forma adecuada. La economía del grupo no debe beneficiar a un solo miembro sino al grupo en general.
En el grupo familiar cada uno tiene su rol pero los ingresos deben formar un todo que beneficie por igual a los miembros que la conforman.
El mal manejo del dinero genera:


  • Estrés (con efectos fisiológicos y sociales).

  • Relaciones interpersonales inadecuadas (peleas constantes, corte de comunicación, malos entendidos entre otros).

  • Depresión.

  • Locura.

  • Distanciamiento familiar, consumo de alcohol o drogas entre otros.

En la medida que seamos más ordenados de nuestros muchos o pocos ingresos evitaremos preocupaciones.


Es cierto que el dinero alcanza cada día menos y aunque es necesario no es lo principal como si lo es el bienestar; el dinero es solo un medio para lograrlo.
Los ingresos no deben mal gastarse deben emplearse en la satisfacción de las necesidades prioritarias.
El mal manejo del dinero se da por varias causas:


  1. Por que a las personas desde niños no se les ha enseñado a administrar lo que se les da y han observado despilfarro o tacañería en su manejo ya sea propio o ajeno por parte de individuos que están a su alrededor.

  2. La inflación que vive el país que hace que cada día alcance menos.

  3. La inversión de valores en nuestra sociedad que lleva a pensar que es más importante el tener que el ser.

  4. Y a esto se le agrega el permanente bombardeo publicitario de los medios de comunicación incitando a consumir de TODO.

Para elaborar el presupuesto familiar mensual o semanal se podría seguir el siguiente esquema. Establezca y anote todos los ingresos por todo concepto (sueldo, renta, comisiones, etc.), ya sabiendo el monto de estos, procedemos a relacionar las salidas empezando por los gastos fijos, como son:




  • Alimentación.

  • Vivienda.

  • Servicios.

  • Educación.

  • Transporte.

  • Ahorro.

  • Recreación.

  • Impuesto

Relacione detalladamente cuidando que las salidas no sean superiores a las entradas. Si elaborado el presupuesto los ingresos son menores que los egresos es necesario sentarse a reflexionar y definir que renglones de gastos se puede disminuir o eliminar para lograr el equilibrio.


Existen algunas reglas de oro que podrían serles útiles.


  • No gaste más de lo que gane, y lo que gane gástelo en orden.

  • Lleve control escrito pormenorizado de todo lo que recibe y todo lo que gaste.

  • Ahorre, aunque sea un poco.

  • Enseñe a su familia el valor del dinero.

  • Muestre la realidad económica, enfrenta a tu familia con su verdadera situación.

  • No compre compulsivamente.

  • No compre por medio de intermediarios entre los créditos fáciles.

  • No pague por lujos o exclusividades.

  • Planee sus gastos de acuerdo a sus ingresos.

  • No espere milagros, planee y controle.

  • Disminuya sus diversiones sin el grupo familiar.

  • Dé prioridad a sus necesidades básicas (alimentación, vivienda, servicios, educación, transporte, salud), ahorro e imprevistos.

La protección material es función de los padres pero los hijos deben aprender el valor del dinero y cual es su aporte en el presupuesto familiar (cuidar las cosas, ahorrar la luz, no malgastar el agua, no hablar tanto por teléfono, cuidar los libros, útiles y juguetes, no exigir, saber esperar).


Aunque en ocasiones la familia nuclear recibe ayuda económica y vivienda de los abuelos, tíos, hermanos o cuñados, nunca se debe eludir su responsabilidad y esperar a que sean otros los que asuman indefinidamente lo que ellos le corresponde (no se hagan mas compromisos y dense plazo para pagar deudas). Enseñe así a sus hijos a valorar y respetar su esfuerzo, tesón y lucha.
Si aprendemos a manejar el dinero mañana viviremos mejor, tome la decisión de dirigir y planear su presupuesto, enseñe a su familia la importancia de su participación y compromiso en el cuidado del presupuesto.






LAZI – SOCIALES



Nos complace informar la llegada de DOS nuevos miembros de la familia. En el hogar de Nora y Wilber el niño Sebastián y en el de Carmencita y Pablo la niña Andrea Carolina. !FELICITACIONES!.



In Memoriam

Nos acaban de informar del sensible fallecimiento de Adonilso Barrera, hijo de Juan Barrera y Elodia Berrio, esposo de Martha Berrío. Nos duele mucho esta muerte porque se trataba de un joven muy simpático y en plena flor de la vida. Lo recordamos mucho por ser una persona conversadora, popular amigable e intrépido y por sus muchas anécdotas.


Nos viene a la memoria aquella de un día que llegó a la casa y encontró a mamá Simo desgranando maíz, enseguida se puso a ayudarla, lo que hizo también la Comaecita. Ésta, cuando ellos se descuidaban, se guardaba en los senos algunas mazorcas hasta cuando él, que la estaba observando no se pudo aguantar más, le dijo: ¿Comaecita y usted tiene los senos amalillos? Todos se enteraron de lo que ella estaba haciendo. Y así tenía muchos apuntes que siempre nos harán recordarlo.
Por intermedio de las páginas de Lazos la familia Blanco hace llegar a su madre, hermanos, esposa e hijos nuestro más sentido pésame y elevamos nuestras oraciones al Todo Poderoso por el eterno descanso de su alma.






Septiembre

Cumpleaños

Aniversarios

Lesbia Isabel Molina de Blanco

Sep.1

 

Carmen Blanco Navarro

Sep-04

 

Betty Llanos de Blanco

Sep-10

 

Manuela Martínez Meneses

Sep-14

 

Marco Antonio Blanco Freja

Sep-14

 

Heidi Lucia Monterroza Blanco

Sep-20

 

Yanel Blanco Luna

Sep-22

 

Norma Cecilia Blanco Restrepo

Sep-23

 

Eustorgio Blanco Lozano

Sep-24

 

José Alexander Blanco Blanco

Sep-24

 

Carolina Blanco Cerra

Sep-30

 

Manuela Mercedes Blanco

Sep-30

 












Octubre

Cumpleaños

Aniversarios

Domingo Blanco Castro

Oct-01

 

Ingrid Blanco David

Oct-05

 

Víctor Alfonso Caballero Blanco

Oct-07

 

Silvia Josefina Blanco Lozano

Oct-07

 

Maria del Carmen Blanco de Peralbo

Oct-08

 

Ana Raquel Blanco Sotelo

Oct-10

 

Arcelio U. Blanco M. Y Leticia Núñez de B.

 

Oct12-1945

Eduardo Blanco Martínez

Oct-13

 

Luz Marina Robles Arango

Oct-14

 

Jaime Blanco Nuñez y Lucia Cerra de Blanco

 

Octubre 19-1979

Ana Carolina Figueroa Blanco

Oct-20

 

Mateo Blanco Gamboa

Oct-22

 

Arcelio U. Blanco Llanos

Oct-26

 






1 Nota del Editor: Por extraña razón que aún no descifro, los Puertorriqueños no pronuncian la letra r; la reemplazan por la letra l. Parecen chinos.

Página de


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje