Página principal

E 1 studio Inductivo romanos introducción a la epístola


Descargar 26.1 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño26.1 Kb.


E
1
studio Inductivo


ROMANOS

Introducción a la epístola.
Ray C. Stedman escribió: “La Epístola de Pablo a los Romanos es, sin duda alguna, el documento humano más poderoso que jamás se ha escrito y es oro puro de principio a fin. Este es el libro que encendió un fuego en el corazón de Martin Lutero y dio origen a la Reforma Protestante, cambiando la historia de Europa, además del mundo. Este es el libro que conmovió profundamente a John Wesley, estando sentado en una pequeña capilla en Londres, escuchando el preludio a la Epístola a los Romanos de Lutero. Wesley dijo que su corazón se había sentido especialmente alentado al escuchar la exposición sobre las verdades de la Epístola a los Romanos. Por medio de él se produjo a continuación el gran avivamiento evangélico que salvó a Inglaterra del destino que le aguardó a Francia y frenó la decadencia de la vida inglesa, alterando por completo y una vez más la historia del mundo.”
W. Barcklay en su comentario sobre la epístola dijo “Hay muchas personas que sostendrían que la carta a los Romanos es el libro más grande de los libros del Nuevo Testamento. Ciertamente, no hay libro que haya tenido mayor influencia sobre la teología de la iglesia protestante.”…”Burton la llamó “profiláctica”. Lo profiláctico es algo que protege de la infección. Pablo había visto demasiado frecuentemente cuánto daño y problemas podían causar las ideas erróneas, nociones tergiversadas, concepciones mal orientadas acerca de la fe y creencias cristianas.”
Comentario de la Biblia de Jerusalén: “La epístola a los Romanos representa una de las más bellas síntesis de la doctrina paulina.”
Manual Bíblico Ilustrado: “El impacto y la influencia de esta epístola es inmensurable. Ha encendido a grandes hombres: Agustín, Lutero, Juan Bunyan, Wesley – y por medio de ellos ha dado forma a la historia de la iglesia.”
¿Cuándo y donde fue escrita esta epístola? Pablo se encontraba en Corinto en el año 58 DC en pleno invierno cuando dictó esta carta a Tercio (Romanos 16:22) justo antes de emprender su viaje a Jerusalén y la envió por medio de una mujer llamada Febe, diaconisa o ministro de la iglesia en Cencrea (Romanos 16:1-2)
Espero que el estudio inductivo de Romanos nos ayude y enseñe a reflexionar por nosotros mismos; sirva para afirmar los fundamentos de nuestra fe cristiana; deshaga nuestras incertidumbres y vacilaciones; responda a nuestras preguntas acerca de la justicia de Dios y del sufrimiento; ilumine las áreas oscuras de nuestro entendimiento por medio de la revelación del Espíritu Santo; nos nutra espiritualmente para una vida plena en Cristo y satisfaga la sed de nuestra alma de la misma presencia de Dios a medida que avanzamos y crecemos en Él.
Texto seleccionado: Romanos 1: 1-7

I Preguntas inductivas


Romanos 1:1-2

“Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios, que él había prometido antes por sus profetas en las santas Escrituras.”





    1. Pablo escribió que fue apartado para el evangelio ¿De quién fue apartado? ¿de dónde fue apartado?

    2. ¿Por medio de quienes prometió Dios el evangelio?


Respuesta:

1.1 La palabra que se traduce por “apartado” significa también “separado, excluido de la compañía de uno, elegido” Existe una separación inicial del cristiano cuando es separado del mundo, de las tinieblas y del pecado . Luego existe otra separación, es la separación vocacional cuando es apartado de sus hermanos en la fe para cumplir un ministerio. En tercer lugar, existe una separación entre los separados para un servicio exclusivo. Los demás apóstoles fueron separados por Jesús “para que estuviesen con él y para enviarlos a predicar”, pero Pablo, en cambio, fue separado “para el evangelio”. Literalmente el texto en griego dice “separado para evangelio de Dios”, tanto para predicar el evangelio como para ser él mismo evangelio. Es importante notar que Pablo (1) No se apartó a si mismo para ser apóstol, el no eligió ser apóstol (2) No fue apartado por la iglesia, ni nombrado por un grupo de líderes o pastores, ni por el voto de la mayoría (3) No fue apartado por el éxito de su gestión, ni por su esfuerzo o sacrificio, ni por sus oraciones ni por nada que dependiera de él o de otros, sino solo por Jesucristo. Nadie puede denominarse apóstol de Jesucristo si no fue apartado para el apostolado por Jesucristo mismo.


1
Romanos 1:3-4

“acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne, que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos.”


.2 Dios prometió el evangelio por medio de los profetas, no cualesquiera, sino por “sus profetas en las Santas Escrituras” Notemos que Pablo consideraba al Antiguo Testamento como “santo”. La palabra santo (agíais) significa “santo, puro, perfecto, consagrado, apartado por o para Dios” Por eso para nosotros la Biblia es “santa”, es decir, perfecta. Es “Santa Biblia”. No es un libro como otro y su autoridad debe regir nuestras vidas más que las tradiciones, asambleas o concilios, porque no son “santos” pero la Biblia sí lo es. Por eso, si alguien viene a nosotros con una profecía, una enseñanza o arrogándose una autoridad para imponerse sobre nosotros, no debemos aceptar ni reconocer absolutamente nada que no esté respaldado por las santas Escrituras, porque son y contienen la Palabra de Dios, y Dios no se contradice.

    1. ¿No fue Jesús Hijo de Dios antes de nacer? ¿no fue Hijo de Dios cuando predicó, hizo milagros y murió en la cruz? ¿Por qué entonces dice que “fue declarado Hijo de Dios con poder…por la resurrección de entre los muertos?


Respuesta

2.1 La palabra “declarar” significa “manifestar lo que está oculto o no se entiende bien// Manifestar el ánimo, la intensión o el afecto// Reconocer uno su estado o calidad. El problema surge si tomamos solo el último significado, es decir, el de “reconocer un estado”, pero una mejor traducción sería: “que fue puesto en evidencia que era Hijo de Dios en poder conforme al Espíritu de santidad” Por la resurrección se evidenció lo que siempre fue, porque solo el Hijo de Dios podía vencer a la muerte. Se evidenció con poder mediante el Espíritu de santidad, que es el mismo Espíritu Santo. Pues en Romanos 8:11 dice “y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros…”. Indica que no es otro Espíritu, sino el mismo Espíritu Santo.




Romanos 1:5

“y por quién recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su nombre.”





3.1 ¿Cuál es la finalidad del apostolado?
Respuesta:

3.1 Algunas versiones de la Biblia traducen “por quien recibimos la gracia del apostolado” o “el don de ser apóstoles”, pero en griego se interpola la letra “y” diciendo “la gracia y el apostolado” como si dijera “recibimos tanto la salvación como el ministerio de Jesucristo”. El propósito del apostolado es para la obediencia a la fe en todas las naciones. La palabra que se traduce por obediencia también significa “estar sujeto a; responder a, aceptar, adherirse a; responder cuando se llama a la puerta.” La Nueva Biblia Española dice “para que en todos los pueblos haya una respuesta de fe en honor de su nombre” y Nácar Colunga: “para promover la obediencia a la fe”. El que llama es Jesucristo, a quien se debe responder es a Jesucristo, a quien debemos sujetarnos y obedecer es a Jesucristo, y al pronunciar su nombre, esa respuesta se hace efectiva. Por eso, cuando predicamos el evangelio esperamos siempre una respuesta de los oyentes, es decir, una señal o una indicación por la cual nos indican que están dispuestos a recibir a Cristo y a obedecerlo, ya sea levantando su mano o pasando al frente, o arrodillándose. Esa respuesta marca un hito, el momento del comienzo de una nueva vida.




Romanos 1:6-7

“entre las cuales estáis también vosotros, llamados a ser de Jesucristo; a todos los que estáis en Roma, amados de Dios, llamados a ser santos: Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.”



4.1 Cuando recibimos a Cristo, nos convertimos en propiedad de Cristo, y somos de Cristo ¿Por qué, entonces escribió Pablo “llamados a ser de Jesucristo” y también “llamados a ser santos” como una realidad a concretarse en el futuro?
Respuesta:

4.1 A veces las traducciones, en lugar de aclarar el texto, lo oscurecen, y éste es un caso típico. Literalmente el texto griego dice “llamados de Jesucristo…llamados santos”. La Biblia de Jerusalén traduce correctamente “llamados de Jesucristo, a todos los amados de Dios, llamados santos…” Creo que está demás la expresión “a ser de”. Simplemente debería traducirse “llamados de Jesucristo…llamados santos”. No para ser, sino que son ya de Jesucristo. No para ser santos, porque ya son santos y reciben este nombramiento por su carácter cristiano, por haber sido lavados y santificados por él y en él. Algunas versiones del siglo IV, como la de Ambrosiaster, de Pelagio del año 412, y el documento G del siglo IX tienen esta variante: “en amor de Dios llamados santos” que da al texto un sentido teológico más profundo, es decir, que los romanos eran santos solo gracias al amor de Dios, y por ese amor podían ser llamados santos, no por sus propios méritos. No solamente eran amados por Dios, sino de Dios. Dios ama a toda la humanidad, a todo el mundo, de manera tal que podemos decir que todos somos amados por él, pero algunos de estos amados, son sus amados, son amados de Dios, son su familia, sus “seres queridos”. Uno puede querer a todos: a sus vecinos, compañeros, amigos, pero uno tiene especial predilección por sus parientes, sus seres amados. Lo mismo ocurre con Dios y nosotros sus hijos: somos amados de Dios.




II Actividad práctica

  1. Al comenzar a transitar juntos el camino a través de la epístola a los Romanos, debemos predisponernos a escuchar y obedecer la voz del Espíritu Santo hablándonos a través de su Palabra, porque los amados de Dios son los que han obedecido a la fe o los que han respondido y abierto la puerta cuando Jesús los llamó. Por eso, cada uno podría hacer una breve oración, de una frase, pidiéndole a Dios que entre en su vida para cambiar lo que hay que cambiar, y transforme lo que hace falta transformar.


III. Sugerencias para el facilitador

  1. Vuelve a leer en el Manual de los Grupos de Bendición y Crecimiento, las (1) Instrucciones especiales para el facilitador; (2) Condiciones y tareas para los facilitadores y (3) Responsabilidades pastorales de cada GBC. Es decir, de la página 11 a la 28. Esto te ayudará a refrescar lo que ya sabes y corregir algunas cosas que no estabas haciendo para que tu grupo crezca y se multiplique.




  1. Considera el comienzo de este nuevo estudio bíblico como una nueva etapa en tu vida y en tu grupo. Establece metas de crecimiento personal y grupal, y escríbelas en un cuaderno. Ora diariamente por esto y espera grandes cosas de Dios.


IV. Texto bíblico para memorizar: Romanos 1:4-5 “Que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos, y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su nombre.”


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje