Página principal

Dunn: Bolivia aún no quiere ser parte del anillo porque inhibe sus decisiones


Descargar 14.35 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño14.35 Kb.
Dunn: Bolivia aún no quiere ser parte del anillo porque inhibe sus decisiones

http://www.laprensa.com.bo/hoy/negocios/negocios01.htm
El Deber, La Prensa y PL
A Bolivia no le interesa, por ahora, ser miembro pleno del proyecto gasoductos del sur, también conocido como “anillo energético”, porque hacerlo significaría asumir convenios que pueden comprometer futuras posiciones como país.
Así indicó ayer el ministro de Hidrocarburos, Jaime Eduardo Dunn, cuando fue consultado durante una pausa de la Cuadragésima Reunión de la Comisión de Integración Energética Regional (CIER) que se realiza en Santa Cruz.
Para Dunn, el “anillo” es un proyecto que tiene una serie de interrogantes que son de fondo y, por ello, Bolivia debe seguir como observador.
Señaló aspectos como la parte económica, la cuantificación de las reservas de gas certificadas y el hecho de que sólo Bolivia y Brasil tienen en sus estructuras orgánicas sectoriales la participación del Estado y privados, en tanto que el resto tiende más hacia el lado privado.
“Estos condicionamientos hacen que Bolivia necesite más tiempo para ingresar en una posición firme, correcta y beneficiosa”, agregó Dunn, para luego decir que por eso apoyan más los planes de implementación bilateral, como los que avanzan con Argentina y Paraguay.
Pese a ello, aclaró, Bolivia no se aparta del concepto de integración del Cono Sur, y que espera fortalecerlo en su momento.
Por su lado, Daniel Cameron, secretario de Energía de Argentina, dijo que la integración del Mercosur ampliado permitirá mejorar la eficiencia en la inversión. “Hay que diversificar riesgos, tenemos un destino común, eso es lo que estamos intentando dar forma. Bolivia participa como observador porque así lo ha decidido. Desde nuestro punto de vista, Bolivia puede ocupar el lugar que desee por su propia decisión”, apuntó la autoridad.
Cameron reiteró que continuarán analizando con Bolivia el gasoducto al noreste argentino, que tendrá una inversión superior a los 1.000 millones de dólares. Según la autoridad del vecino país, en los últimos cinco años el 91 por ciento de la matriz argentina funciona con combustibles fósiles; una segunda cuestión es que ha pasado de una matriz de 47 por ciento de gas en 2000 a 51 en por ciento en 2004. Las reservas argentinas en la nueva recalificación de la CIER tienen una evolución desfavorable.
El ministro de Economía de Chile, Jorge Rodríguez, confirmó por su lado el rechazo de Santiago a una negociación con Bolivia que abarque el suministro gasífero y la demanda boliviana de una salida al mar, sin la cual la venta es rechazada por la ciudadanía.

Ese rechazo fue componente central de la rebelión social que en 2003 obligó a renunciar a la Presidencia a Gonzalo Sánchez de Lozada.



Electricidad

Santa Cruz / El Deber


El viceministro de Electricidad, Mario Ustáriz, afirmó ayer que el país está en condiciones de suministrar energía eléctrica a los países de la región que así lo requieran.
El potencial hidroeléctrico que tiene Bolivia es de 39.800 megas, que están repartidas en tres cuencas fundamentales: una en la parte nororiente, con un 86 por ciento de las reservas de potencial; en la parte occidental y sur, con el uno, y la tercera, con un 13.
En cuanto a las reservas de gas natural se tiene 48,7 TCF para generación termoeléctrica, lo cual significa tener la suficiente capacidad como para poder suministrar energía eléctrica a toda la región.
La capacidad instalada de Bolivia al 2004 asciende a 1.146 megavatios. En cuanto al parque generador se tiene un 60 por ciento de plantas termoeléctricas y un 40 hidroeléctrica.
Dentro de los programas que maneja el viceministerio para exportar electricidad se encuentra el proyecto de desarrollo binacional con Argentina; con Brasil se lleva adelante un plan en el río Madera, además de otros planes de integración, dijo.

Chile deja en manos de los bolivianos ingreso al proyecto energético del sur

Santa Cruz / El Deber


El ministro de Economía y Energía de Chile, Jorge Rodríguez Grossi, anunció que espera que Bolivia se integre al “anillo” en una entrevista que sostuvo con El Deber.
—¿Qué evaluación hace sobre una posible integración energética entre los países que conforman el Mercosur ampliado?

—Si no le damos garantía al sector privado para que invierta y compre y venda gas natural no hay más que soñar con una integración de gas y energética. Nadie va a meter un dólar en este mercado si no hay garantías jurídicas de que ese dólar va a tener un retorno adecuado.


—¿Qué tipo de ventajas existe actualmente?

—Hay una complementariedad hidroeléctrica entre nuestros países muy grande; hay una capacidad hidrotérmica que se puede emplear y además hay una complementariedad horaria que se puede aprovechar.


—¿Cuál es la estrategia energética de Chile?

—El mercado eléctrico y energético es completamente privado. Desde el punto de vista gubernamental nosotros tenemos un punto al que hacemos énfasis. Les dejamos a los grandes consumidores, de dos megavatios de capacidad hacia arriba, la libertad plena de conseguirse su propio consumo y es problema de ellos lograrlo o no.


—¿Qué obstáculos se tienen que superar?

—Físicos y medioambientales. Nuestro grupo de red de gasoducto no ha entrado en estos temas, nosotros nos hemos quedado en lo jurídico, porque hemos considerado que si no hay las garantías jurídico-económicas no tiene sentido que gastemos tiempo y dinero en otros aspectos que no van a existir.


—¿Cómo ve la situación de Bolivia para formar parte del anillo energético?

—El tema de si se mete o no a esta red de gasoductos es problema de Bolivia. A mí no me corresponde opinar sobre este aspecto. La autonomía de cada uno de nuestros países hay que respetarla por entero. Sin embargo, esperamos que Bolivia integre este circuito. Bolivia sólo debe decir que quiere formar parte del “anillo energético”.


—¿Qué hace falta?

—Bolivia siempre estuvo cooperando en todas las reuniones y aportó con ideas. En realidad ha sido un compañero más dentro de los países que estamos participando, pero falta la decisión política de querer ingresar “al anillo energético”.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje