Página principal

Dubai Ports renuncia a gestionar seis puertos estadounidenses


Descargar 10.72 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño10.72 Kb.
Internacional



 

FIN DE UNA AGRIA POLÉMICA POR UNA DECISIÓN DE LA CASA BLANCA
Dubai Ports renuncia a gestionar seis puertos estadounidenses

• La empresa árabe dice que lo hace para preservar la relación con Washington
• Los republicanos habían vetado el visto bueno de Bush al relevo administrativo


 



 

 
MERCEDES HERVÁS
NUEVA YORK

La oportuna decisión de la empresa Dubai Ports World (DP World) de transferir la administración de seis importantes puertos de EEUU a una empresa estadounidense evitó ayer un choque entre el presidente, George Bush, y su partido, el republicano. Poco antes, el miércoles por la noche (hora española), el Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes --de mayoría republicana-- había aprobado prohibir esta operación por razones de seguridad.


"Como los lazos entre los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y EEUU son muy intensos, para preservarlos DP World decidió transferir todas las operaciones de P & O Operations North America a una entidad estadounidense", dijo el senador republicano John Warner. Más tarde, la propia empresa confirmó esta declaración. Warner añadió que la transferencia se hará "de forma ordenada" para evitar que DP World sufra pérdidas económicas por la adquisición de la británica P & O, la empresa que se encargaba hasta hace poco de la gestión de los puertos de Nueva York, Nueva Jersey, Baltimore, Filadelfia, Miami y Nueva Orleans.

ALIADO
La operación le hubiera dado a DP World la administración de los seis importantes puertos, pero esa posibilidad había desatado una intensa controversia por el abrumador rechazo de los estadounidenses --más de un 80%-- a que una compañía árabe administrara los puertos del país. Sin embargo, Bush se empeñó en apoyar la operación con el argumento de que los EAU han sido un aliado de EEUU en la guerra contra el terror, por lo que bloquear la operación enviaría un mensaje de desconfianza al mundo árabe.


"La posición del presidente sigue siendo la misma", afirmó el portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan, poco antes de que DP World hiciera el anuncio. Para entonces, el Congreso, controlado por los republicanos, estaba ya en pie de guerra contra la operación y contra los deseos de Bush. En este año electoral, los congresistas no podían pasar por alto el vitriólico rechazo de los estadounidenses a la empresa de Dubai.

REUNIÓN EN EL DESPACHO OVAL


El miércoles por la noche, el influyente Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes había aprobado el veto contra la empresa de Dubai por 62 votos contra 2. Ayer, los plenos de esta cámara y del Senado preparaban votaciones sobre el tema y el resultado en contra de la operación se daba por sentado. "Este es un tema de seguridad nacional y los puertos deben estar en manos de EEUU", manifestó Jerry Lewis, el republicano que preside el Comité de Asignaciones de la cámara baja.
Ayer, los líderes republicanos del Congreso visitaron incluso a Bush en el Despacho Oval para advertirle de que las dos cámaras se opondrían a la operación en nombre de la seguridad nacional, algo que hubiera forzado a Bush a vetar las prohibiciones, tal y como prometió, enconando aún más la guerra con su propio partido. "La Cámara de Representantes ha hablado con mucha claridad", señaló el senador republicano Bill Frist.


Noticia publicada en la página 17 de la edición de 10/3/2006 de El Periódico - edición impresa. Para ver la página completa, descargue el archivo en formato PDF


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje