Página principal

Dpto de ccss, ies lauretum


Descargar 38.21 Kb.
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño38.21 Kb.

UNIDAD 5

La situación de la mujer en el mundo.

DPTO DE CCSS, IES LAURETUM


TEXTOS DE LA UNIDAD 5.

INTRODUCCIÓN.





  1. El sistema patriarcal es el conjunto de ideas, creencias, valores y conductas que favorecen o imponen el dominio del hombre sobre la mujer. En la familia toda la autoridad la tiene el padre, y en las culturas donde hay familias extensas, el patriarca, que ejerce su autoridad sobre todos sus descendientes, aunque hayan formado familias independientes.




  • ¿Por qué se considera injusto el sistema de familia patriarcal?



  1. Emilia Pardo Bazán (1851 – 1921) fue una famosa escritora que introdujo la corriente del naturalismo en España. Su obra más famosa es Los pazos de Ulloa. Denunció en varios congresos pedagógicos la desigualdad educativa entre hombres y mujeres. A pesar de presidir la sección de literatura del Ateneo de Madrid y ser la primera catedrática de Literaturas Neolatinas en la Universidad de Madrid, se le negó el ingreso en la Real Academia Española en tres ocasiones por ser mujer.




  • ¿Qué otras discriminaciones sufrían las mujeres en tiempos de Emilia Pardo Bazán?

----------------------------------------------------------------------------------------------------------





  1. LA SITUACIÓN DE LA MUJER COMO EJEMPLO DE PROGRESO ÉTICO.



  1. Preámbulo de la Declaración de los Derechos de las Mujeres y Ciudadanas (1791).


Las madres, hijas, hermanas, representantes de la nación, piden que se las constituya en asamblea nacional. Por considerar que la ignorancia, el olvido o el desprecio de los derechos de la mujer son las únicas causas de los males públicos y de la corrupción de los gobiernos, han resuelto exponer en una declaración solemne, los derechos naturales, inalienables y sagrados de la mujer (…).

En consecuencia, el sexo superior tanto en belleza como en coraje, en los sufrimientos maternos, reconoce y declara, en presencia y bajo los auspicios del Ser supremo, los Derechos siguientes de la Mujer y de la Ciudadana.

  1. La mujer nace libre y permanece igual al hombre en derechos. Las distinciones sociales sólo pueden estar fundadas en la utilidad común.

DE GOUGES, Olympe: Declaración de los Derechos de las Mujeres y Ciudadanas.





  1. La exigencia del voto femenino.

Ahora que, como resultado de la lucha por la igualdad de oportunidades y debido al uso de maquinaria, se ha operado una gran revolución en el mundo de la economía, de manera que donde pueda acudir un hombre a ganarse un dólar honradamente también puede ir una mujer, no hay forma de rebatir la conclusión de que esta tiene que estar investida de igual poder para poderse proteger. Y ese poder es el voto, el símbolo de la libertad y de la igualdad, sin el cual ningún ciudadano puede estar seguro de conservar lo que posee y, por tanto, mucho menos de adquirir lo que no tiene.


ANTHONY, Susan B.: Correspondencia, escritos y discursos.



  1. La condición femenina.


Soy una mujer. Esta verdad constituye el fondo sobre el cual se yergue toda otra afirmación. Un hombre no empieza nunca por plantearse a sí mismo como un individuo de cierto sexo; va de suyo que es hombre. En los registros municipales y en las declaraciones de identidad, las palabras “masculino” y “femenino” aparecen simétricas de manera formal. La relación entre los dos sexos no es la de dos electricidades, la de dos polos: el hombre representa a la vez lo positivo y lo neutro, al punto de que en francés se dice “los hombres” para designar a los seres humanos, puesto que el sentido singular de la palabra “vir” se ha asimilado la sentido general de la palabra “homo”.
DE BEAUVOIR, Simone: El segundo sexo.

ACTIVIDADES TEXTOS 4, 5 y 6.




    1. ¿En qué se basa Olympe de Gougues para formular la Declaración? ¿A qué otra declaración se asemeja? ¿Qué faltaba en aquella?




    1. Explica el argumento de Susan Anthony, teniendo en cuenta que escribió su texto en el siglo XIX. ¿Qué reclama y en qué basa su exigencia?




    1. ¿Qué quiere decir Simone de Beauvoir con la frase: “un hombre no empieza nunca por plantearse a sí mismo como un individuo de cierto sexo”? ¿Cuál es la diferencia entre “vir” y “homo”?

-------------------------------------------------------------------------------------------------





  1. PROBLEMAS ÉTICOS PLANTEADOS POR LA DISCRIMINACIÓN DE LA MUJER.



  1. La realidad de la mujer en el Tercer Mundo.

En una fábrica tailandesa, junto a la frontera con Myanmar (Birmania), una mujer joven con rostro suavemente redondeado y grandes ojos confecciona bisutería para su exportación a América del Norte. Su nombre es Saokham; gana 140 bahts tailandeses (aproximadamente 3 euros) cada día de trabajo. En esta parte del mundo, es un salario respetable, particularmente para alguien que creció en la miseria en una aldea serrana de la provincia de Shan. Aun cuando Saokham recibió ocho años de educación gratuita, no pudo continuar sus estudios porque sus padres eran demasiado pobres para sufragar las matrículas escolares. A los 14 años siguió los pasos de su hermana mayor – que se había marchado del hogar dos años antes – y emigró a la vecina Tailandia. Actualmente vive con su joven esposo en una comunidad de compatriotas, cerca de la frontera. Dice: “Ahora que vivimos en Tailandia, tenemos dinero para comprar alimentos y para gastar. La vida es cómoda. En mi pueblo natal no teníamos trabajo, salvo en tareas agrícolas.


Fondo de Población de las Naciones Unidas: Estado de la Población mundial, 2006.



  1. La vida de las mujeres en la China imperial.

Siempre he necesitado que me amaran. Desde niña he sabido que no me correspondía ser amada; aun así, ansiaba que quienes me rodeaban me expresaran su cariño, y ese deseo injustificado ha sido la causa de todos mis problemas. Soñaba con que mi madre se fijara en mí, y que ella y el resto de mi familia acabarían queriéndome. Con objeto de ganarme su afecto, prestaba siempre obediencia – la principal virtud de niñas y mujeres -, pero quizá me desvivía en exceso por hacer lo que me mandaban. Con la esperanza de obtener alguna muestra de cariño, por sencilla que fuera, intenté no defraudar las expectativas de mi familia – tener los pies más pequeños del condado -, de modo que dejé que me los vendaran para que, tras romperse, los huesos adquirieran una forma más hermosa (…). Con excepción de tres meses terribles del quinto año del reinado del emperador Xianfeng, he pasado toda mi vida en las habitaciones del piso de arriba, reservadas a las mujeres. Sí, iba al templo, viajé en diversas ocasiones a mi pueblo natal, pero sé muy poco del reino exterior (el reino de los hombres).


SEE, Lisa: El abánico de seda.



  1. De la exclusión a la integración.

La discriminación contra las mujeres es tanto más lacerante cuanto que en el fondo son casi siempre ellas las que cambian el mundo día a día y las grandes protagonistas del verdadero desarrollo. En efecto, numerosos estudios revelan que la mayoría de las veces utilizan el dinero que gana para cubrir los gastos de sanidad y de educación de los niños, o bien para reinvertirlo en su actividad profesional (…). En numerosas regiones, el trabajo de las mujeres está muy asociado a la economía de subsistencia, que permite alimentar a las familias, pero no entra en el marco del mercado. Por consiguiente, este trabajo no se contabiliza, y no se expresa en un valor monetario: a menudo las mujeres no gozan, por tanto, del estatuto que otorga la sociedad a los productores de bienes que se venden en el mercado (…). Esto significa que no podemos remitirnos, en la lucha contra la desigualdad de género, tan solo al crecimiento de la renta nacional. Es ante todo una cuestión de visión y de voluntad política. Hemos de tomar conciencia de que una sociedad en la que las mujeres no se hallan estrictamente en un nivel de igualdad y de paridad con los hombres, de hecho y de derecho, es una sociedad amputada, cuyos logros se quedarán forzosamente cortos respecto de su verdadero potencial creativo y productivo, y que impide abordar los desafíos del siglo que viene en condiciones óptimas.


MAYOR ZARAGOZA, Federico: Un mundo nuevo.

ACTIVIDADES TEXTOS 6, 7 y 8.




  1. ¿Qué destacarías del documento del Fondo de Población de las Naciones Unidas? Busca en la prensa o en internet otros testimonios similares de mujeres que viven en el Tercer Mundo.

  2. ¿Qué aspectos resultan más llamativos en el texto de Lisa See? ¿Por qué trata de ganarse el afecto de su familia? ¿Qué hace para lograrlo?

  3. ¿Qué funciones económicas realizan las mujeres según el texto de Mayor Zaragoza? ¿A qué conclusiones llega? Resume sus ideas fundamentales.

-------------------------------------------------------------------------------------------------





  1. SOLUCIONES JURÍDICAS, ECONÓMICAS Y ÉTICAS.



  1. Las mujeres en los partidos políticos.

Si existe una organización social masculina por excelencia, esa es un partido político. Cualquiera. De derecha y de izquierda. La experiencia en el ámbito de la izquierda, al que siempre se le ha supuesto una mayor defensa de la causa femenina, indica que no se puede hacer una distinción ideológica (…).

Las reglas del funcionamiento interno y los valores que imperan en los partidos políticos son masculinos y cuando las mujeres insistimos en defender nuestra causa no son pocos los que se burlan: “ya están estas con lo de siempre, qué pesadas”.
ALBERDI, Cristina: El poder es cosa de hombres.



  1. La discriminación positiva.

Algunas sentencias judiciales recientes han puesto de actualidad el tema de la discriminación positiva, un tema altamente polémico y de difícil tratamiento, pero que sin duda va a adquirir importancia creciente en un futuro donde sectores sociales, cada vez más amplios, intentan favorecer la promoción social de aquellos que han sido secularmente discriminados en sentido negativo: las mujeres, de modo predominante (…).

En esas circunstancias parece imponerse la discriminación positiva, según la cual, con los mismos niveles de mérito y capacidad para ocupar un determinado puesto, se elige a aquel que pertenece a una minoría tradicionalmente discriminada: si el empate se produce entre un hombre y una mujer, se elige a la mujer.
ABELLÁN, José Luis: “Sobre la discriminación positiva”, en El País, 1 de mayo de 1996.



  1. Carta a las mujeres del mundo actual.

Este es un momento único en la historia. En menos de cincuenta años, las vidas de las mujeres de todo el mundo cambiaron drásticamente (…). Cada vez más, somos dueñas de nuestros propios destinos; le damos forma al curso de la historia y tenemos el futuro en nuestras manos.

Con el poder, sin embargo, viene la responsabilidad. Y aún hay mucho trabajo por hacer: trabajar para mejorar las vidas de muchas mujeres alrededor del mundo que todavía viven en condiciones de pobreza y violencia; trabajar para construir un mundo más justo y equitativo.

Ustedes son el grupo que puede hacerlo. Su generación está lista para tomar el liderazgo mundial como ninguna generación de mujeres de la historia. Muchas de ustedes han tenido más acceso a la educación y más oportunidades económicas que cualquier otra mujer de su familia. Son también la primera verdadera generación global de mujeres. Crecieron en un tiempo en el que internet conectó a la gente más allá de las fronteras nacionales y el comercio mundial y los viajes nos acercaron (…).

Hoy pueden usar este acceso para cambiar la realidad tal y como la conocemos. Uniéndose como generación para enfrentar temas vitales y aprovechando su poder colectivo, su entusiasmo, su inteligencia y su coraje, forman una fuerza unificada, que puede llevar más lejos el progreso que ya hemos logrado y superar los obstáculos que quedan (…).

Estamos orgullosas de pasarle la antorcha a tan prometedora generación de mujeres. Es con plena confianza e inmensa esperanza con que aguardamos el futuro y los grandes cambios que su generación – la próxima generación de mujeres líderes mundiales – indudablemente traerá.


El Consejo de Mujeres Líderes Mundiales (30 mujeres que son o han sido presidentas o primeras ministras de sus países.
ACTIVIDADES TEXTOS 9, 10 y 11.



  1. Explica el argumento de Cristina Alberdi. ¿Por qué dice que los partidos políticos son organizaciones masculinas? ¿Qué líderes políticas que sean mujeres conoces?

  2. ¿En qué consiste la discriminación positiva según José Luis Abellán? ¿Por qué es un tema polémico? Resume las ideas principales de su texto.

  3. ¿Cuáles son las ideas más importantes de la carta a las mujeres del mundo actual? Busca información sobre el Consejo de Mujeres Líderes Mundiales: ¿Quiénes lo forman?



  1. LA SITUACIÓN EN ESPAÑA.



  1. Clara Campoamor y el voto de la mujer.

Pocas mujeres en nuestra historia han luchado tanto por la dignificación de las mujeres como Clara Campoamor. De origen humildísimo, con un talento excepcional, ella fue la única mujer de entre las elegidas en las Cortes de la república que mantuvo la defensa del derecho al voto de la mujer (…). Para ella el voto femenino es inseparable de la dignificación de la mujer como ser humano, y en consecuencia lo defiende ante las Cámaras con estas palabras: “Tenéis el derecho que os ha dado la ley – les dice a sus compañeros masculinos - , la ley que hicisteis vosotros, que no tenéis el derecho natural, el derecho fundamental que se basa en el respeto de todo ser humano, y lo que hacéis es detentar un poder; dejad que la mujer se manifieste y veréis cómo ese poder no podéis seguir detentándolo (…). No cometáis un error histórico, que no tendréis nunca bastante tiempo para llorar, al dejar al margen de la República a la mujer”. Al fin, el derecho de la mujer a ser electora fue aprobado por 161 votos a favor y 121 en contra.


ABELLÁN, José Luis: “Españolas de la libertad”, en Diario 16 (octubre de 1982).



  1. La discriminación de la mujer en España durante el franquismo.

La mujer casada no disponía de autonomía personal o laboral, tampoco tenía independencia económica y ni tan siquiera era dueña de los ingresos que generaba su propio trabajo. Debía obedecer al marido; necesitaba su autorización para desempeñar actividades económicas y comerciales, para establecer contratos e, incluso, para realizar compras que no fueran las del consumo doméstico. La ley tampoco reconocía a las trabajadoras casadas la capacidad necesaria para controlar su propio salario y establecía que este debía ser administrado por el marido. El poder del marido sobre la mujer casada fue reforzado, además, con medidas penales que castigaban cualquier trasgresión de su autoridad: por ejemplo, el Código Penal estableció que la desobediencia o el insulto de palabra eran suficientes para que la mujer fuera encarcelada. Asimismo, el doble estándar de moral sexual le permitía al hombre mantener relaciones sexuales extramatrimoniales y se las prohibía de forma tan tajante a la mujer que las diferencias quedaron explícitamente manifiestas en la legislación relativa al adulterio y a los crímenes pasionales. El Código Penal establecía que si el marido asesinaba o agredía a la esposa adúltera o al amante de esta, al ser sorprendidos, solo sería castigado con el destierro con un corto espacio de tiempo. En la misma situación, las penas impuestas a la mujer era mucho más severas: al ser considerado parricidio el asesinato del marido, la sentencia era siempre prisión perpetua.


NASH, Mary y TAVERA, Susana: Experiencias desiguales: conflictos sociales y respuestas colectivas.



  1. Hablas de “género”.

Aún en la España de hoy, hablar de “género” es combatido por algunos políticos, intelectuales y académicos, sin el menor pudor por la ignorancia que demuestran. La denominación de género es un concepto político que alude a las desigualdades sociales y culturales, no a las diferencias biológicas entre los dos sexos. Es decir, a la construcción social de los papeles asignados a los hombres y a las mujeres, y las posibilidades y oportunidades que de ellos derivan.


ALBERDI, Cristina: El poder es cosa de hombres.

ACTIVIDADES TEXTOS 12, 13 y 14.





  1. ¿Qué argumentos usa Clara Campoamor para pedir el sufragio femenino en el texto de Abellán? ¿Qué diferencia establece entre ley y derecho fundamental?

  2. ¿Qué limitaciones sufría la mujer en el franquismo según el texto de Nash y Tavera? Enuméralas y explica la discriminación que contiene cada una. ¿Cuándo se abolieron estas discriminaciones?

  3. ¿Qué significa “género” según Cristina Alberdi? ¿En qué expresiones se usa habitualmente el término “género”? ¿Qué es una “construcción social”?



La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje