Página principal

¿Disidentes o mercenarios? Hernando Calvo Ospina Gracias por su apoyo y cariño


Descargar 0.77 Mb.
Página9/18
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño0.77 Mb.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   18

las autoridades de la Isla hicieron público un documento firmado por el Jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana (SINA), Joseph Sullivan. El documento .Top Secret., que según dijo el gobierno cubano .manos amigas propiciaron., iba dirigido al Departamento de Estado, al Immigration and Naturalization Service (INS), y la CIA. Clasificado bajo referencia H 18422 693-4, y .Concerniente: Situación actual del programa para los refugiados cubanos.. El documento fue entregado oficialmente a la ONU y medios de comunicación por el gobierno cubano: ni una reacción. Ello, a pesar de que contradecía totalmente el informe presentado en esos momentos por el Relator Especial de la ONU, Carl-Johan Groth, sobre supuestas violaciones a los derechos humanos en Cuba.

Creemos que el informe del diplomático Sullivan es revelador, y por lo tanto puede conducir a serios cuestionamientos sobre la realidad y honestidad de la disidencia. Dada su importancia, transcribimos la mayor parte del texto.

En el procesamiento de solicitudes de visas de refugiados siguen presentándose casos poco sólidos. La mayor ía de las personas presentan las solicitudes, más que por causas de un verdadero temor de persecución, por el deterioro de la situación económica. A los funcionarios de la Sección de Intereses Norteamericana y del Immigration and Naturalization Service les resultan particularmente difíciles los casos presentados por los activistas de derechos humanos. A pesar de que hemos hecho todo lo posible por trabajar con las organizaciones de derechos humanos sobre las que se ejercemos un mayor control en la identificación de los activistas verdadera6

mente perseguidos por el Gobierno, los casos de derechos humanos representan la categoría menos sólida del programa de refugiados.

Las solicitudes presentadas por los miembros de los grupos de derechos humanos se caracterizan por ser descripciones generales e imprecisas sobre supuestas actividades de derechos humanos, por la falta de pruebas fehacientes de persecución y por no cumplir los parámetros de procesamiento fundamentales que establece el programa. En los últimos meses han persistido las acusaciones de solicitudes fraudulentas por parte de activistas y venta de avales testimoniales por parte de los líderes de derechos humanos.

Debido a la falta de pruebas documentales verificables, como norma, los funcionarios de la Sección de Intereses Norteamericana y los miembros del Immigration and Naturalization Service han considerado los casos de derechos humanos como los más susceptibles a fraude [...]

Aunque los funcionarios de la Sección de Intereses Norteamericana han tratado de atender los casos que estén acordes con los criterios del procesamiento, han seguido siendo flexibles ante casos que no cumplen con algunos de los aspectos, pero que resultan de interés para los Estados Unidos.

Ya ha sido reconocido abiertamente por algunos de los ex presos políticos, que se acogen al estatuto de refugiados como vía para escapar de la cada vez más deteriorada econom ía y no a causa de un verdadero temor de persecución u hostigamiento [...] Lamentablemente, la calidad de muchas de las solicitudes, en sentido general, es mala. Son pocos los ex presos políticos aceptados como refugiados en la actualidad comparado con los de dicho estatuto años atrás. Como regla, han cumplido sentencias mucho más cortas en comparación con los primeros que ingresaron al programa. La mayoría ha desempeñado papeles de menor peso en los grupos contrarrevolucionarios, se acogieron al sistema de reeducación política para que les rebajaran las condenas y, posteriormente abandonaron las actividades políticas para reintegrarse a la sociedad cubana [...]

Se ha registrado un aumento del número de casos de derechos humanos desde 1992. A pesar de ello, este aumento no parte de un mayor nivel en la actividad de derechos humanos, del incremento en su composición ni de la represi ón gubernamental. La mayoría de los casos raramente plantean evidencias fehacientes de persecución y, con frecuencia, sólo ofrecen pruebas mínimas, poco fiables de participación en actividades de derechos humanos.

Los testimonios de los líderes de derechos humanos generalmente contienen descripciones vagas de actividades de derechos humanos como el apoyo moral a las familias de presos políticos. Estas descripciones demuestran con exactitud el poco nivel de las actividades y la actitud de no enfrentamiento de la mayoría de los grupos de derechos humanos con el gobierno cubano [...]

La tendencia general ha sido la falta de elementos probatorios de que la persona es en realidad un activista, lo cual deja esta categoría prácticamente abierta a todo el que la solicite. Los jóvenes que han sido sorprendidos intentando salir ilegalmente del país, a partir del colapso económico en 1989, han comenzado a presentar sus solicitudes como activistas de derechos humanos. Los líderes de los derechos humanos le han informado a los funcionarios de la Sección de Intereses Norteamericana que están conscientes de que la mayoría de sus miembros sólo ingresan a los grupos para lograr las ventajas que brinda el programa de refugiados [...]

En los casos en que las pruebas testimoniales de los activistas resultan pobres, pero el nivel de compromiso con Estados Unidos está bien definido, los funcionarios responsables de la evaluación preliminar, le conceden al solicitante el beneficio de la duda.

El líder de uno de los grupos dijo que algunos abandonaban su organización cuando se percatan que ésta no les daba aval a sus miembros. Se quejó de las presiones de miembros que demandaban avales convincentes sobre sus actividades de derechos humanos.

El INS en sus últimas visitas ha sido testigo de reiterados incidentes de fraudes y presuntos fraudes cometidos por activistas de derechos humanos [...] También se reunió con jefes de organizaciones de derechos humanos para determinar sus objetivos, el número de integrantes y otros aspectos de los principales grupos. La Sección de Intereses Norteamericana limitó la aceptación de testimonios de grupos a los líderes en que confiamos [...]

Lamentablemente, estas medidas ni siquiera han impedido los presuntos fraudes ni las amargas recriminaciones entre los altos líderes de organizaciones de derechos humanos.

Poco antes de la visita en diciembre del INS, Gustavo Arcos y Jesús Yanez del Comité Cubano Pro Derechos Humanos, acusaron a Aída Valdés de vender avales fraudulentos. Ella, a su vez, acusó a Arcos y Yanez de cometer prácticas similares con fines lucrativos.

Esta situación exacerba la preocupación general con respecto al peligro de confiar en la prestación de testimonios.

La profunda rivalidad y las luchas internas entre grupos de derechos humanos hacen simplemente inevitables las repetidas acusaciones de fraude vigentes [...]

Durante una reunión con la SINA y el INS, Félix Bonne, jefe del grupo Corriente Cívica, calificó al programa para refugiados de .el objetivo primario de muchos líderes de organizaciones de derechos humanos. [...]

Si bien hicimos lo máximo por trabajar con los grupos de derechos humanos para que presentaran los casos más só-

lidos, las entrevistas, en su mayoría, arrojaron casos no contundentes [...] La mayoría de los activistas sólo logran describir vagamente su participación en grupos de derechos humanos [...]

Los problemas encontrados al procesar la mayoría de los casos de derechos humanos indican que es necesario que la Sección de Intereses Norteamericana continúe trabajando en estrecha coordinación con el INS para seleccionar casos sólidos.

No obstante, la Sección de Intereses Norteamericana seguir á siendo flexible presentando casos que, si bien no cumplen con todos los criterios, por su naturaleza pueden resultar útiles para los intereses de EE.UU.

Dado los intereses expresos de la CIA en el tema de los derechos humanos, y su creciente participación y mayor conocimiento de los distintos grupos de derechos humanos, sugerimos una cooperación más estrecha con la Secci ón de Intereses Norteamericana en consonancia con nuestros objetivos comunes.

Pero, aunque con un perfil muy bajo, el desestabilizar al sistema apoyándose en personas o grupúsculos en el interior, no es sólo una meta del gobierno estadounidense. También los europeos participan de ello: .En la mayoría de Cancillerías de Europa occidental, un consejero o secretario tiene, entre sus funciones, el escuchar a los militantes de los derechos humanos [...]. Durante mucho tiempo, esta discreta atención ha sido ofrecida por el conjunto de las misiones diplomáticas..5 Para ser un poco más precisos, retomemos lo expuesto por William Claes en 1994. En ese momento ocupaba el cargo de Ministro de Relaciones Exteriores de Bélgica, pasando de ahí a ocupar la Secretaría General de la OTAN. Claes respondía a una pregunta del parlamentario Van Nieuwenhuysen, sobre el por qué Bélgica tenía una Embajada en Cuba.
Respuesta:
La presencia de una Embajada belga en Cuba nos permite el tratar de contribuir, junto con nuestros aliados de la Unión Europea, a una transición pacífica hacia la democracia

[...] Igualmente, éste fue el motivo para la presencia belga en los diferentes países de la Europa del Este, donde nuestras misiones diplomáticas pudieron reaccionar rápidamente a los cambios políticos y económicos.6

Ahora sí vamos con Ramón Cernuda. Éste es un hombre acaudalado, dedicado a la compra y venta de obras de arte, que de un momento a otro se volvió popular en Miami. Todo comenzó en 1989 cuando agentes de la aduana le invadieron su hogar, acus ándolo de traficar con obras de arte cubano, posterior al embargo.

Pocos días después, Mas Canosa se jactó por la radio de haber presionado al fiscal, Dexter Lethinen, esposo de la congresista Ileana, para que realizara la acción. Cernuda había cometido el grave error de cuestionar los procedimientos con que el ex jefe de la Fundación Nacional Cubano Americana adelantaba sus actividades contrarrevolucionarias. Al final la justicia federal dejó sin efecto el caso.

Los medios informativos en esa ciudad hicieron de Ramón Cernuda tema preferido, cuando se conoció que era el apoderado en el exterior de Elizardo Sánchez, quien dirige en La Habana al grupúsculo Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.

Cernuda se convirtió en escándalo desde el momento en que Sánchez propuso el diálogo como medio para socavar al sistema.

Porque ya sabemos que hablar de diálogo en Miami es algo delicado.

Sánchez, en las tantas conferencias que ha dado en el exterior, y a pesar de repetir que es un apolítico luchador por los derechos humanos, propone presionar a Fidel Castro para que comience las transformaciones políticas y económicas necesarias para la disolución del sistema socialista, al ser el único con el poder necesario de adelantar una transición. Aunque en frases seguidas declara que Castro es el principal obstáculo para esos cambios. Al hacerlo caer en cuenta de esa contradicción, responde que .ésta es una de las paradojas cubanas

Como representante, Cernuda realizó una activa promoción internacional de Sánchez, al punto de lograr que el 10 de diciembre de

1996 éste recibiera la más alta distinción que el gobierno francés otorga a quienes desarrollan actividades pro derechos humanos en el mundo. La placa y los casi veinte mil dólares le fueron conferidos por .dar ayuda legal y asistencia humanitaria a las víctimas de la represión gubernamental.. No se conoció públicamente qué tipo de asistencia ha brindado, ni a cuáles víctimas, y menos a qué represi ón se hace referencia. Mientras que, exactamente un año atrás, Amnistía Internacional decía en un boletín que varias personas, entre ellas familiares de presos cubanos, se presentaron en el hogar de Sánchez con el fin de reclamarle un dinero que, presuntamente, había sido canalizado por su intermedio desde el Instituto Católico Puebla,8 Organización No Gubernamental estadounidense financiada por la National for Endowment Democracy.

El gobierno francés le entregó tal distinción, sin que tampoco se cuestionara el hecho de que el galardonado hubiera sido uno de los animadores, en el interior de Cuba, de la denominada Concertación Democrática Cubana.9 Esa especie de grupo .federativo. se organiz ó bajo las directrices de la Plataforma Democrática Cubana, de dirigentes no menos reaccionarios y pro anexionistas como Ignacio Rasco y Carlos Alberto Montaner, y de la cual Hubert Matos estaría cercano.10 El premio le fue dado a pocos meses de haber integrado la directiva central de la Fundación Hispano Cubana. Cargo que entr ó a compartir con Mas Canosa, otros cuatro dirigentes de la Fundaci ón Nacional Cubano Americana, Carlos Alberto Montaner, y conocidas figuras del conservatismo español.

El ex preso político y dirigente de un grupo que respalda el diálogo con el gobierno cubano, Eloy Gutiérrez Menoyo, manifestó que Sánchez .se había unido a la extrema derecha que le quiere arrancar la cabeza a Fidel Castro..11

La realidad es que Sánchez entra y sale regularmente de Cuba;

dice en el exterior lo que quiere contra el gobierno cubano, constantemente contradiciendo los planteamientos de Cernuda; y se mantiene muy elegante y rebosante de salud. O sea, al contrario de lo que dicen los comunicados de algunas organizaciones internacionales de derechos humanos, en su vida no se refleja ningún martirio.

.Señor Cernuda, a nivel internacional se tiene la idea de que el exilio en Miami juega un papel de primer orden dentro de la situaci ón política cubana. Además, que este exilio es básico para cambiar el sistema actual. ¿Ello es correcto?

.Uno de los grandes problemas de este exilio es que ha querido reclamar un papel protagónico en los procesos de cambio en Cuba. Ha exigido siempre un papel principal que no le corresponde porque, ni histórica ni políticamente, le es posible cumplir con ese papel.

Aún dentro de Cuba, aquellos que se oponen al gobierno miran a menudo con cierta desconfianza a los que estamos en el exterior, pues saben que vivimos otra realidad social, económica, política y cultural. Situación que se agrava ante los que vivimos en Estados Unidos, ya que históricamente la nación cubana ha tenido que lidiar con una corriente de pensamiento político de corte anexionista. Desde finales del siglo XVIII y todo el XIX, en Cuba existieron cubanos que plantearon que el destino nuestro debía depender de los americanos. Y hasta hoy ello se ha mantenido. Y ha sido un componente minoritario, pero que por poseer mucho poder ha puesto en peligro el proyecto de una nación independiente. Esto ya se vio en 1898 cuando Estados Unidos ocupó el país, y esos cubanos le dieron forma a una estructura republicana que puso a la Isla casi como un protectorado de los norteamericanos.

En los años sesenta llegó a Miami mucha gente que hizo parte de la Revolución, del proceso contra Batista. Pero también llegaron muchos batistianos y gente de la alta burguesía. Unos y otros, en su mayoría, desarrollaron una proclividad hacia la extrema derecha, defendiendo la propuesta de ingerencia y hegemonismo norteamericano.

Pero no es la anexión formal, es la visión de que Estados Unidos debe tener un papel ordenador y rector en el futuro de la nación cubana. Hasta hoy, esa es la fuerza dominante de este exilio.

Por eso se puede ver como aquí se baten palmas por la Ley Helms-

Burton, la cual quiere imponer una política de extraterri-torialidad, que en sus apartes más ofensivos le dice a la nación cubana el cómo debe organizar su economía, su sistema pluripartidista, su libertad de prensa y hasta la Constitución. Es una receta de orden socio-políticoecon ómico que debe implantarse o de lo contrario Estados Unidos, por Ley, no levanta el embargo. Las palmas se baten para que la nación cubana comience el siglo XXI como comenzó el XX.

Nosotros tuvimos un presidente, nuestro primer presidente, don Tomas Estrada Palma, ciudadano norteamericano que salió electo en 1902, sin estar en Cuba. Y aquí hay gente que se ha planteado como candidato a la presidencia de Cuba, con pasaporte americano en las manos, teniendo el apoyo de los norteamericanos.

Entonces a un exilio que de por sí está desconectado de los procesos sociales internos de una nación, y está ubicado en la nación que no deja sus pretensiones hegemónicas, es natural que se le tenga reservas. Este exilio tiene un papel a jugar, pero no el de protagónico esencial. Su papel debe ser el de estimular procesos autóctonos internos sin determinarlos desde afuera. Un papel de respaldo.

.Ante estos planteamientos, señor Cernuda, nos queda fácil entender el por qué usted es una figura controversial en el exilio de Miami.

Pero ahora cuéntenos su visión sobre la situación política en Cuba.

.Nosotros pensamos que la sociedad cubana debe vivir un proceso de apertura, donde el gobierno acabe por comprender que su modelo político no responde a la realidad actual cubana ni mundial.

La propuesta del gobierno cubano es totalitaria: nosotros, el gobierno, vamos organizar y resolver todo en la sociedad. Alguien dijo por ahí que el comunismo nunca llegó tan lejos como en Cuba:

todo lo organizaron a partir del Estado. Pero ese Estado comenzó a confrontar crisis económicas que ya no les permitían resolver la totalidad de los problemas de la nación, produciéndose vacíos y necesidades. El problema cubano, de fondo, es el afán del Estado por controlar el poder político en su totalidad.

.Señor Cernuda, pero no se puede ocultar que el estado cubano ha demostrado que su sistema político ha producido resultados muy positivos en pro del desarrollo social, cultural, de la salud...

.Yo no niego que Cuba tuvo excelentes resultados en la salud, la educación, el deporte. Pero no fueron los maestros ni los médicos, ni los deportistas los responsables: fue el gobierno a partir de una propuesta totalitaria estatal. Pero lo de ayer ya se fue a la porra, pues ese modelo ya no responde a las necesidades.

Y por eso el gobierno debe emprender ahora una transici ón pactada.

.¿Una transición pactada con quién?

.Entre el gobierno y toda la población. Porque les voy a decir algo de manera honesta: la oposición en Cuba ni pincha ni corta. No existe una oposición que ponga en peligro a ese Estado.

.Señor Cernuda, ¿cómo así que no existe una fuerte oposición interna al sistema cubano? ¿No es lo que se grita a cuatro vientos?

.Existe una situación caótica, o con un potencial caótico, dentro de la sociedad cubana. Pero en ningún momento les he hablado de fuerzas reales que pongan en peligro al Estado, porque no existen. Existe un puñado de gente que desde el activismo de derechos humanos, ha creado una oposición.

.Esas transformaciones tan necesarias, según usted, ¿cómo deben adelantarse?

.No se piden transformaciones inmediatas. Se puede ir lento.

Y es posible que se demoren diez años o más, pero que se vean paso a paso.

.Leímos en alguna parte, que usted propone que el Partido Comunista Cubano aprenda del PRI mexicano. Explíquenos eso, porque sabemos que el PRI además de ser completamente corrupto, no supo ni respetar el nacionalismo mexicano y fue entregando el país a los estadounidenses...

.Correcto. Pero el PRI mexicano transitó el camino de partido único a partido dominante, y lleva cincuenta años en el poder. El Partido Comunista Cubano y el gobierno tienen suficientes recursos y arrastre dentro de la población, como para hacer esa transici ón, sin repetir los errores del PRI.


Señor Cernuda, ¿y qué pasa si esas transformaciones que usted plantea no las realiza el gobierno cubano?

.Existe el peligro que la extrema derecha, en Washington y Miami, llegue al poder en un momento de anarquía ante la muerte de Fidel Castro. Y digo de Washington porque, aunque ustedes no me crean, en esa ciudad está la cabeza del perro. Washington no es la cola. No se equivoquen. En Washington existe históricamente una pretensión de dominio sobre Cuba, a la que nunca se ha renunciado.

.Pero creemos que la .cola. que está en Miami no es un poder muy despreciable. Por lo menos así lo tratan de demostrar.

.Miren, ustedes saben que la cola siempre sigue la cabeza del perro. Los de la cola tienen un poder económico, pues sus componentes son multimillonarios, que lo transforman en poder político.

Son poder político y social, pues aquí hay gente que toca la puerta de la Casa Blanca y se la abren; o se pasean por los pasillos del Congreso como Pedro por su casa. Imagínense, controlan casi toda la Florida. Y están con la cabeza del perro, pues será ésta quien les entregue el poder en Cuba.

.Señor Cernuda, al comienzo nos decía que en Cuba la población miraba con desconfianza al exilio de Miami. Pero dado el caso, ¿cree usted que toleraría que esa minoría pro estadounidense se tome el poder?

.En Cuba, la población no está dispuesta a tolerar esa minor ía dominante del exilio. Pero, en mi opinión, si el Estado cubano agota las reservas de patriotismo, insistiendo en un modelo caduco y desespera a la población, en un momento determinado podría aceptar cualquier otra cosa.

.Y aquí en Miami, ¿qué piensa la mayoría de la comunidad cubana?

.La mayoría del exilio se ha desconectado del debate político.

En Miami hay cerca de un millón doscientos mil cubanos y, ¿cuántos hay activos en política? ¿Cincuenta mil? El resto está viviendo su vida, su subsistencia diaria. Los que tienen familiares en la Isla, preocupados por enviarles algo de dinero.

.Señor Cernuda hablemos de otro tema candente. A nivel internacional no pocos estados e instituciones actúan frente al gobierno cubano como si éste fuera de los más represivos. ¿Cuál es la realidad que usted percibe?

Miren, la más visible violación a los derechos humanos en Cuba, es un presidio de tres mil a cinco mil personas. En un cincuenta por ciento se trata de presos de opinión.12 Pero nosotros tenemos el criterio que en Cuba no se da una política oficial de tortura. El gobierno cubano no aplica la tortura. Se da una política de maltrato, porque no hay atención medica y alimentación apropiada para los presos. En el pasado sí existía la tortura psicológica. Pero en el pasado. Es más, la población penal ha disminuido.

.¿Cómo así que la población carcelaria ha disminuido, cuando por todas partes, sea en Miami, Washington, Madrid o Londres, se afirma que está en constante aumento?

.Seamos honestos. Miren, el Estado se ha dado cuenta que no necesita esa arma para controlar los pocos peligros políticos que tiene dentro del país. Y son tres los motivos fundamentales.

Uno. Las leyes Torricelli y Helms-Burton han sido un regalo importante para el régimen. ¿Por qué? Si vivo en Cuba y leo lo que contienen, me horrorizo. Y de escoger entre el mal conocido, que es Castro, y éste que me presentan como bueno desde Estados Unidos, me quedo con el mal conocido y dejo de estar en oposición.

Dos. Un sector importante de la sociedad cubana prioriza el buscar la solución económica, antes que envolverse en problemas de tipo político. Además, no se puede negar que la situación econó-

mica, aunque a poquitos, ha mejorado.

Y el tercer motivo importante, es el pacto migratorio firmado en 1995 entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba. Pues en La Habana, cada semana, ochenta personas se sacan la .lotería..

O sea, que la Sección de Intereses rifa, otorga, esa cantidad de visas. Entonces la gente dice, muy sabiamente, que en vez de convertirse en opositor prefiere esperar a que salga su número y poder salir del país. Porque, además, no es que el gobierno cubano le prohíba la salida a la gente, sino que las embajadas no dan visas.

Y les aseguro, que con estas tres cosas se ha neutralizado la oposici ón interna.

.Escuchen bien: ¡antes hace falta más reacción de los exiliados y del gobierno americano contra esos comunistas!.

.Personalidad confusa, capaz de repentinos arrebatos de cólera [...]

de manifestar una atracción inapagable por el poder y la publicidad personal [...]..1 Fue la primera descripción que conocimos de Ricar18

1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   18


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje