Página principal

¿Disidentes o mercenarios? Hernando Calvo Ospina Gracias por su apoyo y cariño


Descargar 0.77 Mb.
Página8/18
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño0.77 Mb.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   18

Casi desde un inicio, desde que era un proyecto, Hernández formó parte de la Fundación Nacional Cubano Americana. En el libro referido describe, sin ahorrar nombres de personas, cómo altas instancias del Departamento de Estado y de la CIA, incluidos importantes miembros del Congreso, durante el gobierno de Reagan, estuvieron involucradas en la creación y posterior desarrollo de la Fundaci ón Nacional Cubano Americana. Eso sí, Hernández intenta pecar de ingenuo al momento de establecer quién fertilizó y parió el proyecto:

.La idea original yo no sé exactamente de quién sale, porque estas cosas al comienzo todo es muy difuso y se producen muchas conversaciones muy inciertas.. Él posibilitó, indudablemente, aportar muchí-

simos granos de arena por intermedio de sus contactos: .Algunos de mis mejores amigos durante todo este proceso son individuos que han llegado a las posiciones más altas de la CIA..

En 1991 es elegido presidente de la Fundación Nacional Cubano Americana. Para el cargo que ocupa, Hernández no es una persona de hablar fluido. Fue parco en las respuestas, y hasta daban ganas de empujarle las palabras. Como decíamos, luego de su primera respuesta no quisimos profundizar en temas más candentes. Por ejemplo, nos mordimos la lengua para no preguntarle por qué se vinculó a los hermanos Ignacio y Guillermo Novo, en la comisión de informaci ón y relaciones públicas de la Fundación Nacional Cubano Americana, tal como lo informó The New York Times el 27 de noviembre de 1990. ¿Acaso no sabían sus antecedentes como terroristas y traficantes de drogas? No, no nos atrevimos. Nos contentamos con su versión sobre cosas más generales.

A pesar del aparente olvido de casi todos los medios de comunicaci ón en el mundo, sigue pesando sobre Pepe Hernández un pro36

blema judicial un tanto delicado. Es el adelantado por el FBI en Puerto Rico, que lo involucra en la preparación de un atentando contra la vida del presidente Fidel Castro. El asesinato se pensaba realizar durante la reunión de jefes de Estado Iberoamericanos, a fines de

1997 en Venezuela. Aunque Hernández no ha sido detenido, sí lo fueron otros seis contrarrevolucionarios cubanos, entre ellos José Antonio Llama también directivo de la Fundación Nacional Cubano Americana y de la española Fundación Hispano Cubana.5

En la actualidad, y después de la muerte de Jorge Mas Canosa, es el gran jefe de la Fundación Nacional Cubano Americana. Y como tal intentó entablar ante la justicia de España, en noviembre de 1998, .acciones legales, a nivel mundial, contra Fidel Castro y sus cómplices por genocidio.. Esto se inspiraba en el sonado caso del dictador chileno Augusto Pinochet. Ello fue totalmente denegado, quedándose sin recursos para continuar los trámites.

Por último, es interesante saber cómo Pepe Hernández describ ía la personalidad de Mas Canosa, al que por entonces le faltaban pocos meses para morir: .Jorge es un hombre de un carácter bien autoritario, no cabe duda de ninguna clase; o sea, un individuo al que le gusta hacer su voluntad.. Letras más adelante, tambi én en el libro El exilio indomable, reconoce de él mismo: .Yo probablemente soy más autoritario que él..

Al salir de la entrevista, de una mesita en la recepción, recogimos el boletín No. 390 de la Representación Cubana en el Exilio.

Por lo menos se tiene la honestidad de no negar las raíces...

.Señor Hernández, ¿por qué se decide conformar la Fundación Nacional Cubano Americana?

.Aunque se dice que la Fundación fue iniciativa de la Administraci ón Reagan, la verdad es otra. Miren, desde 1978 se estaba viendo el interés de una serie de elementos, en el interior de Estados Unidos principalmente, para que se diera un acercamiento entre los dos países. O sea, para que se levantara el embargo. Y un grupo de personas del exilio decidimos oponernos a esa situaci ón, pues no se le podía brindar legitimidad a ese régimen. Así fue naciendo la Fundación, sin ninguna relación con Reagan o el Departamento de Estado.

.Se puede decir que la Fundación Nacional Cubano Americana llega a este mundo con un poder inmenso, al punto de hacer a un lado las otras organizaciones del exilio. ¿Cómo explica usted esto?

.Uno no puede saber por qué una organización se desarrolla y prevalece por encima de las otras. Posiblemente será por el genio de sus fundadores, o por sus recursos económicos, o debido a la claridad de sus principios. Pero la realidad es que la Fundación nace con un conocimiento bastante efectivo de la mecánica del sistema político norteamericano. Nosotros, en general, hemos sido personas que por distintas razones habíamos estado en contacto directo con la política de este país, y sabíamos cuán flexible y dúctil es. Después de la comunidad judía, el exilio cubano ha sido la minoría que más ha logrado penetrar este sistema como tal. Por eso quisimos aprender de ella. Y por eso no negamos que fuimos, no entrenados, sino alentados y dirigidos por activistas judío-americanos en los primeros años.

Ahora, los demás grupos cubanos del exilio nunca se habían esforzado en llevar las preocupaciones e intereses hasta Washington.

Todos creían que gritando y haciendo manifestaciones en Miami, iban a lograr repercusiones en el Congreso o la Casa Blanca.

Nosotros nos organizamos para influir sobre la política americana, y allá era el lugar ideal para hacerlo.

Claro que no nos limitamos a esa ciudad. Por eso fuimos a Moscú, antes que cayera la URSS, y trajimos a los rusos. Invitamos a Boris Yeltsin en 1989, cuando éste todavía era un proscrito.

Y Mas Canosa fue con Armando Valladares a Polonia para entrevistarse con Lesh Walesa. Y el resultado fue que se logró la cancelación de la ayuda económica y militar de la URSS y del bloque socialista al régimen castrista.

La influencia de la Fundación se la pueden atribuir a un modus operandi que no se había utilizado anteriormente. Pero además, y sobre todo, porque luchamos con la verdad. Hasta el reverendo Jesse Jackson, congresista totalmente opuesto a nosotros, terminó apoyándonos. Cuando en marzo de 1994 Mas Canosa testificó en el Congreso norteamericano sobre la violación a los derechos humanos en Cuba, el reverendo se le acercó y le dijo que quería ser amigo de él y de los cubanos libres.

.Pero se dice que la Fundación Nacional Cubano Americana ha logrado influir, tanto en el Congreso como en la Casa Blanca, por ser un .club de millonarios. que saben repartir dinero a los políticos.

Yo no voy a perder mi tiempo defendiendo a la Fundación de esas tonterías. Esto no es un club de millonarios. Claro, y no lo hemos ocultado, que la Junta de directores está compuesta por hombres sumamente exitosos económicamente, y que por serlo hacen aportes extraordinarios. Pero es que difícilmente encontra-mos en cualquier país de América Latina, y dentro del proceso histórico del exilio cubano, hombres tan exitosos que dediquen su tiempo y su dinero a tratar de recobrar la libertad de su país. Y creo que el pueblo cubano, en un futuro no lejano, se sentirá orgulloso de ellos.

.Señor Hernández, uno de los señalamientos más comunes que se hace a los directores de la Fundación Nacional Cubano Americana es que su mayor ambici ón está en liderar un gobierno posrevolucionario.

.Esa es otra gran tontería. Porque, primero que todo, nosotros no somos un partido político; estamos interesados en buscar la libertad de nuestro pueblo. Claro, si luego de expulsar al comunismo de Cuba, alguno de nosotros llega a ser elegido para un puesto importante en el nuevo gobierno, es porque se lo merece como cualquier otro...

.Disculpe que le interrumpa, pero parece que la Fundación Nacional Cubano Americana no excluye la posibilidad de entrar a Cuba de la mano estadounidense...

.¡Qué tonterías! ¡Cómo se pierde el tiempo! Nosotros hemos demostrado desde el principio, que le hemos dado voz al pueblo cubano y no al gobierno norteamericano. Estamos seguros que si no hubiera sido por la Fundación, el gobierno americano ya hubiera negociado con Castro. Si ustedes detallan nuestro Plan de transición, preparado para cuando podamos volver, verán que no proclamamos que Cuba será otro Puerto Rico. Pero lo que sí es cierto, es que Cuba es una nación privilegiada por estar a noventa millas de Estados Unidos, y por eso pueden darse unas relaciones económicas cordiales y amistosas, para una compenetraci ón de mercados. Lo que decimos es que no puede haber una normalización de relaciones entre Cuba y Estados Unidos, mientras allá no exista democracia.

.Señor Hernández, utilizó el término .transición....

.La transición en Cuba comenzó mentalmente hace rato. Desde que las esferas de poder, dentro del régimen, comprendieron que no se iba a llegar a un acuerdo con Estados Unidos por la intransigencia de Castro. Porque Castro quiere llegar a entenderse con los americanos pero sin entregar poder ni libertades. Nosotros sabemos que existe un círculo, hasta dentro de las Fuerzas Armadas, consciente de que Castro no va a salvar Cuba. Y nosotros estamos dispuestos a llegar a un entendimiento con aquellos que estén en el poder y acepten devolver las libertades al pueblo cubano.

.Señor Hernández, ¿cuáles han sido los mayores logros de la Fundación Nacional Cubano Americana en estos años de actividad?

.Fundamentalmente, llevar la realidad de Cuba y de los cubanos por el mundo. Y para ello hemos tenido una cantidad de éxitos que serían muy largo de enumerar. Pero entre los primeros están Radio Martí y Tele-Martí. Esto le dio un gran impulso a la Fundación. Tambi én nos hemos movido en diferentes ámbitos como lo humanitario, ayudando a los cubanos necesitados, lo que nos dio un gran impacto entre el exilio. También tenemos una serie de proyectos como Misión Martí, que está siendo preparada como un cuerpo de paz para cuando llegue la liberación. Con Misión Martí hemos entrenado a más de dos mil jóvenes cubanos, para que vayan y ayuden por un año o dos a la reconstrucción del país. Tenemos la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba, con la cual hemos estado siete veces en la Comisión de Derechos Humanos de Ginebra.

Como ven, la Fundación se ha movido en ámbitos diferentes, pero sólo se escucha hablar de sus labores políticas, como las Leyes Torricelli y Helms-Burton, donde, no lo vamos a negar, hemos tenido una participación sustancial.

.Ahora que lo pronuncia. Debido a la posibilidad de que Estados Unidos aplique definitivamente la Ley Helms-Burton, y que afecte las relaciones con los países de la Unión Europea, Cuba se ha vuelto tema de discusión...

.Sí, nosotros sabemos que en Europa ha aumentado el inter és por el problema cubano. Y ese era uno de nuestros objetivos:

para eso era la Ley Helms-Burton. Pues si los inversionistas europeos no entendían por las buenas maneras, había que enseñárselo de otra forma. Porque los europeos no pueden seguir mandando sus inversionistas para que disfruten y roben lo que no les pertenece.

Ahora, si van a seguir haciendo eso, que paguen el costo.

Porque tendrán que afrontar las consecuencias: ahora ante los americanos y después, en la Cuba liberada, con nosotros.

.Pero parece que el presidente Clinton quiere negociar con los gobiernos europeos sobre los puntos más conflictivos.


.Puede ser que la Administración Clinton y los europeos negocien.

Pero no se puede olvidar que eso tendría que pasar por el Congreso norteamericano. Y ahí no van a tumbar esa Ley. Nosotros hemos logrado sacar la política de Estados Unidos, con respecto a Cuba, de las manos de las Administraciones que cambian cada cuatro años. Ya no es el presidente quien puede levantar el embargo, sino los verdaderos representantes del pueblo norteamericano. Y eso es un triunfo del exilio cubano, porque la realidad es que Europa ha sido enfrentada a una disyuntiva: escogen a Estados Unidos o Castro.

Pero ellos no se van a pelear con los americanos, y saben muy bien que no pueden ser buenos amigos de ambos. Y esto nos lo dijeron los ingleses. Estados Unidos no les puede permitir a los europeos que le den créditos al gobierno cubano, o que inviertan fácilmente allá. ¿Cómo los americanos y nosotros vamos a permitir que eso suceda?

.Señor Hernández, ¿es que la Fundación Nacional Cubano Americana cuenta con una representación en algún país europeo?

.Tenemos una representación de delegación en Praga, Moscú y España. Nuestra presencia en esos países, es para evitar que se establezcan relaciones gubernamentales que favorezcan al régimen castrista. Además, ya hay una decisión de la Junta directiva para establecer otra oficina en Bruselas. Estamos en ese proceso.

Sabemos que el trabajo en Europa es diferente, pero vamos aprendiendo.

Lo haremos bien y como Fundación. Porque en estos momentos es muy importante estar en la Unión Europea para guiar la atención de los europeos, en una oposición contra el régimen cubano.

.De todas maneras ya han logrado poner pies firmes en España, tanto por la proximidad con el Partido Popular, como por la Fundaci ón Hispano Cubana.

.Sí, hay muy buenas relaciones con el Partido Popular. No lo negamos. Pero nosotros no tenemos nada que ver con la Fundación Hispano Cubana. Claro que a título personal yo y otros directores de la Fundación Nacional Cubano Americana somos parte de su Directiva, que ellos llaman Patronato. Pero eso está dirigido por españoles.

Es más, dentro de la Fundación Hispana hay personas con las cuales no coincidimos en cuanto a los métodos de lucha, como Elizardo Sánchez. Pero en general, todos estamos de acuerdo en que queremos libertades para el pueblo cubano.

Nos ha parecido que ustedes apoyan la labor que está haciendo el Embajador especial del presidente Clinton para asuntos cubanos...

.Saludamos y apoyamos su trabajo. Él ha realizado una muy buena labor ante las Organizaciones No Gubernamentales de Canadá y Europa. No ha dejado de insistirles en que no acepten las condiciones que el gobierno cubano les pone para estar allá presentes. Y sabemos que ha tenido buena acogida entre algunas Organizaciones No Gubernamentales de España, Francia y Holanda.

Y nosotros vamos a complementar su labor: ya nos estamos acercando, y dialogando con esas organizaciones, para que nos apoyemos mutuamente.

.Señor Hernández, una última pregunta. ¿Qué relación tiene la Fundación Nacional Cubano Americana con la denominada disidencia interna cubana?

.Nosotros, a través de los años, hemos brindado apoyo y alentado la disidencia. Sobre todo a partir del trabajo de derechos humanos. Fuimos una de las primeras organizaciones que empezamos ese trabajo allá, hasta convencerlos de que se debían organizar a partir de los derechos humanos, principalmente, por ser una causa muy noble y bien recibida en todo el mundo. Lo han hecho así, y vean los buenos resultados: por toda Europa se habla de los disidentes cubanos por los derechos humanos. Hay que seguir insistiendo en ello, para que esos grupos y otro tipo de disidentes, como los periodistas independientes, cumplan el papel central que tuvieron en su momento los de la URSS y Polonia, para el derrumbe del régimen. Esto es primordial.

La Voz de la Fundación y Radio Martí han tenido una actuaci ón de primer orden para ayudar a organizarlos, y llevarles nuestras propuestas; para ayudarlos a buscar el camino de la libertad.

La disidencia sabe que estamos con ellos; que los europeos han empezado a apoyarlos. Que en Holanda, Alemania y España hay Organizaciones No Gubernamentales que sostienen su labor de derechos humanos; que en España y París, Periodistas Sin Fronteras se ha volcado a dar la mano a los periodistas independientes.

De ahí que la disidencia en Cuba está cada día más envalentonada y desafiando al régimen.
La década de los ochenta .será recordada, en los anales de la oposici ón anticastrista, como la era de la lucha por los derechos humanos y el uso efectivo de las telecomunicaciones para enfrentar al régimen Se tiene razón. Pero la historia parece ser más compleja.

Dando marcha atrás en el tiempo, y aunque no tenemos referencias para asegurar que lo hizo por iniciativa propia, o instruida por la CIA, es la agrupación terrorista Abdala la que empieza a marcar el compás en la utilización del tema .derechos humano., como elemento ideológico de guerra. A fines de los setenta y comienzos de la década siguiente, a pesar de haber sido .parte vital de la lucha armada del FLNC., fueron .los abdalistas quienes representaron al exilio en foros internacionales, creando comités de derechos humanos..2

Pero es la Administración Reagan que comienza la campaña minuciosa y calculada en ese sentido. Todas las posibilidades se fueron viabilizando y concentrando, para que en los grandes foros mundiales se iniciara un cuestionamiento al gobierno cubano, por presuntas violaciones a los derechos humanos. Posiblemente esto se enmarcaba dentro de la Directiva Ejecutiva No. 77, que en otro de sus apartes pedía: .ir construyendo presiones públicas contra Cuba para evitar que la opinión pública, y en especial la estadounidense y Europea, limite la política de confrontaci ón hacia el gobierno cubano.. Para tal fin, como ya se ex2

plicó, la Directiva permitía al Consejo Nacional de Seguridad coordinar esfuerzos interagenciales, apoyando pública y secretamente a los grupos que, en cualquier lugar del planeta, fueran del agrado o coincidieran con los objetivos delineados en Washington, en este caso, de reventar al sistema cubano.

Pero a pesar de haber sido un plan del gobierno estadounidense, es la Internacional Demócrata Cristiana (IDC), con sede en Bruselas, quien se le adelanta al tener su grupo de Miami haciendo lobby. Con ese propósito aviva, entre otros, a José Ignacio Rasco, ex dirigente del Consejo Cubano Revolucionario, ex miembro de Alpha 66 y ex agente de la CIA, para que saque de las cenizas al Movimiento Demócrata Cristiano, y lo ponga a figurar en organismos internacionales. La campaña por la liberación del ex policía batistiano Armando Valladares, serviría como práctica.

Muy pronto le secundarían otras organizaciones contrarrevolucionarias como Cuba Independiente y Democrática, la Fundación Nacional Cubano Americana, y la Plataforma Democr ática Cubana, esta última en Madrid.

Como signo de buena prosperidad para su estrategia, con las últimas luces de los ochenta se va a pique el bloque del Este. Todos esperan que Cuba, al no poder contar con esos socios privilegiados, aislada en el Caribe, naufrague en cuestión de semanas o meses.

Nada. Aunque dentro del proyecto desestabilizador, el incentivar la creación de todo tipo de organizaciones opositoras al Estado ya era parte fundamental, es en estos momentos que se triplica, guiándolas a que enarbolen prioritariamente la bandera de los derechos humanos. Los estrategas estadounidenses y sus aliados ya tenían probada su eficiencia: .El éxito obtenido por movimientos de derechos humanos en países comunistas se había basado en su énfasis puramente de derechos humanos, para no ser acusados de ser elementos beligerantes de oposición..3

En la introducción a la entrevista del señor Hernández describimos las intimidades políticas de la National Endowment for Democracy. Veamos ahora unos pocos ejemplos de su apoyo financiero a organizaciones contrarrevolucionarias que empezaron a enarbolar la bandera pro derechos humanos y pro democracia en Cuba, durante esa coyuntura particular surgida en los tres primeros años de la década noventa. Las fuentes son los propios informes de la National Endowment for Democracy. Como ya se ha dicho, el principal receptor de la National Endowment for Democracy ha sido la Fundación Nacional Cubano Americana.

Freedom House recibió treinta mil dólares para producir cuatro libros, con tirada de cinco mil ejemplares cada uno. Ellos serían entregados a sediciosos en Cuba, para su distribución entre la población.

El Comité Cubano Pro Derechos Humanos, representado en Miami por Ricardo Bofill y dirigido en Cuba por los hermanos Gustavo y Sebastián Arcos, recibió treinta mil dólares en 1990, a través de la Fundación Nacional Cubano Americana. Al año siguiente, obtiene cuarenta y cuatro mil dólares en forma directa.

Este dinero sirvió para distribuir información contrarrevolucionaria y cubrir desplazamientos de sus miembros a España, Italia, Francia y Rusia.

El Instituto para Asuntos Internacionales del Partido Republicano recibió ochenta mil dólares para una conferencia auspiciada por la Fundación Nacional Cubano Americana. Asistieron funcionarios gubernamentales y académicos de la ex URSS, ex Checoslovaquia, Hungría, Estados Unidos, así como exponentes del sector más reaccionario del exilio. El tema central era el cómo favorecer los cambios en Cuba, y la forma de canalizar el apoyo sistemático a los grupos denominados disidentes. Parte de la conferencia fue transmitida a Cuba por Radio Martí.

A fines de 1992 Carl Gershman, director de la National Endowment for Democracy, informaba del aumento de fondos para este tipo de actividades. Pero, sobre todo, se anunció el incremento del apoyo a la contrarrevolución interna. Sin ning ún recato, sostuvo que se utilizaría el turismo como vía para ingresar dinero y propaganda contrarrevolucionaria, tal cual se había hecho en la URSS y Polonia.

Como ratificación a lo propuesto por el director de la National Endowment for Democracy, el presidente William Clinton asume las recomendaciones de Donald E. Schulz, del Instituto de Estudios Estratégicos de la Escuela Superior de Guerra del Ejército estadounidense, vinculándolas a lo dictado en la Ley Torricelli. Apartes:

Promover los contactos interpersonales entre ciudadanos cubanos y norteamericanos mediante la correspondencia, el te4

léfono, los servicios de transporte y el turismo; así como intercambios culturales y científicos; establecimiento de oficinas de prensa, etc. [...] dando facilidades a los elementos disidentes para que se comuniquen abiertamente y alienten una mayor fragmentación [...]

Con la Ley Helms-Burton sobre la mesa, el apoyo político y económico para la contrarrevolución se vuelve abundante a partir de fuentes oficiales y privadas. Por ejemplo, a comienzos de diciembre de 1997, el propio Helms ejerció el poder de su cargo como presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, para exigir que se entregara lo más pronto posible una partida de casi dos millones de dólares a varias organizaciones

.promotoras de derechos humanos. que tienen como objetivos el .fomentar la democracia. al interior de la Isla.

Es así como la ultraconservadora Asociación de Ex Hacendados Cubanos recibirá ochocientos mil dólares para que su recién creado Instituto por la Democracia de Cuba envíe materiales y otorgue

.ayudas. a la contrarrevolución interna.

A Frank Calzón, mediante el Free Cuba Center, le entregan quinientos mil dólares para que siga .promoviendo la sociedad civil en Cuba..

A la International Foundation of Electoral Systems le dan ciento treinta y seis mil dólares para que produzca análisis sobre los retos técnicos de unas .elecciones libres en Cuba..

Al ex director de Radio Martí, Ernesto Betancourt se le asignaron ciento diez mil dólares para que haga encuestas de opinión con los viajeros cubanos que llegan a Estados Unidos.

Lo extremadamente ilógico de todo esto es que la Ley Helms-

Burton, en su Sección 109, refrenda el .derecho. estadounidense de contribuir moral, financiera y materialmente al desempeño de la contrarrevolución en Cuba. Pero debido al embargo, y aquí está lo irracional, el Departamento del Tesoro tiene establecidas radicales disposiciones para sancionar a cualquier ciudadano estadounidense que reciba dinero proveniente de Cuba (del gobierno, entidad o ciudadano cubano), con privación de libertad hasta por diez años y una multa que puede llegar a los doscientos cincuenta mil dólares.

Pero existen otros aros importantes en la cadena. Es lo que se puede percibir fácilmente de la lectura de ciertos documentos.

La casi totalidad de medios informativos del mundo, así como varias organizaciones internacionales de derechos humanos y políticas, vienen insistiendo en .la lucha heroica de un puñado de hombres y mujeres disidentes e independientes. que, solos y sin medios, afrontan al sistema cubano. Pero en marzo de 1994

1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   18


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje