Página principal

¿Disidentes o mercenarios? Hernando Calvo Ospina Gracias por su apoyo y cariño


Descargar 0.77 Mb.
Página6/18
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño0.77 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18

En mayo de 1980, un grupo de neoconservadores del Partido Republicano le entregaron al candidato Ronald Reagan el .Documento de Santa Fe., donde estaban las bases de lo que sería la política de ese gobierno hacia América Latina. En el capítulo concerniente a Cuba se exponía: .Cuba ha sido un problema para los artífices de la política norteamericana por más de dos décadas. El problema no está más cerca de una solución ahora de lo que estuviera en 1961, por el contrario, ha crecido hasta adquirir verdaderamente peligrosas proporciones.... Una de las estratagemas propuesta para el .problema. solucionar, era crear una potente radio que ofreciera .información objetiva al pueblo cubano.. La emisora debería contar con todos los recursos posibles para cumplir el rol fundamental requerido, porque de lo contrario:

.si la propaganda fracasa, será necesario lanzar una guerra de liberaci ón contra Castro..

Ya en la presidencia, Reagan crea una comisión encargada de darle cuerpo a lo aconsejado. Entre sus integrantes estaban Charles Wick, director de la Agencia de Información de Estados Unidos y el cubano-

estadounidense Jorge Mas Canosa.3 A fines de 1983 Reagan firma la Ley de Transmisiones Radiales hacia Cuba, dando vida a Radio Martí, emisora que el 20 de mayo de 1985 inicia transmisiones. Parad ójicamente, las señales de prueba fueron realizadas desde las antenas que la CIA utilizaba en los sesenta para comunicarse con los grupos de misiones especiales y agentes infiltrados en Cuba. Para el gobierno y el pueblo cubano, Radio Martí fue una afrenta pues no sólo era una forma de invadir su territorio, sino que utilizaba el nombre del prócer que había luchado por la independencia y soberanía de la Isla frente a España.

Como presidente de la Junta de Asesores Presidenciales de Radio Martí fue nombrado Jorge Mas Canosa. Uno de los primeros directores del servicio de investigación de la emisora, Ramón Mestre, venía de militar activamente en el grupo Abdala,4 ha sido oficial de los servicios de inteligencia estadounidenses, y actualmente es parte del consejo editorial de El Nuevo Herald.5 Pero Mestre no fue el único ex abdalista que llegó a Radio Martí: .varios fueron directores de departamento, investigadores y asesores..6

Para darnos una idea del papel que le corresponde jugar a esta emisora, leamos el texto a continuación:

Hilda Inclan, de la dirección de noticias, se fue de Radio Martí acusando a los directores de violaciones de leyes federales y periodismo irresponsable. Inclan se quejó que el departamento de investigaciones de la empresa radial era un aparato de inteligencia.

Precisamente, el departamento de investigaciones de Radio Martí se había convertido en la espina dorsal de la radioemisora. Los veinte y tres [sic] empleados de investigaci ón llegaron a entrevistar a cuatrocientos recién llegados de la Isla mensualmente, analizando la informaci ón recibida para actualizar constantemente las transmisiones

[...]


Para La Voz del CID, la competencia de Radio Martí fue demasiada.

Sobre todo por la imposibilidad de obtener dieciséis millones de dólares que, aproximadamente, es el presupuesto anual de la emisora estatal. La Voz del CID había innovado con la programación y el lenguaje. Ya el mensaje guerrerista y repleto de venganzas se controlaba.

Si la profesionalidad dejaba que desear, se tocaban temas de actualidad e interés general con un vocabulario popular que fue calando.

Indudablemente Cuba Independiente y Democrática había sido bien asesorado por quienes conocían de cerca los pro y contras del trabajo subversivo radial hacia Cuba. Pero la emisora oficial estadounidense le copió y mejoró, al tiempo que incluía desde radionovelas, pasando por la lectura del horóscopo, hasta consejos psicológicos. En su conjunto de actividades, la estrategia para ambas ha sido idéntica: sentar dudas sobre los beneficios de la Revolución, la gestión de sus líderes, la capacidad del socialismo para resolver los problemas económicos y sociales, y acabar con la autoridad moral de Fidel Castro y demás dirigentes.

Como parte de los fines, muy pronto el mensaje de la programaci ón en La Voz del CID y Radio Martí tuvo un reacomodo, al volverse imperiosa la necesidad de incentivar grupos contrarrevolucionarios en la Isla, los cuales empezaron a ser denominados disidentes o independientes. Los estrategas de la Administraci ón Reagan estaban comprobando los buenos frutos que los tales grupos estaban dando en la desestabilización a los países del Este.

Y parecía que iguales resultados se podrían recoger en Cuba. Ello quedó implícito en .Santa Fe II. Una Estrategia para América Latina en la década de 1990., hecho público en agosto de 1988. El documento refería así en la .Propuesta N° 9.: .EE.UU. debe ampliar sus transmisiones a Cuba por los medios de difusión como una vía de educación cívica para crear un régimen democrático [...].. Líneas más adelante, la misma propuesta afirmaba que la .oposición interna. crec ía al estar .alimentada por Radio Martí, la cual ha resquebrajado con éxito el monopolio de Castro sobre la información y la propaganda..

Desde 1989 se sumaría a la tarea sediciosa La Voz de la Fundaci ón, emisora de la Fundación Nacional Cubano Americana. Esta contaría para el primer año con un presupuesto de millón y medio de dólares, según sus propios directivos, pero no aclaran de dónde provinieron y siguieron fluyendo esas cantidades. Así, el trío, cumplía una única actuación: .Para los disidentes de la Isla, para los pequeños grupos de derechos humanos que intentaban salir a la luz pública, Radio Martí era el cordón umbilical, la línea directa de información que podía dar legitimidad a los movimientos..8 Más preciso lo escribi ó la periodista Irene Selser en la revista mexicana Quehacer Político:

Radio Martí9 trata de fomentar un potencial opositor interno que pueda dividir a la población y distanciarla de sus líderes, mientras se prepara el terreno para crear una situación de disturbios y acciones estridentes. Dicho de otro modo, la función de Radio Martí es la de fomentar un frente interno que justifique, desde el exterior, eventuales acciones militares, o de otra índole, por parte de EE.UU., en defensa de la oposición.

A poco de estar instalado William Clinton10 en la Casa Blanca, pone en marcha la Ley, provocadoramente llamada, Cuban Democracy Act, introducida por el representante demócrata Robert Torricelli, duplicándose la conjugación de intentar mayor influencia ideológica con el recrudecimiento del embargo.

En 1997, Cuba recibía diariamente los programas de por lo menos veinte emisoras y fonías, que dedicaron más de setenta mil horas anuales de transmisiones ilegales. Caso único en la historia universal de guerras, declaradas o no.

Volviendo a Cuba Independiente y Democrática, podemos anotar también que ha logrado acercar algunas altas personalidades del aparato político estadounidense, como Elliot Abrams, ex subsecretario de Estado para Asuntos Interamericanos. Hasta hace poco, Cuba Independiente y Democrática decía tener un trabajo activo en algunas ciudades de Estados Unidos y Venezuela, así como relaciones en varios países del continente y Europa. Matos no deja de mencionar que Cuba Independiente y Democrática fue la primera organización contrarrevolucionaria que abrió una oficina en Polonia, en el momento en que se tambaleaba el llamado bloque del Este. Como otros sectores del exilio reaccionario plegado a la política delineada en Washington, buscaba influir para que se detuvieran las relaciones comerciales con Cuba, tal y como hasta ese momento estaban establecidas.

Pero, igualmente, varias personas han abandonado su militancia aduciendo que es una organización manejada de manera inflexible y nepotista. Tal vez el problema más grave que ha enfrentado Cuba Independiente y Democrática fue cuando la policía canadiense detuvo a varios de sus militantes, acusados por tráfico de drogas. Jorge Roblejo, ex miembro de la CIA y de la Brigada

2506, aseguró que el hijo de Matos, también directivo de Cuba Independiente y Democrática, ha estado comprometido con el narcotráfico junto al locutor Armando Pérez Roura.11

Hubert Matos, además de haberse atrasado, nos dijo contar apenas con una hora para la entrevista. Y se gastó hora y media tratando de explicar la versión sobre el por qué de su arresto y posterior juicio, en 1959. Nos costó bastante sacarlo del tema.

No estábamos ahí para eso. En tres cuartos de hora evacuó nuestras preguntas, mientras que, de tiempo en tiempo, voluntaria o involuntariamente, nos dejaba ver que portaba un revolver por entre la cintura del pantalón.

.Señor Matos, ¿cuáles son las propuestas que Cuba Independiente y Democrática, a través de su emisora, les hace a los cubanos de la Isla? Y además, ¿ustedes saben si éstas tienen buena aceptación?

.Les puedo asegurar que tenemos muy buena aceptación. Nos lo han comentado los propios cubanos que llegan de allá o nos llaman...

.Disculpe, pero los de la Fundación nos dijeron que ellos tambi én tienen una muy buena acogida.

.Pero los cubanos de allá nos han dicho que existe una gran diferencia, porque con nosotros se identifican. A Radio Martí la sienten como algo distante. Con La Voz de la Fundación tampoco se identifican mucho. Y es porque nosotros hablamos lo que el pueblo quiere escuchar. Nuestra propuesta, que es muy clara, es un mensaje sincero, sin odio ni venganza. Al pueblo cubano le decimos que Fidel nunca va a ceder al cambio, pero que tampoco va a dejar el poder. Entonces, lógicamente, hay que removerlo.

Pero no sólo a él, también a su hermano y unas doce personas más. Porque ahí está el problema central para Cuba. ¿Cómo hacerlo?

Miren, utilizamos una consigna que resume nuestra propuesta:

el poder para el pueblo en alianza con los militares.

Por La Voz del CID les decimos a los cubanos de allá que el modelo de sociedad comunista está fracasado. Y como no sirve, hay que deshacerlo. ¿Entienden? Porque ese sistema niega la libertad de expresión y religiosa, y así ha asfixiado al pueblo cubano. Lo otro es desmoronar el actual sistema económico porque el Estado no puede seguir teniendo el control total de la economía.

.Pero no se puede negar que...

.Sí, ya sé lo que me van a decir. Sí, el sistema ha dado por muchos años educación, medicina, techo, algo de comida, pero eso ya se acabó por la crisis económica. Por eso hay que removerlo.

Ahora hay que buscar una libertad pluripartidista.

Y como les decía, de esos primeros pasos hacia la transición se debe encargar la alianza entre militares y el pueblo. Será ésta la que conforme una Junta de Salvación Nacional. Pero bien entendido que en esta Junta los civiles serán prioritarios, empezando por aquellos que han estado en la resistencia, tanto allá como en el exilio.

.Dentro de esa Junta de Transición que propone, ¿cree que usted tendrá un puesto?

.De pronto a mí me suponen como una de las personas que puede tener aspiraciones dentro de un nuevo gobierno en Cuba.

Pero yo nunca me he querido montar en ese podio. Claro que si a Cuba Independiente y Democrática, no necesariamente a Hubert Matos, la llaman a participar de esa primera etapa, ahí debe de estar.

.Usted hablaba de .buscar una libertad pluripartidista.. Y siguiendo la corriente a la actualidad política mundial, eso se ha convertido en un simple sinónimo de elecciones. No cree, Señor Matos, que cuando se llegue a unos comicios de ese tipo, ahora o en una Cuba pos revolucionaria, serán las organizaciones pro estadounidenses quienes tendrán todo a su favor para ganar? ¿Esto es lo que se busca para el futuro de Cuba? Mire lo que le sucedió a Nicaragua.

.Nosotros y otras organizaciones, decimos que la Cuba poscastrista no será una Cuba americana. Sí, tienen razón, aquí hay gente que quiere una Cuba como Puerto Rico, o sea los anexio-nistas.

Eso lo rechazamos. Ellos podrán tener muchos millones de dólares, pero nosotros también los podemos conseguir. En eso estamos.

Cuba Independiente y Democrática sabe que en el poscas-trismo van a existir grandes pugnas, porque algunos pretenderán priorizar el interés personal o de grupo, al público. Pero, ¿qué va a ocurrir? Que allá no va a llegar una u otra organización que por tener más peso económico y político, o relación con Estados Unidos, va a poder imponer su voluntad. No somos anexionistas.

.No estábamos hablando de anexionismo.

.Claro que tampoco somos antinorteamericanos o antieuropeos.

Pero otra cosa es que nos interesa mucho el apoyo político y económico de Estados Unidos. Por eso aplaudimos la propuesta que hizo el presidente Clinton, a comienzos de 1997, en dar de cuatro a ocho mil millones de dólares dentro de lo que llamó el .Plan de asistencia para la transición en Cuba., lo cual está inscrito dentro de la Ley Helms-Burton. Es una contribuci ón a la transición que vendrá, lógicamente, cuando desaparezca el castrismo y el comunismo. De ahí la urgencia de que desaparezcan.

Además, aplaudimos esta propuesta porque debió caer como una bomba al corazón de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

Pues por primera vez una administración norteamericana destaca el papel positivo que los militares cubanos podrían desempe-

ñar en esa transición.

.¿No cree que si existiera descontento generalizado en las Fuerzas Armadas Cubanas, hace mucho se hubiera producido un golpe de Estado, más cuando se sabe que Estados Unidos, y sin lugar a dudas Europa, lo apoyarían inmediatamente?

.Es que los hermanos Castro y esa docena de personas han manipulado, encarcelado y fusilado a los mandos militares que se les oponen. Pero va a llegar el momento, no está lejos.

.Nos quedan dudas, pero preferimos volver al tema anterior. Creemos que su planteamiento sobre la necesidad económica y política que tienen de Estados Unidos, fundamentalmente...

.No. Déjenme explicarles. En esa primera etapa nosotros necesitamos el soporte de Estados Unidos, pero también de Europa.

Porque una de las grandes preocupaciones mías, es con qué dinero vamos a contar para reactivar la economía. Y aunque estamos seguros que Estados Unidos nos va a apoyar, también he ido a varios países de América Latina y Europa para hablar con banqueros y gobiernos. Yo sé que de alguna parte va a venir el dinero.

.Pero usted debe saber que préstamos o aportes económicos inevitablemente traen compromisos políticos.

.Sí, yo sé que ese dinero, esas ayudas, pueden traer compromisos políticos. Claro, no se lo van a dar a un nuevo dictador.

Pero Estados Unidos y Europa nos van a apoyar, porque el sistema que llegará a la Cuba poscastrista tendrá afinidad política con esos gobiernos. Si nosotros estamos luchando por el mismo modelo de sociedad libre, como la norteamericana, nos van a dar apoyo. Pero no: un compromiso político donde se negocie la soberanía, no se dará.

.Señor Matos, respetamos mucho su punto de vista, pero viendo la dependencia económica, política y militar que la casi totalidad de países latinoamericanos, africanos, asiáticos y hasta del ex bloque del Este, tienen de Estados Unidos y Europa occidental, creemos que ustedes pecan de optimistas.

.Pero con nosotros no será así. Y díganme, ¿cuantos años pasó Cuba bajo el dominio de la URSS?

.Pero siendo objetivos en el análisis, concluiremos que no se puede comparar el tipo de relación que existió entre la URSS, Cuba y los demás países del bloque del Este. Entre esos países existió un intercambio económico más o menos justo.

.Lo que pasó entre la URSS y Cuba lo podemos discutir más adelante. Pero pueden estar seguros que con nosotros Cuba no va a perder su soberanía. Los americanos saben que allá van a encontrar la resistencia del pueblo cubano, por ser altamente nacionalista...

.Señor Matos, no va usted a negar que ese alto grado de nacionalismo, de sentimiento soberano, que tiene actualmente el pueblo cubano fue obra de la Revolución...

.Bueno... Pero bueno, antes también existió un segmento de población nacionalista...

Pero no se debe tener temor a los compromisos económicos fuertes con Estados Unidos. Si va a proponer algo que choque con el concepto de soberanía que tengo de mi nación, pues no acepto. No. Vamos a tratar con los Estados Unidos de nación a nación. La nueva Cuba no puede aceptar que cada dos o cinco años los americanos den la calificación de si es democrática o no, pues se perdería la soberanía.

.Señor Matos, si actualmente países como México, Irán, Irak, que tienen más recursos estratégicos que Cuba, se deben someter a la vergonzante calificación que anualmente concede Estados Unidos, así sea con el pretexto de la guerra al narcotráfico, imagínese... Pero bueno, ¿usted piensa que los cubanos de dentro, aceptaran sus planteamientos, sabiendo que esta nación siempre ha querido anexionar su país?

.Ya les dije que no aceptaremos ninguna violación a nuestra soberan ía, menos ser otro Puerto Rico.

Pero estoy seguro que la gente en Cuba, y en el exilio, está convencida de que Estados Unidos es el mejor país del mundo; y que sus instituciones son las mejores del planeta. Todos saben que ésta es una sociedad exitosa, que da oportunidades a todos.

Aquí sólo hay que esforzarse para ir adelante. Claro que todo no es bueno, que tiene cosas inaceptables... Por eso debemos lograr algo fundamental: una alianza comercial con este país, llegar a un tratado de libre comercio.

.Señor Matos, sigamos adelante. Entonces cae el actual gobierno cubano, se conforma la Junta de Salvación y Cuba Independiente y Democrática forma parte de ella. ¿Cuáles serían las primeras medidas que ustedes propondrían?

.Nosotros tenemos desde hace años un esquema programático para esa etapa. Ahí nosotros establecemos que está prohibido desalojar a alguien de su casa; pero sí se debe dar una compensaci ón a los antiguos dueños. Las empresas deben ser devueltas a sus antiguos propietarios. Esto es importante pues puede favorecer la entrada de divisas y un refuerzo a la economía.

También se debe, en su presencia o no, enjuiciar a Fidel Castro, a su hermano, y a la docena de personas por los crímenes cometidos contra la nación cubana.

Se deben intervenir las empresas extranjeras, asociadas al actual Estado cubano, por estar en virtual complicidad con esa tiranía. Y esas empresas quedarían sujetas al proceso de descentralización y privatización de la economía nacional que nos proponemos.

.En esta transición, ¿qué papel debe jugar la Unión Europea?

.Nosotros quisiéramos que Europa jugara un papel muy importante en la solución de los problemas cubanos. Yo siempre he planteado que Europa deja hacer a Cuba lo que le da la gana. A los países europeos se les olvida que Cuba fue su colonia, y por tanto no asumen el papel que les corresponde históricamente, principalmente España. Nos alegra la preocupación que ha asu21

mido Aznar, el presidente español, de buscarle una solución al problema cubano.

Aznar, antes de ser presidente, vino por aquí y conversó con la Fundación, con nosotros y otros grupos. Nos dijo que si ganaba las elecciones impulsaría una nueva política hacia Cuba en la Unión Europea.

También conversé con el eurodiputado del Partido Popular español, José Salafranca, quien estuvo interesado en ayudarnos. Y fui recibido por el ministro de Relaciones Exteriores de ese gobierno, señor Abel Matutes. A todos les dijimos que derrocar la tiranía castrista le convenía a los intereses nuestros, de los europeos y de los americanos.

Y por la manera como han actuado, se ve que lo han comprendido.

.Sabemos que ustedes, otras organizaciones del exilio, así como entidades de la Administración estadounidense, han sostenido reuniones con directivos de empresas que quieren invertir en Cuba.

.Es cierto. Nosotros les hemos dicho a todos esos señores que nos oponemos a que inviertan en Cuba, en sociedad con Fidel Castro. Que no damos ninguna seguridad a esas inversiones cuando el régimen caiga; que no se van a respetar porque han sido cómplices del régimen; que van a ser motivo de fricciones.

Ahora, si nos proponen dar una buena ayuda económica, se puede negociar. A todos les hemos dejado claro que nuestra visita no era para discutir sobre las inversiones, sino para dejar sentada una advertencia.

He realizado visitas a varios gobiernos, o he conversado con sus embajadores. Por ejemplo, el embajador francés en Washington nos dijo que querían tener un pie ahí, a manera de adelanto. Que por ahora eran pequeñas inversiones y, que después, cuando cayera el gobierno castrista, serían en grande.

.Señor Matos, vamos a un último tema. ¿Cuáles son las relaciones que ustedes tienen con la llamada disidencia interna? ¿Cuba Independiente y Democrática forma parte de ella?

.Miren, nosotros le brindamos apoyo a esa disidencia. Lo hacemos independiente si coincidimos en los planteamientos que ellos hacen. Cuando se agruparon en Concilio Cubano les dimos nuestro respaldo. Además, esa vez pidieron que un dirigente de Cuba Independiente y Democrática en Cuba se involucrara públicamente. Y les dijimos que si aparecía como miembro de Cuba Independiente y Democrática lo iban a meter en la cárcel. Pero estuvimos de acuer22

do en participar con el nombre que tiene nuestro movimiento allá, que es el Partido Solidaridad Democrática.12

.¿Y cómo funciona Cuba Independiente y Democrática en el interior de Cuba?

.Nuestro movimiento funciona como una organización de derechos humanos. También mucha gente de Cuba Independiente y Democrática milita en grupos de derechos humanos que ya son muy conocidos fuera de Cuba... Y más detalles no les puedo dar...

Ellos forman células clandestinas de Cuba Independiente y Democr ática...

.Finalmente, señor Matos, según ustedes, ¿no hay nada que valga de la Revolución cubana?

.La Revolución cubana ha dado algo. Pero no tanto. Claro, a excepción de la educación, de la salud, y... bueno, el éxito en los deportes. Pero para las familias no ha reportado nada importante.

Nosotros tenemos que sacarle provecho a toda esa cantidad de técnicos, profesionales, científicos, y gente preparada que hay en Cuba...

.Estados Unidos no les puede permitir a los europeos que le den créditos al gobierno cubano, o que inviertan fácilmente allá. ¿Cómo los americanos y nosotros vamos a permitir que eso suceda?.

Seis meses después de haber entrevistado a la señora Ninoska y su esposo Roberto, nos encontrábamos otra vez en la sede de la Fundaci ón Nacional Cubano Americana. A pesar de la amable atención que se nos brindaban, volvíamos a sentir ese ambiente enrarecido, indescriptible. Debía ser porque, política y humana-mente, no acept ábamos las actividades que esa organización, la más poderosa del reaccionario exilio, ha mantenido contra el gobierno y pueblo cubanos como parte de la estrategia estadounidense. Pero nos habíamos propuesto adelantar este trabajo, y ahí estábamos. Sensaciones idénticas nos invadieron con la mayoría de los entrevistados. Y no sólo en Miami.

Llegamos hasta la amplia y fresca oficina de Francisco José Pepe Hernández, presidente de la Fundación Nacional Cubano Americana.

Debíamos hablar con él, al no poder entrevistar a Jorge Mas Canosa quien por entonces era el director de directores, el Chairman of the Board. Desde muchos años atrás, Canosa había aprendido a casi nunca dar entrevistas a quienes no estuvieran en el círculo de su confianza: según él, terminaban distorsionando sus palabras. Así se mantuvo hasta el día de su muerte.

Pues bien, desde que hicimos la primera pregunta a Hernández, y negara que la Administración Reagan había sido padre y madre de la Fundación Nacional Cubano Americana, supimos que con él la verdad tampoco sería protagonista.

Cuando en enero de 1981 Ronald Reagan se instala en la Casa Blanca, le devuelve a la CIA el protagonismo internacional que el Congreso le había restado desde mediados de los setenta, por haberse exagerado en atribuciones. Y como diseño estratégico de la política hacia América Latina acoge el Documento de Santa Fe. Lo que les va a la perfección al vicepresidente y ex jefe de la CIA, George Bush, así como al nuevo director de la Agencia, William Casey, ambos obstinados por recuperar el poder en Cuba y Nicaragua.

1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje