Página principal

¿Disidentes o mercenarios? Hernando Calvo Ospina Gracias por su apoyo y cariño


Descargar 0.77 Mb.
Página14/18
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño0.77 Mb.
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   18

.Pero, usted debe saber que ese periódico está prácticamente controlado por la extrema derecha del exilio cubano. Esa misma que quiere la anexión de Cuba a Estados Unidos. ¿No cree que eso ya es suficiente para estar tomando posición por una de las partes en conflicto? Además, el señor Raúl Rivero transmite para Radio Martí, y tiene programas regulares en ella. Y usted sabe que esa radio está controlada por el Departamento de Estado. ¿Cree que el gobierno francés soportaría esto si estuviera en los zapatos del cubano? Pero bueno, ¿es la patria o el oficio?

.Estoy completamente seguro que un periodista no puede censurarse por defender la patria a todo precio.

.Le quiero reconocer que no creo en la neutralidad periodística. Por ejemplo, desde el momento en que usted trató a Fidel Castro de dictador, ya asumió una posición política. Como se dice, somos huma-nos y tenemos un corazoncito, pero es que hay personas, periodistas, que en Cuba le están sirviendo, colaborando, a una de las fuerzas en conflicto, y que es precisamente la enemiga histórica de su patria.

Sinceramente no comprendo esa independencia y neutralidad. Debe ser que ellos tienen una concepción de independencia y neutralidad diferente a la manejada en los diccionarios y enciclopedias.

.Escúcheme. Esos periodistas hablan en sus artículos de la vida cotidiana en Cuba, de las dificultades que se viven.

.Es cierto. Aunque todos los que hemos leído son bastante negativos.

Sólo son ataques al gobierno cubano. ¿No se le hace extraño que no exista ni una gota de positivismo? ¿Por qué cree que la extrema derecha del exilio está feliz con ellos? Pero tratando de cambiar el tema, dígame, ¿qué hace Reporteros Sin Fronteras por estas personas?

.Primero, tomar contacto con ellos. Intentar que sus textos salgan publicados afuera, para que se conozcan...

Pero, yo quisiera saber en donde se dice que todos son financiados o apoyados por la CIA...

.Yo no dije eso. Pero leyendo algunos documentos del gobierno estadounidense y de la extrema derecha del exilio, es fácil constatar que por lo menos los más reconocidos reciben varios tipos de apoyo, además, hay diversos y recientes informes del gobierno estadounidense donde se establece el financiarlos o entregarles los implementos necesarios.

.Bueno, yo creo que son cosas que se deben probar.

.Nosotros no tenemos pruebas concretas de que les entreguen dinero por no hacer nada. Pero usted sabe que reciben un pago por los artículos que escriben y se publican en los medios de la extrema derecha y Radio Martí. Ahora, por su praxis es fácil constatar que políticamente forman parte, voluntaria o involuntariamente, de la estrategia contrarrevolucionaria, y se nos hace difícil creer que personas tan inteligentes no sepan cómo se está utilizando su trabajo en el exterior. Pero díganos, estos periodistas ¿cómo hacen llegar sus textos al exterior?

.Ellos telefonean sus artículos a alguien en Miami. Y esta persona los ingresa en Internet. Pero, lo seguro es que en Europa hay una posición favorable al régimen de Fidel Castro. Y por el instante hay poco eco a estos periodistas. Un poco en España. Y en Francia casi nada... A veces Courrier International...

.¿Cómo es la relación de la gente en Cuba con estos periodistas?

.Regularmente les hacen actos de repudio. Según los periodistas, estas personas son miembros del Partido Comunista del barrio. Vienen a sus casas para gritarles que son traidores a la patria, etc. Son señalados como enemigos del pueblo. Su vida es difícil, además la Seguridad del Estado los detiene por horas o días.


.Y ustedes han hablado con gente del gobierno cubano para que les expliquen

¿el por qué lo hacen?

.No, realmente no. Pero, se debe hacer.

(En este momento pasamos a la oficina de Robert Ménard, Secretario General de Reporteros Sin fronteras. Ahí, en la amplia mesa redonda, tratamos de concretar el tema que más nos interesa.)

.Señor Ménard, ¿un periodista debe pensar antes en su patria, en su nación, que en su oficio?

.Este no es un debate que le toca únicamente a Cuba. Este comprende a las democracias. Recuerde usted la Guerra del Golfo, esa era la pregunta: ¿es usted periodista o ciudadano francés? Fue algo contrario a la guerra de Viet Nam. En Viet Nam, un periodista ejercía su profesión en total libertad, pero en la Guerra del Golfo los americanos dijeron a la prensa .no explícitamente, pero recordándose de la guerra en Viet Nam.: ustedes son ciudadanos americanos; no pueden estar fuera de los intereses del Estado; no pueden informar como ustedes quieran. Entonces seleccionaban algunos periodistas y los llevaban donde les interesaba. Y la prensa mundial, aunque hubo algunas protestas, aceptó este principio.

Entonces, ¿es que hay un límite para un periodista cuando su país está en guerra? Yo entiendo el límite cuando de él depende la vida de los soldados.

Pero en Cuba, el gobierno ha ido un poco más lejos, pues no se puede decir una palabra que pueda servir a los americanos, dentro de esa guerra que las autoridades de La Habana consideran que existe desde hace casi cuarenta años. Y eso es inadmisible. ¡Inadmisible!

Yo creo que los periodistas tienen un rol, aunque éste sea contra su propio país. La información puede ser contradictoria con los intereses de su propio país.

En la Guerra del Golfo no existió la libertad, pero Cuba es otra cosa.

.Y usted cree que el gobierno cubano debe quedarse cruzado de brazos, dejando que sus enemigos financien a quienes, parece, no les importa la soberanía de su nación?

.Ese es el problema. ¿Por qué cree que Reporteros Sin Fronteras ayuda financieramente a esos periodistas independientes? Exactamente por esa razón. Porque se debe asegurar que algunos de ellos puedan existir sin el dinero del gobierno cubano, pues como son sus críticos, no les dan dinero. Y que sobrevivan sin Miami y la CIA.

Si uno espera que mañana llegue una alternativa a Castro, que sea diferente a los sanguinarios de Miami, esa vendrá de la implicación de organizaciones, como nosotros, en Europa. Es por eso que cuando las autoridades de la Unión Europea dicen que se debe reforzar el embargo, nosotros decimos que en Cuba hay que hacer cosas a lo positivo: ayudar a quienes son alternativa a Castro en el interior.

Cuando ayudamos a los periodistas independientes en Cuba, les recordamos que ese dinero no viene de los americanos, ni siquiera de la Unión Europea. Nosotros les damos cincuenta dólares mensuales a unos veinte periodistas para que puedan sobrevivir; para que se queden en el país, pues cada vez que los encontramos lo primero que nos proponen es que los ayudemos a salir de Cuba, debido a problemas económicos; para que así resistan a la presión; y para que no tengan necesidad de Radio Martí.

.Reporteros Sin Fronteras estuvo en la reunión que invitó el embajador especial del gobierno estadounidense, Eizenstat...

.Sí. Sí.

.Bueno, entonces saben que él ha pasado por Europa reuniéndose con algunas Organizaciones No Gubernamentales que trabajan hacia Cuba. Saben que está proponiendo el apoyo a la llamada disidencia interna. Suponemos que Reporteros Sin Fronteras conoce que esa es una de las más importantes tácticas elaboradas en Washington para desestabilizar al gobierno cubano. Y para ello las Organizaciones No Gubernamentales europeas son muy importantes, pues no inspiran la desconfianza que ya tienen la mayoría de las estadounidenses. Pero ¿cuál fue la posición de Reporteros Sin Fronteras en esa reunión?

M. Perrot: Nosotros les hemos dicho que este apoyo lo estamos dando desde septiembre de 1995.

.Sabemos que en otros países algunas Organizaciones No Gubernamentales han aceptado ese plan. Y estamos tratando de averiguar, aunque será muy difícil, qué Organizaciones No Gubernamentales aceptaron o estarían dispuestas a recibir los miles de dólares que el gobierno estadounidense ofreció.

M. Ménard: Reporteros Sin Fronteras quiere ser preciso sobre nuestro dinero: ¡es super limpio!

.En ningún momento he dicho que Reporteros Sin Fronteras ha recibido dinero del gobierno estadounidense...

.¡Pero, es importante dejarlo en claro!

.Parece que en Francia el embajador Eizenstat no ofreció dinero a las Organizaciones No Gubernamentales que apoyaran su plan. Pero, para él, lo más importante es que se apoye a la disidencia interna. El plan es que se consolide un grupo de Organizaciones No Gubernamentales europeas que presionen al gobierno cubano, y que apoyen a la disidencia. Y nos parece que Reporteros Sin Fronteras está, inconscientemente, en esa línea.

.¡Ah, pero es que nosotros ya les dábamos el apoyo, y se lo seguiremos dando!

.No importa si eso entra directamente en la estrategia desestabilizadora de Washington hacia Cuba.

.¡Independiente de la estrategia de los americanos o de la Unión Europea, nosotros lo seguiremos haciendo! ¡Para Reporteros Sin Fronteras la prioridad en América Latina es Cuba! Y las tres razones para intervenir en Cuba son: una, denunciar lo que pasa en Cuba, porque en Europa, particularmente en Francia, se piensa que Castro no es un dictador como los otros. ¡Y esto es absurdo!

Segundo, dar asistencia material a los periodistas. Tres, dar a conocer su trabajo.

.Y por qué es prioridad, si hay países donde ser periodista .un periodista honesto. es muy peligroso. Yo no conozco que en Cuba se torture o asesine a los llamados periodistas independientes.

.¿Por qué? ¡Porque es el único país en América Latina donde no hay ninguna libertad de prensa! Es peligroso ser periodista en Colombia o Perú, ¡pero hay libertad de prensa!

.Disculpe, pero es muy discutible la libertad de prensa que existe en Colombia o Perú...

.Sí, ¡usted lo puede discutir! En Perú y en Colombia hay límites a la libertad de prensa, hay periodistas asesinados y en la cárcel, pero usted puede hacer denuncias. ¡Pero, en Cuba no puede haber ninguna voz disidente! No hay radio, ni televisión, ni periódico independientes. ¡Todo está controlado por ese Estado!

¡Lo único es el boletín de la Iglesia católica!

.Claro que los americanos están felices con nuestro Movimiento... Que digo, con lo que hemos lla70

mado Plataforma por los Derechos Humanos y la Democracia en Cuba.

Cuando se llamó para pedirle una cita, la señora Lidwien Zumpolle hizo una buena cantidad de preguntas, la mayoría centradas en cómo sabíamos que Pax Christi Holanda estaba apoyando la llamada disidencia cubana. Al aclararle las incógnitas rió de buena gana, comentando que los europeos no aprendían a tener la boca cerrada.

Nosotros les damos cincuenta dólares mensuales a unos veinte periodistas para que puedan sobrevivir; para que se queden en el país, pues cada vez que los encontramos lo primero que nos proponen es que los ayudemos a salir de Cuba, debido a problemas económicos.

Tres circunstancias nos convencieron de realizar la entrevista al Secretariado General de Reporteros Sin Fronteras, con sede en Francia.

Una, que en Miami dirigentes de organizaciones contrarrevolucionarias, como el señor Humberto Esteve, Secretario General del Partido Demócrata Cristiano; la señora Janiset Rivero del Directorio Revolucionario Democrático Cubano y el señor Pepe Hernández de la Fundación Nacional Cubano Americana, exaltaron su labor de apoyo a los denominados periodistas independientes del interior de Cuba. La segunda, cuando en París dos de los asistentes a la reunión citada, a fines de 1996, por el Embajador especial de la Administración Clinton para asuntos cubanos, Eizenstat, nos comentaron que el delegado de Reporteros Sin Fronteras había sido el más cercano a las posiciones del anfitrión.

La última, fue al saber que Reporteros Sin Fronteras estuvo junto a otras organizaciones europeas, en una reunión semicerrada convocada por Pax Christi Holanda en La Haya, la cual tenía como objetivo el crear un bloque de presión al gobierno cubano, y brindar apoyo a la llamada disidencia.

Al entrevistar a Jacques Perrot, encargado de la Región Américas, así como a Robert Ménard, Secretario General de Reporteros Sin Fronteras, no sólo entendimos por qué esos grupos de la extrema derecha en Miami aprobaban su labor, sino que confirmamos el resto, algo preocupante, teniendo en cuenta los objetivos, imagen y respetabilidad de esta gran Asociación Internacional.

Y esta inquietud no nos ha asaltado gratis.

Fue a fines de los ochenta, que en Miami se conoció que en el interior de Cuba existían periodistas independientes, aunque ello se tomó con optimismo, no sorprendía. Es más: se esperaba. En esos momentos el llamado bloque del Este se estaba derrumbando, y las organizaciones denominadas independientes desempeñan un papel de primer orden. Estando a la cabeza las pro derechos humanos y agencias de prensa, las cuales tenían cada día más presencia en los medios informativos del mundo. Hoy, cuando en esos países reina la penuria para las mayorías y las mafias son el poder, existe una extensa bibliograf ía que permite conocer cómo esas organizaciones fueron asesoradas y pagadas por las potencias occidentales, en especial por los Estados Unidos de Norteamérica.

Entonces el surgimiento en Cuba de agencias de prensa independientes, que se sumaban a los grupúsculos pro derechos humanos ya existentes, se tomaba como una simple reacción en cadena, y como presagio del derrumbe del sistema. Pero podía existir la duda: si en el caso de los países del Este lo de periodistas independientes fue, en su casi totalidad, una fachada, ¿en Cuba sí primaría la deontología profesional? ¿Lo de independiente se podría concatenar a la definición hecha por El Pequeño Larousse Ilustrado?: .Se dice del que tiene y mantiene sus propias opiniones y no se deja influir por las de otros. Se aplica a la persona que no pertenece a un partido determinado..

A lo largo de este trabajo, se ha ido mostrando cómo las diferentes administraciones estadounidenses, en especial de Reagan en lo adelante, han utilizado los medios masivos de comunicación para lacerar social, ideológica y políticamente al proceso revolucionario cubano. En los diversos textos y ejemplos ofrecidos, creemos que ha quedado expuesto el rol que desempeñan Radio Martí, La Voz del CID, La Voz de la Fundación, etc., tanto para dividir la sociedad cubana, como para procrear y alimentar grup úsculos contrarrevolucionarios. No olvidemos que Radio Martí, y en general las emisiones hacia Cuba, fueron de las propuestas establecidas, y asumidas en buena parte de su totalidad, como prioritarias por el Documento de Santa Fe.

A pesar de que fue durante la Administración Bush que se dio a conocer la tentativa de sembrar agencias de prensa independientes, es con la presidencia de Clinton que en verdad se empiezan a fertilizar. Y un hecho clave, imposible de desconocer dentro de la estrategia, resultó la puesta en marcha de la Ley Torricelli.

Ésta ordenaba .quien se ha preocupado de leerla en su totalidad sabrá que ese es el término exacto. incitar, crear y financiar, directa o indirectamente, todo tipo de organización que implique desacreditar y agredir al Estado cubano, e incluía, como algo esencial, las agencias de prensa independientes.

A esta sutil táctica de sembrar grupúsculos, básica para la desestabilizaci ón se le dio un nombre: .Track two., Carril Dos. El uno es el nefasto embargo.

Como si fuera poco, casi a la par, Clinton hace acompañar a la Ley Torricelli de lo aconsejado por el estratega Donald E.

Schulz, en 1993, que decía: .Promover [...] el establecimiento de oficinas de prensa [...] dando facilidades a los elementos disidentes para que se comuniquen abiertamente y alienten una mayor fragmentación [...]..1

Pero bien, se puede decir que fomentar el derrumbe del sistema político cubano es un viejo proyecto de Washington, apoyado tácitamente, insistimos, por sus aliados. Y que no todo el que en el interior de la Isla se declare disidente o independiente, está necesariamente de acuerdo con ello. Es posible, pero ya vimos cómo varios de aquellos que a nivel internacional son reconocidos como líderes pro derechos humanos, están inscritos en la estrategia.

Decíamos que nos inquieta el profundo compromiso, de defensa y apoyo, que ha adquirido Reporteros Sin Fronteras con los llamados periodistas independientes. Nos parece que lo ha asumido sin hacer un frío y desapasionado análisis del contexto general en que se desarrolla el proceso político cubano, tanto interno como externo. Pensamos que debido a esto se insiste en el término .independiente., que nos parece no corresponde a la realidad.

Conociendo nuestro interés por el tema, Reporteros Sin Fronteras nos hizo llegar La otra voz cubana.2 En el prefacio a la edici ón francesa, escrito por un profesional de la comunicación que ha publicado algunos libros sobre Cuba, encontramos la que debe ser la percepción que tiene Reporteros Sin Fronteras sobre el mundo de los llamados periodistas independientes. En un aparte dice así:

El método de trabajo de estas mujeres y estos hombres es

.la encuesta de proximidad.. ¿Qué quiere decir? Se trata de buscar por aquí y por allá informaciones, hasta muy vagas, de conocidos, amigos y de simpatizantes más o menos declarados de la democratización. Sobra precisar que de ninguna manera tienen acceso a una documentaci ón o contactos oficiales [...]

Es difícil, también ir a la pesca de informaciones fuera de la capital: en un país donde la desconfianza, la delación, han estado durante casi cuarenta años erigidas como virtudes nacionales, es necesario ser conocido, y reconocido, para recoger fragmentos de lo que podría componer un artículo [...]

Aquí vale la pena hacer un pequeño pero útil comentario.

Quienes hemos pasado por Cuba, sabemos que si algo caracteriza a este pueblo es su pasión por hablar: todo se cuenta, todo se critica, todo se discute. Y a viva voz. Para saber si ese día hubo pan y leche en las escuelas, sólo hay que pararse entre quienes esperan, pacientemente, la .guagua.. O preguntar, a los que atienden en un restaurante, cómo va la situación económica del país, para que se extiendan en comentarios, y muy posiblemente se enciendan en un apasionado debate, si una pausa lo permite. Lo hacen con extranjeros o nacionales, de la manera más natural: si natural es la actitud del interesado. En La Habana, al frente del hotel Inglaterra, en el parque, hay un lugar que se conoce como la .esquina caliente.. Vale la pena mezclarse entre los que allí debaten, sin tener temor a la gritería, para saber cómo se desarma y se arma el país; qué medidas gubernamentales no son del agrado de unos; o si el mal rendimiento del equipo nacional de béisbol se debe al entrenador, o a algún burócrata. Lo sabemos muy bien:

no hay otro país en América Latina que tenga esa peculiaridad.

Suponemos que debe ser un legado de la Revolución.

Sigamos.

El texto una vez escrito es telefoneado al extranjero, generalmente a Miami o Puerto Rico. De ahí es difundido por el intermedio de boletines que circulan entre la diáspora, luego enviados a Cuba a través de cartas privadas, y el texto tambi én es leído en Radio Martí.

Pues se debe precisar, que los textos de periodistas independientes no son autorizados en la isla. Pero se ha creado una especie de dialéctica [sic]: las informaciones de las agencias independientes dan a conocer al exterior elementos de la situación cubana ocultados por el régimen;

y Radio Martí ofrece, no solamente a los disidentes pero también a un sector amplio de la población, una apertura única sobre el mundo [...]

Honestamente, hemos tenido que leer varias veces la expresi ón: .una apertura única sobre el mundo.. Queremos pensar que el autor de ella se equivocó involuntariamente. Pues sabiendo para qué funciona Radio Martí, y quien está al frente de ella, es fácil imaginar qué tipo de .apertura. puede ofrecer a los habitantes de la Isla, y creemos que fue una equivocación, pues unas páginas antes señalaba que esa radio, junto a Tele-Martí, .han sido montadas y son sostenidas por los fondos de la CIA americana..

Reconocemos el no haber ingresado al hogar de ninguno de los que a nivel internacional se les dice periodistas independientes. Y como en algunos de ellos funcionan las sedes de sus agencias, entonces no podemos saber de manera directa con cuales implementos desarrollan su labor. El prefacio del libro de Reporteros Sin Fronteras dice de una de ellas: .Algunas viejas máquinas de escribir y grabadoras antediluvianas, un apartamento parcialmente organizado, dos teléfonos, y la bicicleta de cada uno puesta al servicio de la causa: ¡es todo el poder disuasivo del BPCI!. No está demás aclarar que en Cuba la bicicleta no es sinónimo de pobreza entre los habitantes, simplemente ha sido un recurso ofrecido por el gobierno ante la escasez de transporte colectivo, debido a la crisis económica general que se desató desde los comienzos de la década.

Ahora, esa descripción que se hace en el prefacio contrasta con lo siguiente. Amnistía Internacional denunciaba que el 10 de julio de 1995, la Seguridad cubana le había quitado un fax al periodista independiente Nestor Baguer, pero el 18 de agosto Baguer ya tenía otro. Según la misma fuente, el 12 de julio le confiscaron a José Rivero .un aparato de fax, una cámara de video y material fotográfico..3 Al recordar las intenciones tácticas y la estrategia del gobierno estadounidense, que la Unión Europea aceptó apoyar desde enero de 1997, se le debe dar credibilidad a Amnistía.

Ya en capítulos anteriores demostramos cómo existe una buena cantidad de dólares destinados a apoyar la disidencia interna. Eso es un secreto a voces: .Las agencias de prensa han cometido errores:

algunas han aceptado la ayuda material de la Sección de Intereses americanos de La Habana [...]..4

Reporteros Sin Fronteras los denomina .la otra voz.. Es cierto.

Están en contradicción con el monopolio que ejerce el Estado sobre los medios de información, pero por lo que se puede observar en la praxis, es que ese acto de aparente rebeldía, de disidencia, de insumisión, ha sido el justificativo para entregarse a otros brazos. En los pocos apartes del prefacio que les presentamos, ya se dan algunos datos importantes que muestran el camino que escogieron. Aquí van otros pocos ejemplos.

Rafael Solano, exiliado en España, tiene su visión sobre la neutralidad política: .La teoría plantea que el periodismo debe ser imparcial. La práctica muestra todo lo contrario. El periodismo oficial en Cuba toma partido a favor del Comité Central..5

Esto es innegable, pero ello contrasta con lo que él aseguró unas líneas después: .Radio Martí es una opción diferente. La prensa del exilio, particularmente la de Miami, se nutre de la prensa independiente de Cuba..6 Durante varios días el señor Solano estuvo preso en su país. Uno de los motivos de su detención, junto a un colega, lo explica Reporteros Sin Fronteras:

Ellos habían difundido al extranjero el contenido de unas octavillas lanzadas desde el cielo de La Habana por un avión de turismo venido de la Florida, el 13 de enero [de

1996]. Estas octavillas, llamando a la desobediencia civil, habían sido lanzadas por la organización Hermanos al Rescate, de Miami, que venían en ayuda de los .balseros..7

Una de las grandes preocupaciones que nos asaltan cada vez que leemos informes de muchas Organizaciones No Gubernamentales, como Reporteros Sin Fronteras, es que no le precisan al público datos esenciales para comprender con exactitud un suceso. Es útil decir que esas personas leyeron esas octavillas al pueblo cubano a través de Radio Martí y La Voz de la Fundaci ón. Y que esas octavillas tenían una función auténticamente sediciosa, pues el flujo de balseros se había detenido ocho meses atrás.

A Raúl Rivero, director de Cuba Press, lo encontramos como miembro del Partido Solidaridad Democrática8, que dirige desde Miami el ultrarreaccionario Hubert Matos, grupo que a su vez es políticamente cercano a la Plataforma Democrática Cubana, en Madrid. Desde mediados de 1997 es directivo de la conservadora Fundación Hispano Cubana. Informa para Radio Martí, y La Cubanísima en Miami; Caracol, la cadena de radio más derechista en Colombia; Radio Jerusalén, conocida por sus posiciones conservadoras;

1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   18


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje