Página principal

Dirección: Misioneras de la Caridad po. Box 94 2200 Coronado, San José (a cien metros al Sur de la Iglesia de Coronado) Telefono: (506) 22294269


Descargar 11.29 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño11.29 Kb.
Como ayudar en San José (Costa Rica)
Dirección:

Misioneras de la Caridad

PO.Box 94

2200 Coronado, San José (a cien metros al Sur de la Iglesia de Coronado)

Telefono: (506) 22294269
El Hogar de las Misioneras de la Caridad, está situado en la Municipalidad de Coronado a unos 10 km de San José.

Es una casa amplia y bonita,en la que se atienden a ancianos, y personas con algún tipo de discapacidad psíquicos y físicos, todos ellos abandonados. Habrá alrededor de unas 50 personas ,atendidas por siete hermanas, personal contratado y voluntarios, la mayoría del país.

La labor de un voluntario puede ser de lo más variada, desde ayudar en la cocina, y en temas de limpieza: fregando, barriendo, lavando ropa; como hacer compañía a los ancianos, y sobre todo escucharlos, ya que tenemos la gran suerte de hablar el mismo idioma.

Hay algunos que por su discapacidad, hay también que darles la comida y otros que con ayuda pueden levantarse de su silla de ruedas y hacer terapia con ellos dando un pequeño paseo.

El horario depende de lo que tu estés dispuesto a dar: nosotras llegábamos sobre las 8:30 hasta las 13h, salíamos una hora a comer por algún restaurante cercano al hogar y volvíamos normalmente hasta las 17 horas. Sí indicarte, que si quieres, puedes comer en el Hogar, el mismo almuerzo que los ancianos y trabajadores, y es una comida buenísima.
Como llegar al Hogar y alojamiento:

Hay autobuses que salen como cada 8 minutos, desde San José hasta Coronado. El número del autobús es el 142.El precio del autobús sale por unos 30 centimos de euro. Nosotras nos alojamos en un hotel muy cerquita de una de las paradas por donde pasaba el autobús.dirección Coronado. El Hotel se llama Aranjuez, y esta situado a unos 15 minutos andando del centro de la ciudad San José Es una zona residencial y tranquila situada en la parte norte. El hotel tiene un desayuno impresionante, pero no dan ni comidas ni cenas.

Las misioneras disponen en hogar de alguna habitación para alojar voluntarios. En el pueblo de Coronado no hay disponibilidad de hoteles.
La ciudad de San José no es bonita y tampoco hay mucho que hacer, pero no fue un inconveniente porque así podíamos disfrutar más más tiempo del hogar. Resaltar que la gente de Costa Rica es abierta, alegre y muy educada y el país es precioso para aprovechar el viaje y visitar parte de sus parques nacionales.
La experiencia que hemos tenido en este hogar ha sido inmejorable: tanto por las misioneras tan alegres y que estuvieron tan pendientes de nosotras, como de los trabajadores tan cariñosos y amables, como de los ancianos y enfermos de los que hemos recibido tanto…
Además de estos datos sobre el Hogar, te invito a leer uno de los correos de una de nosotras escribió desde allí:

“Damos nuestras manos para servir, y nuestros corazones para amar”



Hola a todos,

Empiezo este correo con una frase de la Madre Teresa, que identifica la labor que realizan las misioneras en los hogares.Nunca he visto mayor entrega a los demas ,amor, cariño ,cuidados para los mas indeseados, aquellos que son rechazados y abandonados .Como decía también la Madre Teresa "la mayor pobreza es no ser amado, ser indeseado y sin cuidado".
Un día en el Hogar puede ser agotador, pero tan hermoso e intenso ,y tan lleno de vida...

Las labores que las hermanas realizan son interminables: Entre ellas, salir a llevar la cena a 280 indigentes un día a la semana. De ellos unos 150 residen en un albergue del ayuntamiento ,aquellos que se están rehabilitando de la droga y el alcohol y el resto viven en la calle porque no tienen la fuerza para dejarlo .Preparar la cena para tanta gente nos parecía una locura , aparte de los 50 ancianos del hogar. No os podéis imaginar las ollas tan gigantes llenas de comida deliciosa para ellos, arroz con verduritas, pollo con canela, acompañados de platanitos fritos y una ensalada riquísima. Las voluntarias estuvieron horas y horas preparando todo como si fueran a dar un banquete a los invitados mas importantes del mundo .Esta es la única comida caliente que reciben los indigentes en toda la semana, el resto de días lo llevan otras ongs, pero es comida preparada .Salimos al anochecer en un camión hacia el peor barrio de San José,"el barrio Rojo", acompañadas de 2 hermanas y algunos voluntarios. Cuando llegamos a la calle donde nos esperaban ,sentí una tristeza tremenda ,que soledad el estar solo , el sentirse sin fuerzas para no poder dejar esa droga que los va matando. Se que como ellos hay por todas partes en España, pero cuando uno se involucra, ha trabajado durante horas con cariño para llevarles una comida especial, los estas empezando a querer, lo sientes mas cerca, que cuando ves a un borracho en una acera y tuerces la cabeza para que no te pida nada o porque simplemente lo rechazas. Las misioneras a cada uno de ellos, les daban las buenas noches y un "que Dios te bendiga".
Los lunes también es el día que van a hacer compañía a las carceles ,la mayoría nunca reciben visitas de nadie de su familia, ni amigos ,un día y otro sin poder hablar con nadie que los escuche. A ellas se les cae la baba cuando hablan de sus vivencias en la cárcel, y como muchos de ellos que han sido asesinos y han realizado todo tipo de atrocidades, han pedido confesión gracias al AMOR que las hermanas le han transmitido.

Las horas en el hogar se me hacen pocas, aunque practicamente estamos allí casi todo el dia, todos los ancianos y enfermos requieren tu atención, que fácil es estar, porque solo tienes que escucharlos, ellos te cuentan esa vida tan dura que han tenido ,sí la de ellos es la que es dura, no la nuestra:

Lea una de la señoras del hogar tuvo de pequeñita la enfermedad de la polio, y quedó practicamente minusvalida en casi todo su cuerpo.Su madre la abandonó y su tía fue la única que la cuidó durante años, hasta que una voluntaria del hogar fue un día a la casa, y se la encontró metida en un caja y solo un recipiente para que hiciera sus necesidades y no saliera de ahí. Lea fue llevada al hogar, desde entonces recibe 3 dias de rehabilitación a la semana, y ya va moviendo poco a poco sus manos y brazos, le encantan las manualidades y con mucha paciencia y fuerza de voluntad hace labores preciosas.

Me podría extender escribiendo para contaros tantas historias tristes con final feliz..


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje