Página principal

Dios te salve, maríA, TÚ que duermes


Descargar 9.25 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño9.25 Kb.

DIOS TE SALVE, MARÍA, TÚ QUE DUERMES

"Dios te salve, María, tú que duermes

mientras caen las lluvias, tú que velas

cuando sueñas, oh rosa de los vientos.


Golondrina polar de entrañas grávidas

y vuelo ecuatorial de ojos cerrados,

cáliz de la ebriedad de los planetas.
Ave, llena de gracia, contemplada

por Dios tras de los muros, por el mundo

que mira entre tus altas celosías.
Hermosa como tiendas del desierto,

como alcoba de cedro, moradora

del manzano, moradora para el vino.
El Señor es contigo, y la bandera

de amor la llama pura de tus noches:

la torre de David está encendida.
Es el rey que penetra a medianoche.

Fuente sellada tú, jardín cercado,

fiesta del rey a solas por los siglos.
Y bendita entre todas las mujeres

tú que fuiste gacela de los bosques

y Dios tendió su viento en la enramada.
Te amaron las doncellas de Israel.

Los coros de las vírgenes siguieron

con lámparas tu sueño en la espera.
Y bendito es el fruto de tu vientre

que las madres hundidas en el polvo

soñaron, milenarias, en su seno.
Madre que no caíste al gran silencio,

madre subida al cielo, eternidad

de la sangre por sangre adormecida.
Madre que das a luz dentro del sol,

señora de los ángeles a oscuras,



anillo de ciudades estelares”.

(P. José Miguel Ibáñez Langlois).


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje