Página principal

Del Foro de Asia y el Pacífico al Comité Internacional de Coordinación


Descargar 34.64 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño34.64 Kb.

Propuestas

del Foro de Asia y el Pacífico

al Comité Internacional de Coordinación



Oficina del CIC

Seúl (Corea), 10 de octubre de 2011


1Propósito


Las instituciones nacionales de derechos humanos (INDH) que son miembros del Foro de Asia y el Pacífico de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (el Foro) someten las siguientes propuestas a la consideración de la Oficina del Comité Internacional de Coordinación (CIC) en su reunión celebrada el 10 de octubre de 2011 en Seúl (República de Corea).

2Antecedentes


El Foro está integrado por las INDH de Afganistán, Australia, Corea, Filipinas, India, Indonesia, Jordania, Malasia, Mongolia Nepal, Nueva Zelandia, Palestina, Qatar, Tailandia y Timor-Leste, pertenecientes a la categoría A, y las INDH de Bangladesh, Maldivas y Sri Lanka, pertenecientes a la categoría B.

Las INDH miembros del Foro celebraron su 16º Reunión Anual y Conferencia Bienal del 6 al 8 de septiembre de 2011 en Bangkok (Tailandia). En el presente informe se esbozan las decisiones y propuestas que guardan relación con el CIC adoptadas por las instituciones miembros del Foro en dicha reunión.


3Decisiones del Foro


Se propusieron candidaturas de instituciones miembros del Foro pertenecientes a la categoría A para las siguientes instancias del CIC:


  • Oficina del CIC;

  • Subcomité de Acreditación del CIC;

  • Comité de Finanzas del CIC; y

  • Grupo de Trabajo del CIC sobre Empresas y Derechos Humanos.

Las candidaturas propuestas se refieren a mandatos de tres años a partir de marzo de 2012.



    1. Oficina del CIC

Las instituciones miembros del Foro eligieron a las INDH de Jordania, Tailandia, Malasia y Corea para que las representaran en la Oficina del CIC.

La INDH de Tailandia, en su nueva condición de Presidente del Foro durante los próximos dos años, actuará de coordinadora regional del Foro junto con la secretaría de éste.


3.1Subcomité de Acreditación del CIC


Las instituciones miembros del Foro eligieron a la INDH de Qatar para que las representara en el Subcomité de Acreditación del CIC.

3.2Comité de Finanzas del CIC


Las instituciones miembros del Foro eligieron a la INDH de Australia para que las representara en el Comité de Finanzas del CIC.

3.3Grupo de Trabajo del CIC sobre Empresas y Derechos Humanos


Las instituciones miembros del Foro eligieron a las INDH de Filipinas e Indonesia para que las representaran en el Grupo de Trabajo del CIC sobre Empresas y Derechos Humanos.

3.4Conferencia Internacional del CIC de 2012


Las instituciones miembros del Foro propusieron la candidatura del Centro Nacional de Derechos Humanos de Jordania como institución “anfitriona” de la Conferencia Internacional del CIC de 2012.

La INDH de Jordania desea proponer las siguientes posibles fechas para la celebración de la Conferencia:




  • 29 a 31 de octubre de 2012 (el día 29 dedicado a la Reunión de la Oficina del CIC y los días 30 y 31 dedicados a la Conferencia); o

  • 5 a 7 de noviembre de 2012 (el día 5 dedicado a la Reunión de la Oficina del CIC y los días 6 y 7 dedicados a la Conferencia).


4Propuestas del Foro


Las instituciones miembros del Foro examinaron dos propuestas de política relativas a i) las futuras Conferencias Internacionales del CIC, y ii) el Grupo de Trabajo de composición abierta de las Naciones Unidas sobre el envejecimiento. A fin de promover un enfoque internacional unificado de las INDH, el Foro somete las siguientes propuestas a la consideración del CIC.

    1. Futuras Conferencias Internacionales del CIC

Antecedentes


En el artículo 8 de los estatutos del CIC se establece que el Comité celebrará una conferencia internacional bienal de conformidad con el Reglamento del CIC para las conferencias internacionales. A su vez, en el Reglamento se prevé la organización y celebración de cada Conferencia Internacional a cargo de la INDH de un país seleccionado con arreglo al criterio de rotación regional. Consideradas en conjunto, ambas disposiciones limitan de manera indebida la capacidad del CIC para adoptar decisiones sobre la frecuencia y el lugar de celebración de sus Conferencias Internacionales con el objetivo de aprovechar mejor sus recursos y los de sus miembros y asociados.

Análisis


En el momento en que se adoptó la decisión de celebrar conferencias bienales de carácter regional, el CIC era una institución de muy reciente creación y tenía muy pocas oportunidades de examinar cuestiones de fondo de manera colectiva. Se suponía que las conferencias bienales constituyeran una importante oportunidad para que las instituciones miembros de todo el mundo se reunieran con el propósito de examinar cuestiones temáticas de interés, intercambiar experiencias y conocimientos y extraer enseñanzas, así como definir posibles medidas para avanzar en cuestiones fundamentales a nivel nacional.

Sin embargo, a medida que el CIC ha ido madurando han surgido y actualmente existen más oportunidades de examen colectivo. Las reuniones generales del CIC, que en un momento se concentraban en cuestiones de estructura y organización, han comenzado en los últimos años a incluir debates más amplios sobre los derechos humanos y otras cuestiones estratégicas de importancia para los miembros del Comité. Además, en la actualidad la Oficina del CIC se reúne dos veces al año y, en lo que respecta a las regiones, todas celebran reuniones anuales.

Por lo tanto, hoy en día las INDH tienen oportunidades que no existían en el momento en que inicialmente el CIC adoptó la decisión de celebrar conferencias bienales, oportunidades estas que permiten volver a considerar si todavía se justifica la obligatoriedad de celebrar esas conferencias.

Asimismo, entre varios otros factores que refuerzan la idea de modificar el actual requisito reglamentario de celebrar conferencias bienales a nivel regional, cabe citar los siguientes:




  • Los gastos en que incurren el CIC y los organizadores. La celebración de una conferencia bienal es una tarea costosa para la institución miembro organizadora, así como para el CIC y las organizaciones asociadas (como la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos y los comités regionales de coordinación). Ellos todos se ven en la necesidad de buscar más recursos financieros, humanos y de otro tipo cuando en realidad muchos afrontan importantes limitaciones financieras, de personal y de tiempo. Por ejemplo, la organización conjunta de una Conferencia Internacional y una Reunión Anual del CIC permitiría ahorrar considerables recursos. Además, se reducirían los gastos de las instituciones miembros, así como el tiempo en que su personal debe alejarse de sus jurisdicciones nacionales;




  • Compromisos concurrentes. Las INDH tienen cada vez más obligaciones regionales e internacionales que entrañan viajes de su personal a lugares distantes de sus respectivas jurisdicciones. Cabe citar, por ejemplo, la reunión general del CIC que se celebra cada año, las reuniones regionales anuales de las INDH, la asistencia a diversos foros de las Naciones Unidas, como el Consejo de Derechos Humanos, el Examen Periódico Universal, los órganos establecidos en virtud de tratados y los procedimientos especiales. Asimismo se celebran reuniones subregionales e interregionales de las INDH, y se mantiene una labor de interacción con las diversas comisiones y tribunales regionales de derechos humanos;




  • Armonización con el mandato del Presidente del CIC. El mandato del Presidente del CIC tiene una duración de tres años. Según lo dispuesto actualmente, cabría la posibilidad de que un Presidente del CIC tuviera que convocar dos Conferencias Internacionales en el período de su mandato. La modificación del requisito a fin de que se prevea una conferencia trienal, o incluso una conferencia trienal opcional, garantizaría la convocatoria de una sola conferencia internacional por cada mandato de la Presidencia del CIC. También daría a la Presidencia y la Oficina del CIC suficiente tiempo para centrarse en otras prioridades en el marco del Plan estratégico del CIC, y las INDH podrían destinar más capacidad y recursos a sus programas internos;




  • Promoción de la aplicación de los resultados de las Conferencias del CIC. Como muchas INDH trabajan con arreglo a planes estratégicos trienales, cuatrienales o quinquenales basados en prioridades internas, la posibilidad de complementar periódicamente las prioridades ya existentes con las que se determinan en las conferencias bienales resulta limitada. Un mayor espaciamiento entre reuniones daría más posibilidades a las distintas instituciones, las redes regionales y el CIC para dar cumplimiento a las decisiones de la Conferencia Internacional.

Opciones


Teniendo en cuenta esos factores, las instituciones miembros del Foro recomiendan que los miembros del CIC consideren la posibilidad de expresarse a favor de la modificación de los estatutos del CIC a fin de facultar a la reunión general del CIC para que determine el momento y el lugar de celebración de la Conferencia General.

Las instituciones miembros del Foro opinan que la reunión general del CIC debería recibir amplios poderes sobre la cuestión. También desean expresar su apoyo a la celebración de una Conferencia Internacional del CIC con una frecuencia trienal. Sin embargo, también desean recalcar que no consideran necesario que ello quede estipulado en los estatutos del CIC como un requisito reglamentario.

Si la Oficina del CIC quisiera seguir examinando la cuestión y presentar una propuesta al CIC en su reunión general, sería preciso modificar el artículo 8 de los estatutos del CIC.

En la actualidad, en el artículo 8 se dispone lo siguiente:

El CIC celebrará una conferencia internacional de conformidad con el Reglamento para las conferencias internacionales de las instituciones nacionales para la promoción y protección de los derechos humanos aprobada por las INDH en la reunión de su CIC celebrada en Ginebra (Suiza) el 17 de abril de 2002.

A fin de facultar a la reunión general del CIC para que determine el momento y el lugar de celebración de una conferencia internacional, sería necesario hacer pequeñas modificaciones en el artículo 8 de los estatutos del CIC. Por ejemplo:



El CIC podrá convocar una conferencia internacional trienal de conformidad con el Reglamento para las conferencias internacionales de las instituciones nacionales para la promoción y protección de los derechos humanos aprobada por las INDH en la reunión de su CIC celebrada en Ginebra (Suiza) el 17 de abril de 2002.

También sería necesario modificar consecuentemente el Reglamento para las conferencias internacionales, la cual contiene referencias a la periodicidad de las conferencias internacionales del CIC, así como a los criterios relativos a la rotación regional y la INDH anfitriona.

El Foro presenta esta propuesta a la Oficina del CIC para su ulterior consideración.

4.1Grupo de Trabajo de composición abierta de las Naciones Unidas sobre el envejecimiento


Las Naciones Unidas han establecido el Grupo de Trabajo de composición abierta sobre el envejecimiento – http://social.un.org/ageing-working-group/. El mandato del Grupo de Trabajo, que tiene el propósito de aumentar la protección de los derechos humanos de las personas de edad (resolución 65/182 de la Asamblea General, de diciembre de 2010), comprende los tres aspectos siguientes:

  • Examinar el marco internacional vigente en materia de derechos humanos de las personas de edad;

  • Determinar sus posibles deficiencias y la mejor manera de subsanarlas;

  • Estudiar, cuando corresponda, la viabilidad de nuevos instrumentos y medidas.

El Embajador Jorge Martin Argüello (Argentina) preside el Grupo de Trabajo, mientras que Albania y Qatar ocupan las vicepresidencias. 

La primera reunión de trabajo del Grupo (celebrada del 18 al 21 de abril de 2011) se centró en el examen del marco internacional y regional vigente en materia de derechos humanos. La Comisión de Derechos Humanos de Escocia fue invitada a participar en dicha reunión en calidad de expositor y panelista. La segunda reunión del Grupo de Trabajo se celebró del 1º al 4 de agosto de 2011. Se invitó a las INDH del Afganistán y Kenya, así como a la secretaría del Foro de Asia y el Pacífico, a participar en esa reunión en calidad de expositores y panelistas.


Deliberaciones del Grupo de Trabajo


Los participantes examinaron diversas i) deficiencias normativas, ii) deficiencias en la supervisión, iii) deficiencias en la aplicación, y iv) deficiencias cualitativas y cuantitativas en la información respecto de los mecanismos internacionales, regionales y nacionales, y de la protección y protección de los derechos de las personas de edad.

Los Estados Miembros formularon las siguientes propuestas destinadas a subsanar las citadas deficiencias:



  • Elaborar una nueva convención internacional de derechos humanos sobre el envejecimiento a fin de establecer normas universales, poner de relieve la cuestión y asegurar una respuesta internacional conjunta;

  • Nombrar un relator especial con un mandato específico sobre los derechos humanos de las personas de edad y cuya labor sea paralela a la elaboración de una nueva convención;

  • Reforzar la utilización y aplicación de las normas y mecanismos internacionales vigentes en materia de derechos humanos a los fines de proteger los derechos de las personas de edad;

  • Mejorar la gobernanza, las políticas, la coordinación y otras actividades conexas en el contexto del Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento, cuyo segundo ciclo de examen y evaluación se ha previsto para 2012;

  • Encargar la realización de nuevos estudios y análisis de datos sobre la elaboración de indicadores y mecanismos de supervisión, así como de un análisis del costo social y fiscal del envejecimiento de la población.

Las deliberaciones demuestran que, en la etapa actual, existe una patente divergencia entre los Estados de la Unión Europea (que consideran que las normas internacionales vigentes son suficientes y no existen deficiencias normativas) y los Estados miembros del GRULAC (que consideran que las normas vigentes, si bien son aplicables a las personas de edad, no han dado suficiente protección y relieve a las personas de edad, ni se refieren a ellas con suficiente especificidad).

Participación de las INDH


En el momento en que se estableció el Grupo de Trabajo no se previó la participación de las INDH. El Foro solicitó la asistencia a la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos a fin de promover la participación de las INDH de la categoría A y sus comités de coordinación en la labor del Grupo de Trabajo. La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos elaboró un proyecto de resolución sobre la participación de las INDH que se sometió a la consideración de los Estados miembros del Grupo de Trabajo. Una minoría de Estados Miembros que se hizo oír (incluidos Cuba, Rusia y Singapur) se opuso enérgicamente a cualquier participación de las INDH. Como resultado, el proyecto de resolución no fue aprobado.

Así pues, los representantes de las INDH que han participado en las reuniones del Grupo de Trabajo lo han hecho en calidad de “expertos expositores y panelistas” por invitación del Presidente del Grupo y de la Secretaría de las Naciones Unidas. Las INDH siguen careciendo de derechos concretos de participación en la labor del Grupo de Trabajo.

El Presidente del Grupo de Trabajo ha indicado claramente al Foro que estaría dispuesto a volver a presentar el proyecto de resolución sobre la participación de las INDH si estas llegaran a asegurar el respaldo de sus respectivos Estados.

Análisis


Existen motivos de índole sustantiva y estratégica para que las INDH trabajen intensamente por obtener el derecho a participar en la labor del Grupo de Trabajo de composición abierta de las Naciones Unidas sobre el envejecimiento.

En el plano sustantivo, no cabe duda de que se trata de una cuestión de creciente importancia. El envejecimiento de la población ha pasado a ser una de las principales tendencias demográficas a nivel mundial. Las INDH de todas partes del mundo prestan cada vez más atención a esa cuestión en el cumplimiento de sus mandatos internos.

En el plano estratégico, si las INDH lograran obtener el derecho a participar en la labor del Grupo de Trabajo ello obraría también a favor de la campaña más amplia que despliegan las INDH para extender el ya logrado derecho de participación en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra a otras actividades específicas de las Naciones Unidas en Nueva York. Además, en dependencia de los resultados que se alcancen en las negociaciones que se celebren en el marco del Grupo de Trabajo, podría contribuir a un mayor reconocimiento del papel que desempeñan las INDH en el derecho internacional.

Conviene recordar el enfoque adoptado por las INDH en las negociaciones que culminaron en la elaboración de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad. Esas negociaciones se celebraron en Nueva York por conducto del Comité Especial de las Naciones Unidas encargado de preparar una convención internacional amplia e integral para proteger y promover los derechos y la dignidad de las personas con discapacidad. Como mismo sucede con el Grupo de Trabajo, las INDH tampoco habían tenido derecho a participar en el Comité Especial. Fue necesario desplegar una campaña de cabildeo combinado y estratégico en nombre de las INDH para finalmente lograr el derecho de participación.

El Comité Especial se reunió dos veces al año en el período de 2002 a 2006. Al reconocer el considerable costo desde el punto de vista financiero y de consumo de tiempo que significaba la participación de las INDH en ese proceso, el CIC acordó constituir un grupo de trabajo de las instituciones miembros interesadas encargado de formular posiciones de política del CIC para presentarlas en el proceso de negociación. También se acordó designar una institución miembro del CIC para que representara las opiniones colectivas de las instituciones miembros del CIC en las negociaciones. Además, distintas INDH tomaron parte en la labor del Comité Especial en la medida en que lo permitieron el tiempo y los recursos. Con frecuencia se afirma que la participación de las INDH en el Comité Especial ha representado un punto culminante en la labor de promoción de las INDH. Ese proceso marcó un nuevo hito en el derecho internacional en lo que se refiere a la responsabilidad de los Estados respecto de la aplicación y supervisión internas de los derechos consagrados en la Convención con el reconocimiento explícito del papel que desempeñan las INDH. También dio lugar a importantes cambios en el derecho y la práctica internos de los Estados de todo el mundo y a la ampliación del mandato de muchas INDH.

Sería útil que en el Grupo de Trabajo de composición abierta sobre el envejecimiento se aprovechara nuestra experiencia en el ámbito de las personas con discapacidad.


Recomendación


Se recomienda que la Oficina del CIC:

  • Convenga en tratar de obtener oficialmente el derecho de participación en la labor del Grupo de Trabajo de composición abierta de las Naciones Unidas sobre el envejecimiento;

  • Coordine la labor de promoción de las INDH con sus Estados miembros a fin de que estos respalden la aprobación por el Grupo de Trabajo de una resolución en que se autorice la participación de las INDH.



La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje