Página principal

Decisión final del panel sobre la revisión ante panel binacional conforme al artículo 1904 del Tratado de Libre Comercio de América del Norte en materia de perfiles y tubos rectangulares de grosor ligero provenientes de México


Descargar 192.72 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño192.72 Kb.
  1   2   3   4

Miércoles 25 de agosto de 2010 DIARIO OFICIAL

Decisión final del panel sobre la revisión ante panel binacional conforme al artículo 1904 del Tratado de Libre Comercio de América del Norte en materia de perfiles y tubos rectangulares de grosor ligero provenientes de México; resolución definitiva sobre venta por debajo del valor normal, con número de expediente USA-MEX-2008-1904-03.

REVISION ANTE PANEL BINACIONAL CONFORME AL ARTICULO 1904 DEL TRATADO DE LIBRE COMERCIO DE AMERICA DEL NORTE

En Materia De:

Perfiles y Tubos Rectangulares de Grosor Ligero provenientes de México; Resolución Definitiva sobre Ventas por Debajo del Valor Normal

Expediente del Secretariado No.

USA-MEX-2008-1904-03


Miembros del Panel:

Lawrence J. Bogard, Presidente del Panel.

Mélida Narcisa Hodgson

Gerardo Lozano Alarcón

Luis Felipe Aguilar Rico

Ricardo Ramírez Hernández

____________________________________________________

OPINION Y ORDEN DEL PANEL

____________________________________________________



_____20 de julio___________, 2010

Michael Brown y Roger B. Schagrin, de Schagrin Associates, Washington, D.C., en representación de Allied Tube and Conduit, Bull Moose Tube, California Steel and Tube, Hannibal Industries, Leavitt Tube Co., Maruichi American Corp., Searing Industries Southland Tube, Vest, Inc., Welded Tube y Western Tube and Conduit. Comparecen también en los escritos iniciales John W. Bohn y Jeffrey E. Farrah.

Yohai Baisburd, de White & Case LLP, Washington, D.C., en representación de Productos Laminados de Monterrey, S.A. de C.V. y Prolamsa, Inc. Comparecen también en los escritos iniciales David E. Bond y Jay C. Campbell.

Diana Dimitruic Quaia, de Arent Fox LLP, Washington, D.C., en representación de Maquilacero S.A. de C.V. Comparecen también en los escritos iniciales John M. Gurley y Nancy A. Noonan.

Mykhaylo A. Gryzlov, de la Oficina del Abogado General de la Administración de Importación (Office of Chief Counsel for Import Administration), del Departamento de Comercio de los Estados Unidos de América, Washington, D.C., en representación de la Autoridad Investigadora.

OPINION Y ORDEN DEL PANEL

Introducción

Este Panel Binacional se estableció de conformidad con el artículo 1904 (2) del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (“TLCAN”) y la sección 516(A) del Tariff Act de 1930, con sus modificaciones, 19 U.S.C. § 1516(a)(g), para revisar la Resolución Definitiva sobre Ventas por Debajo del Valor Normal que emitió la International Trade Administration del Departamento de Comercio de Estados Unidos (el “Departamento de Comercio” o “Departamento”) en la investigación antidumping sobre Perfiles y Tubos Rectangulares de Grosor Ligero provenientes de México (“Perfiles y Tubos RGL provenientes de México”) (“Resolución Definitiva”).1 Los solicitantes de esta investigación están integrados en una coalición de productores2 (“Solicitantes” o “rama de producción nacional”), y los demandados son Productos Laminados de Monterrey S.A. de C.V. y Prolamsa, Inc. (“Prolamsa” o “Demandado”) y Maquilacero, S.A. de C.V. (“Maquilacero” o “Demandado”)3, quienes impugnan diversos aspectos de la Resolución Definitiva.4

Los Solicitantes impugnan, como violatorios de los requisitos de la ley antidumping (antidumping duty statute), ciertos ajustes a los precios de venta en el mercado interno presentados por Prolamsa y Maquilacero, y aceptados por el Departamento de Comercio al calcular los márgenes finales de dumping. Los Solicitantes también encuentran errónea la decisión del Departamento de Comercio de compensar los llamados márgenes de dumping “positivos” con los márgenes de dumping “negativos”, al calcular los márgenes de dumping de los Demandados.

Prolamsa y Maquilacero afirman que el Departamento de Comercio incrementó, de manera incorrecta, el valor de ciertos activos fijos por los efectos de la inflación, aplicando de forma inadecuada los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados en México (“GAAP” por sus siglas en inglés) y, por lo tanto, exageró los costos de depreciación y los costos asociados a la producción. Asimismo, Prolamsa señala que el Departamento de Comercio erró al no reducir los costos de producción de la mercancía objeto de investigación, al tomar en cuenta las diferencias entre los costos de manufactura reportados por Prolamsa y los costos reales de manufactura, que resultaron de la verificación realizada por el Departamento de Comercio.

Por las razones expuestas a continuación, este Panel concluye que la Resolución Definitiva se encuentra sustentada en evidencia sustancial y, por lo tanto, es conforme a derecho.5

Antecedentes

A. Resumen de los Procedimientos Administrativos

El 24 de julio de 2007, el Departamento de Comercio inició la investigación antidumping sobre Perfiles y Tubos RGL provenientes de la República de Corea, México, Turquía y la República Popular de China.6 Prolamsa y Maquilacero fueron nombradas como Demandados obligados en la investigación de México.7 En el curso de la investigación, el Departamento de Comercio solicitó que Prolamsa y Maquilacero respondieran las secciones de la A a la C del cuestionario antidumping del Departamento de Comercio, relativas a la organización corporativa, proceso de ventas, prácticas contables, características de la mercancía objeto de investigación y ventas tanto en el mercado interno como en Estados Unidos. Véase Resolución Preliminar en 5,516. También, en respuesta a los alegatos hechos por los Solicitantes en relación con las ventas por debajo del costo, el Departamento de Comercio solicitó a Prolamsa y Maquilacero responder la sección D del cuestionario, relativa a los costos de producción y valor reconstruido. Idem. Con base en las respuestas al cuestionario, el Departamento de Comercio determinó en su Resolución Preliminar márgenes de dumping ad valorem del 0.00 por ciento y 4.96 por ciento, para Prolamsa y Maquilacero, respectivamente. Idem 5,515.

En febrero y marzo de 2008, el Departamento de Comercio realizó una verificación in situ de las ventas y costos reportados por los Demandados. Véase Resolución Definitiva en 35,649-650. Antes de la verificación, Prolamsa identificó y presentó para corrección cinco errores menores en las respuestas a su cuestionario. Idem. Como resultado de las verificaciones y las correcciones presentadas, el Departamento de Comercio emitió en su Resolución Definitiva el promedio ponderado de los márgenes de dumping revisados ad valorem. El nuevo margen para Prolamsa se incrementó a 5.73 por ciento, mientras que el margen para Maquilacero se redujo a 2.92 por ciento. Resolución Definitiva en 35,651.

En respuesta a las afirmaciones sobre un error de forma, el Departamento de Comercio modificó la Resolución Definitiva del 5 de agosto de 2008, reduciendo los márgenes de dumping de Prolamsa y Maquilacero a 5.12 y 2.40 por ciento, respectivamente.8

El Departamento de Comercio publicó la Orden Antidumping en contra de Perfiles y Tubos RGL provenientes de México, el 5 de agosto de 2008.9

B. Cuestiones Planteadas por los Participantes

Solicitantes

Los Solicitantes alegan dos errores en la Resolución Definitiva. En primer lugar, sostienen que el Departamento de Comercio erró al reducir el valor normal de la mercancía objeto de investigación de los Demandados, con base en ciertos ajustes directos de precio que fueron presentados por los Demandados y, posteriormente, verificados por el Departamento de Comercio. Asimismo, los Solicitantes afirman que el Departamento de Comercio erró al compensar los márgenes “positivos” con los márgenes “negativos” de dumping, en el cálculo del margen final aplicado a cada Demandado.



Demandados

Prolamsa y Maquilacero impugnan la decisión del Departamento de Comercio de incrementar el valor de sus activos fijos al tomar en cuenta la inflación, de conformidad con los GAAP de México. Asimismo, Prolamsa impugna la negativa del Departamento de Comercio de reducir los costos de manufactura reportados por Prolamsa para reflejar una sobrevaloración respecto de tales costos descubierta durante la verificación.



Criterio de Revisión

La jurisdicción de este Panel deriva del artículo 1904(1), del capítulo XIX del TLCAN, que dispone que “cada una de las Partes reemplazará la revisión judicial interna de las resoluciones definitivas sobre antidumping y cuotas compensatorias con la revisión que lleve a cabo un panel binacional.” De conformidad con el artículo 1911 del TLCAN, la Resolución Definitiva del Departamento de Comercio, relativa a los Perfiles y Tubos RGL provenientes de México, es una Resolución Definitiva que puede ser revisada, a solicitud de las Partes, por un panel binacional, de conformidad con el artículo 1904.

Conforme lo dispuesto por el artículo 1904(2) del TLCAN, este Panel debe determinar si la Resolución Definitiva:

[E]stuvo de conformidad con las disposiciones jurídicas en materia de antidumping y cuotas compensatorias de la Parte importadora. Para este efecto, las disposiciones jurídicas en materia de antidumping y cuotas compensatorias consisten en leyes aplicables, antecedentes legislativos, reglamentaciones, práctica administrativa y los precedentes judiciales, en la medida en que un tribunal de la Parte importadora podría basarse en tales documentos para revisar una resolución definitiva de la autoridad investigadora competente.

Además, de conformidad con el artículo 1904(3) del TLCAN, este Panel aplicará los criterios de revisión y los principios generales de derecho que, de otro modo, aplicaría un tribunal de Estados Unidos para revisar la Resolución Definitiva. El artículo 1911 del TLCAN, establece que los principios generales de derecho “incluyen principios tales como legitimación del interés jurídico, debido proceso, reglas de interpretación de la ley, cuestiones sin validez legal y agotamiento de los recursos administrativos”.

El criterio de revisión aplicable es el establecido en la Sección 516A (b)(1)(B) del Tariff Act de 1930, 19 U.S.C § 1516a(b)(1)(B)(i), el cual exige que la Corte Internacional de Comercio de los Estados Unidos de América (“CIT”) y por consiguiente este Panel, “declare ilegal cualquier determinación, resolución, o conclusión, que no se encuentre sustentada por evidencia sustancial contenida en el expediente, o que, de otra manera, no sea conforme a derecho”. Evidencia sustancial es aquélla de tal relevancia que una mente razonable aceptaría como adecuada para sustentar una conclusión. Véase Universal Camera Corp. v. NLRB, 340 U.S. 474, 477 (1951); Consolidated Edison Co. v. NLRB, 305 U.S. 197, 229 (1938); Matsushita Elec. Indus. Co. v. United States, 750 F.2d 927, 933 (Fed. Cir. 1984).

El artículo 1904(2) del TLCAN, exige que el Panel lleve a cabo su revisión “con base en el expediente administrativo”. La revisión del Panel de la Resolución Definitiva del Departamento de Comercio, no es de novo y debe basarse en el expediente administrativo de la investigación. Véase Cabot Corp. v. United States, 694 F.Supp. 949, 952-53, (CIT 1988); Cerámica Regiomontana, S.A. v. United States, 636 F.Supp. 961, 966 (CIT 1986), aff’d, 810 F.2d 1137 (Fed. Cir. 1987). En consecuencia, el Panel debe tomar en cuenta cualquier evidencia del expediente administrativo que sustente o reste valor a las pruebas en las que se basó el Departamento de Comercio para llegar a sus conclusiones. Huvis Corp. v. United States, 570 F. 3d 1347, 1351 (Fed. Cir. 2009); Consol. Edison Co. v. NLRB, 305 EE.UU. 197, 229 (1938). Sin embargo, ha sido claramente establecido que, “cuando, con base en las pruebas, es posible llegar a dos conclusiones distintas, este hecho no impide que la determinación de una autoridad administrativa esté sustentada en evidencia sustancial” Consolo v. Maritime Comm´n, 383 U.S. 607, 619-620 (1966). Por lo tanto, el Panel no puede “reemplazar la elección [de la Autoridad] entre dos posiciones en conflicto, a pesar de que, en caso de haber revisado el asunto de novo, [éste] justificadamente hubiese hecho una elección distinta”. Universal Camera, 340 U.S. en 488. Por consiguiente, el Panel debe confirmar la Resolución Definitiva del Departamento de Comercio, a menos que concluya que la determinación no se encuentra sustentada en evidencia sustancial que conste en el expediente administrativo de la investigación antidumping. Idem.

Finalmente, al determinar si la interpretación del Departamento de Comercio de la ley aplicable es “conforme a derecho”, este Panel sigue la decisión de la Suprema Corte en el caso Chevron U.S.A. Inc. v. Natural Resources Defense Council, Inc., 467 U.S. 837 (1984). Conforme tal caso, cuando la ley es clara e inequívoca en su texto y el Departamento de Comercio la interpreta adecuadamente, el Panel debe dar deferencia a tal interpretación del Departamento. Sin embargo, cuando respecto a un asunto en específico exista silencio o ambigüedad en la ley, el Panel debe determinar si la interpretación de la autoridad es razonable. Chevron, 467 U.S. en 842-843. Por otra parte, este Panel debe dar deferencia a la interpretación del Departamento de Comercio aún cuando el Panel hubiere preferido otra, ya que la interpretación de la autoridad no necesita ser la única interpretación razonable o la única que adoptaría un tribunal si el asunto se hubiese planteado inicialmente en un procedimiento judicial. Chevron, en 842-843.Véase también IPSCO, Inc. v. United States, 965 F.2d 1056, 1061 (Fed. Cir. 1992); Koyo Seiko Co. v. United States, 36 F.3d 1565, 1570 (Fed. Cir. 1994); Mitsubishi Heavy Indus., Ltd. v. United States, 15 F. Supp. 2d 807, 813 (CIT 1998).



Discusión

Ajustes a los Precios de los Demandados Reduciendo el Valor Normal

Para calcular el margen de dumping, el Departamento de Comercio debe determinar “la cuantía en que el valor normal excede el precio de exportación (o el precio de exportación reconstruido) de la mercancía”. 19 USC §1673. De este modo, el Departamento de Comercio ajusta el valor normal y los precios de exportación de la mercancía objeto de investigación “en un intento por reconstruir el precio, en un punto común en específico, dentro de la cadena de comercio, de modo que el valor sea justamente comparado sobre una base equivalente”. Smith-Corona Group v. United States, 713 F.2d 1568, 1572-73 (Fed. Cir. 1983).

En la resolución impugnada, el Departamento redujo el valor normal de los Perfiles y Tubos RGL de los Demandados basándose en ciertos ajustes de precio hechos por éstos, al precio de venta de sus mercancías, específicamente descuentos, reembolsos, ajustes de facturación, descuentos por pago anticipado y comisiones. Al revisar los datos de ventas reportados por los Demandados, el Departamento de Comercio encontró que, para un número limitado de transacciones, Prolamsa y Maquilacero no habían registrado los ajustes de precio en el curso ordinario de operaciones comerciales, por cada transacción o producto específico, ya que los ajustes de precio relevantes se expidieron como créditos a la cuenta de un cliente contra facturas que cubrían múltiples transacciones o productos. Por consiguiente, en un monto menor de las ventas internas reportadas, los Demandados asignaron el valor de los ajustes de precio a cada concepto de la factura sobre la base de la participación de cada concepto del valor total de la factura y, por lo tanto, presentaron como ajuste de precio sólo aquella porción del ajuste total que correspondía a la mercancía objeto de investigación. En consecuencia, el Departamento de Comercio aceptó estas asignaciones reduciendo así el valor normal.

Los Solicitantes argumentan que la reducción realizada por el Departamento de Comercio al valor normal de los Demandados, utilizando los ajustes de precios asignados, no se encuentra sustentada en evidencia sustancial. Asimismo, alegan que “los ajustes de precio directo sólo pueden permitirse como una reducción al valor normal si…‘(a) se reportaron sobre una base específica de transacción y no en una asignación, o (b) se otorgaron como un porcentaje fijo y constante de ventas en todas las transacciones para las que fueron reportadas’”. Memorial de los Solicitantes en 10 (Citando Antifriction Bearings (Other than Tapered Roller Bearings) and Parts thereof from France, et. al.: Final Results of Antidumping Administrative Review, 60 Fed. Reg. 10,900 (Departamento de Comercio, 28 de febrero de 1995)). Además, afirman que el Departamento de Comercio erró al realizar ajustes por crédito y facturación a facturas o cuentas de clientes que fueron asignadas a la mercancía objeto y no objeto de investigación, sin tomar en cuenta si los Demandados únicamente reportaron la porción del ajuste de precio que fue asignado a la mercancía objeto de investigación, debido a que “no hay evidencia de que [tales] ajustes se concedieran a la mercancía objeto de investigación, dado que no existe ninguna evidencia en los registros de los Demandados de que los ajustes en cuestión hubiesen sido otorgados a un producto en particular”. Memorial de los Solicitantes en 7. En consecuencia, los Solicitantes argumentan que la Resolución Definitiva contraviene la decisión del Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos para el Circuito Federal (CAFC) en el caso SKF USA, Inc. v. INA Walzlager Scharffler KG, 180 F. 3d 1370 (Fed. Cir. 1999), el cual, los Solicitantes afirman, interpretó que la ley antidumping prohíbe al Departamento de Comercio considerar, al calcular los márgenes de dumping, los ajustes de precio concedidos a ventas de bienes que se encuentran fuera del ámbito de la investigación. Los Solicitantes piden que el Panel devuelva al Departamento de Comercio la Resolución Definitiva y lo instruya a negar cualquier ajuste de precio que reduzca el valor normal, y que no establezca que se encuentra limitado a la mercancía objeto de investigación. Memorial de los Solicitantes en 64. Al abordar los argumentos de los Solicitantes, primero examinaremos si el Departamento de Comercio aplicó de manera correcta la legislación y los estándares legales al aceptar los ajustes de precio de los Demandados. Posteriormente, abordaremos el argumento de los Solicitantes de que el caso SKF USA prohíbe el ajuste de precios impugnado.



1. Requisitos del Departamento de Comercio para la Presentación de Información: Regulación y Práctica.

El 19 U.S.C. § 1673 establece que, después de emitir resoluciones afirmativas sobre ventas de mercancía por debajo del valor normal y de daño a la producción nacional,

Se deberá imponer sobre tal mercancía una cuota compensatoria, en adición a cualquier otro derecho impuesto, en una cantidad igual a la cuantía en que el valor normal excede al precio de exportación (o el precio de exportación reconstruido) de la mercancía.

Al determinar el valor normal, el Departamento de Comercio considera una serie de ajustes de precio con el fin de calcular el margen de dumping más exacto posible. Smith-Corona Group, 713 F.2d en1572-73. Ni el U.S.C. § 1673, ni alguna otra disposición legal, contemplan cómo o cuándo el Departamento de Comercio debe aceptar o negar ajustes de precio al valor normal. Véase Timken Co. v. United States, 16 F. Supp. 2d 1102, 1108 (CIT 1998); Torrington Co. v. United States, 82 F.3d 1039, 1048 (Fed. Cir. 1996).

Al implementar las obligaciones de los Estados Unidos de América derivadas de los Acuerdos de la Ronda de Uruguay, el Congreso adicionó una nueva disposición a la ley antidumping de los Estados Unidos de América, denominada 19 U.S.C. § 1677m(e), la cual exige al Departamento de Comercio aceptar y considerar información imperfecta, siempre que se cumplan ciertos criterios. La sección 1677m(e) exige que, al llegar a una determinación, el Departamento de Comercio:

No debe negarse a considerar información presentada por una parte interesada y que sea necesaria para la determinación, que no reúna todos los requisitos aplicables establecidos por la Autoridad Administrativa o la Comisión, siempre que:

(1) la información se presente dentro del plazo establecido,

(2) la información pueda ser verificada,

(3) la información no sea lo suficientemente incompleta como para no servir como una base confiable para llegar a la determinación aplicable,

(4) la parte interesada haya demostrado que actuó en la mayor medida de sus posibilidades al presentar la información y cumplir con los requisitos establecidos por la Autoridad Administrativa o la Comisión con respecto a la información, y

(5) la información pueda ser usada sin dificultades excesivas.

Idem (énfasis añadido).

El lenguaje citado de la sección 1677m(e), confirma que los requisitos laxos para el reporte de información previstos en dicha disposición, no necesitan invocarse cuando los requisitos establecidos por el Departamento de Comercio permiten la entrega de la información en cuestión. Es decir, el Departamento de Comercio debe aceptar la información presentada por un Demandado si tal información (a) cumple con los requisitos establecidos por el Departamento para reportarla, o (b) es necesaria para la determinación y cumple con los criterios enumerados en la sección 1677 m(e).

Por lo tanto, nuestro análisis en primer lugar, determinará si los ajustes de precio objetados por los Solicitantes, reúnen los requisitos aplicables establecidos por el Departamento de Comercio. Si al realizar tal análisis, se establece que la manera en la cual los Demandados reportaron sus ajustes de precio cumple con los requisitos del Departamento de Comercio, debemos confirmar la aceptación de dichos ajustes que hizo el Departamento. Si los ajustes de precio no reúnen tales requisitos, debemos entonces determinar si el Departamento de Comercio concluyó adecuadamente que la información era necesaria para su determinación y en cumplimiento de los criterios enumerados en la sección 1677m(e).

Los requisitos del Departamento de Comercio que rigen la presentación de los datos para el ajuste de precio se encuentran en el 19 C.F.R. § 351.401(g).10 La sección 351.401(g) dispone que el Departamento de Comercio aceptará las asignaciones de ajustes de precio que no puedan ser reportadas sobre una base específica de transacción, si la parte que la reporta puede demostrar que la metodología de asignación es necesaria, es una transacción específica viable y no distorsiona el cálculo del margen final. 19 C.F.R. § 351.401(g)(1-3). El 19 C.F.R. § 351.401(g)(4) dispone expresamente que el Departamento de Comercio “no rechazará un método de asignación, debido únicamente a que incluye gastos en los que haya incurrido, o ajustes de precio que se hayan realizado, respecto a la venta de mercancías que no sean la mercancía objeto de investigación”.

Congruente con este reglamento y el 19 U.S.C. § 1677m(e), el Departamento de Comercio estableció la práctica administrativa de preferir metodologías de asignación de transacciones específicas, pero, que aceptará otras metodologías de asignación razonables siempre que los Demandados puedan demostrar que no es viable reportar transacciones específicas. Véase Resolución Final, Memorándum sobre las Cuestiones y la Decisión (“I&D Memo” por sus siglas en inglés) en cmt. 1 (citando Certain Pasta From Italy, 65 Fed. Reg. 7,349 (Departamento de Comercio, 14 de febrero de 2000); Certain Cold-Rolled Flat-Rolled Carbon Quality Steel Products from Brazil, 65 Fed. Reg. 5,554 (Departamento de Comercio 4 de febrero de 2000)). El criterio por el cual el Departamento de Comercio podrá aceptar ajustes de precio que no sean transacciones específicas puede resumirse de la siguiente manera: cuando un demandado asigne ajustes de precio sobre la mercancía objeto de investigación y mercancía fuera del ámbito de la investigación, los ajustes de precio serán aceptados siempre que: (1) los “registros del demandado no le permita reportarlo sobre una base más específica, y (2) la metodología de asignación para el ajuste no tenga un efecto distorsionante”. NTN Bearing Corp. v. United States, 104 F. Supp. 2d 110, 155 (CIT 2000), aff’d, 295 F.3d 1263 (Fed. Cir.2002) (“NTN CAFC”); Timken Co. v. United States, 16 F. Supp.2d 1102, 1107 (CIT 1998). Los resultados que obtuvo durante la verificación el Departamento de Comercio demuestran que los ajustes de precio presentados por los Demandados cumplen con este criterio.

En respuesta al cuestionario antidumping del Departamento de Comercio, los Demandados reportaron que una porción menor de sus créditos presentados fueron expedidos contra facturas completas o cuentas de clientes, y que las mismas no fueron asentadas sobre una base de transacción específica, en el curso ordinario de operaciones comerciales. I&D Memo en cmt. 1.11 De esta manera, el Departamento de Comercio concluyó debidamente que, como lo señaló la CIT en el caso NTN Bearing Corp., “los registros de los Demandados no [les] permiten reportar [sus ajustes de precio reclamados] sobre una base más específica”. 104 F. Supp. 2d en 155.

Además de determinar que los Demandados presentaron sus ajustes de precio de la forma más específica posible, el Departamento de Comercio concluyó que, cuando los registros de los Demandados los obligaron a asignar ajustes de precio a más de una transacción, algunos de los cuales incluían mercancía que no fue objeto de investigación, tales asignaciones fueron limitadas y no distorsionaron la Resolución Definitiva del Departamento de Comercio. Específicamente, el Departamento concluyó que:

Encontramos que la metodología utilizada por ambas compañías para reportar sus ajustes de precio…es razonable. Además, no existe evidencia que sugiera que la metodología que usaron los Demandados para reportar genere inexactitudes o distorsiones en el análisis y los cálculos del Departamento de Comercio.

I&D Memo en cmt. 1.

El Panel concluye que las determinaciones del Departamento de Comercio están sustentadas en evidencia sustancial. El I&D Memo del Departamento de Comercio indica que ambos Demandados reportaron la gran mayoría de sus ajustes de precio a un nivel de transacción específica. Idem. El Departamento de Comercio determinó que, cuando fue necesario, Maquilacero y Prolamsa utilizaron metodologías de asignación que fueron lo más específicas posibles y vincularon los ajustes a la mercancía objeto de investigación lo necesario para considerar que no distorsionaron los resultados finales del Departamento de Comercio. Idem.

Respecto a Prolamsa, el expediente confirma que el Departamento de Comercio verificó que la mayoría de los ajustes de precio presentados por Prolamsa estaban directamente vinculados a los conceptos de las facturas relacionados con la mercancía objeto de investigación. Idem. La minoría de los ajustes de precio presentados por Prolamsa estaban en la forma de ajustes de facturación a facturas totales. Para aquellas transacciones en las que el ajuste de precio se realizó contra una factura total, el Departamento de Comercio verificó que Prolamsa hubiera asignado el valor del ajuste de precio a cada concepto de la factura, con base en la participación de la mercancía objeto de investigación en cada concepto del valor total de la factura, en la medida de la participación asignada del ajuste de precio total hecho a la factura total. Idem.

Maquilacero reportó originalmente sus ajustes de precio sobre una base de clientes específicos. Idem. El expediente muestra que, en respuesta a las solicitudes del Departamento de Comercio, Maquilacero revisó manualmente cada nota de crédito presentada y pudo reportar el 100 por ciento de los créditos expedidos durante el periodo de investigación (“POI” por sus siglas en inglés) sobre una base de transacción específica, sin recurrir a una asignación. Idem. Tales créditos representaron la mayor parte de los ajustes de precio presentados por Maquilacero. P.R Doc. 245. El porcentaje restante de los ajustes de precio presentados por Maquilacero, fueron ajustes de facturación hechos a las facturas enteras y asignadas a una tasa porcentual fija para cada concepto en la factura. Idem. El Departamento de Comercio verificó que Maquilacero únicamente hubiera presentado los ajustes de precio en los conceptos de la factura relacionados con la mercancía objeto de investigación. I&D Memo en cmt. 1.12

El Departamento de Comercio y los Demandados señalan casos anteriores en los que el Departamento de Comercio aceptó ajustes de precio que fueron reportados sobre una base específica similar y, en otros casos, sobre bases incluso menos específicas a aquellas utilizadas por los Demandados en este caso, véase Stainless Steel Sheet and Strip in Coils from the Republic of Korea, 72 Fed. Reg. 75671 (Departamento de Comercio, 31 de enero de 2007) (caso en el que se aceptaron asignaciones de cliente específicas de los ajustes de precio, como razonables y no distorsionadoras), Certain Pasta from Italy, 73 Fed. Reg. 75671 (Departamento de Comercio, 12 de diciembre de 2008), y Certain Corrosion-Resistant Carbon Steel Flat Products and Certain Cut-to-Length Carbon Steel Plate from Canada, 64 Fed. Reg. 2176 (Departamento de Comercio, 13 de enero de 1999). Adicionalmente, tal como se discutirá a detalle más adelante, los Tribunales Federales de Circuito y la CIT han confirmado la legalidad de metodologías de asignación utilizadas por el Departamento de Comercio menos precisas que la metodología objeto del presente caso. Véase NTN Bearing Corp., 104 F. Supp. 2d en 149-155 (caso en el que se sostuvo que los ajustes de precio de ventas posteriores otorgados a las cuentas de los clientes y asignados proporcionalmente a las ventas de la mercancía objeto y no objeto de investigación, fueron aceptados correctamente por el Departamento de Comercio a la luz de los requisitos del 19 U.S.C. § 1677m(e)), aff’d NTN CAFC, 295 F.3d en 1267-68, (Fed. Cir. 2002); Torrington Co. v. United States, 146 F. Supp. 2d 845, 894 (CIT 2001) (caso en el que se sostuvo que los ajustes de precio, sobre un cliente específico, que incluyeron mercancía no objeto de investigación, fueron aceptados correctamente de conformidad con la reglamentación del Departamento de Comercio).

Observamos que los Solicitantes no impugnan la validez del 19 C.F.R. § 351.401(g). Tampoco se pronuncian directamente en relación con la aplicación que hizo el Departamento de Comercio del criterio normativo a los ajustes de precio de los Demandados.13 Unicamente impugnan la aceptación del Departamento de Comercio de los ajustes de precio reportados de conformidad con el 19 C.F.R. § 351.401(g), toda vez que la resolución del Tribunal de Apelaciones en el caso SFK USA prohíbe dicha aceptación. Sin embargo, como se discutirá a continuación, rechazamos los argumentos de los Solicitantes respecto a la aplicabilidad del caso SKF USA.


  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje