Página principal

De la enseñanza al aprendizaje, un nuevo paradigma para la educación de pregrado


Descargar 23.2 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño23.2 Kb.
Reporte de lectura:

Por Ricardo Tlaxcalteco Mestizo.




De la enseñanza al aprendizaje, un nuevo paradigma para la educación de pregrado. Robert B. Barr y John Tagg.


Como parte de las materiales de apoyo a la Evaluación educativa.

El texto sostiene un contexto significativo, para entender la necesidad de cambio de paradigma de la enseñanza al aprendizaje, de donde rescato de entre sus ideas iníciales, la siguiente:


“que es un instrumento para pasar del paradigma de enseñanza

al paradigma de aprendizaje”


Dentro del paradigma de aprendizaje entiendo, que todos los días aprendo de muchas maneras: de la observación, de mi observación cuidadosa, de mis lecturas, de mi discusión, de mis experimentos, de mis esfuerzos por expresarlos, de mis intentos por resolver problemas. Aprendo de toda acción consciente.
Una vez expuesto como aprendo de forma general, sumo y aclaro que bajo el entorno educativo, debo de aprender ciencia, humanidades y saberes profesionales sistematizados. Y para lograr aprender dichos saberes, requiero múltiples métodos de aprendizaje.
En el paradigma de la enseñanza advierto que confunde los medios con el fin, y que su misión es impartir enseñanza. Mientras que en el paradigma de aprendizaje la misión es, producir aprendizaje en mí mismo y en cada estudiante, por cualquier medio que funcione mejor.
El paradigma de aprendizaje acaba con la posición privilegiada de la lección y en su lugar hace honor a cualquier aproximación que sirva mejor para procurar que cada estudiante en particular, aprenda conocimientos particulares. En el paradigma de aprendizaje da lugar a la meta, que es verdaderamente inspiradora de que cada grupo de graduados aprenda más que el anterior. Así se visualiza a la institución educativa como un sujeto que aprende: continuamente aprende a cómo producir más aprendizaje en cada generación que se gradúa e ingresa.
Continuando con la lectura, ésta, destaca los principios y elementos de ambos paradigmas, sugiriendo algunas de sus implicaciones, ya que da sugerencias de modo general ya que para ser específico depende de las circunstancias de cada institución educativa. Pero antes de continuar se define a modo de semejanza el término paradigma:
“Un paradigma se asemeja a las reglas de un juego: una de las funciones de las reglas es definir el campo de juego y el conjunto de las posibilidades en ese campo. Pero un paradigma nuevo puede referirse a un juego que se desarrolla en un campo más grande o más pequeño, con un conjunto mayor o menos de posibilidades legítimas.”
Lo interesante para mí aquí, es cuando continúa el texto haciendo mención de que el paradigma de aprendizaje expande tanto el campo como las posibilidades de juego. Donde es el aprendizaje de los estudiantes es lo que impone las fronteras. Otra característica que reconozco que se debe mencionar es que el nuevo paradigma, el del aprendizaje, incluye muchos elementos del viejo, del aprendizaje, pero ampliando sus posibilidades.
Ahora vienen las comparaciones de los dos paradigmas, basados en seis aspectos: misión y propósitos, criterios de éxito, estructuras de enseñanza-aprendizaje, teoría del aprendizaje, productividad y financiamiento, y naturaleza de los papeles que se desempeñan.

Misión y propósitos
La misión ahora en el paradigma de aprendizaje es producir aprendizaje, donde el fin gobierna a los medios. Los estudiantes son coproductores del aprendizaje, donde pueden y deben asumir la responsabilidad de su propio aprendizaje.
Respecto de los propósitos en el paradigma de aprendizaje, no es transferir conocimientos, sino generar crear entornos y experiencias que lleven a los estudiantes a descubrir y construir el conocimiento de comunidades de aprendizaje que descubren cosas y resuelven problemas. En este contexto de propósito, las tecnologías efectivas de aprendizaje continuamente se están identificando, desarrollando, poniendo a prueba aplicando y evaluando unas respecto de las otras. Todo lo anteriormente mencionado para hacer posible un mejoramiento continuo de la productividad.

Criterios de éxito
En el paradigma de aprendizaje, el poder de una aproximación metodológica es juzgado en términos de su impacto en el aprendizaje. Si el aprendizaje ocurre, entonces el entorno es efectivo. Evaluando el aprendizaje constantemente. La información de la evaluación retroalimenta acerca de resultados del aprendizaje a nivel institucional debería tener un impacto correspondiente en el comportamiento de la institución y en los medios que utiliza para producir aprendizaje.
Una de las cosas que más me impacta a nivel personal es este siguiente enunciado, que se encuentra dentro de este apartado, criterios de éxito:
“La verdadera educación no puede medirse”
Sin embargo es también reconocible que la evaluación útil y significativa, es posible. Y que, la evaluación debe concentrarse en establecer lo que los graduados han aprendido, es decir, el nivel de conocimiento y habilidad que ha logrado en su potencial para adquirir más aprendizaje de manera independiente”.

Estructuras de enseñanza-aprendizaje
Primero se describe el término de estructura, y el cuál, es muy importante su consideración para el claro entendimiento de este apartado.
Por estructura debe entenderse aquellos rasgos de una organización que son estables en el tiempo y que conforman en el marco de referencia en el cual ocurren las actividades y procesos y a través de los cuales se logran los propósitos de la organización. Donde la estructura incluye un organigrama, sistemas escalafonarios y de estímulos, las tecnologías y métodos, la infraestructura y equipamiento, los procesos de toma de decisión, los canales de comunicación, las vías de retroalimentación, los arreglos financieros y las fuentes de financiamiento.
Una restructuración ofrece una gran esperanza de incrementar la eficiencia y la eficacia organizacional. La estructura es apoyo.
Si se cambia la estructura en la que la gente trabaja, se aumenta o disminuye el impulso de los esfuerzos que se realizan.
La estructura es la manifestación concreta de los principios abstractos del paradigma que rige la organización.
La estructura de los cursos y lecciones bajo el paradigma de aprendizaje, la estructura de cursos y lecciones se hace prescindible y negociable. Los semestres, las lecciones, los laboratorios, los programas de estudio, las clases mismas, se convierten en opciones más que en estructuras dadas o actividades obligatorias.
Bajo estos términos, no se existe una “respuesta” única a la cuestión de cómo organizar los ámbitos y las experiencias del aprendizaje. Apoya cualquier método y estructura de aprendizaje que funcione, en donde “funcionar” se define en términos de productos de aprendizaje. Se requiere de una constante búsqueda de nuevas estructuras y métodos que funcionen mejor para el aprendizaje y el éxito de los estudiantes, y espera también que se rediseñen continuamente y que evolucionen con el tiempo.
La transición es un proceso de modificación y experimentación gradual, a través del cual modificaremos muchas de las partes organizativas a la luz de una nueva visión de totalidad.
La estructura clave para transformar el resto del sistema, es un sistema de información y evaluación que abarque a la institución en su totalidad: es una estructura esencial en el paradigma de aprendizaje y una llave maestra para llegar a él. El sistema de evaluación proporcionaría retroalimentación constante y útil sobre el desempeño institucional. Podría detectar la movilidad escolar, la graduación y otros indicadores de terminación de estudios, etc. Podría también, medir el conocimiento en el programa, evaluar el aprendizaje a lo largo de muchas dimensiones y en muchos espacios y etapas de la experiencia del estudiante.
Lo importante aquí es que el estudiante demuestre haber obtenido un conocimiento y habilidades específicos.

Teoría del aprendizaje
Aquí el principal agente en el proceso de enseñanza-aprendizaje es el que aprende. Y se ve al estudiante como el que debe ser descubridor y constructor de su propio conocimiento.
En esta teoría del aprendizaje, los ámbitos y las actividades se centran en el que aprende y son controlados por él. Pueden darse incluso sin “maestro”. Mientras que los profesores hayan diseñado los ámbito y experiencias de aprendizaje para uso de los estudiantes.
El paradigma de aprendizaje, asume la meta de promover la educación para la comprensión: el dominio suficiente de conceptos, principios o habilidades tales que puedan ser utilizados para enfrentar problemas y situaciones nuevas, para decidir de qué manera las competencias actuales pueden ser suficientes y cuándo uno necesita nuevos conocimiento o habilidades.
Un texto que me sorprende de igual manera dentro de la lectura, por su significado directo es cuando dice:
“La investigación proporciona evidencia creciente de que todos los estudiantes pueden aprender según estándares mucho más altos que los que ahora requerimos”
En el paradigma del aprendizaje, el entorno es cooperativo, colaborativo, y apoyador. Diseñado bajo el principio de que el logro y el éxito son el resultado del trabajo en equipo y de los esfuerzos de grupo, aún cuando parezca que uno está trabajando solo.

Productividad y financiamiento
Dentro del paradigma del aprendizaje se define a la productividad como el costo por unidad de aprendizaje por estudiante, en donde si es posible incrementar los productos sin incrementar los costos. Utilizando métodos alternativos que producen más aprendizaje, algunas de estas opciones son menos costosas.
Naturaleza de los papeles que se desempeñan
Se concibe a la figura del profesor dentro del paradigma del aprendizaje como un entrenador que interactúa con el equipo. Así, el profesor diseño el juego, da instrucción del juego, cran nuevos y mejores juegos, juegos que generan más y mejor aprendizaje.
Conclusiones
Debo confesar que aunque el contexto (norteamericano) de desarrollo tiene que ver mucho concepto y aplicación de las ideologías, son rescatables para nuestro contexto (México) contemporáneo.
Una de las cosas que me parecen importantísimas, es el tema de la evaluación de los aprendizajes, incluso del mismo modelo educativo de la UV, el MEIF. Por esos son mis dudas, debido a que efectivamente si son convincentes los argumentos declarativos de la necesidad de evaluar el aprendizaje, sin embargo, no existe la estructura que le de sustento. Aquí cabe mencionar que es un proceso de transición, entre medio y largo plazo, de entre el paradigma de enseñanza al del aprendizaje.
Un texto literal que da mucho significado al todo el contexto es el siguiente:
“Los paradigmas cambian cuando el paradigma dominante pierde su capacidad para resolver problemas y para generar una visión positiva del futuro”
Para cambiar de paradigma significa hacerlo todo de manera diferente, y se sugieren tres áreas en la que los cambios pueden proporcionar la palanca para cambios mayores futuros.
Primero, se comienza por hablar en términos del nuevo paradigma, es decir, desde dentro del paradigma, conforme vayamos comprendiendo, debemos hacer pública nuestra comprensión. Aprendizaje de calidad, programas de aprendizaje, resultados del aprendizaje, son algunos de los términos que emergen desde dentro del nuevo paradigma. Y en dichos términos se tiene que hablar.
Segundo, la estructura clave que permite cambiar lo demás es un sistema para determinar las especificaciones de los productos de aprendizaje para después evaluarlos a través de procesos externos a la enseñanza.
Tercero, se refiere a los mecanismos de financiamiento del estado sobre la institución, que limita severamente el tipo de cambios que la institución puede hacer.
Uno de los pensamientos que debemos tener en cuenta en este proceso de transición es:
“De que otro modo puedo hacer las cosas si pusiera el aprendizaje por delante”.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje