Página principal

De la cumbre de las americas 15 de junio 2002 XII conferencia interamericana de original: español


Descargar 244.95 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño244.95 Kb.
  1   2



ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS
Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral

(CIDI)



PRIMERA REUNIÓN DEL GRUPO DE TRABAJO I OEA/SER.L/XIX.V
DIMENSIONES LABORALES DEL PROCESO CIMT/GT/DL/doc. 1/02

DE LA CUMBRE DE LAS AMERICAS 15 de junio 2002

XII CONFERENCIA INTERAMERICANA DE Original: español

MINISTROS DE TRABAJO


9-11 abril 2002

Santo Domingo, República Dominicana














INFORME FINAL

17th Street and Constitution Avenue, NW Washington, DC 20006

XII CONFERENCIA INTERAMERICANA DE MINISTROS DE TRABAJO
PRIMERA REUNIÓN DEL GRUPO DE TRABAJO 1
9 al 11 de abril de 2002

Santo Domingo, República Dominicana


RESUMEN
I. PARTICIPANTES
Representantes de los siguientes países: Uruguay (Presidente), México y los Estados Unidos de América (Vicepresidentes), Canadá (Presidente Pro Tempore de la Conferencia), Brasil, Chile, Antigua y Barbuda, Argentina, Barbados, Costa Rica, Dominica, El Salvador, Guatemala, República Dominicana, y Trinidad y Tobago. Representantes de los órganos asesores de la Conferencia: Consejo de Asesoramiento Técnico en Asuntos sindicales (COSATE) y Consejo Empresarial e Asesoramiento Técnico en Asuntos Laborales (CEATAL). Representantes de las siguientes agencias internacionales: Organización de los Estados Americanos (OEA) (Unidad de Desarrollo Social y Educación, Comisión Interamericana de Mujeres (CIM), Agencia Interamericana para la Cooperación y el Desarrollo (AICD), Unidad de Comercio, Oficina de Seguimiento de las Cumbres), Organización Internacional del Trabajo (OIT), Comunidad del Caribe (CARICOM).

Se anexa lista completa de participantes.


II. ANTECEDENTES Y OBJETIVOS
El Grupo de Trabajo 1 fue creado por el Plan de Acción de la XII CIMT. Su mandato consiste en examinar las dimensiones laborales del proceso de Cumbres de las Américas y crear un proceso para mejorar la colaboración y coordinación entre los Ministerios de Trabajo y otros ministerios pertinentes e instituciones internacionales clave.
En la reunión informal de planeación de la XII CIMT llevada a cabo en Miami, Florida el 23 y 24 de enero de 2002, la presidencia y vicepresidencia del Grupo de Trabajo acordó incluir los siguientes temas en la agenda de la primera reunión:


  • Las dimensiones laborales de la integración (Proceso de las Cumbres de las Américas y la mejor colaboración y coordinación entre los actores relevantes)




  • Seminario sobre “las dimensiones laborales del libre comercio: perspectiva de las Américas”.




  • Fondos Estructurales y el Fondo de Cohesión Social Europeo

III. RESUMEN DE LA REUNIÓN




  1. SEMINARIO “LAS DIMENSIONES LABORALES DEL LIBRE COMERCIO: PERSPECTIVA DE LAS AMÉRICAS

Panel # 1: El Acuerdo de Cooperación Laboral de América del Norte (ACLAN)


Alfonso Oñate, Director Ejecutivo del Secretariado General del ACLAN
El Acuerdo ha sido un instrumento poco apreciado. Desde el principio, han existido dos grandes corrientes: (1) la de aquellos que pensaban que el acuerdo generaría barreras no comerciales con fines proteccionistas, con lo cual el Acuerdo estaba destinado al fracaso; y (2) la que lo criticaba por no haber introducido sanciones para asegurar la aplicación de la legislación. El punto central del Acuerdo no se concentra en los procedimientos adversariales o cuasijudiciales que se esperaban para solucionar controversias, sino la oportunidad que ofrece como lugar de encuentro entre los agentes, para el diálogo y la cooperación.
Michael Magán, Viceministro Adjunto del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos de América
Desde 1994, mas de 50 programas de cooperación se han desarrollado dentro del Acuerdo. La cooperación ha aumentado a través de varios canales, incluyendo seminarios y conferencias en donde participan todos los interesados, compartiendo mejores practicas para mejorar las normas laborales y programas de acercamiento. Por ejemplo, el programa entre México y Estados Unidos sobre la búsqueda electrónica de trabajo (vía Internet) ha tenido mucho éxito y ha aumentado el intercambio de actividades técnicas entre los dos países. La transparencia ha sido mejorada también entre las tres partes, tanto al nivel internacional como nacional, resultando en una mayor cooperación en aspectos laborales. En particular, el compromiso de cada uno de los tres gobiernos de aplicar las leyes laborales ha ayudado a mejorar las legislaciones laborales mismas, y también los niveles de vida. Por último, mencionó que el Acuerdo ha contribuido exitosamente a resaltar el vínculo entre los aspectos comerciales y laborales.
Eduardo Velasquillo, Director del ACLAN, Secretaría de Trabajo y Previsión Social de México
El ACLAN establece en todos sus procedimientos y canales los mecanismos para la cooperación. Este fue el punto central de la presentación del representante de México. El Acuerdo contiene procedimientos para superar las controversias y abre oportunidades para aprovechar el diálogo y la cooperación; no es un instrumento para impulsar el conflicto. Para que cumpla con su objetivo de elevar el nivel de vida y las condiciones laborales de los trabajadores, debe reforzarse el impacto positivo de los proyectos de cooperación.

John McKennirey, Director General, Política Estratégica y Asuntos Internacionales de Trabajo, Programa de Trabajo, Ministerio de Desarrollo de Recursos Humanos de Canadá

La experiencia con este Acuerdo ha sido positiva en muchos aspectos, aunque hay mecanismos del Acuerdo cuyo alcance no se conoce, por no haberse probado. Ente los aspectos positivos se encuentra el papel del programa de cooperación y el de las comunicaciones públicas (aunque algunos actores esperaban que sirvieran más como mecanismos de enjuiciamiento). Si bien algunos procedimientos y recursos aún no se han probado, el Acuerdo tiene un gran potencial en el desarrollo de su marco institucional.
Representante de COSATE
El movimiento laboral tiene dudas acerca de la capacidad del ACLAN para resolver problemas relacionados con la observancia de los derechos fundamentales en el trabajo. Ninguno de los casos se ha resuelto de manera satisfactoria y no se observan avances que puedan ser medidos. En el proceso de las Cumbres el aspecto de mayor fortaleza es el Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA), pues es el único que cuenta con plazos definidos y reglas estrictas. El resto de la agenda es voluntaria.
Representante de CEATAL
El Acuerdo es más efectivo cuando se usa para fines de cooperación. Se ha llevado a cabo una amplia gama de intercambio de información y de programas cooperativos en materia laboral y de empleo, a través de las OAN y el Secretariado del ACLAN. El valor de estas actividades de cooperación se puede ver disminuido cuando se enfatiza el manejo de las quejas y los casos de empleadores individuales en los procedimientos de solución de controversias. Sólo deben aceptarse las comunicaciones públicas cuando exista un patrón de omisión persistente en la aplicación de la legislación nacional y cuando se hayan agotado los procedimientos jurídicos nacionales, pues su aceptación prematura mina los objetivos de cooperación del Acuerdo. La cooperación técnica es la mejor manera de mejorar la observancia.
Panel # 2: MERCOSUR: Experiencias recientes y perspectivas de las instituciones sociolaborales
Juan Bosch, Viceministro de Trabajo y Seguridad Social del Uruguay

La Declaración Sociolaboral del MERCOSUR fue producto de la necesidad expresada de atender los aspectos sociales y laborales, para así asegurar un efectivo mejoramiento de las condiciones laborales en la subregión. Dicha Declaración surgió en diciembre de 1998 del Subgrupo 10 Relaciones Laborales, Empleo y Seguridad Social, el cual consideró tres ejes centrales en sus deliberaciones: (1) el contenido concreto de los derechos a consagrar, (2) el mecanismo de control y el seguimiento del cumplimiento de los derechos consagrados, y (3) la naturaleza jurídica del instrumento que recogería los derechos y el mecanismo de seguimiento. Se acordó que dicho instrumento sería una Declaración Presidencial, creándose una Comisión Sociolaboral del MERCOSUR como mecanismo de promoción y seguimiento.


Uno de los principales avances logrados a partir de la instrumentación de la Declaración Sociolaboral fue la institucionalización de un espacio social al interior del MERCOSUR, el cual ha permitido promover la discusión y tratamiento de los temas sociolaborales y el afianzamiento de un piso mínimo de los derechos fundamentales de los trabajadores y empleadores. Recalcó también que la gran conquista fue sin duda la consolidación del tripartismo en el ámbito regional, así como el impulso y desarrollo que en el ámbito nacional han tenido los mecanismos de consulta y participación de los actores sociales, como consecuencia de la integración. Ello ha permitido que en varios países existan ámbitos tripartitos nuevos que preparan las posiciones a defender en las negociaciones regionales. Asimismo, la consolidación del diálogo constituye un importante logro para el sector sociolaboral del MERCOSUR.
Rubén Cortina, Coordinador de Asuntos Internacionales del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Argentina
Su presentación describió el proceso sociolaboral en la década de los 90, destacando la diferencia con los procesos del TLACN. Éstos se concentraron más bien en aspectos de índole comercial, mientras que en el MERCOSUR el énfasis era más bien la integración económica y social de los países miembros en la neblina de la Globalización.
Destacó la incorporación de las administraciones laborales al proceso de discusión de los aspectos sociolaborales de la negociación comercial y la necesidad de lograr un comercio justo y el equilibrio. El fortalecimiento del Subgrupo 10 y la dinamización de la discusión de los aspectos sociales fueron los principales logros del proceso iniciado con la Declaración Social del MERCOSUR.
Marcilio Ribeiro de Sant’ana, Coordinador Nacional Alterno del Subgrupo 10 Asuntos Laborales, Empleo y Seguridad Social del MERCOSUR y Miembro Gubernamental Alterno de la Comisión Sociolaboral del MERCOSUR, Ministerio de Trabajo y Empleo de Brasil

Se refirió a los mecanismos de superación de controversias en el ámbito social, los avances logrados por parte de la Comisión Sociolaboral, las perspectivas sociolaborales en el MERCOSUR, así como el papel de la cooperación. El Sr. Sant’ana indicó que las carencias iniciales en la conciliación de las preocupaciones sociales con las de índole comercial fueron resueltas a través de un Protocolo Complementario al Tratado de Asunción, el cual incorporó la Declaración Sociolaboral al Tratado, dando de esta forma vigencia efectiva a la voluntad declarativa de las autoridades.


El principal resultado positivo es que la Declaración Sociolaboral del MERCOSUR crea un espacio institucional para impulsar el diálogo social y la resolución de conflictos. El Sr. Sant’ana destacó que las perspectivas de la Comisión serán función de la naturaleza y orientación que en definitiva adopte el proceso de integración. Se busca avanzar en temas como la libre circulación de las personas. En cuanto a las posibilidades de cooperación, destacó la afinidad existente entre las agendas sociolaborales de MERCOSUR y el Plan de Acción de Viña del Mar y las posibilidades de intercambio de experiencias en materia sociolaboral entre los órganos de seguimiento y aplicación de los diferentes esfuerzos de integración.
Representante de COSATE
El principal aspecto positivo del proceso de discusión de los aspectos sociolaborales al interior del Subgrupo 10, había sido permitir la institucionalización de las experiencias previas de los trabajadores en los países del MERCOSUR. Destacó la necesidad de dar un seguimiento más cercano a temas específicos, como el del acceso de los trabajadores fronterizos a los beneficios de la seguridad social. Finalmente, sugirió seguir utilizando el foro de los Grupos de Trabajo de la Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo de la OEA, para examinar formas de contribuir al mejoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores.
Representante de CEATAL
Manifestó su complacencia con el hecho que la Declaración Sociolaboral del MERCOSUR recoge los derechos de los empleadores e hizo hincapié en que, pese a haberse mencionado que es una situación novedosa, habría que recordarse que el Comité de Libertad Sindical de la Organización Internacional del Trabajo ha reconocido dichos derechos casi desde el inicio de sus trabajos, hace más de 40 años, equiparando los derechos de las organizaciones de empleadores a aquellos que gozan las centrales sindicales.
En cuanto a la Comisión Sociolaboral, felicitó la inclusión de estructuras tripartitas en sus trabajos. Subrayó la naturaleza promocional del Trabajo de la Comisión del MERCOSUR, confirmando la importancia del fortalecer las administraciones del trabajo en los ámbitos nacionales, y reiteró su compromiso con los mecanismos tripartitos de supervisión de la OIT, ambos como medios efectivos para garantizar la vigencia de los principios contenidos en la Declaración Sociolaboral del MERCOSUR.
Panel # 3: Los Mecanismos Laborales de Centroamérica, el Caribe, G-3 y las Naciones Andinas
Virgilio Levaggi, Representante de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe de la OIT (Lima, Perú)
El Proceso de Cumbres ha reposicionado la dimensión sociolaboral en las estrategias de integración económica en las Américas. Aparecen como importantes en la agenda hemisférica cuestiones como la integración económica y sus efectos en el empleo y las migraciones laborales; el papel del diálogo social en dicho proceso; la modernización de los ministerios de trabajo y de la administración laboral; la importancia de reconvertir nuestra fuerza laboral a través de la educación, la formación profesional y la capacitación permanente; y las nuevas demandas de seguridad social.
La integración de las Américas es más amplia que la liberalización comercial. Se ha ido incorporando el contenido social para hacer de la persona humana el eje central. Sin embargo, se requiere una mayor coordinación entre los organismos internacionales y los Ministros de Trabajo para asegurar que se integre la dimensión laboral y social al proceso de las Cumbres.
Carlos de Icaza, Representante de la Presidencia pro tempore del Consejo de Ministros de Trabajo de Centroamérica, Belice, República Dominicana y Panamá

Se refirió a la estructura y actividades de ese organismo, destacando el gran número de alianzas estratégicas y los proyectos de cooperación que se realizan con diversas organizaciones internacionales y las autoridades laborales de Estados Unidos y México. A través de las actividades conjuntas y la cooperación se promueve una nueva cultura laboral, se eleva la productividad y calidad de las empresas, se combina la formación y el trabajo en un sistema de capacitación continua, se apoya al sector de la micro, pequeña y mediana industria y se mejora la gestión de los recursos humanos, incluida la atención a los desempleados y los grupos en desventaja.


Steven MacAndrew, Representante de CARICOM
Señaló que la Conferencia de Jefes de Gobierno de CARICOM procura establecer, para el 2005, un espacio económico en el que se tendrán un mercado y economía únicos, y se trabaja actualmente para eliminar las restricciones al libre movimiento de bienes, servicios, trabajadores y capital. El Consejo para el Desarrollo Humano y Social, conformado por los Ministros de las áreas sociales, con la participación de los representantes de las organizaciones de empleadores y trabajadores, trabaja actualmente para asegurar la libre movilidad del trabajo. Para ello cuenta con acuerdos sobre seguridad social, acreditación de diplomas y certificados y una estrategia regional de desarrollo de recursos humanos.

Los Estados miembros de CARICOM tienen un gran interés en la cooperación laboral con otros países y regiones del hemisferio, como medio para reducir las brechas en desarrollo humano, tecnología, conocimientos, producción y comercio. Reconocen el importante papel que un Fondo de Cohesión Social tendría en estos esfuerzos y consideran que no deben escatimarse esfuerzos para establecerlo.


Los Representantes de COSATE y CEATAL otorgaron una gran importancia a los mecanismos para incorporar a los actores sociales en el establecimiento de la agenda laboral regional, estableciendo consensos previos con los gobiernos.
El representante de COSATE también se refirió a la necesidad de tener acceso a fondos adicionales para propósitos de educación y capacitación, especialmente a la luz de las consecuencias negativas de la Globalización en la economía.

  1. FONDOS ESTRUCTURALES Y FONDO EUROPEO DE COHESIÓN SOCIAL

Julio Gómez- Pomar, Director General, Fondos Sociales de Cohesión y Financiación Territorial, Ministerio de Hacienda de España

El objetivo de la política de cohesión de Europa es corregir desequilibrios estructurales, sociales y territoriales del proceso de integración. Tiene la meta de promover un proceso de convergencia de las regiones menos desarrolladas para lograr mayor homogeneidad y cohesión social y económica. En otras palabras, los objetivos incluyen la reducción de disparidades en cuanto a desarrollo y la promoción de cohesión económica y social en la Unión Europea. También, mejorar la efectividad de la asistencia estructural de la Unión mediante su concentración, simplificando su funcionamiento, e identificando más precisamente las responsabilidades de los estados miembro y la Comunidad en cada etapa (programación, implementación, seguimiento, evaluación y control).
El presupuesto de la comunidad tiene tres fuentes: recursos nacionales tradicionales (impuestos agrícolas, por ejemplo) y los recursos del impuesto al valor agregado. Los fondos de cohesión de la comunidad están compuestos por:
1. En el ámbito regional: los Fondos Estructurales Europeos, que financian cualquier tipo de inversión que contribuya al desarrollo económico. En el curso de los años se han introducido cuatro tipos de Fondos Estructurales:


  • El Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) contribuye principalmente a asistir a las regiones cuyo desarrollo acusa un cierto retardo y las que están pasando por una conversión económica o experimentan dificultades estructurales;




  • El Fondo Social Europeo (FSE) principalmente da asistencia en el marco de la Estrategia europea para el empleo;




  • La Sección de Orientación del Fondo Europeo de Orientación y de Garantía Agrícola (FEOGA) ayuda al desarrollo y el ajuste estructural de las zonas rurales cuyo desarrollo acusa un retardo, mejorando la eficiencia de sus estructuras de producción, procesamiento y comercialización de los productos agrícolas y forestales;




  • El Instrumento Financiero de Orientación de la Pesca (IFOP) da financiamiento para el sector pesquero.

2. En el ámbito nacional: el Fondo de Cohesión. Este fondo sólo financia infraestructuras de transporte y de medio ambiente. Fue creado en 1993 con el fin de evitar repercusiones negativas que pudieran afectar a las economías más pequeñas como resultado de la unión monetaria, nivelando las disparidades económicas entre las partes más ricas y más pobres de la comunidad. Actualmente, y hasta 2003, los estados beneficiarios de este fondo son Portugal, Grecia, España e Irlanda.


José María Ocón Alcoceba, Subdirector General Adjunto de la Unidad Administrativa del Fondo Social Europeo, Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales de España
El Fondo Social de la Unión Europea es un fondo estructural que ajusta sus prioridades y objetivos a la Estrategia europea para el empleo. Fue el primer fondo estructural creado por la Comunidad Europea (1957). Su objetivo inicial era asegurar la movilidad de los trabajadores en el contexto del derecho a la libre circulación instaurado en la Comunidad. El proceso consistía en financiar la mitad de los costos de capacitación profesional a los estados miembros. El fondo evolucionó y se transformó con el tiempo. En particular, el impresionante aumento de la tasa de desempleo en la comunidad a principios de los años 80, causado en parte por la crisis del petróleo, resultó en la mayor reforma de los fondos estructurales. En 1993, los fondos estructurales experimentaron otra modificación importante para enfrentar las tasas todavía en aumento del desempleo.
Delmira Paz Seará Soto de la Comisión Europea de Empleo, Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales de España

Explicó que después de la adopción del tratado de Amsterdam, que introdujo un nuevo cargo, sobre empleo, La Cumbre de empleos de Luxemburgo (1997) acordó que esta estrategia debería proseguir basada en prioridades temáticas, agrupadas en cuatro pilares y describió las Directrices del empleo. Cada año, esas Directrices se traducen en Planes de Acción Nacionales para el empleo (PAN) de parte de los estados miembros. Los PAN son analizados por la Comisión y el Consejo y los resultados son presentados en un Informe Conjunto sobre el Empleo. Los cuatro pilares de la Estrategia para el empleo son:




  • Empleabilidad y reducción de las diferencias en preparación técnica: se hace un énfasis particular en asegurar que los jóvenes y los desempleados (particularmente los desempleados de largo plazo) estén equipados para aprovechar nuevas oportunidades de empleo en un mercado laboral que cambia a un ritmo acelerado. Un elemento clave del pilar de empleabilidad es el reconocimiento de la necesidad de una intervención temprana, antes que los individuos se conviertan en desempleados de largo plazo, y se tomen medidas de ayuda, que esté adaptada y dirigida a las necesidades individuales.




  • Espíritu empresarial reconoce que la creación de más y mejores empleos exige un clima dinámico y empresarial para que las empresas se amplíen y contraten trabajadores. Significa cubrir el inicio y funcionamiento de las nuevas empresas, el desarrollo de empresas existentes y el fomento de iniciativas en empresas grandes. También apoya medidas destinadas a generar nuevas fuentes de empleo (incluido el empleo por cuenta propia) y crear redes entre las empresas y entre las empresas y las autoridades locales.




  • Adaptabilidad de las empresas y los trabajadores a los cambios de tecnología y mercados, reestructuración industrial, y la creación de nuevos productos y servicios. Cubre la adaptabilidad en términos de la organización del trabajo, hábitos laborales y contratos así como la adaptabilidad en términos de sistemas reglamentarios y de capacitación. Reconoce explícitamente que se debe conseguir un equilibrio entre la necesidad de flexibilidad de las empresas y las necesidades de seguridad y empleabilidad de los empleados y que establecer ese equilibrio no siempre será una tarea fácil.




  • Igualdad de oportunidades independientemente del sexo. Reconoce tanto la necesidad social de oponerse a la discriminación y las desigualdades entre mujeres y hombres, y la pérdida económica que resulta de hacer un uso pleno y efectivo de las capacidades productivas de todos los sectores de la población.

Beethoven Herrera, Profesor Emérito de la Universidad Nacional de Colombia


Promoción de los Fondos de Cohesión Social en América Latina: América Latina y el Caribe tienen los niveles más altos de desigualdad en comparación con otras regiones del mundo y que en vez de mejorar esa situación estaba empeorando. Expuso una serie de estadísticas de las numerosas diferencias sociales y desequilibrios regionales que existen en la región. Tal como habían explicado los expositores anteriores, los fondos estructurales y de cohesión de Europa tienen el objetivo de transferir recursos de las regiones más desarrolladas a las que acusan un cierto retardo relativo. Eso ha ayudado a que las regiones menos desarrolladas mejores sus infraestructuras, la capacidad de sus recursos humanos y la protección del medio ambiente. En el mismo contexto, la introducción de un fondo estructural similar podría ser beneficiosa para América Latina y el Caribe. El establecimiento de fondos estructurales y de cohesión con características específicamente adaptadas a las necesidades de América Latina podría ser un instrumento en la búsqueda de equilibrio social, mayor participación de la ciudadanía y un nivel más alto de eficiencia. Sin duda, habría costos y tales costos deberían correr por cuenta de las naciones y regiones más desarrolladas.


  1. DIMENSIONES LABORALES DE LA INTEGRACIÓN

Virgilio Levaggi, Especialista Regional de la OIT en Integración Socioeconómica y Trabajo Decente


Expuso un esquema general del informe de la OIT titulado “Normas Laborales y el Proceso de Integración en las Américas”. Él identificó algunos de los logros y limitaciones del estudio de la OIT y luego presentó una propuesta de un estudio de seguimiento que dará continuidad al trabajo ya realizado. El estudio de las normas del trabajo examina nueve tratados regionales en las Américas y cómo cada uno de ellos aborda los asuntos relativos al trabajo (TLCAN, OEA, CARICOM, G-3, SICA, MERCOSUR, Pacto Andino, ALCA). El estudio muestra que los nueve procesos fueron creados por motivaciones económicas y que fue solo con posterioridad, después de establecer el marco económico, que los objetivos del trabajo fueron abordados. También, el estudio revela que la creación de esos mecanismos ha sido muy coherente en general en cuanto a que todos tienen el respeto de los derechos fundamentales como punto de partida. Además, hay una institución que es común en los nueve procesos de integración: la creación de empleo.
Sin embargo el estudio tiene algunas limitaciones. Una deficiencia particular es el hecho de que analiza sólo los textos de los tratados sin examinar la forma en que esos textos se han aplicado en la práctica. Los textos (leyes / normas laborales) no crean empleo. Por ejemplo, considérese que la mayoría de los países en las Américas, 60% de la población económicamente activa trabaja en el sector informal, y por tanto, no está protegida por esas normas. ¿Cómo se trata este asunto en cada uno de esos tratados de integración? ¿Qué tipo de obligaciones prácticas han creado las normas de la OIT en las Américas? ¿Son esas normas funcionales para el proceso de integración?
La propuesta del Sr. Levaggi de un estudio de seguimiento pretende ir más allá de los (textos) de reglamentos. Primero, propone explorar la realización de los principios y derechos fundamentales en la práctica que se incluyen explícitamente en tres sistemas de integración (CARICOM, MERCOSUR, TLCAN). Después, explorará instituciones del trabajo pertinentes en los países andinos (normas relativas a la seguridad social) y América Central (normas relativas a la movilidad laboral). Un anteproyecto de esta propuesta de estudio se distribuirá a todos los participantes para su consideración.
Carmen Lomellin, Comisión Interamericana de Mujeres (CIM) señaló que la perspectiva del género debería incluirse en el estudio de seguimiento. Del mismo modo, COSATE pidió que el estudio incluyera informes oficiales sobre los derechos sindicales y los derechos sociales en cada país. Los participantes en general expresaron la necesidad de tiempo para reflexionar sobre el proyecto y, en particular, ver cómo se relaciona con el trabajo del Grupo 2 (con el fin de evitar duplicación de esfuerzos o coincidencia de trabajos). Se acordó que el Sr. Levaggi distribuya un anteproyecto revisado de su propuesta de estudio a todos los participantes para su examen y aprobación.
Panel de discusión: “Las dimensiones laborales del proceso de la Cumbre de las Américas”
Se pidió a cada uno de los expositores que identificara temas importantes específicos que, de acuerdo con sus experiencias regionales, debieran ser abordados por los Ministros de Trabajo en el contexto de la integración hemisférica.
Pierre Verge, Profesor de Derecho y miembro del Grupo de Investigación sobre aspectos legales internacionales y transnacionales de la integración económica, Universidad Laval (Montreal, Canadá)

La Cumbre de las Américas ya ha establecido al nivel público más alto, que la liberalización del comercio en las Américas (proyecto de ALCA) debe coexistir con la democracia política, que a su vez exige el respeto de los “derechos sociales” y “desarrollo económico y social”. Las dimensiones sociales y laborales de una eventual ALCA tarde o temprano deberán ser abordadas en forma oficial e institucional. Los asuntos a considerar son múltiples y diversificados, pero ya hay una plétora de experiencias subregionales que se tienen que considerar en forma apropiada. Una de esas experiencias subregionales es el ACLAN que es el complemento del TLCAN. El Profesor Verge identificó cinco asuntos, en la forma de preguntas, relacionados con la integración hemisférica desde el punto de vista del ACLAN:


1. ¿Hasta qué punto debería la reacción de los Ministros de Trabajo estar impulsada – y limitada – a las exigencias de una institución de libre comercio (ALCA)? En principio, los asuntos laborales merecen ser tratados por sí mismos y no en relación con la dimensión del libre comercio. En este contexto, el ACLAN recuerda en su preámbulo la resolución del TLCAN de “proteger, mejorar y aplicar los derechos básicos de los trabajadores” en general, y no sólo en cuanto se relacionen con el libre comercio. La preocupación propia de los Ministros de Trabajo debería ser la protección y mejoramiento de los derechos de los trabajadores en general, que se logra a través del ACLAN.
2. ¿Cuál debería ser el alcance sustantivo de las preocupaciones de los Ministros de Trabajo en la formación de una estructura del trabajo acorde con el ALCA? La identificación de los derechos y principios de los trabajadores que se deben abordar debería proceder, inter alia, de una análisis comparativo detallado de los instrumentos significativos ya existentes, incluido pero sin limitarse a ella, la Declaración de Derechos Fundamentales de la OIT.
3. ¿Debería el conjunto precedente de derecho y principios (derecho “elegidos” o retenidos) tomar la forma de un común denominador obligatorio? ¿Debería reducirse el compromiso básico de cada país a aplicar, abierta y efectivamente, la propia legislación nacional que rija en cada uno de ellos (así como promoverlas, como es el caso del ACLAN)? En éste y en otros respectos, el ACLAN es resueltamente transnacional y no supranacional (tal como es el caso de la Unión Europea). No adopta el método del denominador común. En la medida que los sistemas de derecho del trabajo son más o menos abarcadores, resulta una desigualdad correspondiente en el compromiso de las diversas partes. La desigualdad sería mayor con 34 países si el compromiso se aplicara sólo a leyes nacionales. En forma excepcional, el ACLAN, enuncia normas y obligaciones comunes. Por ejemplo, los principios fundamentales de justicia y administración; ciertas obligaciones presentes en las 11 definiciones de principios laborales (por ejemplo, igualdad de derechos para los trabajadores migrantes). De una manera positiva, las posibles dificultades asociadas con el enfoque del “denominador común” podrían ser moderadas recurriendo a diferentes técnicas, por ejemplo, promulgación de “legislación modelo”, o establecimiento de un “fondo de desarrollo social”.
4. ¿Cuáles serían los foros e instituciones adecuadas para vigilar el cumplimiento de las partes con respecto a sus compromisos?
Opción A: una institución común central de vigilancia en oposición a instituciones de vigilancia nacionales. El ACLAN no tiene un foro de vigilancia autónomo y permanente; no es supranacional (a diferencia de la OIT, ONU, OEA y la UE). En la etapa inicial, la vigilancia del cumplimiento está en manos de las demás partes, más específicamente de las oficinas administrativas nacionales (OAN). Hay diversidad en cuanto a procedimientos de trato con respecto a “comunicaciones por el público” en las diferentes OAN y, en consecuencia, a menudo hay discrepancias significativas en el trato de las comunicaciones por el público. En el caso de 34 países, la necesidad de un modelo común de control se hace más apremiante, vale decir, un organismo central independiente de cada y todos los gobiernos. Además, incluiría participación tripartita en la fórmula de revisión (que no está presente en el ACLAN, pero es frecuente en el MERCOSUR).
Opción B: ¿Instituciones de vigilancia Ad hoc u ocasionales sobre la base de quejas específicas o instituciones de vigilancia ordinarias sobre la base de investigaciones periódicas o informes periódicos, o ambas a la vez? La vigilancia del ACLAN es ad hoc solamente (a diferencia del caso de la ONU, la OTI y la OEA). La segunda opción (vigilancia ordinaria) es primordial en el contexto del ALCA debido a la importancia de la vigilancia ordinaria cuando se contempla la implementación gradual de ciertos derechos y principios, que es el caso cuando participan 34 países con condiciones sociales y económicas diferentes. No obstante, la vigilancia ordinaria debería coexistir con instituciones ad hoc que funcionen sobre la base de quejas, las cuales son necesarias para tratar en forma más activa e inmediata con situaciones delicadas. Esto sería compatible con la vigilancia ordinaria porque contribuyen a definir situaciones problemáticas.
Otras opciones son el acceso a la intervención independiente de terceras partes (grupos de expertos). Por ejemplo, el convenio reciente entre Canadá y Costa Rica dispone la evaluación de expertos en todos los casos en que se alegue el incumplimiento de las leyes nacionales relacionadas con todos los derechos fundamentales enumerados en la Declaración de la OIT de 1998. También, una opción podría ser la intervención ordinaria y la ad hoc. Por ejemplo, los informes de la ONU en virtud de los Pactos de 1966 además de la intervención ad hoc (Pacto sobre Derechos Políticos y Civiles). Del mismo modo, la OEA tiene dos instrumentos para informar (la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos). La OIT tiene la Declaración de 1998 (que vigila) la observación ordinaria y la intervención ad hoc.
Por lo tanto, un foro apropiado podría coordinar los diversos canales de vigilancia y cuando fuera posible, integrarlos, a fin de reducir el número de mecanismos separados y ¡la cantidad de papeleo asociado con ellos!
5. ¿Cómo se puede asegurar la eficiencia y la visibilidad del procedimiento de vigilancia? Responder a esta pregunta llevaría a un análisis detallado de las formas y medios de asegurar la complementariedad entre las diversas instituciones internacionales de vigilancia y control ya existentes que se aplican a los derechos del trabajo en el continente americano.
Neville Ying, Profesor de Creación de Empresas y Director del Programa de Estudios Laborales de la Universidad de Indias Occidentales (Jamaica)
Perspectiva del Caribe: el proceso de integración de la Cumbre debería centrarse en la protección social por medio de la educación y la promoción del empleo. Explicó que los grupos vulnerables que requieren protección social incluyen a las personas con SIDA/VIH, los desempleados, los trabajadores con sin protección o con protección limitada contra la enfermedad o la incapacidad, personas desplazadas por algún desastre natural y las personas que viven en condiciones de pobreza abyecta. La protección social tiene un significado profundo para todos los países, por cuanto no sólo es un derecho humano básico sino también un factor determinante del desarrollo económico ordenado. La protección social como derecho humano incluye las normas principales del trabajo. De modo semejante, la protección social como parte de los programas de ayuda económica incluye la pensión natural y los planes de desempleo, prestaciones de desempleo, sistemas de salud nacionales, protección de maternidad, programas de alivio de la pobreza y programas de seguridad social.
Algunos temas importantes a considerar son:
1. El concepto de trabajo decente es parte integral de las estrategias de protección social. De acuerdo con el Informe de seguridad social de la OIT (2001), la población quiere tener un nivel de vida decente, dentro de un contexto de seguridad y libertad para expresar su opinión y libertad de asociación. La población puede lograr seguridad de ingresos no sólo a través del empleo productivo, ahorros y acumulación de haberes sino también a través de la protección social. El concepto de trabajo decente subraya la importancia de la educación y la capacitación como un vehículo fundamental para el empleo y el desarrollo económico.
2. Las estrategias de financiamiento para los países desarrollados incluyen las siguientes características: absorben casi 25% del PIB, incluidos los costos de salud; pertenecen a los sistemas de seguridad social obligatorios. El efecto de la protección social en esos países incluye mejor salud de la población, mayor expectativa de vida, menores desigualdades entre hombres y mujeres, desaparición de la pobreza en la vejez, el desempleo no es sinónimo con pobreza, los inválidos reciben atención. Además, la protección social se basa en un sistema de buena gestión gubernativa donde los países tienen pleno empleo o casi pleno empleo, mercados laborales bien regulados y una distribución de los ingresos razonablemente justa. También tienen altos niveles de cumplimiento con las leyes fiscales y las contribuciones de la seguridad social, así como casi una casi completa cobertura de los programas de seguridad social respecto de beneficios y contribuciones.
3. No obstante, en los países en desarrollo, los mecanismos de gobierno son débiles y el cumplimiento de las leyes fiscales o de seguridad social es bajo, lo cual resulta en una base reducida de ingresos por concepto de impuestos o seguridad social. Además, la distribución de los ingresos está sesgada y la desigualdad de género es dominante. Estos son asuntos a los cuales se les debería prestar una atención más estrecha.
4. Algunos de los principales retos que enfrentan los países del CARICOM se derivan del hecho que los trabajadores del sector informal no están inscritos en ningún plan de seguridad social y por cuanto no contribuyen, no reciben ninguna prestación social. La OIT promueve microplanes de seguro basados en los principios de solidaridad y colectivización del riesgo. Ofrecen protección social básica a cambio de una pequeña contribución, especialmente en el área del servicio de salud. Los miembros definen sus cuales son sus propias necesidades principales y participan en la administración de los planes. Las ventajas incluyen mayor cohesión, participación directa y bajos costos administrativos. Sin embargo, hay dificultades en proveer prestaciones a los beneficiarios cuyas contribuciones son voluntarias en vez que obligatorias.
5. El desafío de la igualdad de género: La mayoría de los sistemas de seguridad social fueron estructurados originalmente para atender a las familias con un hombre actuando de sostén de la familia. A consecuencia de los cambios en estilo de vida, de las expectativas y estructuras de la familia, una gran proporción de la población no vive en dichas familias. Algunas de las medidas para abordar este problema incluye la pensión del sobreviviente; divorcio y división de la pensión; y créditos de pensión para las personas que tienen responsabilidades de cuidar a otros.
Como conclusión, en las políticas y programas de protección social en los países del Caribe se deberá prestar mayor atención a la asistencia social mientras se mantiene una fuerte base de seguridad social. Las colaboraciones con organismos internacionales serán una parte importante de las estrategias de protección social (financiamiento y conocimientos técnicos para ayudar a los países del Caribe a desarrollar e implementar programas eficaces y económicamente asequibles).
Víctor Báez, Secretario de Asuntos Políticos y Económicos de la Organización Regional Interamericana de Trabajadores (ORIT)
El proceso de la Cumbre no se debe centrar exclusivamente en el aspecto comercial. La OEA ha promovido la integración hemisférica a través del ALCA. En este proceso, los sindicatos de trabajadores han pedido la creación de mecanismos para estudiar las dimensiones laborales del ALCA. Ese pedido fue rechazado. No sólo los trabajadores sino que también la sociedad civil y los parlamentarios han experimentado la exclusión del proceso del ALCA y quisieran que se les permitiera participar. Las Conferencias Interamericanas de Trabajo no han estudiado con detenimiento el papel de las políticas nacionales, se han concentrado en la modernización. El proceso del ALCA no es bien conocido por la sociedad civil ni por los mismos Ministros de Trabajo. El ALCA es algo más que un tratado mercantil, también es un tratado de liberalización del capital. No aborda las necesidades sociales. La apertura no es la estrategia, aunque puede ser parte de ella. La creación de trabajo decente debe también ser parte de la estrategia. Debemos abordar el tema del trabajo informal y cómo el Banco de Desarrollo debería abordarlo. La pequeñas y medianas empresas crean la mayor parte de los empleos. La integración debería por lo tanto promover la creación de esas empresas. En conclusión, el proceso de la Cumbre debe poner igual énfasis en los aspectos sociales, laborales y mercantiles de la integración.
Uruguay señaló la necesidad e incluir a los Ministerios de Trabajo en las negociaciones del ALCA. Argentina expresó que los sindicatos de trabajadores no pueden, en esta etapa, oponerse al proceso de integración que ya ha comenzado. Los participantes en el debate estuvieron de acuerdo en que el asunto clave es lograr más y mejor coordinación.
D) MEJOR COLABORACIÓN Y COORDINACIÓN ENTRE LOS MINISTERIOS DE TRABAJO DEL HEMISFERIO, OTROS MINISTERIOS RELEVANTES Y AGENCIAS INTERNACIONALES CLAVES
Dos invitados de los ministerios de gobierno que no son del trabajo presentaron sus opiniones sobre cómo la colaboración y la coordinación entre los ministerios del trabajo y otros ministerios de gobierno y organismos internacionales de las Américas pueden ser mejoradas.
William Clatanoff, Representante Adjunto de Comercio de E.U. para Asuntos de Trabajo
Las ganancias económicas del comercio son reales. Al mismo tiempo reconoció que pueden haber impactos negativos para algunos. El Proceso de las Cumbres provee un foro para discutir las dimensiones laborales, incluyendo aquellas que son pertinentes a los más desfavorecidos. Para asegurar que las ganancias de la integración sean compartidas ampliamente, necesitamos de leyes y políticas nacionales efectivas. La transparencia es una buena manera para contribuir a mejores deliberaciones políticas.
¿Qué pueden contribuir los Ministerios de Trabajo en este debate? El Sr. Clatanoff expuso el marco de trabajo del gobierno de los Estados Unidos en relación con el desarrollo de políticas comerciales. Dicho proceso pasa por varios niveles, desde el nivel de los oficiales, hasta alcanzar a quienes toman decisiones en el Gabinete. Varias agencias gubernamentales representan una amplia gama de perspectivas en las discusiones de política, incluyendo el Departamento de Trabajo. Existe un proceso específico de comités concejales que traen a la mesa la perspectiva del sector privado, representando tanto a los empresarios como a los trabajadores. La posición del Sr. Clatanoff en la Oficina de Representantes de Comercio de E.U. se enfoca directamente en los aspectos laborales del comercio.
Las reuniones de la OIT representan otra oportunidad para que las discusiones de trabajo se enlacen con las discusiones de comercio. Las reuniones de la OIT son tripartitas. Las delegaciones gubernamentales pueden incluir a oficiales de otros departamentos que no sean ministerios de trabajó. El Sr. Clatanoff exhortó a los participantes a que incluyan a oficiales de otros ministerios relevantes (por ejemplo, Economía o Finanzas) en las delegaciones nacionales que participarán en la reunión regional de la OIT en diciembre próximo.
El Sr. Clatanoff hizo hincapié en la importancia de establecer procesos tripartitos de cooperación al nivel nacional, particularmente frente a la liberación comercial y la globalización. Este proceso de cooperación nacional es un complemento importante a la cooperación regional. La CIMT es un excelente ejemplo de dialogo tripartito efectivo.
George White, Director de Asuntos Internacionales del Departamento de Estado de los Estados Unidos
La principal meta de la Cumbre es la creación de un desarrollo económico equilibrado. Es verdad que la globalización presenta un gran desafío debido a los efectos que provoca sobre el empleo. Dado el hecho de que la globalización significa la integración de economías, sociedades y políticas, diferentes ministerios de gobierno deben coordinar estrategias donde se incluyen todo tipo de conocimientos técnicos.
IV. RESULTADOS (Preparativos para la próxima reunión)
Las decisiones adoptadas para la próxima reunión son:


  1. Documentos de discusión: El Plan de Acción de Ottawa ordena que el Grupo de Trabajo 1 “examine las implicaciones del informe de la OIT ‘Normas de trabajo y el Proceso de Integración de las Américas’ y considere documentos de discusión de los estados miembros.” En este contexto, se invita a todos los participantes a presentar documentos de discusión para la próxima reunión. Esos documentos pueden tratar sobre cualquier tema que se considere pertinente. Los miembros de COSATE y CEATAL también son invitados. Cualquier interesado debe enviar un anteproyecto a la Secretaría pro tempore (Canadá) y a Juan Bosch, Presidente del Grupo. El Presidente proveerá guías metodológicas para el desarrollo de dichos documentos.




  1. La OIT presentará un bosquejo más detallado del estudio propuesto para implementar el mandato del Plan de Acción de Ottawa que da seguimiento al tema “Las Normas Laborales y los Procesos de Integración”, y otros aspectos relacionados con el tema de empleo y globalización. Se sugirió que el trabajo de la OIT en Ginebra sobre globalización sea también parte de este esfuerzo.




  1. Brasil distribuirá con tiempo suficiente por adelantado la información y el temario del próximo taller sobre los efectos del comercio y la integración económica sobre el trabajo a realizarse en Brasilia el 27 y 28 de marzo de 2003.




  1. Estados Unidos organizará un taller sobre seguro de desempleo (noviembre de 2002).




  1. El Presidente y los Vicepresidentes del Grupo 1 considerarán la propuesta de invitar miembros de otros ministerios a participar en la reunión de marzo del 2003 y los talleres. COSATE y CEATAL también participarán en estos talleres. Nota: cuando el Grupo se refiera a otros ministerios o secretarías, en vez de llamarlos por su nombre, se referirán a ellos por su función (por ejemplo, el ministerio que trate de recursos humanos o relaciones exteriores o comercio, etc.)




  1. Ambos organismos consultivos expresaron satisfacción con esta reunión y estuvieron de acuerdo en que los talleres representan buenas oportunidades para lograr la participación de otros actores en las discusiones. Sin embargo, solicitaron la asistencia de gobiernos, que no sea Canadá, para continuar pudiendo participar en esos eventos.




  1. La agenda de la segunda reunión del Grupo 1 será concisa y se concentrará en temas específicos sobre los cuales el Grupo este preparado para hacer recomendaciones a los Ministros de Trabajo. El objetivo es que al final de la segunda reunión el Grupo terminará un esquema del informe que presentará a los Ministros en la XIII IACML (Brasil, 2003).




  1. Toda comunicación sobre las actividades del Grupo se debe hacer a través de la Secretaría pro tempore (Canadá), el Presidente y los Vicepresidentes del Grupo.

Primera Reunión de los Grupos de Trabajo I y II / First Meeting of Working Groups I and II

XII CIMT / XII IACML


  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje