Página principal

Cumbre Unión Europea, América Latina y el Caribe, celac- ue


Descargar 23.01 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño23.01 Kb.






Cumbre Unión Europea, América Latina y el Caribe, CELAC- UE

Chile será sede de la VII Cumbre entre la Unión Europea (UE) y América Latina y el Caribe, región organizada por primera vez en torno a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). Este foro consagra el mecanismo de diálogo para la concertación política entre ambas regiones a través de una asociación estratégica establecida en 1999. El mecanismo congrega a sesenta países miembros que se inspiran en el apoyo a la democracia, el desarrollo económico, y la paz y estabilidad regional. Los objetivos de cada Cumbre son diversos, pero responden a las necesidades e intereses propios de cada región. La reunión de Santiago tendrá como objetivo la discusión de una Alianza para el Desarrollo Sostenible para Promover la Inversión Social de y Calidad Ambiental, y entre sus desafíos está reforzar la dimensión política de la relación birregional, e incidir en la orientación presupuestaria de la cooperación de la UE para el próximo período 2014-2020.



I.Diálogo político e integración birregional


La relación birregional entre América Latina y Europa se fundamenta en la construcción gradual y fortalecimiento de una Asociación Estratégica establecida entre la UE y América Latina y el Caribe (ALC, actualmente CELAC), instituida durante la celebración en 1999 de la Primera Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno ALC-UE, diálogo de alto nivel realizado en Río de Janeiro, Brasil, donde se estableció como objetivo principal la asociación interregional y se definió un Plan de Acción con los principios y objetivos compartidos en torno a temas comunes1.
La Cumbre a realizarse en Santiago, los días 26 y 27 de enero de 2013, representa la consolidación del sistema de Cumbres ALC-UE consagrado en las seis reuniones bianuales anteriores (Río de Janeiro en 1999; Madrid, 2002; Guadalajara, 2004; Viena, 2006; Lima, 2008; y Madrid, 2010); y aunque constituye su séptima versión, es la primera vez que América Latina y el Caribe asiste de manera organizada en CELAC2.
En total, son sesenta países –casi un tercio de los Estados que conforman el sistema de Naciones Unidas- representados por sus más altas autoridades los que se reúnen en esta ocasión para abordar en conjunto una Alianza para el Desarrollo Sostenible para Promover la Inversión Social de y Calidad Ambiental, como tema principal de esta VII Cumbre UE-ALC y Primera Cumbre UE-CELAC3.

  1. Fundamentos

El precursor directo de este mecanismo para el encuentro inter-regional fue la reunión de cancilleres entre la UE y el Grupo de Río de 19904. La iniciativa de instituir el sistema de Cumbres surgió en Chile en 1996, durante la VI Cumbre Iberoamericana, ocasión en la que se propuso la creación de un diálogo permanente entre los países latinoamericanos, del Caribe y de la UE5. No obstante, el diálogo institucionalizado, data de la organización de las Conferencias Interparlamentarias entre el Parlamento Europeo y el Parlatino en 1974, que en 2006 se convirtió en la Asamblea Parlamentaria Eurolat6; así como de la elaboración en 1964 del Informe Martino, presentado en nombre de la Comisión de Comercio Exterior del Parlamento Europeo sobre las relaciones entre la Comunidad Europea y América7.


Según Félix Peña, la relación posee tres pilares fundamentales: el reconocimiento de un espacio bi-regional conformado por una geografía, historia y experiencias en común; una conexión inter-regional que se manifiesta en múltiples planos, desde el comercio, la cultura, las instituciones políticas, y en el último tiempo las migraciones y el crimen transnacional; y la voluntad política de aprovechar e institucionalizar todo el potencial de esta relación en una asociación8.
En particular, para María Cristina Silva, el mecanismo de diálogo posee dos ejes de concertación política: el desarrollo sostenible y el desarrollo social; factores que lo distinguen de otros foros internacionales, donde no existe el vínculo histórico ni cultural, y prima el factor económico9. Para Silva, además el proceso de cumbres se ha gestado en diferentes niveles (parlamentario, ministerial, sectorial), institucionalizándose progresivamente e involucrando a la sociedad civil de ambas regiones (empresarios, académicos, sindicatos, organizaciones no gubernamentales, entre otros) en reuniones paralelas o preparatorias10.



  1. Principios

A partir del análisis de las Declaraciones emanadas de cada una de las citas Cumbre de esta asociación estratégica, Cástor Díaz Barrado concluye que la relación inter-regional tiene como fundamentos básicos los siguientes principios: “la existencia de regímenes democráticos y la promoción de la democracia, el desarrollo económico y social, y asegurar la paz y la estabilidad en ambas regiones”11.





  1. Objetivos

El objetivo fundamental de esta asociación estratégica es la profundización de la relación birregional12. A juicio de Díaz Barrado, la cooperación concertada en cada una de las Cumbres birregionales no excluye ningún sector, dejando las puertas abiertas para “el desarrollo y consolidación de la cooperación en sectores y ámbitos de muy diversa índole”13. Así, según Christian Freres y José Antonio Sanahuja, la agenda de la relación inter-regional se ha basado en intereses comunes que responden a necesidades e intereses propios de cada región14 sustentándose en: contribuir al desarrollo y cohesión social de América Latina, promover una mayor autonomía internacional de América Latina, mejorar la proyección exterior de la UE en esta región y conseguir que ambas regiones puedan actuar cada vez más como aliados estratégicos en la escena internacional, fortaleciendo el sistema multilateral y la gobernanza global15.



II.Carácter de la asociación


Según un informe de 2011 de CEPAL, con respecto a la UE, América Latina y el Caribe tiene un mayor peso en la población mundial, pero una participación menor en el producto global; mientras que el crecimiento económico y de la población de la región continúa a un ritmo mayor que el de la UE. A la vez que, en las últimas tres décadas la UE ha perdido peso relativo en el comercio latinoamericano como mercado de destino de sus exportaciones, no obstante la región mantiene una balanza comercial positiva con la UE. Y en términos de inversión extranjera directa, aunque durante la primera década de 2000 la UE fue la principal fuente de flujos hacia la región, éstos han mostrado volatilidad y una tendencia a la baja16. Sin embargo, la UE es el primer cooperante en la región, con una estrategia definida para el período 2007-2013, basado en alcanzar: la cohesión social y reducción de la pobreza, de las desigualdades y de la exclusión, la integración regional, y la inversión en recursos humanos y el apoyo a la comprensión mutua17.

III.Cumbre en Chile


La próxima Cumbre en Santiago se centra en el seguimiento del Plan de Acción de Madrid de 2010, y tiene como desafíos reforzar la dimensión política de la relación birregional, así como incidir en la orientación de la definición de la cooperación presupuestaria de la UE para el próximo período 2014-202018.

1 CELARE: En el camino de la asociación estratégica birregional. Disponible en: http://www.celare-alcue.org/cumbres.html (Enero, 2013).

2 Sobre CELAC, véase BCN Minuta: Primera Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC. 18-01-2013.

3 UE Acción Exterior: Cumbre de Santiago de Chile 2013. Disponible en: http://eeas.europa.eu/la/summits/2013/index_es.htm (Enero, 2013).

4 Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile: Antecedentes del proceso de Cumbres entre América Latina y el Caribe y la Unión Europea. Disponible en: http://bcn.cl/17ne5 (Enero, 2013).Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile: Op. Cit.

5 Ibíd.

6 Ibíd.

7 PEÑA, Félix: Las cumbres ALC-UE: Su origen y evolución, su relevancia, su potencial. SEGIB, 2010. Disponible en: http://bcn.cl/17ne6 (Enero, 2013).

8 Ibíd.

9 SILVA, María Cristina: “Santiago 2013: El estreno de las Cumbres CELAC-UE”. En CELARE: La Unión Europea, América Latina y el Caribe: 10 años de Asociación Estratégica. Santiago, 2010. Pág. 219.

10 Ibíd.

11 DÍAZ BARRADO, Cástor: “Marco político normativo de las relaciones Unión Europea-América Latina y el Caribe a la luz de las Cumbres”. En: DÍAZ BARRADO, Cástor et als (eds): Perspectivas sobre las relaciones entre la Unión Europea y América Latina. Madrid, 2008. Pág. 23.

12 SILVA, María Cristina: Op. Cit. Pág. 221.

13 DÍAZ BARRADO, Cástor: Op. Cit. Pág. 24.

14 Véase un resumen de objetivos y resultados en SILVA, María Cristina: Op. Cit. Pág. 222.

15 FRERES, Christian y SANAHUJA, José Antonio: “Hacia una nueva estrategia en las relaciones Unión Europea-América Latina”. En FRERES, Christian y SANAHUJA, José Antonio (coord.) América Latina y la Unión Europea. Barcelona, 2006. Pág. 28.29.

16 CEPAL: En busca de una asociación renovada entre América Latina y el Caribe y la Unión Europea. Disponible en: http://bcn.cl/17ne3 (Enero, 2013).

17 Delegación de la UE en Chile: Documento de programación regional. Disponible en: http://bcn.cl/17nep (Enero, 2013).

18 SILVA, María Cristina: Op. Cit. Pág. 237.

Biblioteca del Congreso Nacional. Contacto: Andrea Vargas Cárdenas. Anexo Santiago 1871. Asesoría Técnica Parlamentaria. Área Gobierno, Defensa y Relaciones Internacionales. 22/01/2013.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje