Página principal

Cuando se tiene algo que decir se lo dice en cualquier parte


Descargar 0.81 Mb.
Página9/27
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño0.81 Mb.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   27

Alejandro Parisi

¿Vive usted de la literatura? ¿Qué lugar ocupa en su modo de ganarse la vida? ¿Qué otros trabajos hace o ha hecho?

Mi vida laboral fue y es bastante caótica. De los 14 a los 18 animé fiestas infantiles. A los 18 fui cajero de Jumbo (le da más). De los 19 a los 24 trabajé de cadete para una empresa aduanera. De los 24 a los 26 hice encuestas. A los 26 llegué a Europa con el sueño de convertirme en escritor y apenas si logré conseguir trabajo de camarero. Ahí vendí bijouteri en la playa, hice mudanzas y, por casualidades de la vida, vendí los derechos de mi novela a un productor de cine que, aunque nunca filmó la novela, me abrió las puertas para trabajar como guionista. De alguna manera, puedo decir que gracias a la literatura comencé a trabajar como guionista. Y, salvando las distancias, una y otra profesiones se parecen. La diferencia es que en literatura escribo lo que se me antoja y en los guiones respeto un montón de directrices que hacen a un programa de televisión. Sin embargo puedo trabajar en casa, escribir todo el tiempo y tener tiempo para jugar con mi hijo y seguir con la literatura. Además pagan bien, mucho mejor que la literatura. Los puntos negativos son los mismos en ambos oficios: mucho caretaje: productores que, como los editores, te tratan mal y te exigen lo que se les canta, y la sensación constante de que uno (guionista o escritor) está solo en el mundo (escribiendo).
2 Si tuviera que comparar el trabajo de escritura con otro oficio ¿con cuál sería y por qué?

Un lugar común es decir que el oficio de escritor se parece al del albañil. Primero, ningún autor que conozca se levanta a las 5AM y se toma un colectivo de dos horas para pasar el día ensuciándose las manos y cargando bolsas de 50kg de cemento. Como dice el Diego: "Esto no es laburar, laburar labura el que se levanta a la madrugada para cargar bolsas en el puerto". Coincido, aunque muchos autores se llenan la boca diciendo que son albañiles. Si tuviera que compararlo con otro oficio, sería uno hedonista, pulcro y pretencioso. Quizá con un cirujano plástico: se modifica la realidad para dejarla linda. Pero tampoco, en mi corta vida de escritor no vi ni una cuarta parte de las tetas que ve un cirujano plástico. Pero la comparación me gusta, y de ella surgen dos líneas: la primera, la más complicada, es escribir algo que a uno le gusta y respetar la escritura, trabajarla, en relación al texto que se está escribiendo –como un cirujano plástico mira un cuerpo a mejorar y piensa qué tetas, qué boca y qué culo serían más apropiados para ese cuerpo. La segunda, más exitosa, es escribir algo para que le guste a la mayor cantidad de gente (ya sean críticos, lectores o colegas) –como el cirujano que, sin haber visto el cuerpo que debe modificar, le pone por default un par de tetas tentadoras, mucho colágeno en los labios y una cola parada, todo esto social y sexualmente celebrado. En fin, el primer caso produce un autor poco conocido, de culto, y un cuerpo perfeccionado. El segundo caso produce un best seller escrito como cualquier otro best seller y una rubia teñida con demasiadas tetas para su metro sesenta de altura y una boca llena de colágeno lista para ir a Bailando por un Sueño.


3 ¿Cómo trabaja su escritura?

Directamente en la PC, escribiendo y releyendo todo el tiempo.

¿Cuánto tiempo le dedica?

En los momentos en que estoy escribiendo algo, le dedico un promedio de 5 horas diarias.

¿Lee alguien sus textos antes de publicarlos?

Sí, claro. A medida que uno va creciendo cada vez necesita menos opiniones, pero más profundas y más especializadas. En general son amigas: las mujeres son más objetivas, crueles y sinceras. Nunca colegas, por una simple razón: te recomiendan que escribas lo que ellos hubieran escrito (no es una acusación: yo hago lo mismo).

¿Escribe de manera regular?

Sí, nunca pasa más de una semana sin que me siente a escribir. Si no lo hago, me pongo de mal humor y termino por deprimirme.

¿Lee a otros autores en los períodos en que está escribiendo?

Sí. Además de hacer un trabajo bibliográfico (es decir, de leer cosas que me ayuden a ver en qué estoy metido), me gusta leer cosas que no tienen nada que ver con lo que escribo para robar lo menos posible y, sobretodo, distraerme. Definitivamente, soy mejor lector que escritor.



Andrés Tejada Gómez

1 ¿Vive usted de la literatura? ¿Qué lugar ocupa en su modo de ganarse la vida? ¿Qué otros trabajos hace o ha hecho?

No, no vivo de la literatura. En ningún sentido. Bajo ningún aspecto

La literatura no ocupa ningún lugar en mi modo de ganarme la vida. En última instancia, la vida no es algo que se pueda ganar.

Trabajo en un oscuro empleo municipal. Una larga tradición me antecede: Kafka, Juan L. Ortiz. William Carlos Williams, Francisco Madariga y Ezequiel Martínez Estrada.
2 Si tuviera que comparar el trabajo de escritura con otro oficio ¿con cuál sería y por qué?
Mi comparación sería con un trapecista sin red: en la literatura uno siempre está ante la posibilidad de caerse al vacío. O con un payaso: uno siempre está a punto de hacer el ridículo. Tal vez con un mago: trabajando con la ilusión de los otros y engañando. Aunque lo mejor sería ser comparado con un estibador: soportar todo el peso en el propio cuerpo y seguir siempre adelante al finalizar la jornada. Jamás con un vulgar bailarín de tango: no hacen nada por dignificar la humanidad.
3 ¿Cómo trabaja su escritura? ¿Cuánto tiempo le dedica? ¿Lee alguien sus textos antes de publicarlos? ¿Escribe de manera regular? ¿Lee a otros autores en los períodos en que está escribiendo?

Trabajo con esmero, con paciencia, con esfuerzo y con intensidad. A oscuras, aunque con luz.

Le dedico todo el tiempo humanamente posible, teniendo en cuenta, claro mi tendencia a la desidia.

Nadie nunca lee mis textos antes de publicarlos. No hay nadie para leerlos.

Para mi trabajo literario actual leo a: Schowb, Borges, Bolaño, Wilcoock, Chitarroni, Musil, Junger, Barthes, Kafka, Cheever, Gombrowicz, Pavese, Mansfield, Brecht, Pauls y contra mi volunta a Virginia Woolf.

1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   27


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje