Página principal

Cuando se tiene algo que decir se lo dice en cualquier parte


Descargar 0.81 Mb.
Página14/27
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño0.81 Mb.
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   27

Elvio Gandolfo

1 ¿Vive usted de la literatura? ¿Qué lugar ocupa en su modo de ganarse la vida? ¿Qué otros trabajos hace o ha hecho?

La mayor parte del trabajo gracias al cual vivo tiene que ver con la literatura de modos indirectos: leo libros de literatura y los comento; me dan libros en otros idiomas y los traduzco; conozco la obra de gente que hace literatura y la entrevisto o escribo sobre ellos. También, en mucho menor medida, escribo literatura y muy de vez en cuando cobro por ella. El resto de mi trabajo actual tiene que ver con el periodismo cultural. Antes, el otro trabajo que tuve fue el de tipógrafo, que ejercí durante unos 15 años, y que desapareció barrido por la técnica del offset.
2 Si tuviera que comparar el trabajo de escritura con otro oficio ¿con cuál sería y por qué?

Se me ocurre que el trabajo de escritura debe de tener puntos de contacto (en la estructura, en el ritmo, en la expresión) con las otras formas de crear: el cine, la pintura, la música (cada uno de esos pasos alejándose por su especificidad de la escritura en orden de aparición). Son todas maneras de traducir lo muy difícil y gozoso de traducir: lo real.


3 ¿Cómo trabaja su escritura? ¿Cuánto tiempo le dedica? ¿Lee alguien sus textos antes de publicarlos? ¿Escribe de manera regular? ¿Lee a otros autores en los períodos en que está escribiendo?

Mi forma de trabajar mi escritura suele ser desordenada, tanto en cuanto al tiempo dedicado como en cuanto al momento de hacerla en el día, la semana, el mes o el año (y a esta altura, en la década sucesiva). Vista desde afuera seguramente se distinguirían ritmos de acción que para mí no son evidentes. No escribo (mi escritura) de modo regular, pero siempre escribo, en mi trabajo. Casi siempre tengo un par de amigos (en Montevideo, en Buenos Aires, en otros lugares, gracias al mail) que son buenos, completistas lectores, a quienes les paso lo que escribo y que opinan y que a menudo me permiten salvarme de errores e anche del acechante ridículo o la estupidez, que con la sola mirada personal, uno confunde tan a menudo con la genialidad. De todas las actividades relacionadas con la escritura, la lectura es la más constante, y nunca la interrumpo en el momento de escribir, aunque no recuerdo haber leído (salvo en el sentido informativo) específicamente para escribir, o relacionado con la escritura. Una de las lecturas que más me impresiona por el modo en que mágicamente se relaciona con búsquedas vagabundas que hace mi inconsciente y a veces mi conciencia, es el libro o la revista que manoteo al azar al ir al baño. Algunas de las mejores y más sorprendentes cosas que leí en los últimos años aparecieron en ese momento. Tal vez porque cuanto más tiempo ha pasado y uno más formado va estando, más necesario es salirse de las vías e incursionar por sitios nuevos o con nuevas perspectivas. Hace un momento me pasó eso al llevar un viejo número de la revista tsé-tsé al baño y leer unos bellos poemas de prerrafaelistas. En Christina Georgina Rossetti encontré una línea que tiene que ver directamente (de manera inconsciente, esquiva) con una novela policial que estamos escribiendo con mi amigo Gabriel Sosa: “de allí en más la retrasada arena del tiempo corrió dorada”.



Emiliano Bustos

1 ¿Vive usted de la literatura? ¿Qué lugar ocupa en su modo de ganarse la vida? ¿Qué otros trabajos hace o ha hecho?

No. Un lugar que definitivamente fortalece, pero fuera de cualquier modo sustentable. Fui fumigador, trabajé en una librería y también en una Línea de Artes Plásticas del gobierno de la Ciudad, hasta la llegada de Macri.
2 Si tuviera que comparar el trabajo de escritura con otro oficio ¿con cuál sería y por qué?

La escritura es ciertamente un oficio, y lo compararía con la escultura, con el trabajo progresivo y arduo de quitar capas. También con ciertos trabajos de oficina –en cuanto obligan a una monotonía del escape– y a cualquiera que remita a un peregrinar (al modo vital, definitivamente claroscuro y humano de Chaucer). Asimismo, fui un fondista amateur, y aunque la escritura es menos “física” que la pintura y el teatro, no puedo dejar de asociarla también a eso (aunque correr no sea un trabajo propiamente dicho; o sí): obviamente implica, como la práctica atlética mencionada, el esfuerzo, el largo aliento, el construir de a poco.


3 ¿Cómo trabaja su escritura? ¿Cuánto tiempo le dedica? ¿Lee alguien sus textos antes de publicarlos? ¿Escribe de manera regular? ¿Lee a otros autores en los períodos en que está escribiendo?

La trabajo todos los días pensando, y cuando puedo escribiendo; o sea que hay una decantación previa constante, cuanto menos terca.

Ojalá pudiera dedicarle más tiempo.

Mi mujer, Rosaura.

Girri, según decía, escribía todos los días; entiendo que para mí es casi imposible, por lo dicho, hacerlo de manera sistemática.

Creo relativamente en el juicio crítico de otros autores (especialmente los de tu misma generación), aunque nunca se puede saber por dónde caen los buenos consejos.



Fabián Casas

1 ¿Vive usted de la literatura? ¿Qué lugar ocupa en su modo de ganarse la vida? ¿Qué otros trabajos hace o ha hecho?

No. (Después no me interesan mucho estas preguntas acerca de la tagui).
2 Si tuviera que comparar el trabajo de escritura con otro oficio ¿con cuál sería y por qué?

El de soldador, porque trabaja uniendo cosas, cruzando experiencia.


3 ¿Cómo trabaja su escritura? ¿Cuánto tiempo le dedica? ¿Lee alguien sus textos antes de publicarlos? ¿Escribe de manera regular? ¿Lee a otros autores en los períodos en que está escribiendo?

Escribo sólo cuando empiezo a escuchar la musiquita en el oído. Para mí la escritura es algo colectivo. Siempre mostré mis cosas a la gente en que confío que no me va a hacer el Palco del Diego. Yo leo siempre, escribo de vez en cuando y al tuntún.



Federico Jeanmaire

1 ¿Vive usted de la literatura? ¿Qué lugar ocupa en su modo de ganarse la vida? ¿Qué otros trabajos hace o ha hecho?

Vivo en parte de la literatura y en parte de mi trabajo como referencista nocturno en la Biblioteca del Congreso de la Nación.
2 Si tuviera que comparar el trabajo de escritura con otro oficio ¿con cuál sería y por qué?

No sé, creo que con cualquier oficio artesanal y creativo al mismo tiempo: tejedor, carpintero, herrero.


3 ¿Cómo trabaja su escritura? ¿Cuánto tiempo le dedica? ¿Lee alguien sus textos antes de publicarlos? ¿Escribe de manera regular? ¿Lee a otros autores en los períodos en que está escribiendo?

Escribo todos los días, varias horas. Y leo, también, todos los días. Salvo en determinados momentos de la escritura, sobre todo al final de una novela, ahí no puedo leer. Sí, le paso la primera versión de mis textos a un grupo de personas que fui construyendo con los años y de quienes me interesan sus opiniones en uno u otro sentido.



1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   27


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje