Página principal

CRÓnica festival blues cazorla 24 a 26 Julio 2014


Descargar 29.62 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño29.62 Kb.
CRÓNICA FESTIVAL BLUES CAZORLA
24 a 26 Julio 2014


El Festival de Blues de Cazorla se asocia a días de intenso calor, un calor que a menudo alcanza los 40 grados y un sol de justicia que golpea sin piedad nuestros cuerpos. Sin embargo, y aunque parezca mentira, Cazorla es también un lugar repleto de frescas y cristalinas aguas, con deliciosos ríos, arroyos y fuentes. La plaza de Santa Maria se convierte durante el festival en un lugar donde, como si de diminutas cascadas se tratara, las pequeñas gotas de agua de los aspersores refrescan nuestra piel.

No sólo el agua se transmite a borbotones. Durante apenas tres días, cataratas de música y buen ambiente nos atrapan sin casi dejarnos descansar, lo que hace que sea prácticamente imposible dar abasto para poder asistir a todos los actos y conciertos que año tras año el Festival de Blues de Cazorla nos ofrece en una auténtica riada de música y blues.

Muchos han bautizado el festival como “Cazorleans” y aunque sus ríos y arroyos no son el Mississippi, el blues se ha hecho patente como cada año en todos los rincones de Cazorla.

Como ya he comentado, se hace prácticamente imposible poder asistir sin desfallecer en el intento a todos los conciertos previstos, por lo que quisiera dar una visión de lo que ha quedado más patente en mi retina de la edición de este año.

Para abrir boca y nunca mejor dicho, asistimos a la comida de hermandad del jueves a mediodía, que reúne en la parte alta de la villa a algunos de los habituales y músicos participantes en el festival junto a una deliciosa paella, primeras cervezas, reencuentros y charlas.

Después de la supresión hace ya algunos años de la barbacoa del jueves noche en la finca La Terrera situada en las afueras de la ciudad y que todavía echamos de menos, quizás la seña de identidad más notable del festival sean los conciertos de mediodía en la Plaza de Santa María. Bajo la sombra de sus inmensos árboles y los enormes parasoles, junto a refrescantes ventiladores y difusores de agua fresca, la plaza se convierto en un lugar de encuentro social, donde las cervezas, las tapas y el buen rollo esta asegurado, pero también un lugar donde disfrutar de auténtico blues sin concesiones a la galería. Este año han pasado por su escenario grandes músicos de blues, que nos han deleitado con su conocimiento y buen hacer y nos han regalado con grandes momentos de intenso blues.

Todo un privilegio escuchar junto a buenos amigos y una cerveza en las manos el excelente blues de LITTLE G. WEEVIL, un joven valor emergente en la escena del roots blues estadounidense. Húngaro de nacimiento y americano de adopción, ha conseguido el reconocimiento de los círculos de blues, especialmente después de ganar en 2013 el International Blues Challenge de la Blues Foundation en la categoría solo/dúo. Gran técnica a la guitarra y una voz rota y muy expresiva que no dejan a nadie indiferente.

A pesar de estar en un lugar tan típicamente andaluz como es la Plaza de Santa María, por unos momentos nos sentimos en Chicago, transportados por LURRIE BELL y sus viejos blues como “So Long”, “Sweet Home Chicago” o “Got My Mojo Working” acompañado por el incombustible ANTONIO SERRANO, quien se las ve y se las desea para seguirle. Puro y duro blues de ese que te atrapa y te envuelve con su sobriedad y su magia.



A pesar del título de su canción “Dicen que no tengo feeling”, si hay alguien que puede presumir de tener feeling, ese es FEDE AGUADO. Además de competente guitarrista, Fede es un hombre que se entrega a fondo en todo lo que hace y posee una voz que te llega muy dentro. Quizás su canción más emblemática sea “Dicen que no tengo feeling”, pero temas como “Ni en la maleta ni en el alma”, “El blues de la crisis” o “Me voy a descansar”, le consagran como un bluesman íntegro y carismático, dando lo mejor de sí mismo para deleite de todos nosotros.




Little G. Weevil, Lurrie Bell y Fede Aguado en la Plaza de Santa Maria

A pesar de no ser un bluesman al uso, confieso sentir debilidad por IAN SEAGAL, desde que le vi en Hondarribia hace ya unos años donde, a pesar de romperse una pierna, fue todo profesionalidad y entrega. Aunque viene del Reino Unido, en este su primer set demuestra su conocimiento de la música americana con raíces y del blues más sugestivo y envolvente que, junto a su voz rota y descarnada, me va cautivando y enganchando poco a poco, incluso recordándome en algunos momentos al Dylan más genuino, aunque no por eso deja de interpretar clásicos como “One Scotch, One Bourbon, One Beer”.


Ian Siegal

Todo un lujo poder contar con THE SUITCASE BROTHERS en la plaza de Santa Maria. En 2013 fueron segundos clasificados en el International Blues Challenge de Memphis en la categoría solo/dúo detrás de Little G. Weevil y hoy en día son quizás de los músicos españoles con más proyección internacional, proyección que se han ganado a pulso por su constante progresión y trabajo. Son dos excepcionales representantes del blues más tradicional, con notables guiños al blues de Piedmont e influencias que van desde Sonny Terry & Brownie McGhee o Cephas & Wiggins pasando por Muddy Waters o Little Walter hasta artistas más actuales como Kim Wilson. Actualmente acaban de grabar junto a Jerry Portnoy y Paul Osher. Como no podía ser de otro modo su concierto es excelente, en todo momento demuestran un alto nivel expresivo y técnico, y su actuación se nos hace muy corta.




Si TXUS BLUES y JOSE BLUEFINGERS son año tras año los reyes de Cazorleans y este año han vuelto de nuevo a serlo, PREDICADOR RAMIREZ es el príncipe. Además de su buen hacer a la guitarra, tiene esa gracia especial que hace que sus conciertos siempre sean una fiesta. Nuevamente demuestra estar en plena forma haciéndonos pasar un rato muy agradable.


Siempre se agradecen los Meet & Greet o las Masterclasses del Teatro de la Merced. Particularmente me gustan porque muestran a los músicos de una forma bastante cercana y ofrecen la oportunidad de conocerles cuando están fuera del escenario, al mismo tiempo que saborear en pequeño formato algo de su música y su buen hacer. Fue curiosa la presentación IAN SEEGAL, LITTLE G. WEEVIL y ALVON JOHNSON, tres artistas que provienen de entornos musicales totalmente diferentes pero unidos por el blues. Los tres nos explicaron cómo descubrieron el blues y cuáles son las fuentes de las que han bebido en su andadura musical. Todos ellos nos ofrecieron un pequeño y sabroso aperitivo bluesero.

Muy didáctica también la masterclass de BILLY BRANCH. Conozco a Billy desde hace ya muchos años y sé de sus conocimientos de español y de la labor que realiza dando clases de blues y armónica a los niños en Chicago. Por eso me encantó su masterclass, los consejos que, en un más que aceptable español, nos fue dando para entender el feeling de la armónica de blues –según él lo más importante para empezar a tocar la armónica es trabajar el tiempo, el tono y el fraseo-, la pequeña introducción sobre sí mismo y cómo descubrió los blues y, finalmente, el modo en que nos hizo participar de una amena clase de iniciación al blues.

Masterclass de Billy Branch en el Teatro de la Merced

 

 



Como es habitual, los grandes conciertos tienen lugar en horario nocturno en el escenario de la Plaza de Toros.

Quizás debido al cansancio del viaje, esperaba algo más de COCO MONTOYA que no llegó a llenarme del todo. Es un elegante y fino guitarrista con un buen conocimiento del blues, desde su vertiente más tejana hasta los clásicos de Chicago o sus toques a lo BB King, además de poseer una buena voz muy apta para el blues actual. Aunque su actuación fue muy correcta, no acabó de conectar ni con el público ni conmigo y, al final la sensación que me dejó fue que, pese a su buen hacer, fue más un concierto para cumplir el expediente, que para comunicar y enganchar a la gente.





Coco Montoya


PEDRO ANDREA es un excelente, versátil y virtuoso guitarrista que tanto te toca un blues de BB King como un tema de Dire Straits o acompaña a Miguel Bosé. Liderando una banda muy profesional, demuestra su innegable técnica en composiciones muy de diseño interpretadas con un gusto exquisito. Como banda de acompañamiento de ALVON JOHNSON estuvieron también a la altura y supieron hacer brillar a este carismático artista y mejor “showman”. Alvon es un cantante de voz profunda y más que notable guitarrista, pero lo mejor de este artista son sus ganas de agradar y entretener al público y para ello no escatima esfuerzos: se mueve, gesticula, se baja a la arena de la plaza, baila y nos ofrece un repertorio de blues genuino, salpicado con gotas de funky y soul, atreviéndose incluso a emular a Nat King Cole interpretando en castellano “Bésame Mucho”, deleitándonos también con versiones de clásicos como “The Blues is Alright” o “Rock Me Baby”. Me gusta y me engancha por las ganas y el entusiasmo que derrocha.

Pedro Andrea y Alvon Johnson


Alvon Johnson

Sin duda el plato fuerte del festival era el paquete que bajo el título de CHICAGO BLUES, A LIVING HISTORY presentaba a Kenny Smith a la batería, si no estoy equivocada Carlos Johnson al bajo, Billy Flynn a la guitarra, John Iguana al piano, Mathew Skoller como maestro de ceremonias y armónica, Billy Branch a la armónica y voz, Billy Boy Arnold a la armónica y voz, Lurrie Bell a la guitarra y voz y John Primer a la guitarra y voz. Es innegable que, a primera vista. el plantel de músicos era y es excelente y se hace difícil poder ver a tantas luminarias de Chicago en un solo festival. Este planteamiento tiene, a mi modo de ver, un inconveniente y es que los músicos principales se van turnando en el escenario. Eso hace que cada músico interprete sólo un par o tres de canciones y no llegan a calentarse ni a transmitir feeling, por lo que el concierto en su globalidad, resulta frío y algo decepcionante. En mi opinión, los músicos principales deberían tener cada uno su show entero, además del principal, como fue el caso de Billy Boy Arnold que, en su segunda actuación en solitario y con la base rítmica de Kenny Smith, Billy Flynn y John Iguana, estuvo muchísimo mejor y más entregado.


Billy Boy Arnold

Es cierto que hoy en día tenemos pocas oportunidades de ver blues de Chicago en directo, por lo que su actuación se agradece sobremanera. De ella me quedó con el excelente beat de Kenny Smith, el sobrio trabajo de Billy Flynn, algún que otro destello de John Iguana (echamos de menos a Barrelhouse Chuck al piano) y, sobre todo la autenticidad y el buen hacer de John Primer. Por lo que respecta a Billy Boy Arnold estuvo muchísimo mejor en su segunda actuación. Lurrie Bell tuvo destellos de calidad a la guitarra, pero se le vio algo distante y un poco abstraído, por lo que me quedo con su concierto acústico del medidía. Finalmente decir que siento debilidad por la voz de Billy Branch que no me defraudó en absoluto. Siempre ha sido también uno de mis armonicistas favoritos, pues domina y tiene una gran técnica del instrumento aunque, en esta ocasión, me pareció que había perdido un poco ese “sonido” suyo tan característico de su época con The Sons Of The Blues, en aras de una mayor versatilidad y comercialidad.


John Primer


Billy Branch                                                                                                                                                              Lurrie Bell


Como ya he dicho antes, IAN SIEGAL es una auténtica máquina en el escenario. Innovador pero al mismo tiempo, clásico en la concepción del blues, tiene la habilidad de saber combinar estilos diferentes, siempre con un toque personal y muy envolvente junto a una voz descarnada, que no sé porque razón me llega y me cautiva. Su actuación es intensa y vibrante y se me hace corta.



Ian Siegal


En su set en solitario y como ya he mencionado anteriormente, BILLY BOY ARNOLD me convence totalmente. Esta vez nos demuestra porque está considerado como la voz más melodiosa y elegante del south-side de Chicago. Basa su repertorio fundamentalmente en clásicos de Sonny Boy Williamson o Big Bill Broonzy, en un concierto altamente gratificante que nos deja un gran sabor de boca.



Billy Boy Arnold

BETTIE LAVETTE es también una elegante cantante de buenos registros vocales que posee un enorme dominio del escenario. Con aparente sencillez y una puesta en escena sobria e intimista sabe atraer al espectador, deleitándole con canciones llenas de expresividad vocal. Excelente cantante de rhythm & blues, soul, en sui juventud estuvo influenciada por el sonido Detroit y Motown, conservando después de 50 años de carrera musical, todo la fuerza de su época más emblemática. En mi opinión incluyó demasiados temas lentos en su repertorio, pero a pesar de ello, nos dejó altamente impresionados en un concierto lleno de intensos momentos y coloridos matices.


Bettie Lavette

Desde Bilbao THE TRAVELLING BROTHERS vuelven a demonstrar su fuerza y enorme profesionalidad en el escenario. No cabe duda de que cuando entran en acción lo dan todo y saben conectar con el público de forma inmediata. Una gran banda de blues y swing que han conseguido un alto nivel y que pueden codearse con cualquier formación de nivel internacional. Aunque con tristeza es momento de partir, quedandonos con la fuerza, la energia, la comunicación y el buen hacer de esta enorme formación.


Travelling Brothers

Muchas cosas se nos han quedado en el tintero en esta edición del Festival de Blues de Cazorla que este año celebraba sus 20 años de existencia. Veinte años en los que no han dejado de darnos la oportunidad de disfrutar de impresionantes momentos de blues. Por el escenario de este pequeño pueblo perdido entre un mar de olivares han pasado artistas como Buddy Guy, Magic Slim, Koko Taylor, John Mayall, Rod Piazza, Johnny Winter, Jerry Portnoy, The Fabulous Thunderbirds, Little Charlie & The Nightcats, Sugar Ray & The Bluetones, James Cotton, George Thorogood, Jimmie Vaughan, Charlie Musselwhitte, Bobby Rush, Nick Curran, Candye Kane, LiL’ Ed, Mannish Boys…. Festival de blues pionero en el estado español, lo que le ha llevado a ser reconocido con el premio Keeping The Blues Alive por la Blues Foundation de Memphis, siendo el segundo premio que se concede a un representante español. El primero… huelga decir su nombre. Es por eso que les felicitamos y deseamos que, como mínimo, puedan celebrar 20 años más y que nosotros lo veamos.

Texto y Fotos: Roser Blues


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje