Página principal

Creación de la sociedad bolivariana


Descargar 10.67 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño10.67 Kb.


CREACIÓN DE LA SOCIEDAD BOLIVARIANA


Gran Sociedad Boliviana


Varios amigos de las glorias del Libertador Simón Bolívar, que tan identificadas se hallan con las glorias de la Patria, proyectaron a fin de año último el establecimiento de una Sociedad que con aquel hermoso titulo tuviese exclusivamente por objeto contribuir a la perpetuidad del renombre y fama de aquel ilustre caudillo de la Libertad Suramericana, ora celebrando en los días 28 de octubre de cada año su feliz natalicio acaecido en 25* de julio de 1783, ora erigiendo monumentos públicos a su memoria, ya celebrando el aniversario de la entrada de sus venerados restos en esta capital, ya estableciendo un funeral anual, o en fin, acordando emplear sus fondos en cuanto juzgasen más digno del Héroe.

Tan interesante como patriótico pensamiento, apenas fue enunciado, mereció entusiástica acogida, y muy luego, ciudadanos y extranjeros de todas las edades, condiciones y profesiones, hombres de todas épocas solicitaron ser inscritos como socios.

En efecto, la Sociedad fue instalada en 14 noviembre último y ha recibido la aprobación del señor Gobernador de la Provincia, quien al acordar su asentimiento se ha congratulado con la Sociedad por la justicia, conveniencia y aun necesidad de su objeto.

Muy poco tiempo cuenta ella de existencia y ya excede de los doscientos el número de sus miembros. Para complementar su organización interior y dar éxito a sus patrióticas tareas y generosas miras, aprobó provisoriamente en sesión de 4 febrero último el proyecto de reglamento que se le presentó por una comisión de su seno, y en cumplimiento del artículo 40 procedió a nombrar los miembros que deben componer la Junta económica y de inspección encargada de representar a la Sociedad en general, de acordar los medios de progreso y la conservación, vigilancia y economía del cuerpo y su tesoro, y resultaron electos para:

Presidente, el Excmo. Señor General Rafael Urdaneta. Actual Secretario de Estado en el Despacho de la Guerra;

Vicepresidente, el Señor Dr. Tomás José Sanavria, Consejero de Estado;

Tesorero, el Señor Casimiro Vega;

Secretario, el Señor Doctor Manuel Echeandía;

Para primer Suplente General, el Señor Dr. José Vargas, Presidente del Senado;

Segundo Suplente General, el Señor Licenciado Diego B. Urbaneja, Presidente de la Corte Suprema de Justicia;

Tercer Suplente General, el Señor General José María Carreño, Ministro de la Corte Suprema Marcial;

Cuarto Suplente general, el Señor Juan Bautista Calcaño, Contador del Tribunal Mayor de Cuentas.

Para Vocales, los señores Mariano Herrera, Diego Ibarra, General Judas Tadeo Piñango, Jacinto Gutiérrez, Francisco I. Carreño, Feliciano Palacios Tovar, Francisco R. Hernández, Isidro Espinosa y José María Ponce.

El tesoro de la Sociedad lo forman las contribuciones mensuales de sus miembros; tan moderadas como soportables, están reducidas por ahora a cinco reales mensuales por cada socio. Las reglas de contabilidad adoptadas y la responsabilidad del tesorero, son las más exuberantes garantías del fondo sagrado de la Sociedad, del que no puede disponerse sino por acuerdo de la junta de inspección y determinadamente para llenar alguno de los objetos de la asociación.

Y deseando la Sociedad hacer conocer su existencia y el noble objeto de su instituto, así a todos los venezolanos porque todos son amantes de las glorias del Héroe, y están llamados a tomar parte en recuerdos tan gloriosos, como a las Repúblicas americanas, especialmente a aquellas que deben al Libertador los egregios hechos que la Historia del Nuevo Mundo tiene ya registrados en sus hermosas páginas, y en fin a todos los hombres libres del Mundo, justos apreciadores de aquellos seres privilegiados que han dado a las naciones existencia, libertad y gloria, acordó en sesión de 12 de febrero anterior se publicase este aviso en los periódicos de la capital.

Lisonjéase la Gran Sociedad Boliviana que muy en breve será imitado su ejemplo y que en consecuencia se establecerán en todas las Provincias y Naciones Sociedades hermanas que como otras tantas ramificaciones, cooperen a este fin nacional, haciendo imperecedera la memoria del redentor político de la América del Sur. La posteridad agradecida sabrá apreciar tan nobles esfuerzos.


Caracas, marzo 1º de 1843.

El Presidente

Rafael Urdaneta

*Por ese tiempo se tuvo esa fecha como la del natalicio del Libertador.



Fuente: Sociedad Bolivariana de Venezuela. Estatuto General 2006. Caracas.




La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje