Página principal

Contiene: arl 4 Domingo de Pascua a pagola 4 Pascua IV domingo de Pascua Semana del 11 al 17 de mayo arl 4Domingo de Pascua a buen Pastor…


Descargar 241.29 Kb.
Página4/4
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño241.29 Kb.
1   2   3   4

Para la revisión de vida


La imagen del Buen Pastor debe evocar en nosotros a esa persona que cuida y protege las ovejas encomendadas a su cuidado. ¿Tengo yo esa sensación de paz, seguridad y confianza que debe darme el sentirme en buenas manos, en las manos de Dios Padre que "pastorea mi alma"?

Para la reunión de grupo


  • Jesús resucitado es nuestro Maestro y Pastor, que nos muestra el camino que nos lleva a la Vida. Pero, a pesar de las advertencias de Jesús, luego nos hemos echado encima muchos «pastores», que muchas veces sólo son asalariados, o funcionarios, cuando no ambiciosos y engreídos, que quieren suplanta al único Pastor y que "sólo se predican a sí mismos". No puede ocurrir que, en la práctica, el pastoreo de Jesús queda opacado por tantos otros pastores intermedios que acaben impidiéndonos tener con él una relación tan directa con él como la que puede tener cualquier otro "pastor intermediario". ¿No habría que rescatar la idea de que, en realidad, Pastor sólo hay uno y todos nosotros tenemos igual derecho de relación directa con él?

  • La "apertura a los gentiles" que se dio en los tiempos primeros del cristianismo, no es un tema cerrado y concluido. Tiene proyecciones ulteriores en la historia colectiva de los discípulos, que siempre tienen que ir saliendo de sus guetos y abriéndose a nuevas formas de "gentilidad". ¿Será que también hoy la Iglesia está -estamos- muy encerrada en su lenguaje, en sus cosas, en un envejecido e inamovible estilo de celebrar, de creer, de organizar... que mantiene alejados a muchos "gentiles" de hoy día que, de buena gana entrarían en nuestra comunión si nosotros abriéramos las cerrajas que nos encierran? Hoy los gentiles que esperan se les una buena nueva (nueva) sobre la resurrección de Jesús, son el mundo de la increencia, de los alejados, los no practicantes, los que huyen de nuestra fría iglesia hacia experiencias religiosas más cálidas... ¿Qué se debería abrir? ¿Qué se debería abandonar? ¿Qué se debería incorporar?

  • Leer y comentar los párrafos del Vaticano I y de Pío XI transcritos en el comentario de más arriba. Compararlos con lo que dice el Vaticano II en el capítulo segundo de la Lumen Gentium, o concretamente en su número 32. Comentar.


Para la oración de los fieles


  • Para que quienes ejercen su ministerio en la Iglesia lo hagan desde el servicio y no desde el autoritarismo o el afán de dominio. Roguemos al Señor...

  • Para que los pobres y explotados de nuestra sociedad encuentren también en los cristianos apoyo y solidaridad. Roguemos...

  • Para que todos aquellos que escuchan la voz del Señor llamándoles al servicio de la Comunidad, respondan con valentía al don del Espíritu. Roguemos...

  • Para que el Señor Jesucristo, que ha vencido el dolor y la muerte, se acuerde de los pobres, afligidos, enfermos y moribundos, y a nosotros nos haga solidarios con ellos. Roguemos...

  • Para que los gobernantes estén siempre atentos a las inquietudes y necesidades de los pueblos, y den justa respuesta a sus aspiraciones de paz, justicia e igualdad. Roguemos...

  • Para que todos los que sufren persecución por causa de su fidelidad al Reino, se mantengan firmes y nunca duden del Amor de Dios, que resucita a los muertos. Roguemos...



Oración comunitaria


Pastor bueno, puerta de la Vida, cuida de todos nosotros, y ya que nos alegramos por la alegría de la Pascua, danos fuerza para trabajar con coraje por el Reino, y el gozo de verlo crecer poco a poco en el mundo, de modo que la fraternidad universal sea cada día más real entre nosotros. Nosotros te lo pedimos con la mirada puesta en Jesús de Nazaret, hijo tuyo y hermano nuestro. Amén.
Dios, nuestro Padre-Madre, que has dado a la Iglesia el gozo pascual de la Resurrección; concédenos también la paz y la confianza de saber que, en medio de los problemas y las dificultades de la vida, que nunca faltan, estamos siempre en tus manos, pues nos has hecho hijos e hijas tuyos y nada hemos de temer. Nosotros te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Buen Pastor. Amén.

Lunes 12 de mayo de 2014

Nereo y Aquileo, mártires (s. I)

Domingo de la Calzada (1109)
Hch 11,1-18: También a los gentiles les ha otorgado Dios la conversión

Salmo responsorial 41: Mi alma tiene sed de ti, Dios vivo

Jn 10,11-18: El buen pastor da la vida por las ovejas
P El Pastor ama y cuida sus ovejas hasta dar la vida por ellas. El asalariado también pastorea pero, podríamos decir, no involucra su vocación ni su vida en la tarea. Es solo un trabajo por el que recibe una paga.

La relación entre Jesús Pastor y su pueblo es tan estrecha que es figura de la relación íntima entre Jesús y su Padre. El conocimiento y el amor por los suyos lo lleva a darse por entero y así comunicar su vida a los que le dan su adhesión.

El rebaño es grande, es la humanidad entera. Esta comunidad no está ligada por la institucionalidad sino por el Espíritu y por la entrega generosa de Jesús que dándose demuestra la plenitud de su amor.

¿Quién será más peligroso para el rebaño? ¿El asalariado o el lobo? Ciertamente que el lobo viene a traer muerte al rebaño y lo ve solo como objeto de depredación y consumo. Pero también es cierto que el asalariado puede engañar al rebaño con su imagen de pastor, puede generar desesperanza por la falta de amor y al primer peligro dejar abandonadas a las ovejas a su suerte. ¿Cuántos lobos disfrazados de asalariados supuestamente “protegen” los intereses del pueblo?



Martes 13 de mayo de 2014

Nuestra Señora de Fátima


Hch 11,19-26: Se pusieron a hablar también a los griegos, anunciándoles el Señor Jesús

Salmo responsorial 86: Alaben al Señor, todas las naciones

Jn 10,22-30: Yo y el Padre somos uno
Jesús se encuentra en un clima frío y hostil. La referencia al invierno nos habla de que el autor quiere acentuar ese detalle ya que la fiesta de la dedicación era fija y en invierno. Se continúa con el discurso del Buen Pastor, pero los interlocutores no son gente sencilla del pueblo sino los dirigentes religiosos del Templo.

Es muy interesante el reclamo que le hacen a Jesús: hasta cuando nos tendrás en vilo, o levantados en el aire. En realidad lo que buscan es una declaración de Jesús para quitarle la vida. Es curioso porque luego será Jesús el levantado en el aire, pero para dar la vida. Allí Jesús expresa que el Padre le ama porque él mismo coloca su vida. Nadie se la toma, sino que él la dona. Ellos quieren una afirmación de Jesús que pueda incriminarlo, Él apela a su confianza. Los dirigentes, con su actitud, demuestran que no son pastores y que tampoco son del rebaño. Están ligados a la ley pero no al Espíritu que les permite creer y adherirse a un nuevo proyecto.

La comunión entre Jesús y su rebaño no se da por cumplimiento. Se expresa por la escucha, el reconocimiento y el seguimiento fiel.

Miércoles 14 de mayo de 2014

Matías, apóstol (s. I)


Hch 1,15-17.20-26: Echaron suertes, le tocó a Matías y lo asociaron a los once apóstoles

Salmo responsorial 112: El Señor lo sentó con los príncipes de su pueblo

Jn 15,9-17: No son ustedes los que me han elegido, soy yo quien los he elegido
El mismo amor que el Padre tiene por el Hijo, el Hijo lo tiene por sus discípulos y discípulas. Ese mismo amor debe circular en la comunidad cristiana. Ese amor-opción no es tal si no se traduce en obras concretas que transformen las realidades del mundo en el otro mundo posible querido por Dios. Este amor resume todos los mandamientos del Padre y nos exige amar como el Hijo: sin medida. Amar como aman el Padre y el Hijo es fuente de verdadera alegría, la que brota del corazón de quienes, en medio de los compromisos, no pierden la capacidad de hacer fiesta por la presencia permanente de Jesús entre su pueblo. Jesús acierta en una especie de síntesis esencial de todo el proyecto de Dios para la humanidad: ámense entre ustedes como yo los he amado.

Jesús diferencia entre ser amigo y ser sirvientes; el sirviente no elige, obedece. El amigo es servidor, acepta una invitación libre, opta y asume un estilo de vida, entra en intimidad con quien lo llama y esa identificación produce frutos que brotan del amor mutuo. Responder a la invitación-exigencia de Jesús es condición para sostener nuestra amistad con Él



Jueves 15 de mayo de 2014

Isidro, labrador (1130)


Hch 13,13-25: Dios sacó de la descendencia de David un salvador: Jesús

Salmo responsorial 88: Cantaré eternamente tus misericordias, Señor

Jn 13,16-20: El que recibe a mi enviado me recibe a mí
La adhesión a Jesús, y a su proyecto, es exigente. No basta con aceptar, hay que vivir el mensaje. La práctica de la Buena Noticia es bienaventuranza. Separarse de su ejemplo sería una irresponsabilidad. La verdadera felicidad está en el amor, no en el dominio. Se es feliz siendo iguales y siguiendo la suerte del maestro.

No todos entienden ni se adhieren, aun de los que supuestamente lo siguen y son amigos. Vuelve a aparecer la figura del traidor; alguien que traiciona la amistad. Jesús anticipa una primera referencia a la traición de Judas y le da un sentido de cumplimiento de profecía. Seguramente este hecho fue tan doloroso y escandaloso para la comunidad que deben haber reflexionado mucho sobre Él, buscando iluminación en las escrituras y carácter profético a las palabras de Jesús.

La comunión con el Padre se traduce en comunión con sus enviados. Recibir al servidor es recibir al Maestro. Jesús revoluciona la concepción tradicional de Dios. No ejerce dominio sino que comunica vida y amor. Al cambiar la concepción de Dios cambia indefectiblemente la mirada sobre su relación con la humanidad y entre los hombres y mujeres. Todos servidores, todos iguales entre sí.

Viernes 16 de mayo de 2014

Juan Nepomuceno, mártir (1393)


Hch 13,26-33: Dios ha cumplido la promesa resucitando a Jesús

Salmo responsorial 2: Tú eres mi Hijo: yo te he engendrado hoy

Jn 14,1-6: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida
Jesús aparece tranquilizando a sus amigos como el pastor que apacienta las ovejas. El seguimiento que les propone no es solo peregrinar, también es habitar. Los discípulos forman una nueva gran familia con el Padre y el Hijo. En el Espíritu todos son hermanos y hermanas. Tomás y Jesús hablan de lo mismo pero de distinta manera. Para Tomás la ida de Jesús es definitiva, como quien va a la muerte. Recordemos que a Tomás, aun después de la resurrección, le costará comprender que Jesús sea el Viviente. Para Jesús el camino hacia el Padre es una práctica constante que se prepara en la vivencia del amor leal a él y a su propuesta.

Jesús es la vida, es el único que la posee en plenitud y puede comunicarla. Es la verdad total, realidad plena de humanidad y divinidad. Él es el camino por el cual se llega al Padre para vivir una experiencia de comunión.

Seguir a Jesús es adherirnos integralmente en la experiencia de identificación con el Padre que nos comunica vida plena. Esa vida es la verdad total que lleva a la humanidad, a la plena realización… itinerario vital que nos conduce a la identificación con el proyecto de Dios.

Sábado 17 de mayo de 2014

Pascual Bailón, religioso (1592)


Hch 13,44-52: Saben que nos dedicamos a los gentiles

Salmo responsorial 97: Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios

Jn 14,7-14: Quien me ha visto a mí ha visto al Padre
PJesús se presenta como CAMINO para llegar al Padre. El Padre está presente en Jesús. La profunda y total identificación con su Padre le permite asegurar: “quien me ve, ve al Padre”. ¿Por qué Felipe no lo reconoce o no lo comprende? Podríamos pensar en Felipe como prototipo del discípulo que se fascina por la personalidad del maestro pero le cuesta asumir su proyecto de Vida. “Créanlo por las obras” le dice Jesús. Felipe sigue ligado a las categorías de la antigua alianza. Ve en Jesús un enviado, pero no a Dios mismo.

Jesús protesta. Ni siquiera la cercanía con su comunidad ha ampliado el horizonte de la comprensión de sus seguidores. La sintonía de Jesús con el Padre se demuestra en sus obras.

La praxis liberadora del Reino se presenta como prueba indiscutible de que el Padre anima y sostiene la búsqueda y la lucha por una vida digna y feliz para todos sus hijos e hijas.

Jesús es camino para llegar al Padre. Este camino se transita poniendo en práctica la propuesta legada por él. Es verdad, soporte del camino, herramienta para la libertad. Y es Vida plena y abundante, dada gratuitamente; dinamismo que impulsa el compromiso con el Reino.  




[1]HURTADO, A., ¿Es Chile un país católico?, p. 123ss.

1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje