Página principal

Configuración de las élites argentinas


Descargar 12.83 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño12.83 Kb.


Reunión Proyecto PIP “Configuración de las élites argentinas”

IDAES, 29 de junio de 2009

Temario

  1. Cuestiones administrativas.

  2. Discusión de las lecturas propuestas.

  3. Notas metodológicas.

  4. Lecturas para la próxima reunión (lunes 27 de julio a las 15:00).



  1. Cuestiones administrativas

Se informó que ya se cuenta con el código del proyecto y que el CONICET acreditó el 50% de los fondos. A tal efecto, se distribuyó una mínima normativa para la rendición de gastos corrientes, donde se explica cómo deben ser las facturas para la rendición de los mismos.

Respecto a la compra de libros, se informó que dentro del 50% liberado no incluye la compra de esos bienes de capital. Sin embargo, se realizaron las averiguaciones pertinentes en el CONICET y desde el organismo comentaron que se pueden comprar previa autorización del mismo. Es por ello, que se estableció que cada uno realicé un listado de libros de su interés relacionados con el proyecto y se lo envíe a Maia quien va a centralizar la información para realizar la carta y enviarla al CONICET con el listado general para la autorización de la compra.

Se estableció un día de semana fijo que va a ser los jueves por la tarde para llevar las facturas de cobro. Las mismas deben ser entregadas a Maia en la sede Paraná. Al surgir el interrogante en la reunión sobre la fecha que de facturación, se van a realizar las averiguaciones en el CONICET.

En lo que hace a las altas de las personas que se incorporaron al proyecto posteriormente a su presentación, va a ser el próximo paso a gestionar. Para ello se les a las personas que se encuentren en esta situación que vayan confeccionando un Curriculum Vitae.



  1. Discusión de las lecturas propuestas

Se comenzaron a discutir los textos Schvarzer y Sábato (1988), Basualdo (2001), Azpiazu, Basualdo y Khavisse (2004).

Al respecto, tanto en los textos de Basualdo como en el de Schvarzer y Sábato se intenta articular la relación entre clase dominante y sistema político. En”El nuevo poder económico” está presente la articulación entre la fracción del poder económico y el poder político como consecuencia del poder económico.

Se propuso articular la discusión a partir de pensar que cuestiones comunes tenían los textos y rescatar cuales eran las preguntas que guiaban los mismos. En primer lugar, se dio cuenta que tanto Basualdo como Schvarzer y Sábato se interrogan sobre la inestabilidad política.

Particularmente, Basualdo se plantea en su libro responder como logro reproducirse y se mantuvo un modelo de acumulación regresivo y excluyente durante el régimen democrático. Por su parte, en su análisis aparecen las tres élites que aborda el proyecto PIP: los empresarios, los tecnócratas y los políticos; como parte de los sectores dominantes. Al momento de pensarse los vínculos entre las mismas y surgiendo el interrogante si existe la autonomía entre ellas, el autor mencionado va a decir que no la hay.

Posteriormente, se hizo referencia a los comentarios de Nun presentes en el mismo texto. Si bien Nun destaca el mérito del texto de intentar interpretar en forma global los acontecimientos del país de los últimos cuarenta años, le crítica a Basualdo (entre otras cuestiones) el peligro que conlleva caer en el error de dar por sentada una acción racional. Es por ello que el análisis de Basualdo, según Nun, se acerca a una lectura conspirativa de los sectores dominantes, indicando que en el texto los mismos aparecen como sujetos pre constituidos, conociendo de antemano lo que pretenden.

Asimismo, se indicó que resulta cuestionable la mirada que tiene Basualdo del sistema político ya que diluye mucho a los partidos políticos y los coloca como “títeres” del empresariado. Al respecto, se menciono el texto de Pucciarelli “La democracia que tenemos” como un intento de recuperar a Basualdo y las críticas recibidas.

Por su lado, en el texto de Schvarzer y Sábato está presente el tema de la inestabilidad política cuestionándose si es normal o anormal en nuestro país; y si la misma y su continuidad no es beneficiosa para los sectores privilegiados. En las conclusiones del ensayo, los autores plantean que la tarea pendiente es instalar la democracia y sostienen que en las condiciones vigentes no se va alcanzar. Basualdo retoma estas cuestiones buscando darle respuesta a cómo se instauro la democracia en las condiciones vigentes. Es así que el interrogante que atraviesa su texto es ¿cómo se pudo instaurar la democracia ante una sociedad tan excluyente?

Posteriormente, en relación con el planteo de Schvarzer y Sábato del empresariado rural y la diversificación de sus actividades, la discusión se orientó a cuestionarse que paso con la élite económica y cuáles son los estudios existentes que puedan ser de utilidad para el proyecto.

Al respecto, se señalo que en los estudios del empresariado de los años ’20 y ’30 la oligarquía terrateniente aparece diversificándose y volcando sus inversiones en el montaje de los primeros grupos; fusionándose el agro con la industria. Ante el interrogante de si los grupos de los años ’30 llegaban a la década del ’90 se señaló una dificultad existente ya que los datos agregados están vigentes recién desde mediados de los años ’50. Sin embargo, se indicó que existe una heterogeneidad de situaciones y que los terratenientes son minoría pero si pertenecen a grupos que han tenido una gran importancia en la historia argentina como es el caso de Bunge y Born.

A la vez se apuntó a un error que comete Basualdo en un texto posterior del año 2006. Para Basualdo, la clase dominante es homogénea y es la oligarquía diversificada quien tiene predominancia en los sectores dominantes constituyéndose como la fracción hegemónica ya que comanda el proceso de acumulación y reproducción del capital y cuenta con mayor poder de lobby.

La unidad de análisis del estudio de Basualdo (2006) son las 200 principales empresas del país; y es desde ahí que baja a su idea de oligarquía diversificada, sin embargo las empresas en sí no son una clase social, para Basualdo sí.

La transición o el salto que el autor realiza desde empresas a clase o fracción de clase es un error y es la crítica más fuerte que se le puede hacer a su estudio. Al asimilar empresas que son fracciones de la cúpula a fracciones de clase realiza un salto peligroso, forzando el cierre de su análisis. Sin embargo, se resalta que en sus trabajos la construcción del dato duro es muy bueno ya que realiza un buen análisis de la base empírica.



  1. Notas metodológicas.

Al centrarse la discusión en el empresariado, se mencionó la necesidad de diferenciar en el análisis a las personas y las posiciones, ya que quienes manejan y gestionan las empresas muchas veces no son los dueños. Es por ello que a los fines analíticos se señalo la necesidad de diferenciar entre la propiedad y la gestión de las empresas, en donde varias firmas cotizan en Bolsa y también aparece la figura del manager.

Pensando en las empresas y más que nada en las posiciones y las personas que las ocupan se señalo que esa información está disponible de 1958 en adelante, pudiendo rastrear con los datos que familia está en determinada empresa.

Asimismo surgió la necesidad de diferenciar para el análisis las posiciones, relaciones y prácticas.

Por otro lado, se planteo de qué modo se puede pensar la temporalidad de las élites. Se mencionaron algunas opciones como pensarlas a partir seleccionar ciertas coyunturas consideras claves y analizar cómo actúan las élites en su desarrollo, poniéndolas en movimiento con el período o mirar a las élites por sí solas.



  1. Lecturas próxima reunión. (27 de Julio)

Se estableció que Mariana Heredia seleccionaba los textos para el próximo encuentro y enviaba el listado al grupo PIP de yahoo.



La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje