Página principal

Conferencia ministerial


Descargar 18.88 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño18.88 Kb.
IV FORO MUNDIAL DEL AGUA

16 al 22 de marzo 2006, Centro Banamex, Ciudad de México

CONFERENCIA MINISTERIAL

Discurso de Loïc Fauchon

Presidente del Consejo Mundial del Agua

21 de marzo de 2006

Señor Secretario del Medio Ambiente José Luis LuegeTamargo


Señores Ministros
Es un beneplácito para el Consejo Mundial del Agua ver la celebración de esta Reunión Ministerial durante el Cuarto Foro. Se siente honrado porque su presencia entre nosotros da a esta semana un realce particular y un significado de peso.
Permítanme darle las gracias, ante Ustedes, al Doctor Luis Derbez, Secretario de Relaciones Exteriores, junto con mi amigo el Secretario del Medio Ambiente José Luis Luege Tamargo. La colaboración entre su Secretaría, el Secretariado del Cuarto Foro y el Consejo ha sido perfecta y muy profesional.

Nuestro encarecido agradecimiento también a su brazo derecho nuestro amigo Ernesto Céspedes a cargo de la organización de esta conferencia ministerial.

Por primera vez en este Foro Mundial del Agua, todos los actores del mundo del agua están reunidos alrededor de una misma mesa.

Es la vocación y la razón de ser de los foros, el organizar el diálogo, escuchar las ideas de cada uno y después retransmitirlas a la comunidad de tomadores de decisiones.


Por este motivo deseo expresarles la gratitud del Consejo por haber aceptado organizar mesas redondas mañana después de la reunión del mediodía. Momentos en que los Ministros y sus representantes se entrevistarán con parlamentarios, autoridades locales, ONG, empresas y organizaciones internacionales y profesionales.
La Ciudad de México durante una semana es la capital mundial del agua.

Esto, gracias a Ustedes.


Señores Ministros

Estimados amigos


Nuestra reunión responde a un deber imperioso, porque el agua es motivo de preocupación para el mundo.
Es sabido de todos. El agua está en peligro y junto con ella lo estamos también nosotros. La situación creada por nosotros para el agua en el mundo ya no es aceptable.

Así como, la situación creada para cientos de miles de mujeres y niños que cada mañana parten por los caminos en búsqueda de agua pura y abundante es inaceptable.


Esto lo saben, a través del ejercicio cotidiano de sus competencias ministeriales, así como también saben que la ausencia de agua o el agua de mala calidad causa diez veces más muertes que todas las guerras reunidas
Al igual que el Consejo Mundial del Agua, los Ministros no pueden resignarse a aceptar lo inaceptable.
Sobre todo, porque tenemos, tienen en primer lugar la responsabilidad del agua en sus respectivos países.

Por este motivo, en nombre del Consejo Mundial del Agua en nombre de la comunidad internacional del agua, les insta a una mayor movilización en favor del agua.


Sepamos explicar mejor a nuestras poblaciones los motivos de la situación en que se encuentra el agua.
Conocen, al igual que todos, las dificultades para alimentar las megaciudades tentaculares e inmanejables, por su demografía sin control.

Conocen bien la contaminación creciente, la deforestación y la degradación de los suelos y su salinización.


Conocen bien los cambios de clima, la intensificación de las precipitaciones y las sequías prolongadas.
Además, conocen bien la mala gestión, la incoherencia, la prioridad dada en ocasiones a otros sectores.
Lo he dicho, en nombre del Consejo, durante la inauguración de este IV Foro. Todos los aquí presentes y muchos más, en cada uno de sus países, sólo deseamos una cosa, que el hombre vuelva a ser el amigo del agua.
Por lo tanto, digamos con fuerza las cosas y asumamos compromisos precisos.
Juntos proclamemos el derecho al agua, sin ambigüedad, como un elemento esencial de la dignidad humana. Inscribámoslo en el frontón de los palacios oficiales y escribámoslo en los libros y cuadernos de nuestros hijos en las escuelas donde se les enseña a ser ciudadanos.
Establezcamos asignaciones, dotaciones cotidianas para los más pobres.
El Consejo Mundial del Agua va a establecer un programa “Water for Schools” con el fin de que 1000 escuelas en el mundo tengan acceso al agua potable y al saneamiento dentro de los siguientes 3 años. Porque cómo tolerar que haya niños sin acceso al agua potable, sin acceso al saneamiento, a tener baños y letrinas en sus escuelas.
Vendré a verlos para que construyamos juntos este programa.
Juntos proclamemos que hace falta más dinero, mucho más dinero para los cincuenta o sesenta países más pobres del planeta.
El Consejo Mundial del Agua ha publicado el informe sobre el financiamiento presidido por el José Angel Gurría, Secretario General de la OCDE, y el libro el Derecho al agua.
Y juntos digamos también que el teléfono móvil, ese teléfono que nunca soltamos, ese teléfono portátil, está bien pero que el agua potable es mejor.
Juntos digamos con valor que los países desarrollados deben pagar las infraestructuras, que debe cesar el exceso de razonamientos macroeconómicos, el exceso de modelos matemáticos y el exceso de planes inhumanos de reestructuración.
Juntos expongamos la razón, pero ante todo y sobre todo el corazón y la solidaridad.
Juntos proclamemos de la descentralización, la proximidad del ciudadano, la prioridad al mantenimiento, al mantenimiento en las escuelas y a la gestión, proclamemos la formación, las transferencias inteligentes y adecuadas, proclamemos la unión de capacidades, de todas las capacidades, ya sean públicas o privadas.
Pues, estimados amigos, si no exponemos todo esto, si no hacemos todo esto, el derecho, el dinero, los conocimientos, las instituciones, condenamos a la humanidad y a todos nosotros junto con ellos.

Condenamos a esos hombres y a esas mujeres que no tienen agua, ni electricidad, ni escuelas, ni dispensarios a emprender el camino, a subir en frágiles embarcaciones para cruzar los mares, a atravesar los desiertos en camiones destartalados para terminar topándose con vallas y muros edificados por los afortunados con toda premura y con toda afrenta.


Juntos digámoslo y hagámoslo: muros de agua más que muros de indiferencia y de desprecio.
Señor Secretario

Amigos ministros


Tienen un papel esencial que desempeñar en esta batalla, tienen responsabilidades a asumir para que juntos, podamos ganar esta batalla tan pacífica para acentuar las solidaridades y fortificar las cooperaciones.
Con el Consejo, les invito a iniciarla, a ampliarla, a prolongarla.

Como ya lo están haciendo los once mil participantes desde hace cinco días.


Un Foro de tolerancia, de juventud, de audacia, de evolución de las ideas.
A las cuentas nos remitiremos
He aquí queridos amigos en unas cuantas palabras muy cortas lo que el Consejo Mundial del Agua desea aportar a la inauguración de esta Conferencia.

Un mensaje de esperanza, de amistad y de solidaridad .


Lo digo y lo repito

El agua merece reunir las capacidades y las inteligencias. Vale que se tiendan las manos, vale que los corazones se acerquen. Vale que los espíritus concuerden.


Con su Conferencia contribuyen al Cuarto Foro que a lo largo de estos días ha seguido un debate abierto, un diálogo respetuoso.
Permítanme desearles un bello y apacible Foro. Un Foro que permita al agua fluir en dirección de la paz y de la prosperidad
Gracias a todos.






La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje