Página principal

Conferencia dr. Jose luis cabezas casado “Importancia de la comunicación en el mundo de la Salud”


Descargar 17.12 Kb.
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño17.12 Kb.

CONFERENCIA DR. JOSE LUIS CABEZAS CASADO

“Importancia de la comunicación en el mundo de la Salud”

Congreso Las Matas, 28 de Enero de 2012

Buenos dias a todos y cada uno de los participantes de este congreso, y enhorabuena a la organización por haber lanzado valientemente esta iniciativa centrando un congreso de carácter sanitario centrado monográficamente en la “Comunicación”.

Dicen que para estar bien en un congreso hace falta que se cumpla la regla de AAA: amor al tema (os aseguro que estoy entusiasmado con la temática), amor al auditorio (os confieso que me siento muy unido a vosotros en este reto), y amor a si mismo (afrontando los retos con autoestima y sin complejos podemos llegar más lejos al conseguirlos).

Antes de comenzar me gustaría proponer brevemente un par de reflexiones:

  • Enseñaros una imagen (una ilusión óptica para atraer la atención activa y enseñarla como metáfora del tema de la comunicación). Igual ocurre cuando hablamos de comunicación…

  • En segundo lugar que piensen en algo o alguien que aman enormemente (en sus rostros verán que cuando amamos algo trabajar por ello no es un esfuerzo sino una actitud); igual ocurre con la Comunicación.

Todos sabemos lo que es la comunicación e intuimos la importancia que tiene en el ámbito de la salud.

El ser humano, cada ser humano, no lo olvidemos es un ser irrepetible, y también indivisible en si mismo, es ante todo una unidad, un todo que cobra sentido en la medida en que no hay división en sí mismo y en cada uno de los componentes que articulan su esencia. Cuando todos sus elementos funcionan equilibradamente y coordinadamente existe aquello que llamamos “Salud”. Si hay Salud en todos sus aspectos lo llamamos Salud integral.

Igualmente cuando falla la salud en uno de sus componentes, la búsqueda de la salud debe ser igualmente una tendencia a la busqueda de nuevo de la armonía.

Pero vayamos por partes ¿Qué significa que el ser humano es indivisible?

Significa que no podemos centrar el concepto de salud en una sola de sus partes como es la salud física. No podemos separar la biología de la persona de sus emociones, de su vida social, y si es importante para la persona, su vida trascendental. Durante años el esfuerzo de las ciencias sanitarias ha estado centrado a nivel de investigación e intervención en el cuerpo. Y esto ha sido bueno. Ha sido una etapa necesaria para lograr los importantes avances que la medicina hoy día ha llegado a tener. Pero en el ser humano hay mucho mas… La Biología tiene influencia sobre la Psicología de la persona, la Psicología a su vez sobre el cuerpo físico y a su vez sobre la vida Social. Cada elemento interactúa recíprocamente con cada elemento. Y todo en una búsqueda de sentido integral de la propia vida que cada persona canaliza existencialmente con un significado. Todos sabemos que no existen las enfermedades como entes aislados, existen los enfermos (con un cuerpo, con una experiencia individual, con una psicología concreta, con una circunstancia social concreta, y con una interpretación global de su propia vida).

Cualquier investigación, prevención, tratamiento, etc. debe tener en cuenta la integridad de la persona, de lo contrario estaría condenado a ser como mínimo parcial e incompleto.

Igualmente no debemos olvidar que esta unidad en sus diferentes facetas del ser humano es algo que no sólo debemos tener en cuenta en la figura del paciente, sino también en la figura del propio profesional. El mismo profesional de la salud no sólo es una persona con conocimientos sanitarios, sino que constituye un ser humano igualmente irrepetible, con sus propia visión de la realidad, con sus propias preocupaciones y aspiraciones, con su propia experiencia y que está en constante relación con otras personas. El profesional de la salud también necesita apoyo integral en su profesión.

Durante cientos de años la Medicina ha avanzado muchisimo. Se han salvado miles de vidas, y se ha aumentado la esperanza de vida… esto es una buena noticia. Se ha aprendido a curar. Aunque hemos de reconocer que no siempre se ha conseguido que el paciente, junto a su salud física recuperase su bienestar psicologico, y su vida social. Pero ahora, en el siglo XXI, ha llegado un momento en el que se pide a la ciencia para funcionar verdaderamente un paso más: una unidad dentro del equipo sanitario.

¿Qué significa esto? Significa que el equipo es o debe ser una metáfora del propio cuerpo humano. Cada profesional es como un órgano, y como si de un órgano corporal se tratase debe funcionar coordinadamente con el resto de profesionales, y cobra sentido y vida en la medida que actúan “en equipo”. Ninguno de ellos tiene sentido funcionando aisladamente. Cobran todo su sentido cuando funcionan por el resto de los órganos. Ha llegado el momento en poner de largo una metodología de trabajo que represente igualmente esa sincronía de elementos que está en la naturaleza. Los propios equipos de trabajo sanitario deben un modelo de esa unidad en la diversidad.

Desde esta óptica nueva que empieza a evidenciarse, las jerarquías del equipo dan lugar a un modelo nuevo, donde cada profesional adquiere un papel fundamental, y donde la aportación de cada uno es diferente y única. El papel del médico, el enfermero, el auxiliar, el fisioterapeuta, el celador, el psicólogo, el responsable de limpieza, el trabajador social... Cada uno cobra una importancia especial que debe enfatizarse y reconocerse en el contexto del propio equipo.

Y es aquí precisamente donde cobra importancia la “Comunicación” como el vehículo mediante el cual construimos este nuevo modelo. El profesional de la salud tiene ante sí el reto de comunicarse con diferentes agentes:

Las últimas investigaciones que se hacen en Psicología centran este fenómeno de la comunicación en un constructo superior que conocemos como “Inteligencia Emocional”. Cultivar la inteligencia emocional en el profesional de la salud es un reto interesantísimo ya que en ello va la humanización del mundo de la salud. La inteligencia emocional contempla elementos esenciales como son las habilidades de comunicación, pero no sólo ello: cobra especial importancia el reconocimiento de las propias emociones y en los demás, proporcionar al paciente estrategias de automotivación, enseñarle a quererse a sí mismo, etc.

Aunque a lo largo de este congreso se tendrá ocasión de profundizar en muchos aspectos podríamos avanzar un poco en qué se traduce esta humanización que trae consigo una correcta comunicación con el paciente… Desde la atención singular al paciente a contextos más comunitarios…

Podemos hacer muchas cosas para comunicarnos mejor a nivel personal:

- Llamando al paciente por su nombre (esto hace que podamos hacerle sentir desde el principio como un ser único e irrepetible).

- Poniendo especial importancia a los primeros encuentros.

- Interesándonos por sus sentimientos y su realidad social (podemos anotar algún elemento de su vida social y psicologica que ayude a esta comunicación).

- Utilizando preguntas abiertas (en lugar de cerradas) para facilitar la comunicación.

- Evitando tecnicismos que provoquen ansiedad

-Y Aprendiendo a escuchar activamente que implica múltiples aspectos a tener en cuenta del Lenguaje No Verbal:

    • Mirando a los ojos del paciente mientras nos comunicamos

    • No haciendo otras actividades mientras escuchamos

    • Controlando nuestro tono de voz (a través del cual podemos trasmitir serenidad).

    • Expresando con la cara lo que regalan las palabras.

    • Rompiendo a menudo la distancia física (estrechando la mano, o por ejemplo los pacientes terminales valoran especialmente el que haya un contacto físico).

    • Dando retroalimentación (asentimientos, resumiendo sus sentimientos y hablando de ellos, etc.).

    • Escuchar implica regalar el tiempo y el silencio sobre el cual dejar expresar sus palabras (como un lienzo en blanco sobre el cual puede expresarse)

    • Y todo en un contexto de Naturalidad.

Les invito a ver un VIDEO (5´) en el que veremos como a menudo estos gestos no se hacen bien, y cómo se podrían hacer.




Por último decir que hay muchísimos más temas en los cuales se puede trabajar la comunicación: comunicación en el equipo, comunicación con la sociedad, comunicación según el perfil de los pacientes (con mayores, con niños, con adolescentes…), comunicación con personas que tienen patologías específicas físicas o mentales, comunicación en situaciones de emergencia, comunicación al final de la vida…

Ha llegado tal vez la era en que hay que dar un paso más allá en el mundo sanitario: la búsqueda del bienestar integral de la persona que sufre (sea paciente, familiar o incluso profesional). Debemos pasar de una multidisciplinariedad (entendida como una suma de elementos incomunicados entre sí) a una interdisciplinariedad, o incluso a una transdisciplinariedad.

Los sanitarios tenemos un reto interesantísimo en esta década en el que la Comunicación será el gran paso hacia una atención integral de la salud y a una humanización de la Sanidad donde cada persona sean atendidos como lo que son: seres únicos e irrepetibles que merecen una atención integral.

¡Muchas gracias!

BIBLIOGRAFIA:

Para más información:

Cabezas, J.L. (2010): “Comunicación interna en el equipo sanitario”. Edic. SIDER. Granada (España).








La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje